Canon PowerShot G16: Análisis y prueba a fondo

Analisis Canon Powershot G16

Como comentábamos en nuestro análisis de la Canon PowerShot S110, la marca siempre se ha mostrado muy ‘disciplinada’ con la diferenciación de sus cámaras por categorías.

Si la línea S representa las compactas premium de bolsillo (sobre todo desde la S90), la familia G ha sido siempre una cámara avanzada ‘en cuerpo y alma’. La G1 original se presentó en el año 2000 y contaba con un sensor de 3 mpix y un LCD de 1.8”, muy lejos de las prestaciones actuales. Sin embargo, la cámara ya presentaba unas características reconocibles en la familia: un cuerpo mayor de lo habitual, bastantes controles externos, un visor óptico y LCD orientable (aunque esto se acabará perdiendo).

Veamos como la última representante de la familia G conserva el espíritu de la saga.

 

Características principales de la cámara

  • Objetivo equivalente a un 28-140 mm con aperturas f1.8-2.8 con estabilización óptica
  • Sensor CMOS de 12 megapíxeles tipo 1/1.7” de Canon
  • Pantalla táctil de 3” y 622.000 píxeles
  • Rango de sensibilidad de 80 a 12800 ISO
  • Grabación de video Full HD (1080p) a 60p
  • Funcionalidades wi-fi

 

Aspecto exterior, ergonomía y sistema de menús

La ergonomía suele tener una relación directamente proporcional al tamaño. Es decir, a mayor tamaño mejor agarre y más espacio para botones y accesos directos a funcionalidades. Y en realidad, las últimas G’s han sufrido cierta cura de adelgazamiento desde la G12, fundamentalmente en el grosor del cuerpo, que se ha producido gracias en parte a haber eliminado la pantalla giratoria.

En líneas generales, la Canon PowerShot G16 ofrece una buena sujeción, una posición cómoda de disparo y numerosos accesos directos a las principales funcionalidades, lo que agiliza su accionamiento. Vamos a ver cómo está distribuido:

Canon PowerShot G16

 

En la parte delantera podemos ver un dial de control que se acciona con el dedo índice. El anillo alrededor del objetivo no tiene funcionalidad sino que se quita para poder insertar accesorios como multiplicadores de focal y tiene un botón para liberarlo al estilo de las cámaras de objetivos intercambiables.

Canon PowerShot G16

 

La parte superior derecha contiene el botón de encendido/apagado, el disparador, que tiene alrededor un anillo para el zoom y el dial de modo de disparo, que se superpone a otro dial que controla la exposición.

Canon PowerShot G16

 

En la parte central está la zapata para un zoom externo y la izquierda contiene el flash y el botón que lo acciona.

Canon PowerShot G16

Canon PowerShot G16

 

La parte trasera de la cámara contiene la mayoría de los accesos a las funciones. En la parte superior tenemos el visor óptico, con un ajuste de dioptrías y un par de leds que indican que se ha alcanzado el enfoque y que el flash está cargado.

Canon PowerShot G16

 

Como hemos comentado, el visor ha sido uno de las características comunes en la familia G aunque siempre se ha sido una implementación bastante ‘modesta’. No contiene ningún tipo de información y el área de cobertura está limitada a un 80% por lo que tenemos que tener en cuenta de que la imagen final contendrá más elementos de los que veamos a través de él.

Con todas sus limitaciones, nos hemos sorprendido usándolo más de lo que pensábamos ya que, a mayor volumen de la cámara, menos cómodos estamos encuadrando con el LCD externo (sobre todo con la ausencia de un LCD móvil/abatible). También se presenta especialmente útil en situaciones de exteriores con luz fuerte que dificulta la correcta visión del LCD. Eso sí, recomendamos deshabilitar la opción de zoom digital ya que corremos el peligro de accionarla sin querer mientras miramos por el visor y resultando que las imágenes finales están recortadas respecto a lo que queríamos enseñar.

Al lado del visor se encuentra el botón de reproducción.

Canon PowerShot G16

 

La parte derecha contiene, en columna, un botón de acceso directo a la función de grabación, un botón programable, un acceso directo a la ISO y un botón de bloqueo de la exposición (asterisco), que en modo reproducción permite filtrar imágenes.

Canon PowerShot G16

 

Debajo está el obligatorio botón de cuatro posiciones. En este caso la parte exterior es una rueda giratoria que permite cambiar ajustes y pasar fotografías en modo reproducción, por ejemplo. Los accesos directos de las cuatro posiciones son: enfoque manual, flash, pantalla y modo de enfoque. El botón central da acceso al FUNC SET clásico de Canon.

Por último en la parte inferior se encuentran el botón de selección del recuadro AF (y wi-fi)  y el botón de menú.

Canon PowerShot G16

 

En uno de los laterales encontraremos las conexiones (control remoto, AV out/USB y HDMI). El acceso a la batería y tarjeta SD se encuentran en la parte inferior.

Como ya hemos comentado, Canon tiene una larga tradición en el mundo de las cámaras compactas y hay que decir que han mantenido una coherencia en los interfaces de usuario a lo largo de los años y las versiones de sus creaciones. Así, gran parte de los comentarios de nuestr0 análisis de la Canon PowerShot S110 aplican también en este caso.

El funcionamiento de la Canon PowerShot G16 pivota alrededor de dos selectores. Por un lado está el dial de modo de disparo, con los típicos modos manuales y semimanuales, automáticos, etc. Y por otra parte el menú FUNC SET que nos da acceso a los principales parámetros que no tengan ya un acceso directo y para ver de un vistazo los principales reglajes (en otros fabricantes es el botón Fn o Info).

Canon PowerShot G16

 

Después está el menú principal donde se ajustan algunos parámetros mas avanzados y se pueden personalizar otros aspectos del funcionamiento de la cámara.

El dial de modo de disparo contiene los modos P, Av, Tv, M habituales, el también habitual modo AUTO, dos modos personalizables por el usuario, el modo vídeo, y tres modos más ‘creativos’. Uno de ellos permite crear vídeos cortos de un día grabando unos segundos previos a la toma de una fotografía, un modo de escenas y un modo de filtros creativos que veremos más adelante.

El menú FUNC SET, en su máxima expresión (en el modo que más opciones tiene) controla los siguientes parámetros:

  • Corrección del rango dinámico, puede ser automático, 200 o 400%. Este ajuste juega con la ISO para disminuir los contrastes de la imagen. Veremos un ejemplo de su funcionamiento en el apartado en el que comentamos el HDR.
  • Corrección de sombras: que si se activa ilumina más las áreas oscuras. Veremos un ejemplo de su funcionamiento en el apartado en el que comentamos el HDR.
  • Sensibilidad (ISO), desde un modo automático con rango personalizable hasta los distintos valores de 80 a 12800
  • Balance de blancos: desde el automático (que funciona bastante bien) hasta diferentes ajustes existentes y personalizables
  • ‘Mis colores’: que permite desaturar o realizar diferentes ajustes sobre el color de la imagen
  • Horquillado: que además del habitual por exposición permite un horquillado de enfoque
  • Disparo continuo: se especifica si el disparo es único o continuo con distintas modalidades (aunque no tiene distintas velocidades de disparo continuo)
  • Temporizador: 10 segundos, 2 segundos y personalizable en tiempo y disparos
  • Método de medición: evaluativo, ponderado, puntual
  • Compensación de la exposición del flash
  • Nivel de salida del flash
  • Método de medición: múltiple, ponderada al centro, puntual
  • Filtro de densidad neutra: que oscurece la imagen 2-3 pasos para poder realizar fotografías con aperturas elevadas en días luminosos.
  • Formato de imagen: 4:3, 3:2, 16:9, 1.1, 4:5
  • Tipo de imagen: jpg, Raw o Raw + jpg
  • Resolución de la imagen: en número de mpix
  • Compresión de la imagen
  • Resolución del vídeo

El pero que le podemos poner a este menú es que hay que hacer scroll para ver todos los apartados, por lo que no nos podemos hacer una idea de todos los reglajes con una sola vista.

El modo escenas (SCN) permite la posibilidad de seleccionar determinadas situaciones para que la cámara se adecue a ellas: retratos, fotografía de paisajes nocturnos, submarina, nieve, fuegos artificiales…Hay un modo para suavizar la piel que permite ciertos ajustes.

En cuanto a la reactividad de la cámara, el funcionamiento en general nos ha parecido muy rápido y no interfiere para nada en la experiencia de disparo. La cámara se enciende en la habitual fracción de segundo y la revisión de las fotografía es también rápida.

Como suele ser habitual en estas cámaras, el flash casi no produce efecto ojos rojos:

Canon PowerShot G16

 

El enfoque también se encuentra en los parámetros habituales aunque la cámara se ha mostrado ‘perezosa’ en ocasiones enfocando con poca luz.

Canon PowerShot G16

 

El enfoque manual tiene las opciones de ampliación del área enfocada y de resalte de bordes (focus peaking) aunque continuamos considerando que este tipo de cámaras no son ideales para practicar el enfoque manual.

El modo macro es bastante efectivo, pudiendo enfocar a distancias de alrededor del centímetro, como podemos ver en la siguiente galería:

 

Efectos digitales

La Canon PowerShot G16 permite aplicar efectos digitales durante la toma de la imagen y se encuentran en el modo filtros creativos simbolizado por dos círculos superpuestos en el dial de modo de disparo.

En este modo, además de efectos más o menos interesantes como ojo de pez, miniatura, envejecimiento,…se encuentra el modo panorámico y, más escondido de lo que nos gustaría, el modo de alto rango dinámico (HDR).

A continuación incluimos una serie de muestras de estos efectos:

 

En estas dos imágenes podemos comprobar el efecto HDR por defecto:

 

En nuestro análisis de la Canon PowerShot S110 nos quejábamos de que el efecto panorámico era un efecto todavía muy manual…pero la G16 no ha mejorado en este sentido, ya que se ha optado por eliminar del todo el modo panorámico. Esperemos que en futuras ediciones se pueda contar con el modo automático que tan bien funciona en Samsung y Sony, por ejemplo.

 

Calidad de imagen

Junto a la ergonomía, la calidad de imagen es uno de los argumentos de venta fundamentales de la Canon PowerShot G16. En este sentido, la cámara juega con 2 argumentos: el sensor de 1/1.7” y un objetivo zoom luminoso que abarca un rango focal bastante útil.

El sensor es un ‘viejo conocido’ en este tipo de cámaras y a priori este puede ser su mayor inconveniente, ya que en un mundo en el que se buscan prestaciones cada vez más avanzadas, un sensor de estas características puede empezar a ser considerado insuficiente…y sería algo injusto ya que su rendimiento es muy correcto.

Veamos el comportamiento del sensor con el ISO:

Canon PowerShot G16

 

Como podemos apreciar en la escena con poca luz, la imagen aguanta bien hasta ISO800 y en ISO 1600 es muy usable (teniendo en cuenta que la iluminación de esta escena es bastante extrema). Sin embargo, los 3200 y sobre todo, 6400 y 12800 son testimoniales y válidos en imágenes destinadas a ser poco ampliadas.

Si comparamos este sensor con el que montaba la también probada S110 podemos ver que la evolución es nula. Es más, se diría que la primera, pese a ser un modelo anterior, se comporta un poco mejor. Eso se pude deber también a alguna ligera variación de la luz ambiente, pero lo que está claro es que el sensor ha tocado su techo en cuanto a la resolución.

 

El objetivo es muy luminoso en todo su rango y su comportamiento es bastante homogéneo. Hemos observado cierta tendencia al ‘flare’ en escenas con luz directa de sol y las aberraciones cromáticas están presentes en las zonas a contraluz, aunque no nos ha parecido que en un nivel excesivo para esta categoría.

Canon PowerShot G16

 

El rango del zoom es bastante versátil como podemos ver en la siguiente galería:

 

Vídeo

La calidad del vídeo es correcta aunque no al nivel de la referencia de esta categoría, que es el de la Sony RX100 (II), sobre todo por el nivel de compresión que se muestra en las imágenes. Se puede cambiar la exposición antes de empezar a grabar y hay un modo de super cámara lenta limitado a 30 sg.

A continuación una muestra con la máxima calidad:

 

 

Wi-fi

Canon PowerShot G16

 

La conectividad wi-fi es una de las novedades en la Canon PowerShot G16 respecto a su antecesora la G15, aunque ya estaba presente en la línea S desde la S110.

Con esta funcionalidad podremos:

  • Cargar imágenes en servicios web, para lo que se debe usar Canon Gateway
  • Envío de imágenes a un smartphone
  • Envío de imágenes a otra cámara
  • Envío de imágenes a un ordenador
  • Impresión de imágenes por vía inalámbrica

En este caso probamos la funcionalidad de enviar al smartphone, que es la que nos parece más útil  y nos abre las puertas a otras opciones como subir a redes sociales. Para usarlo debemos instalar el programa Camera Window, que nos permite visualizar las imágenes de la cámara y transmitir al móvil las que deseemos.

Canon PowerShot G16

 

En el modo reproducción, debemos activar la función wi-fi en la cámara con el botón dedicado y escoger en el menú la conexión en el móvil. Escogemos ‘añadir dispositivo’ y luego debemos ir al móvil, arrancar la aplicación y elegir el SSID de la cámara. En la cámara aparecerá el apodo del móvil y confirmamos la conexión.

Screenshot_2014-01-26-20-37-45

 

La primera vez que conectemos un móvil deberemos permitir que se vean imágenes de la cámara en el dispositivo de destino, y a partir de aquí podemos ver las fotos que haya en la tarjeta. Podremos pasar fotos al móvil o imprimirlos, e incluso añadir etiqueta de geolocalización a las mismas usando el GPS del propio móvil. Se puede elegir la resolución de las imágenes enviadas para optimizar el tiempo de transmisión.

Canon PowerShot G16

 

En general, y una vez realizada la primera conexión, nos ha parecido una operativa bastante sencilla y práctica que nos permite compartir fotos de forma rápida.

Canon PowerShot G16

 

Galería de imágenes

 

Precio

El precio que encontramos actualmente en Amazon España, EUR 549,99, se nos antoja mucho más ajustado que el precio inicial, que superaba los 600€ y nos parece algo desproporcionado para esta tipología de cámara. No obstante la competencia actual hace que todavía no podamos hablar de un precio ajustado.

 

Conclusiones

La Canon PowerShot G16 representa el espíritu de las cámaras compactas avanzadas o premium: su calidad de imagen es superior a la menguante categoría de las compactas ‘normales’, e incluso a aquellas que presentan el zoom como su principal virtud; la ergonomía y funcionalidad es también superior a la media, tanto por la cantidad como por la posibilidad de acceso directo a sus funciones.

El funcionamiento de la cámara es el habitual en Canon, mejorado con los botones y diales extra. El tamaño proporciona un buen agarre aunque de nuevo aprovechamos la ocasión para criticar la ausencia de una pantalla abatible, que no se acaba de compensar por la presencia de un visor demasiado precario para que su uso vaya mucho más allá de la emergencia.

Tenemos, en fin una cámara pulida por el paso de modelos sucesivos, y que por tanto podemos decir que es una apuesta segura para los que quieran conseguir imágenes de una calidad superior a la media y también los que anhelen ir más allá en el control del dispositivo.

Sin embargo, se nos antoja que este modelo, y por tanto la línea G de Canon (y por extensión aquellas cámaras de similares características de otras marcas), deberá sufrir una evolución para seguir siendo un equipo bien situado en un futuro. El mercado se está focalizando en las cámaras avanzadas y especializadas ante la progresiva desaparición de las compactas tradicionales.

Así, esperamos la evolución del LCD trasero, al menos hacia una pantalla táctil e idealmente abatible y la inclusión de un visor electrónico no debería descartarse. También el sensor 1/1,7” de 12 mpix es posible que ya se esté quedando corto como argumento de venta y haya que ir más allá.

En definitiva, una cámara solvente fruto de una larga evolución, quizás algo cara en su lanzamiento, pero que en estos momentos es un modelo a considerar en su categoría.

Lo mejor:

  • Interface probado y eficaz
  • Lente luminosa, con rango útil y comportamiento homogéneo
  • Funcionamiento/respuesta ágil
  • Funcionalidad wi-fi práctica

Lo peor:

  • Pantalla fija y no táctil, visor óptico sólo de emergencia
  • Sensor en su límite de calidad de imagen
  • No hay modo panorámico de ningún tipo
  • Precio de lanzamiento elevado (aunque en la actualidad ha mejorado bastante)