Quitar este panel

Análisis y opinión de los AirPods Pro

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

La llegada de los AirPods en 2016 supuso un soplo de aire fresco en el mercado de los auriculares inalámbricos. No solamente ofrecían una experiencia de uso totalmente integrada con el iPhone sino que además contaban con un estuche con batería que los mantenía siempre cargados.

Sin embargo, los AirPods también presentaban algunos aspectos de mejora. Su diseño alargado no acababa de gustar a todo el mundo y no podían competir en aislamiento con otros rivales con cancelación activa de ruido.

Hace unas semanas, Apple lanzó los nuevos AirPods Pro que no solamente mejoran el diseño al reducir su tamaño sino que además ofrecen cancelación activa de ruido gracias a micrófonos externos e internos, así como ecualización adaptativa para ajustar la música a tu oído.

He tenido oportunidad de probar a fondo los nuevos AirPods Pro durante varias semanas y, a continuación, os presento mi análisis a fondo.


Diseño y construcción

Los AirPods Pro llegan con un estuche ovalado de color blanco que, respecto al modelo anterior, es bastante más ancho debido al cambio de forma de los auriculares. Este estuche no solamente permite guardar los AirPods Pro cuando no estamos utilizándolos sino que además los cargan gracias a su batería integrada.

El estuche es lo bastante pequeño como para que quepa en un bolsillo y cuenta con unos imanes que hacen que los AirPods Pro no se salgan ni siquiera al colocar el estuche boca abajo. La tapa se cierra con firmeza, por lo que no hay peligro de que se salgan.

En la parte de delante, encontramos un indicador luminoso que aporta información sobre el estado de la carga del estuche y los AirPods Pro. En la parte de atrás, hay un botón que nos permite emparejar los AirPods Pro si lo mantenemos apretado durante unos segundos.

Por último, en la parte inferior encontramos un conector Lightning que nos permite cargar el estuche (y los AirPods Pro si están dentro) mediante un cable. Resulta un poco extraño que Apple haya incluido un cable Lightning con un extremo USB-C ya que los cargadores que aceptan USB-C en el extremo que va al cargador son escasos (salvo que tengas uno de los últimos iPhone 11).

El pequeño tamaño de los AirPods Pro hace que puedas perderlos, por lo que mi consejo es que, cuando no los utilices, te acostumbres a guardarlos en el estuche. Llevo utilizando los AirPods desde la primera generación y nunca he tenido ningún susto pero conviene no confiarse ya los reemplazos no son baratos.

 

Los nuevos AirPods Pro poseen un diseño bastante diferente al de los AirPods anteriores. Mientras que los AirPods convencionales tenían un «palito» que sobresalía bastante de la oreja, los nuevos AirPods Pro son mucho más cortos y, por tanto, pasan más desapercibidos.

El extremo que se introduce en el oído ha cambiado y ahora cuenta con almohadillas de silicona para un mejor aislamiento. Apple incluye almohadillas en tres tamaños — por defecto vienen puestas las de tamaño mediano — y es importante que elijas el tamaño de almohadilla que mejor se ajusta a tu oído (mediano en mi caso).

Si no está seguro de si has elegido el tamaño de almohadilla correcto, puedes hacer una prueba de ajuste de almohadillas desde el propio iPhone. En caso de que los resultados no sean correctos, el iPhone te sugerirá ajustar mejor los AirPods Pro o probar un tamaño diferente de almohadilla. Apple afirma que es posible que necesites un tamaño diferente para la almohadilla izquierda y la derecha.

En mi experiencia, los AirPods Pro resultan muy cómodos en el oído incluso después de varias horas y, por supuesto, se mantienen en su sitio aunque hagas movimientos bruscos, por lo que puedes utilizarlos en el gimnasio. Mientras que en los AirPods convencionales se acumulaba bastante suciedad en la zona del auricular, los nuevos AirPods Pro se mantienen mucho más limpios.

Los AirPods Pro son resistentes al agua y al sudor en entrenamientos y deportes no acuáticos gracias a que poseen una calificación IPX4, lo que significa que resisten chorros de agua con baja presión.


Configuración

La configuración inicial de los AirPods Pro es realmente sencilla. Basta con abrir el estuche de los AirPods Pro cerca de un iPhone para que este detecte rápidamente su presencia y queden enlazados con solo pulsar un botón.

Una vez enlazados, la información se comparte con todos los dispositivos asociados al mismo Apple ID. Esto permite utilizar los AirPods Pro con cualquiera de tus dispositivos — bien sea un iPhone, un iPad, un ordenador Mac o incluso un reloj Apple Watch — sin ninguna configuración adicional.

La sencillez de este proceso contrasta con lo tedioso que resulta configurar otros auriculares Bluetooth: activar modo descubrimiento en el dispositivo, buscar dispositivos Bluetooth desde el smartphone, esperar a que aparezca, confirmar emparejamiento y confiar en que no se pierda la conexión, por ejemplo por superar el número máximo de dispositivos enlazables.

 

En mi caso, he tenido oportunidad de utilizar los AirPods Pro con un iPhone 11 Pro, un iPad Pro, un iPad (2019), un Apple Watch Series 5 y un MacBook Pro de 16″. En todos ellos, los nuevos AirPods Pro han aparecido como nuevos dispositivos de sonido sin necesidad de realizar ninguna configuración.

Si un día decides emparejarlos con un dispositivo asociado a otra cuenta de Apple diferente, basta con que mantengas el botón del estuche apretado unos segundos y comenzará de nuevo el proceso de emparejamiento.

Los nuevos AirPods Pro también pueden enlazarse con otros dispositivos Bluetooth — como un smartphone Android o un ordenador con Windows 10 — pero perderás algunas de las funcionalidades como que la música se pare o reanude al quitar o poner un auricular. Ahora bien, la cancelación de ruido sigue funcionando.

iOS 13 ha añadido una funcionalidad llamada Audio Compartido que permite compartir el sonido del iPhone o iPad con una persona que utilice otros AirPods. De esta forma, dos personas pueden escuchar la misma canción o el mismo vídeo, cada uno con sus propios AirPods.


Uso de los AirPods Pro

Nada más introducir los AirPods Pro en los oídos, se escucha un gong que nos indica que ya están listos para funcionar. Los nuevos AirPods Pro cuentan con el chip H1 que debutó con los AirPods de 2019.

Este chip es responsable de que la conexión con nuestro iPhone (u otro dispositivo) sea rápida, así como que el cambio de un dispositivo a otro se realice sin interrupciones. Si estás escuchando música en los AirPods Pro desde el iPhone y quieres cambiar al iPad, el retardo de pasar de uno a otro es mucho menor que en los AirPods de primera generación.

Otra de las ventajas del chip H1 es que reduce la latencia del sonido en juegos hasta un 30 por ciento, lo cual puede ser interesante para los gamers.

Una de las funcionalidades que más me gustan de los AirPods Pro es que, cuando estamos escuchando música, es suficiente con quitarse uno de ellos para que la reproducción se interrumpa. Si lo vuelves a introducir, la música continúa sonando.

 

Los AirPods Pro incluyen un sensor de presión en la parte alargada que permite iniciar y poner en pausa la reproducción del sonido con una pulsación simple, así como avanzar / retroceder entre pistas pulsando dos / tres veces el sensor de presión.

Este sensor también permite controlar cuánto sonido ambiental llega a tu oído. Si lo mantienes pulsado, cambias entre los modos de cancelación activa de ruido y sonido ambiente de los que hablaremos en el apartado Sonido.

Los AirPods Pro están siempre atentos a la activación de Siri, por lo que es posible comenzar a utilizar el asistente con solo decir «Oye Siri» mientras los llevas puestos. Esto es útil para reproducir una canción, hacer una llamada u obtener indicaciones sin utilizar las manos.

Siri también permite controlar la reproducción de la música con la voz. Si quieres subir o bajar el volumen, puedes decir «Oye Siri, baja el volumen» (sin necesidad de hacer pausa entre «Oye Siri» y la instrucción). Lo mismo ocurre para saltar una pista, preguntar qué está sonando, etc.

Aunque estos comandos son cómodos, me hubiera gustado que Apple incorporase algún control físico que permitiera subir y bajar el volumen sin tener que recurrir a Siri — por ejemplo arrastrando el dedo verticalmente por la superficie del auricular.


Sonido y funcionalidades

Los nuevos AirPods Pro incorporan como principal novedad el modo de cancelación activa de ruido, una característica que está reservada a auriculares de gama alta y que permite anular el ruido exterior para que podamos centrarnos en la música o el sonido que estamos escuchando.

Los AirPods Pro cuentan con micrófonos externos que captan el sonido ambiente y lo anulan antes de que lo escuches mediante una señal antirruido de igual amplitud.

Además, Apple ha incluido un micrófono orientado hacia dentro que comprueba si queda algún sonido no deseado y lo anula también con una señal antirruido. Este proceso se repite 200 veces por segundo.

 

Uno de los inconvenientes de los auriculares con almohadilla es que el aislamiento del sonido exterior es tan fuerte que resulta difícil interactuar con otras personas sin quitártelos. En los AirPods Pro, puedes mantener pulsado el sensor de presión en la parte alargada del auricular para conmutar entre el modo de cancelación activa de ruido y el modo de sonido ambiente.

En el modo de sonido ambiente (también llamado transparencia en el menú del iPhone), el sonido captado por los micrófonos se reproduce en tu oído sin ningún tipo de cancelación, por lo que puedes escuchar a otras personas perfectamente. Este modo es más apropiado que el modo desactivado si quieres hablar con alguien, ya que en este último todo se escucha amortiguado por el aislamiento que producen las almohadillas en el oído.

El cambio entre modos no solamente puede realizarse mediante pulsaciones largas en el sensor de presión sino también desde el propio iPhone si mantienes pulsado el control de volumen en el Centro de Control.

Los AirPods Pro consiguen reducir en gran medida el ruido ambiente del entorno, especialmente en lugares con un ruido de fondo constante, como la cabina de un avión, el vagón de un tren o en casa con la lavadora funcionando, etc. Si el ruido de fondo es más errático — por ejemplo, una conversación entre dos personas al lado — la cancelación no es tan efectiva.

En cuanto a la calidad del sonido, a pesar de su pequeño tamaño, los altavoces de los AirPods Pro cuentan con un controlador de alta excursión y baja distorsión que ofrece unos bajos muy potentes, así como un amplificador de alto rango dinámico para un sonido muy nítido.

Apple también ha mejorado la calidad del sonido mediante la ecualización adaptativa, que ajusta en tiempo real la música de forma automática a la anatomía de tu oído. En mi opinión, la calidad de sonido que ofrecen los AirPods Pro es buena y supera de sobra las expectativas de mi oído que, por otro lado, no está entrenado.

 

Además de escuchar música, los AirPods Pro permiten llevar a cabo llamadas gracias a los micrófonos que incorpora cada auricular.

Los AirPods Pro son capaces de notar que estás hablando gracias a la detección de pequeñas vibraciones, y los micrófonos se centran en captar el sonido de tu voz, filtrando cualquier ruido externo de forma que se escuche tu voz claramente al otro lado. La rejilla del micrófono ahora ocupa más superficie, lo que mejora la calidad de las llamadas cuando hace viento.

Los AirPods Pro utilizan Bluetooth 5 y permanecen todo el tiempo emparejados con el iPhone, incluso si te alejas a varios metros de distancia. Yo los encuentro especialmente prácticos para poder hablar por teléfono mientras me muevo por casa con las manos ocupadas.


Autonomía y carga de batería

Con una carga completa, los nuevos AirPods Pro ofrecen una autonomía de hasta 4,5 horas de música (o 5 horas con la cancelación activa de ruido y el modo de sonido ambiente desactivados) y hasta 3 horas de conversación.

Se trata de una autonomía muy respetable tratándose de unos auriculares tan pequeños y, además, que incorporan cancelación activa de ruido. Ahora bien, como ocurre con los smartphones, las baterías de los auriculares inalámbricos se degradan a lo largo del tiempo. Esto significa que cabe esperar que la autonomía se reduzca notablemente al cabo de un par de años.

Los AirPods Pro se cargan cuando están dentro de su estuche, que es capaz de almacenar carga para más de 24 horas de reproducción de música (o 18 horas de conversación). Con solo 5 minutos dentro del estuche, los nuevos AirPods Pro consiguen 1 hora de música o conversación.

Si guardas siempre los AirPods en el estuche, te resultará muy fácil mantenerlos siempre completamente cargados. Puedes cargar el estuche utilizando el conector Lightning del estuche o apoyándolo sobre una base de carga inalámbrica.

 

En la parte frontal del estuche encontramos un pequeño indicador luminoso que marca el estado de carga de los AirPods Pro cuando estos están en la funda. Cuando los AirPods Pro no están en la funda, la luz marca el nivel de carga de la funda: verde si está cargada y naranja si le queda menos de una carga completa.

La funda de los AirPods Pro admite carga inalámbrica y, al colocarla sobre una base de carga, la luz se ilumina durante 8 segundos para que tengas la certeza de que se está cargando.


Precio y disponibilidad

El precio de los nuevos AirPods Pro es 279€ e incluye un grabado con tu nombre, tus iniciales o tu número de teléfono si los compras directamente a Apple.

Su precio elevado está justificado por la comodidad que supone utilizar unos auriculares inalámbricos que no solamente se conectan de forma sencilla y rápida a cualquiera de nuestros dispositivos Apple sino que además ofrecen una excelente calidad de sonido con cancelación activa de ruido.

Si puedes prescindir de la cancelación activa de ruido, otra opción interesante son los AirPods de 2019. Están a la venta por 179€ con estuche de carga convencional y 229€ con estuche de carga inalámbrica.

AirPods (izquierda) y AirPods Pro (derecha)


Conclusiones

Los nuevos AirPods Pro llegan con un diseño más compacto que su antecesor y, por tanto, también más discreto. Ahora ya no queda un «palito colgando» como en los AirPods, por lo que hay menos riesgo de que se enrede en el pelo.

Apple ha incorporado almohadillas en el extremo que se introduce en el oído para ofrecer un mejor aislamiento. Están disponibles en tres tamaños y el propio iPhone te ayuda a elegir cuál es la que mejor ajusta en tu oído. En mi experiencia, los AirPods Pro resultan muy cómodos en el oído y no me canso de llevarlos aún después de varias horas con ellos puestos.

El proceso inicial de configuración de los AirPods Pro no podría ser más sencillo ya que basta con abrirlos cerca de un iPhone para comenzar el emparejamiento. Una vez completado, todos los dispositivos asociados a tu Apple ID (iPhone, iPad, Mac o Watch) pueden utilizar los AirPods Pro sin ninguna configuración adicional.

En el día a día, el manejo de los auriculares también resulta muy cómodo. Introduces los AirPods en el oído y la música comienza a reproducirse sin tocar nada. Los sacas del oído y la música se interrumpe. Dices «Oye Siri» y el asistente responde sin haber pulsado ningún botón.

Apple ha añadido un sensor de presión en los laterales que nos permite iniciar/parar música, avanzar/retroceder pistas o conmutar entre los modos de cancelación mediante pulsaciones.

 

El chip H1 que incorporan los nuevos AirPods Pro hace que comiencen a funcionar rápidamente nada más introducirlos en nuestro oído y reduce la latencia en caso de que los utilices mientras juegas.

La principal novedad de los AirPods Pro es la presencia de un modo de cancelación activa de ruido. Los micrófonos externos captan el ruido ambiente e inyectan 200 veces por segundo una señal anti-ruido en nuestro oído que lo anula. Además, Apple ha incluido un micrófono orientado hacia dentro que detecta ruido residual para una mejor cancelación.

Con objeto de que no tengas que quitarte los auriculares si quieres hablar con otra persona, Apple ha añadido un modo de sonido ambiente que reproduce en tu oído el sonido que captan los micrófonos. De esta forma puedes mantener perfectamente una conversación a pesar de llevar puestos unos auriculares de tapón, que aislan en gran medida del sonido externo.

Otra de las mejoras que ha introducido Apple es la ecualización adaptativa que adapta la música a la anatomía de tu oído para una mayor calidad.

En mi experiencia, la cancelación de ruido funciona muy bien, sobre todo con ruidos monótonos como los motores de un avión, el tráfico rodado o el sonido de fondo de la lavadora en casa. La calidad del sonido también es buena, con sonidos graves más potentes que el modelo anterior.

La autonomía es uno de los puntos fuertes de los AirPods Pro. Su batería de 4,5 horas de música con cancelación de ruido o 3,5 horas de conversación es elevada para su pequeño tamaño y prestaciones.

Además, su estuche alberga batería para 24 horas y los mantiene cargados cuando están dentro. Este estuche puede cargarse mediante un cable Lightning convencional o apoyándolo sobre un cargador inalámbrico para mayor comodidad.

 

Todas estas mejoras e innovaciones tienen un precio y, en el caso de los AirPods Pro, cuestan 279€. Se trata de una cantidad de dinero bastante elevada para unos auriculares pero está en línea con lo que cuestan otros modelos inalámbricos con cancelación activa de ruido.

Lo mejor:

  • Tamaño más compacto. Pasan más desapercibidos cuando los llevamos puestos.
  • Comodidad en el oído y ausencia de cables. Excelente sujeción al oído incluso al realizar movimientos bruscos con la cabeza
  • Configuración inicial simple con todos los dispositivos asociados a tu Apple ID.
  • Manejo simple mediante pulsaciones en la parte de alargada.
  • Activación de Siri con solo pronunciar la frase «Oye Siri»
  • Excelente cancelación de ruido gracias a los micrófonos externos e internos que incorporan los auriculares. Buena calidad de sonido para escuchar música.
  • Mejor calidad de voz gracias a unos micrófonos más grandes que reducen el ruido del viento
  • Buena autonomía, que se ve mejorada con la batería que incorpora el propio estuche y que los va cargando cuando están guardados.
  • Estuche de carga con carga inalámbrica
  • Resistencia al sudor y al agua IPX4 (no para deportes acuáticos)

Lo peor:
  • Su pequeño tamaño hace que puedas perderlos si no eres cuidadoso (consejo: guárdalos siempre en el estuche cuando no los uses)
  • Ausencia de controles táctiles para subir/bajar volumen

Nota: Los nuevos AirPods Pro han sido cedidos amablemente por Apple España para la realización de este análisis.

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario