Amazon incluye una claúsula para cubrirse en caso de apocalipsis zombie

🎁 ¡Descuento hasta 91%! Licencia para siempre de Windows 10 por 13€ y Office por 21€ [ Oferta ]

Desde que Amazon lanzó su motor de juegos gratuito Lumberyard ayer, el Mundo ha estado debatiendo sobre una importante cuestión: ¿Podemos utilizar este motor para operar infraestructuras que salven vidas durante un apocalipsis zombie?

Después de revisar los términos del servicio, podemos confirmar que la respuesta es un «sí» definitivo. Si no te lo crees, no tienes más que leer los términos de Amazon Web Services y fijarte en el punto 57.10:

57.10 Uso Aceptable; Sistemas Críticos para Seguridad. Tu uso de los Materiales Lumberyard deben cumplir con la Política de Uso Aceptable de AWS.

Los Materiales Lumberyard no están destinados para su uso con sistemas críticos para la seguridad o la vida, como la operación de equipamiento médico, sistemas de transporte automatizado, vehículos autónomos, vehículos aéreos o control de tráfico aéreo, instalaciones nucleares, naves espaciales tripuladas, o uso militar con combate en vivo.

Sin embargo, esta restricción no aplicará en caso de ocurrencia (certificada por los Centros de Estos Unidos Para Control de Enfermedades o el organismo que los sustituya) de una infección vírica masiva transmitida por mordiscos o contacto con fluidos corporales que causan que los cadáveres humanos se reanimen y busquen el consumo de carne humana viva, sangre, cerebro, o tejido nervioso y que resulte probablemente en la caída de una civilización organizada.

Lógicamente alguien en Amazon ha querido gastar una broma, probablemente pensando en que su descubrimiento llevaría a muchos medios a hacerse eco de este hecho, y lograr así una mayor publicidad del motor Lumberyard.

🎁 ¡Descuento hasta 91%! Licencia para siempre de Windows 10 por 13€ y Office por 21€ [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
25%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
25%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario