Fujistu convierte una página impresa en una pantalla táctil fácilmente [vídeo incluído]

Papel con pantalla táctilAunque hoy en día los libros electrónicos y los tablets proporcionan muchas formas de mejorar  la experiencia de la lectura gracias al contenido digital, no son pocos los que echan de menos la simplicidad, usabilidad y tacto del papel.

Hasta ahora la aproximación de los fabricantes ha sido tratar de que los dispositivos electrónicos se parezcan cada vez más al papel. Sin embargo ¿por qué no intentar que que el papel se comporte cada vez como nuestros dispositivos electrónicos?

Fujitsu ha ideado un sistema que convierte los materiales impresos en contenidos digitales gracias a una webcam, un proyector y algo de software. El sistema de Fujitsu permite que los lectores escaneen imágenes y digitalicen texto con sus dedos gracias a la creación de una especie de pantalla táctil encima de cada página impresa. 

Desde luego el sistema no es especialmente práctico ya que requiere todo un montaje alrededor del libro que lo hace difícilmente usable en los lugares habituales de lectura – sentados en el sofá, echados en la cama, etc. – y menos aún transportable. Sin embargo, como indica el presentador del vídeo, existen ciertas aplicaciones – como mostrar información detallada en el mostrador de un agente de viajes, o cuando hay que rellenar formularios en una organismo público – donde puede tener algo de sentido.

Incluso aunque no tenga ninguna utilidad práctica a día de hoy, resulta bastante sorprendente apreciar cómo el software es capaz de tener en cuenta variables como el tamaño del dedo o la curvatura de la página. Os recomiendo que veáis al menos los primeros segundos del vídeo para entender de lo estamos hablando.

Quizás incluso podríamos pensar en unas futuras Google Glass que incorporasen un pequeño proyector y que pudieran lograr una funcionalidad parecida.

Fuente: Gizmodo

Acerca de Luis Aguilar

Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Esta entrada fue publicada en Aparatos, Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.