Quitar este panel

Análisis de la pantalla inteligente Google Nest Hub (2021)

🎉💻 ¡Ahorra! ¡Ofertas de HP en portátiles, ordenadores y monitores! ¡20% de descuento! [ Ofertas HP ]

Hace unos años, los altavoces inteligentes eran el dispositivo de moda del hogar pero, desde hace un tiempo, las pantallas inteligentes están atrayendo una gran atención.

Google no ha querido quedarse atrás y, a medios de marzo, presentó la segunda generación de su pantalla inteligente Nest Hub.

Como el Nest Hub original, se trata de una pantalla inteligente que integra el asistente virtual de Google, pero añade nuevas funcionalidades como la posibilidad de monitorizar nuestro sueño desde la mesilla.

He tenido oportunidad de probar Nest Hub durante varias semanas y, a continuación, os traigo mi anáisis detallado.

 

Apartados

Diseño y construcción

Con una pantalla de 7″, Nest Hub tiene un tamaño intermedio que resulta ideal para la mesilla de noche o la mesa de trabajo, aunque puede resultar un tanto pequeño para una habitación grande como el salón o la cocina, donde resulta más complicado ver su pantalla a distancia.

La pantalla de Nest Hub está ligeramente inclinada hacia atrás para que sea fácil verla cuando el dispositivo está colocado sobre una mesa por debajo del nivel de los ojos.

La pantalla se apoya sobre una base ovalada con una malla de tela. A excepción de la pantalla, el resto del cuerpo del Google Nest Hub actúa como altavoz.

La base sobre la que se apoya Nest Hub es más pequeña que la planta completa del dispositivo, por lo que resulta fácil encontrarle un hueco en lugares con poco espacio, como la mesilla de noche.

 

La pantalla está rodeada por un marco más bien gruesos, de algo más de un centímetro de grosor, que aloja en su parte superior dos micrófonos de largo alcance, uno a cada lado, y un sensor de iluminación para adaptar el brillo de la pantalla. También cuenta con un sensor Soli para Motion Sense y un sensor de temperatura, pero no son visibles.

En general, los micrófonos hacen un trabajo excelente a la hora de captar la voz incluso aunque haya bastante ruido ambiente o hables desde una buena distancia. En mi casa, he llegado a hablar con Nest Hub incluso desde una habitación diferente alzando la voz.

Detrás del borde derecho de la pantalla encontramos un control de volumen, y detrás del borde superior de la pantalla está el botón para silenciar el micrófono si quieres privacidad.

A diferencia de otras pantallas inteligentes, Nest Hub carece de cámara, lo cual es extraño dado el interés de Google por promover su servicio de videollamadas Google Meet.

Es cierto que a algunos usuarios no les hace gracia la idea de tener una cámara en casa o, peor aún, en el dormitorio, pero otros fabricantes como Amazon han resuelto este problema con una tapa física para permitir tapar la cámara cuando no la utilizamos, así que Google podría haber hecho lo mismo.

 

El diseño del dispositivo es atractivo a la vez que discreto, y su tamaño compacto hace que se integre en el entorno mejor que otros dispositivos de mayor tamaño. Nest Hub puede ser colocado casi en cualquier sitio, con tal de que haya una toma de corriente (y cobertura WiFi).

La pantalla inteligente está disponible en dos colores — tiza (blanco) y carbón (negro) — siendo el primero el de la unidad que he probado.


Funcionamiento

Cuando está en reposo, Nest Hub muestra un reloj a pantalla completa o, si lo prefieres, una sucesión de fotografías junto con la hora local y temperatura actual.

Si optas por la fotografía, es posible configurar el dispositivo para que vaya rotando imágenes de tu galería de Google Fotos o de su propia biblioteca, en la que podemos elegir entre fotografías destacadas, obras de arte, La Tierra y el espacio, arte urbano o fotografiado con Pixel..

Aunque las imágenes van rotando según la frecuencia elegida — desde 5 segundos hasta 10 minutos — podemos pasar automáticamente a la siguiente fotografía arrastrando la pantalla hacia la izquierda. En cuanto a fotografías verticales, podemos optar por ocultarlas, mostrarlas solas o mostrarlas de dos en dos — esta última es la opción que he elegido.

 

Por defecto, Nest Hub muestra notificaciones sobre tus próximos eventos, la previsión del tiempo y más datos de interés.

Si arrastramos la pantalla principal desde el borde superior hacia abajo, vemos accesos a varias secciones: Control de la casa, Multimedia, Comúnicate y Descubre.

 

El botón Control de la casa permite acceder a nuestros dispositivos inteligentes del hogar (apagar/encender luces, ajustar la temperatura del termostato, ver en directo el vídeo captado por las cámaras, etc.), ejecutar rutinas y acceder a los dispositivos por habitaciones.

Las rutinas son conjuntos de acciones bajo un único comando. Pueden ser configuradas en la app Google Home y, por defecto, encontramos rutinas para buenos días, buenas noches, de camino a casa, de camino al trabajo, llegar a casa, salir de casa y día de trabajo.

Por ejemplo, en mi caso, si pulso sobre Buenos días, Nest Hub me informa sobre el tiempo, los eventos de mi agenda y los recordatorios del día, me avisa si me queda poca batería en el teléfono, e inicia la reproducción de noticias. Es posible configurar muchas otras acciones como que informe del tráfico al trabajo, ajustar el volumen del smartphone, ajustar el termostato, etc.

 

Si te interesa la domótica, un aspecto interesante de Nest Hub es que es compatible con Thread, una tecnología de redes mesh de bajo consumo de energía para el hogar y productos comerciales de IoT. Esta funcionalidad no está disponible todavía, pero llegará más adelante.

El apartado Multimedia de Nest Hub permite reproducir vídeos, música y podcasts en pantallas y altavoces conectados a nuestra red, siendo posible crear grupos de altavoces.

Es posible reproducir vídeo de YouTube / YouTube Kids, Netflix y Disney+; y fotografías de Google Fotos. Se puede reproducir música de YouTube Music, Spotify o Deezer, pero no es compatible con, por ejemplo, Apple Music o Amazon Music.

El Nest Hub es compatible con Google Cast, por lo que puedes reproducir música o vídeo desde un smartphone, tablet o pestaña de Chrome como si se tratara de un Chromecast. Para que esto funcione, la app tiene que ser compatible con Google Cast.

A la hora de reproducir música, la pantalla muestra la carátula del disco y controles de reproducción, de forma que no tenemos que recurrir a la voz sino que podemos manejar la reproducción desde la pantalla.

El apartado Comunícate permite enviar comunicados a todos los dispositivos o realizar llamadas de voz  a otros dispositivos.

El apartado Descubre ofrece sugerencias sobre acciones que podemos realizar con el Google Nest Hub. Por ejemplo, ver fotos de perros, traducir «encantado» al japonés, tirar un dado, ver qué hay ahora en el cine, obtener información sobre gasolineras cercanas, averiguar cuánta grasa tiene un huevo, etc.

 

Al arrastrar la pantalla principal desde el borde inferior hacia arriba, accedemos a ajustes rápidos para el brillo de la pantalla, el volumen del altavoz, el modo no molestar, el monitor de sueño, las alarmas, el envío de comentarios a Google y la configuración del sistema. En realidad, la opción de configuración no permite ajustar apenas opciones, ya que todo se configura desde la app Google Home.

Nest Hub integra las capacidades de Google Assistant, por lo que podemos pedirle que nos ayude con un gran número de cuestiones.

Google Assistant puede proporcionarnos información sobre cómo está el tráfico («¿cómo está el tráfico hasta mi trabajo?»), cuál es la previsión del tiempo («¿qué temperatura va a hacer hoy?»), qué citas tienes en tu agenda («dime qué tengo previsto para hoy»), cómo se dice algo en otro idioma («¿cómo se dice tengo sueño en chino?») y otro tipo de cuestiones («¿cuál es la población de Madrid?» o «¿cuántos años tiene Donald Trump?»).

 

También puedes pedir a Nest Hub acciones como que tire una moneda («lanza una moneda»), piense un número aleatorio («dime un número aleatorio del 1 al 10»), establezca una alarma o una cuenta atrás («pon la alarma a las 7 de la mañana»), reproduzca las últimas noticias («dime las noticias»), haga operaciones matemáticas («234 por 5»), cuente un chiste («cuéntame un chiste») o localizar sitios cercanos («tengo hambre»).

Una funcionalidad bastante desconocida es la de enviar comunicados. Puedes utilizar el asistente Google Assistant de tu teléfono para pedirle que reproduzca un mensaje en todos los altavoces inteligentes asociados a tu cuenta, por ejemplo Google Home y Nest Hub. Si le dices a Google Assistant la frase«retransmite estoy saliendo del trabajo ahora mismo» , ese mensaje sonará con tu propia voz en el Nest Hub de tu casa.

Otra de las funcionalidades que encuentro más interesantes es la posibilidad de añadir elementos a la lista de la compra con la voz («añade leche a la lista de la compra») ya que más tarde puedes consultar esta lista desde tu smartphone. Además, Google permite tener listas de la compra compartidas con otras personas.

También resulta útil añadir recordatorios con la voz («recuérdame al llegar el trabajo llamar al abogado» o «recuérdame a las 19:00 poner la lavadora») y que luego el recordatorio salte en nuestro smartphone (si tienes un iPhone, tendrás que instalar la app de Google Assistant).

La presencia de una pantalla hace que algunas respuestas contengan contenido multimedia. Por ejemplo, si preguntas por el tiempo, en la pantalla se muestra la temperatura y previsión para las próximas horas; si le pides que te muestre las noticias, reproduce un resumen de las noticias de un diario; si le preguntas por el tráfico, muestra un mapa de Google Maps con el tráfico; y si le preguntas por algún personaje famoso, muestra una imagen de Wikipedia.

 

Uno de los aspectos más interesantes es que Nest Hub reconoce la voz de cada miembro de la familia (hasta seis personas), siempre que cada uno de ellos se baje la app de Google Home y entrene al sistema con su voz.

Esto permite que las respuestas a las preguntas sean personalizadas para ese usuario — por ejemplo, si le preguntas por el tráfico hasta tu trabajo.

Sensor de sueño

La característica principal del Google Nest Hub es el hardware Radar Soli en su interior, similar al que se encuentra en los smartphones Pixel 4.

Entre otras funcionaliodades, el Radar Soli permite pausar o reanudar la reproducción de audio con solo hacer un gesto en el aire delante de la pantalla, como si fueras a darle una palmada pero sin llegar a tocarlo. De igual forma, es posible parar temporizadores y posponer alarmas con solo deslizar el aire frente a la pantalla.

Sin embargo, la principal aplicación de este sensor Soli es la Monitorización del Sueño, una función que registra cómo has dormido mediante la recopilación de datos de movimiento y sonidos ambientales, y ofrece sugerencias personalizadas.

Para que este sensor sea efectivo, es necesario que coloques Nest Hub mirando a la cama, a una altura por encima del colchon pero no mucho más arriba, con objeto de que apunte hacia ti cuando estás echado. El proceso de configuración inicial requiere que te eches en la cama y permanezcas inmóvil durante unos segundos para que Nest Hub se calibre.

El sensor monitoriza tus movimientos y respiración en la cama e incluso registra perturbaciones como la tos, los ronquidos, la luz y los cambios de temperatura para que puedas conocer qué cosas están alterando tu sueño.

Por la mañana, puedes consultar la información sobre cómo has dormido: cuándo te acostaste, cuándo te despertaste, cuánto tiempo has estado en la cama, y cuánto tiempo has dormido.

También muestra la evolución de la frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria, así como una gráfica con las perturbaciones a lo largo de las horas, incluyendo toses, ronquidos y cambios en la iluminación.

 

Una vez que conoce tus hábitos y patrones de sueño, Google Nest Hub ofrece sugerencias para ayudarte a disfrutar de un sueño más reparador.

En mi experiencia, los datos de sueño registrados por Nest Hub no son siempre acertados. Por ejemplo, hace unos días, Nest Hub registró acertadamente que me acosté a la 1:24, pero detectó que me levanté a las 9:03 cuando en realidad lo hice a las 7:13 (como detectó correctamente el Apple Watch).

En realidad, fue mi mujer la que se levantó a las 9:03, por lo que tengo la sospecha de que a veces confunde a mi acompañante, al otro lado de la cama, conmigo.

En cuanto a los datos registrados, no tengo forma de saber si los ronquidos y toses registrados por Nest Hub son reales. Sí que he probado en alguna ocasión a toser a cierta hora, y esto no ha quedado reflejado en el informe, por lo que tengo ciertas dudas. Tampoco tengo claro que pueda distinguir entre los ronquidos y toses del acompañante y los tuyos propios.

En todo caso, es probable que el registro de sueño vaya mejorando con el tiempo a través de ajustes software.

En caso de que te preocupe la privacidad de tus daños de sueño, Google afirma que los datos de sonidos, como ronquidos y toses, no salen del dispositivo. Además, los datos de sueño no se utilizan para personalizar anuncios.

Es importante notar que la funcionalidad de monitorización de sueño es gratuita hasta el año que viene pero, a partir de entonces, no sabemos cuánto costará la suscripción.

Pantalla y sonido

El Nest Hub posee un panel LCD de 7″ con resolución 1024 x 600 píxeles, lo que supone una densidad de píxeles de tan solo 170 ppp. Se trata de un valor más bien bajo pero, como se trata de un dispositivo que se ve a cierta distancia, no resulta problemático.

Los ángulos de visión son amplios y la pantalla ofrece una buena calidad de imagen, con colores realistas y un contraste elevado.

Un aspecto que me gusta es que, por la noche, reduce su brillo al mínimo y la hora apenas es perceptible. No ocurre lo mismo con el Echo Show 8 que tengo al lado, cuya pantalla se ve demasiado iluminada.

 

Como he comentado, la base del Nest Hub hace las funciones de altavoz. La reproducción de sonido es buena si lo que queremos es escuchar las respuesta de Google Assistant a cierta distancia pero, en mi opinión, no es el dispositivo ideal para disfrutar de música.

La calidad del sonido no está a la altura de lo que ofrece un altavoz inteligente como Google Home o Echo Plus, por citar algunos ejemplos.

 

Con Nest Hub, no solamente podemos reproducir música de algún servicio compatible sino que también podemos usarlo para que envíe señales de audio y vídeo a un dispositivo con Google Cast (por ejemplo, «reproduce la lista de reproducción Latino de Spotify en Chromecast»)

Durante la reproducción de música, podemos dar nuevas instrucciones a Nest Hub. Por ejemplo, podemos pedirle que suba o baje el volumen («sube / baja el volumen») , que pase a la siguiente canción («siguiente canción») o que reproduzca aleatoriamente (en vez de en orden) las canciones de la lista («reproduce aleatoriamente Spotify»).

Precio y competidores

Google Nest Hub está a la venta por 99,99 euros en la tienda online de Google.

A día de hoy, la principal competencia de otro fabricante son las pantallas inteligentes Echo de Amazon: Echo Show 10 de 10.1″, Echo Show 8 de 8″ y Echo Show 5 de 5.5″

Los tres dispositivos Echo utilizan el asistente Alexa de Amazon, que funciona de manera similar a Google Assistant aunque su integración con los servicios de Google es inferior.

A cambio, en mi opinión, los dispositivos de Amazon dan respuestas muy útiles y aprovechan mejor la pantalla para mostrar sugerencias (chiste del día, curiosidad del día, noticias o hechos relevantes del día) cuando está en reposo.


Conclusiones

Los asistentes virtuales están cada vez más presentes en nuestras vidas. Primero llegaron a nuestros smartphones, después se instalaron en los altavoces y, últimamente, están ocupando las pantallas inteligentes.

El nuevo Nest Hub es la renovación de pantalla inteligente de Google. Cuenta con un diseño discreto y un tamaño compacto, por lo que se puede colocar en casi cualquier rincón de la casa, aunque su función de monitorización de sueño lo hace especialmente indicado para la mesilla del dormitorio.

Su pantalla mira hacia arriba para que sea fácil de ver cuando está colocado sobre una mesa, y se apoya sobre un cuerpo recubierto de tela que actúa como altavoz.

Cuando está en reposo, podemos configurar Nest Hub para que actúe como reloj o marco digital de fotos, tanto de nuestra cuenta de Google Fotos como de su propia galería de obras de arte y fotografías artísticas.

Nest Hub integra el asistente Google Assistant, con el que interactuamos a través de la voz gracias a sus micrófonos de largo alcance. Entra otras posibilidades, podemos pedirle que nos informe sobre el estado del tráfico, la previsión del tiempo o las citas de la agenda, y que añada productos a la lista de la compra, establezca recordatorios y mucho más.

Un aspecto interesante es que puede identificar la voz de la persona que le habla para mostrar respuestas personalizadas a cada habitante de la casa (por ejemplo, si le preguntas por el tráfico a tu trabajo).

 

Nest Hub puede reproducir música de servicios compatibles como Spotify, YouTube Music o Deezer (se echa de menos Apple Music o Amazon Music), aunque la calidad del altavoz no es la mejor si quieres disfrutar realmente de la música. También puede reproducir vídeo de servicios com YouTube, Netflix o Disney+.

Otra funcionalidad interesante es el control de dispositivos inteligentes del hogar como cámaras, termostatos o luces. En casa tengo varios de estos dispositivos y, por ejemplo, puedo ver la imagen captada en tiempo real por la cámara de seguridad Netatmo desde la pantalla o ajustar la temperatura de la casa con el termostato Tado.

También es posible crear rutinas para automatizar un montón de acciones. Por ejemplo, es posible que, tras decirle «buenos días», Nest Hub dé información útil (noticias, agenda, recordatorios, tráfico), ajuste el volumen del smartphone al máximo y encienda las luces del dormitorio.

Algunas de las interacciones con Nest Hub hacen uso de la pantalla para mostrar información adicional. Por ejemplo, si le preguntamos por las noticias del día, muestra un vídeo con las principales noticias, o si le preguntamos por el tráfico, muestra un mapa de Google Maps con la situación del tráfico por colores.

 

Sin embargo, no tiene una aplicación de navegador como Chrome, ni un gestor de correo electrónico, ni redes sociales, ni muchas otras apps que podrían ser útiles.

Nest Hub es compatible con Google Cast, por lo que podemos enviar contenido de audio y vídeo desde un smartphone. En cualquier caso, con una pantalla de 7″ y una resolución por debajo de 720p no es el dispositivo ideal para disfrutar de una película o una serie.

La funcionalidad más novedosa de Nest Hub es, sin duda, la presencia de un radar Soli que monitoriza tus movimientos y respiración por la noche e incluso registra perturbaciones como la tos, los ronquidos, la luz y los cambios de temperatura para que puedas conocer qué cosas están alterando tu sueño.

Los datos registrados están disponibles en la app Google Fit, donde puedes conocer cuántas horas has dormido, cuántas horas has estado en la cama, cuándo se han producido ronquidos o toses, qué cambios de iluminación se han producido, y cómo han variado tu frecuencia cardíaca y respiratoria.

En mi experiencia, los datos registrados  de sueño no son muy precisos ya que tiende a pensar que sigo en la cama cuando me he levantado y es mi mujer quien todavía duerme en su lado de la cama. Aunque su uso es gratuito hasta fin de año, es posible que a partir del año que viene tenga coste.

El radar Soli también permite la detección de gestos para posponer una alarma o temporizador, así como pausar / reproducir música o vídeo (aunque no es posible saltarse una pista) sin tocar la pantalla.

Por último, en comparación con las pantallas inteligentes Echo de Amazon, echo de menos que Nest Hub sugiera en su pantalla temas de actualidad sobre los que le puedas preguntar. También encuentro una carencia que no tenga cámara, ya que podría ser útil para hacer videollamadas.

Lo mejor:

  • Tamaño compacto y diseño discreto que queda bien en cualquier lugar.
  • Capacidades de asistente virtual Google Assistant sin tener que echar mano del smartphone.
  • Pantalla que permite ofrecer respuestas más completas, controlar la reproducción de música, manejar dispositivos inteligentes, etc.
  • Integración con dispositivos inteligentes del hogar como bombillas, termostatos, cámaras, electrodomésticos inteligentes, etc.
  • Acceso a servicios populares de streaming de música (por ejemplo, Spotify, Youtube Music o Deezer) y vídeo (por ejemplo, YouTube, Netflix o Disney+)
  • Buena recepción de las órdenes a través de sus micrófonos, incluso a gran distancia o mientras se reproduce música.
  • Monitorización del sueño sin tener que llevar ningún dispositivo encima.
  • Reconocimiento de la voz de cada usuario para respuestas personalizadas.

Lo peor:

  • Calidad de sonido mejorable en comparación con otros altavoces inteligentes con un sonido más rico y potente.
  • Poco aprovechamiento de la pantalla cuando está en reposo para ofrecer sugerencias de temas de actualidad, noticias recientes, agenda del día, etc.
  • Sin cámara para realizar videollamadas

Nota: Google Nest Hub ha sido cedido amablemente por Google para la realización de este análisis.

🎉💻 ¡Ahorra! ¡Ofertas de HP en portátiles, ordenadores y monitores! ¡20% de descuento! [ Ofertas HP ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
50%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario