DESTACADO

Análisis del Bluboo Picasso 4G y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos un Samsung Galaxy A5 (2016) + SIM Freedompop 4GB/mes [Participar]

No es la primera vez que pasa por nuestra mesa de pruebas un smartphone de la compañía china Bluboo, que en poco tiempo se ha hecho un nombre relevante en el mercado de smartphones asequibles.

En esta ocasión, nos encontramos ante el Bluboo Picasso 4G, un smartphone que llega con una pantalla 720p de 5″, un procesador MediaTek MT6735 de cuatro núcleos, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento, cámaras de 13MP/8MP, batería de 2.800 mAh y Android 6.0 Marshmallow.

Se trata de un smartphone con especificaciones más bien modestas, pero un diseño bastante original y un precio atractivo de unos 82 euros en Geekbuying.

Hemos podido probar durante algunas semanas el Bluboo Picasso 4G, y a continuación os presentamos nuestra opinión.

 

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software
  5. Batería
  6. Cámara
  7. Precio
  8. Conclusiones

 

Diseño y construcción

Aunque el Bluboo Picasso 4G no destaca especialmente por sus especificaciones técnicas, presenta un diseño bastante original en su parte de atrás. La cubierta trasera está inspirada en el estilo de Picasso, con un patrón de triángulos que reflejan la luz de forma muy original y al que la compañía se refiere de forma algo rimbombante como “diamantes estereoscópicos”.

El chasis del teléfono es de metal — aleación de zinc, según la compañía — con un acabado cepillado elegante, que además aporta robustez al teléfono.

La cubierta trasera del teléfono es de plástico y puede ser retirada para tener acceso al interior del teléfono, donde encontramos la batería reemplazable y las ranuras para las tarjetas SIM y micro-SD.

En ocasiones, resulta algo complicado acoplar la cubierta trasera al cuerpo del teléfono ya que no es fácil que todos los enganches queden bien ajustados. Por suerte, no es probable que tengas que retirarla a menudo.

Bluboo ha decidido lanzar el teléfono en tres colores — azul, blanco y dorado — y nosotros hemos tenido oportunidad de probar la variante en color azul oscuro, que nos ha parecido bastante atractivo.

El frontal del Bluboo Picasso 4G es bastante soso, con un frontal de cristal y unos marcos por encima y debajo de la pantalla bastante anchos. Bluboo ha decidido prescindir del botón físico, por lo que los controles son virtuales y aparecen en pantalla.

En la parte superior del frontal encontramos el altavoz, la cámara frontal y el flash, así como un LED de notificaciones.

Bluboo comercializa el teléfono con un plástico protector adherido a la superficie de la pantalla que la protege frente a rayones. Este detalle resulta muy interesante ya que cabe esperar que el plástico esté mejor aplicado que si lo hiciéramos nosotros — aunque a decir verdad, en el modelo que hemos recibido había una pequeña burbuja.

 

En los laterales del teléfono encontramos el botón de encendido (a la derecha) y un botón alargado para subir y bajar el volumen (a la izquierda). Ambos botones tienen un buen recorrido y resultan agradables al tacto.

En la parte inferior del teléfono encontramos un conector micro-USB en el centro y, a ambos lados, una hilera con ocho ranuras que parecen ser rejillas de altavoz. Sin embargo, solamente se emite sonido por una de las hileras ya que la otra es meramente decorativa.

En la parte superior del teléfono, encontramos el conector de auriculares, que por suerte está presente en este teléfono. El Bluboo Picasso 4G tiene unas dimensiones de 142 x 72 x 8.2 mm y pesa 152 gramos, por lo que tiene un tamaño bastante compacto.

Los laterales del teléfono están ligeramente curvados, por lo que resulta bastante cómodo de agarrar y los bordes no se clavan en la mano aun cuando lo sujetamos con fuerza.

 

Pantalla

Bluboo ha incorporado en el Picasso 4G un panel LCD IPS de 5con resolución de 1280 x 720 píxeles, lo que implica una elevada densidad de píxeles de 294 ppp. El cristal es completamente plano, sin la curvatura 2.5D que acompaña a otros smartphones.

La resolución es correcta para una pantalla de este tamaño, aunque no nos hubiera importado ver un panel Full HD. En general, se considera que una densidad de píxeles es 300 ppp es muy nítida, y el Picasso 4G roza este umbral.

Bluboo no ha especificado si la pantalla cuenta con algún tipo de protección tipo Gorilla Glass, por lo que deberemos asumir que no es así.

 

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, hemos medido un brillo máximo de 340 nits, un valor algo escaso que puede dificultar el uso de la pantalla bajo la luz del sol. El contraste resulta ser adecuado, en torno a 1800:1, gracias a un color negro bastante profundo.

La fidelidad de colores es mejorable ya que ofrece un error medio de 5,4 dE (un valor por debajo de 3 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y un error máximo de 12.8 dE. Las principales inexactitudes en la reproducción de color se dan en los tonos azules.

 

La cobertura del espacio de color sRGB es algo limitada, en torno a un 93% (la compañía dice 95% en su página web), y los colores tienden a estar algo sobresaturados. El valor de gamma es bueno, 2.17, muy cerca del valor de referencia 2.2.

La temperatura de color es 8054ºK, un valor muy por encima del valor de referencia de 6500ºK, por lo que la pantalla presenta un tinte azulado que es apreciable cuando utilizamos apps con fondo blanco como el navegador.

Los ángulos de visión son bastante amplios, ya que al observarla desde ángulos extremos los colores no se ven alterados aunque el brillo se reduce ligeramente.

Bluboo ha incorporado un buen número de ajustes manuales de la pantalla que permiten alterar el contraste, saturación, brillo, nitidez, temperatura de color y contraste dinámico. Las pruebas han sido realizadas con el modo de imagen estándar, ya que es el modo que utilizarán la mayoría de los usuarios.

Por último, Bluboo afirma que la pantalla cuenta con una tecnología llamada “U-Screen” que reduce el riesgo de que se agriete en un 70%.

 

Hardware

El Bluboo Picasso 4G cuenta con un procesador MediaTek MTK6735 con cuatro núcleos Cortex-A53 a 1GHz acompañado por una GPU Mali-T720MP1 y 2 GB de RAM.

Estas especificaciones no son especialmente potentes, pero deberían ser suficientes para usuarios que no sean demasiado exigentes. Aquellos usuarios que quieran utilizar aplicaciones complejas o juegos 3D intensivos encontrarán algo limitado el rendimiento de este teléfono.

Los 2GB de RAM pueden resultar algo escasos para mantener muchas apps abiertas en segundo plano, pero en un teléfono de este precio no cabe esperar 3GB.

 

Se trata por tanto de un smartphone con unas especificaciones modestas, acorde con el rango de precios en el que se mueve. Los resultados de los diversos benchmarks que hemos ejecutado reflejan que se trata de un terminal con un rendimiento modesto pero suficiente para muchos usuarios.

En AnTuTu el dispositivo ha obtenido una puntuación de 23.158 puntos, un valor muy modesto en comparación con smartphones de gama media.

 

En Geekbench 4 el dispositivo ha obtenido una puntuación de 446 puntos en las pruebas de un solo núcleo y 1220 puntos en las pruebas multi-núcleo, un resultado muy modesto.

 

En el aspecto gráfico, el teléfono ofrece un rendimiento modesto en 3DMark, lejos de otros teléfonos de gama media con GPUs más potentes y/o pantallas con menor resolución.

 

En el test gráfico GFXBench, la puntuación obtenida refleja un rendimiento gráfico bajo, que de nuevo queda lejos de otros teléfonos más potentes de gama media.

 

Dejando a un lado los resultados de los benchmarks, el Bluboo Picasso 4G se mueve con bastante fluidez, tanto a la hora de movernos por el interfaz de Android como al utilizar apps comunes como Chrome, WhatsApp, Twitter, Facebook, etc.

Lógicamente el rendimiento del teléfono no es espectacular y las limitaciones de su procesador y su memoria pasan factura en algunas ocasiones.

Por ejemplo, a la hora de navegar por páginas web complejas, estas se mueven a trompicones al hacer zoom o scroll. A la hora de instalar o abrir aplicaciones pesadas, el proceso lleva más tiempo que en otros teléfonos.

El cambio entre tareas no es tan rápido como en otros dispositivos, y en ocasiones notamos cómo el interfaz del sistema se redibuja al salir de una aplicación, lo que es un signo de falta de memoria.

Dentro de una misma app, algunas pulsaciones de botones presentan un cierto retardo hasta que son procesadas, lo que produce una cierta sensación de lag.

En el apartado de juegos hemos probado, entre otros, el juego de carreras Asphalt 8, que es bastante exigente.

En el modo de calidad alta (que se configura por defecto), se nota pérdidas de frames bastante acusadas. En el modo de calidad medio, el juego va mucho más fluido y la experiencia de juego es más satisfactoria aunque todavía se nota alguna pérdida de frames.

 

El Bluboo Picasso 4G llega con 16GB de almacenamiento eMMC, de los que quedan libres 11GB nada más sacarlo de la caja. El almacenamiento puede ser ampliado mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB gracias a una ranura dedicada para tarjetas de expansión.

En cuanto a conectividad, el Bluboo Picasso 4G ofrece conectividad 4G (incluso en la banda de 800 MHz) con velocidades de hasta 150 Mbps de descarga. También cuenta con conectividad WiFi 802.11 a/b/g/n en la banda de 2.4GHz y 5GHz, Bluetooth 4.0, GPS, radio FM y, sorprendentemente, NFC.

El teléfono cuenta con diversos sensores como iluminación, proximidad y acelerómetro pero merece la pena señalar la ausencia de giroscopio, lo que puede limitar su uso para apps de Realidad Aumentada o Realidad Virtual. Tampoco cuenta con un sensor de huella dactilar.

Por último, respecto al sonido, Doogee ha colocado el altavoz en la parte inferior del teléfono, por lo que es relativamente fácil tapar el altavoz al jugar en modo horizontal. El sonido del altavoz es relativamente potente, aunque la calidad deja un poco que desear.

 

Software

El teléfono corre Android 6.0, una versión de Android, que ya va teniendo un tiempo y no tenemos información sobre si será alguna vez actualizado.

Bluboo no ha hecho grandes cambios en el interfaz respecto a Android original, sino que la experiencia de uso que tenemos es parecida a la de un sistema Android puro salvo por cambios en los iconos. Incluso tenemos un cajón de aplicaciones, algo que suele estar ausente en la mayoría de teléfonos chinos.

 

Bluboo ha incorporado algunas opciones de control mediante gestos. Es posible dar un doble toque para encender la pantalla, así como configurar apps que se abren automáticamente al dibujar una letra sobre la pantalla aún estando apagada.

También encontramos un gestor de temas con cinco temas pre-instalados, aunque no hemos encontrado la forma de descargar nuevos temas ni de personalizar los existentes.

Por último, encontramos una opción llamada Turbo 4G que permite descargar ficheros pesados (20MB o más) a través de WiFi y 4G simultáneamente. Dado que las tarifas planas de datos móviles no son precisamente habituales, no creo que mucha gente quiera activar esta opción.

Por suerte, el Bluboo Picasso 4G no incorpora ninguna app de terceros pre-instalada salvo por SCWeather, una app para proporcionar la previsión meteorológica. Bluboo tampoco ha pre-instalado ninguna app de Google, salvo por Play Store.

 

Batería

El Blueboo Picasso 4G cuenta con una batería no reemplazable de 2.800 mAh, una capacidad algo justa para un teléfono con pantalla de 5″.

Hemos sometido al teléfono a nuestra prueba de batería habitual PCMark Work 1.0 con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits, y hemos obtenido una autonomía de 5 horas y 26 minutos. Se trata de una autonomía relativamente baja en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En general, no he tenido grandes problemas para llegar al final del día con algo de batería restante, aunque si haces un uso muy intensivo del teléfono es probable que tengas que cargar el teléfono a medio día.

A pesar de que supuestamente el teléfono cuenta con carga rápida, en nuestras pruebas ha requerido algo más de dos horas para cargarse por completo y, como podemos apreciar en la gráfica, el proceso es bastante lineal.

 

Cámara

La cámara principal del Bluboo Picasso 4G incorpora un sensor Sony IMX219 de 8MP con una lente bastante luminosa gracias a su apertura f/1.8Esta cámara incorpora además un flash dual.

A la hora de utilizar la cámara, hemos encontrado que el enfoque es bastante rápido, aunque el teléfono en sí es algo lento a la hora de capturar una fotografía.

 

En cuanto a la calidad de la cámara, el Bluboo Picasso 4G presenta un rango dinámico bastante limitado, y por ello es frecuente que ciertas zonas de las fotografías, como el cielo, aparezcan quemadas.

Tampoco el enfoque es tan preciso como nos gustaría y, en ocasiones, nos encontramos con fotografías algo desenfocadas. Dicho esto, la calidad de las instantáneas es suficiente para compartirlas en redes sociales, si es ese el principal uso que vas a dar a la cámara del teléfono.

La cámara frontal de 5MP ofrece una calidad correcta, y produce una imagen relativamente nítida. Bluboo ha incorporado una app de belleza que permite retocar la cara, aplicar efectos de maquillaje y colocar accesorios de belleza pero esta app tiende a fallar bastante y a cerrarse inesperadamente.

A continuación os dejamos con una pequeña galería de fotografías tomadas con el Bluboo Picasso 4G.

 

Precio

El Bluboo Picasso 4G está a la venta en Internet por 86 euros en tiendas como Geekbuying, un precio reducido apto para todos los bolsillos.

 

Conclusiones

El Bluboo Picasso 4G posee un diseño bastante atractivo para un teléfono de este rango de precios, ya que cuenta con un chasis de metal y una cubierta trasera muy original con triángulos picassianos que reflejan de forma elegante la luz.

Su pantalla cuenta con una resolución suficiente para su tamaño de 5″, aunque su brillo máximo es algo limitado y eso se nota al observar el teléfono a plena luz del día. La reproducción de colores no es especialmente fiel a la realidad y posee un cierto tinte azulado, pero no es algo que el usuario medio vaya a percibir.

El rendimiento del Bluboo Picasso 4G es más bien justo, por lo que si tienes pensado utilizar este smartphone para jugar o pretendes utilizar a la vez muchas apps, posiblemente harás mejor en considerar otro smartphones de precio superior. Ahora bien, los usuarios poco exigentes que pretendan utilizar el smartphone para WhatsApp y redes sociales encontrarán más que adecuado el rendimiento de este teléfono.

 

La autonomía no es demasiado elevada, pero debería ser suficiente para aguantar un día completo de uso ligero o moderado — no es de esperar que el usuario al que va dirigido este teléfono haga uso muy intensivo de juegos o multimedia.

Bluboo no ha hecho apenas cambios respecto a Android 6.0 ya que únicamente ha añadido control por gestos, un gestor de temas integrado y un modo de descarga 4G+WiFi. Tampoco encontramos apenas aplicaciones pre-instaladas, y no hemos detectado ningún malware.

En cuanto a la cámara, nada fuera de lo esperado. La calidad de las imágenes no es para tirar cohetes, pero cubre la papeleta si lo que buscamos es compartir imágenes a través de redes sociales.

El precio del Bluboo Picasso 4G está alrededor de 86 euros, por lo que es una buena opción para usuarios con pocas pretensiones que busquen un rendimiento correcto y un diseño original.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un acabado “picassiano” muy original
  • Pantalla con una nitidez adecuada y buenos ángulos de visión
  • Android Marshmallow con pocos cambios y apenas nada de bloatware
  • Dos ranuras SIM y una ranura micro-SD independiente
  • Conectividad 4G incluso en la banda de 800 MHz
  • Radio FM
  • Soporte de NFC
  • Precio asequible

Lo peor:

  • Rendimiento limitado para multi-tarea, juegos 3D o aplicaciones exigentes
  • Almacenamiento interno escaso, aunque puede ampliarse
  • Autonomía limitada y carga no muy rápida
  • Calidad mejorable de las cámaras de fotos
  • Sin lector de huella dactilar
  • Sin giroscopio