Algunas apps han encontrado la forma de saltarse la protección antirrastreo de iOS

🖥️ ¡Descuentos hasta 91%! Consigue Windows 10 para siempre por 13€ [ Ofertas ]

Desde el pasado mes de abril, es posible establecer si una app del iPhone tiene permiso para rastrear tu actividad.

Sin embargo, según un estudio realizado por investigadores del fabricante de software de privacidad Lockdown y The Washington Post, algunas aplicaciones siguen rastreando a los usuarios de todos modos.

La investigación pone como ejemplo Subway Surfers, una app catalogada como uno de los juegos «imprescindibles» de la App Store. Al abrirla por primera vez, la app te pregunta si estás de acuerdo con que la aplicación te «rastree». Se supone que decir que no impide que sepan lo que haces en otras apps y sitios web.

Sin embargo, algo curioso ocurre después de pedir que no te rastreen, ya que Subway Surfers comienza a enviar a una empresa publicitaria externa llamada Chartboost 29 datos muy específicos sobre tu iPhone, incluyendo tu dirección de Internet, tu almacenamiento libre, tu nivel de volumen actual e incluso tu nivel de batería.

Es el tipo de datos únicos que podrían utilizar los anunciantes para identificar tu iPhone, lo que les permitiría saber qué otras aplicaciones utilizas o cómo dirigirse a ti. En otras palabras, está eludiendo tu petición de que no te sigan.

¿Por qué ocurre esto?

Las normas de Apple dicen que las apps no pueden rastrear a las personas que responden que no a la pregunta. Entonces, ¿por qué ocurre esto?

Los defensores de la privacidad dicen que este tipo de recopilación de datos no es técnicamente un rastreo, sino que se trata de crear una huella digital.

Como parte de un cambio técnico que llegó con iOS 14.5, las apps ya no pueden acceder a un dato valioso: una especie de número de identificación de tu iPhone, conocido como ID para anunciantes, o IDFA. Pero hay otra información que puede identificar tu teléfono más allá de ese número.

La huella digital se produce cuando una app toma información aparentemente inocente como el volumen, el nivel de batería y la dirección IP. Combinados, esos datos crean una imagen de tu teléfono que puede ser tan única como la huella de tu pulgar.

Tres juegos analizados en la investigación enviaron a la red publicitaria Chartboost casi la misma serie de datos específicos del dispositivo. Esto podría permitir a los creadores de aplicaciones y a los anunciantes conectar los puntos y rastrearte sin tu consentimiento.

Estos son algunos de los datos que envían las apps para crear la huella digital de tu dispositivo:

  • Nombre del dispositivo (por ejemplo, «iPhone X de Juan»)
  • Configuración de accesibilidad: Texto en negrita
  • Configuración de accesibilidad: Tamaño de texto personalizado
  • Configuración de la pantalla: Modo oscuro
  • Resolución de pantalla
  • Zona horaria
  • Espacio total de almacenamiento (precisión en bytes)
  • Espacio de almacenamiento libre (precisión en bytes)
  • Moneda (por ejemplo, «USD»)
  • Versión de iOS
  • Salida de audio (por ejemplo, «Altavoz»/»Bluetooth»)
  • Entrada de audio (por ejemplo, «Micrófono del iPhone»)
  • Configuración de accesibilidad: Subtitulado
  • País
  • Nombre del operador de telefonía móvil (por ejemplo, «Vodafone»)
  • País del operador de telefonía móvil
  • Última hora de reinicio (marca de tiempo exacta, precisión de segundos)
  • Tipo de calendario (por ejemplo, «gregoriano»)
  • Teclados habilitados (por ejemplo, «inglés, emoji, árabe»)
  • Nivel de batería actual (precisión de 15 decimales)
  • Nivel de volumen actual (precisión de 3 decimales)
  • Ajuste de accesibilidad: Aumentar contraste
  • Brillo actual de la pantalla (precisión de 15 decimales)
  • Modo vertical/horizontal
  • Estado de carga de la batería (por ejemplo, «enchufado»)
  • Modelo de iPhone (por ejemplo, «iPhone X»)
  • Idioma
  • Agente de usuario (agente del navegador)
  • Dirección IP

Pocos de los desarrolladores de aplicaciones han querido dar respuestas claras sobre el uso que hacen de estos datos:

«Para que el juego funcione correctamente, se comunican algunos datos a las redes publicitarias», explica Sybo, la empresa que fabrica Subway Surfers. «Como empresa, no rastreamos a los usuarios con fines publicitarios sin su consentimiento». No especificó por qué necesitaba enviar tanta información personal a las empresas de publicidad para funcionar correctamente.

¿Qué dice Apple al respecto?

Según Apple, hace mucho tiempo que la toma de huellas digitales de los iPhones va en contra de sus normas.

«Apple cree que el rastreo debe ser transparente para los usuarios y estar bajo su control», dijo el portavoz Fred Sainz. «Si descubrimos que un desarrollador no está cumpliendo con la elección del usuario, trabajaremos con el desarrollador para resolver el problema, o serán eliminados de la App Store».

Para las aplicaciones que dependen de los anuncios, las protecciones de seguimiento de Apple son una mala noticia. Los anunciantes no quieren pagar si no hay pruebas de que su anuncio haya incitado a la gente a descargar otra aplicación o a hacer una compra.

Algunos miembros de la industria de las aplicaciones están promoviendo sus propias definiciones de rastreo mientras ven hasta dónde pueden llegar.

Existe la esperanza de que Apple pueda encontrar soluciones técnicas que dificulten la toma de huellas digitales en los dispositivos. El nuevo servicio de relay privada que Apple ofrece como parte de la suscripción a iCloud+ podría allanar el camino. Oculta las direcciones IP de los rastreadores web en el navegador Safari, un punto de datos que también suele ser clave para la huella digital de las aplicaciones.

🖥️ ¡Descuentos hasta 91%! Consigue Windows 10 para siempre por 13€ [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
50%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario