fbpx

Análisis del Pixel 4 a fondo y opinión


💰 Oferta Xiaomi Mi Note 10: Consíguelo por solo 458€ con cupón de Gearbest [ Oferta ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Pixel 4.
Google presentó a mediados de octubre los nuevos Pixel 4 y Pixel 4 XL, que llegan con algunas novedades interesantes como una doble cámara trasera, un sistema de reconocimiento facial 3D y un sensor frontal para reconocer gestos en el aire.

El Pixel 4 que hemos analizado cuenta con una pantalla OLED de 5.7″ con resolución FullHD+, procesador Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento, batería de 2.800 mAh, cámara trasera doble de 12MP + 16MP (teleobjetivo), cámara frontal de 8MP y, por supuesto, Android 10. Está a la venta a partir de 759 euros.

Por cortesía de Google, he tenido oportunidad de probar a fondo el Pixel 4, y aquí os traigo mi análisis a fondo.

 

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Batería
  5. Interfaz
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio
  10. Conclusiones

Diseño y construcción

El año pasado, Google lanzó el Pixel 3 con unos gruesos marcos rodeando la pantalla y el Pixel 3 XL con una muesca más profunda de lo normal, lo que generó críticas a la marca por su aspecto.

Este año, Google ha seguido por el camino del Pixel 3 y ha dotado al Pixel 4 de un marco superior sin muesca pero bastante más ancho de lo que encontramos en cualquier smartphone de su categoría.

La razón de este inusual tamaño se encuentra en la presencia en el marco superior de una cámara 3D para reconocimiento facial y el chip radar Soli para identificación de gestos en el aire, además de la cámara frontal.

El frontal del Pixel 4 es completamente plano, sin ninguna curvatura a los lados que disimule el grosor de los marcos laterales.

El marco inferior es bastante más estrecho que el del año pasado, pero sigue siendo más grueso que el de sus rivales. Además, ahora ya no incluye un altavoz como ocurría en el Pixel 3.

Como resultado, nos encontramos ante un frontal que nos recuerda más al de un smartphone de hace un par de años que a un buque insignia de finales de 2019.

El Pixel 4 tiene un chasis de aluminio con acabado mate, y la parte trasera es de cristal. Tanto el cristal de la pantalla como el de la parte trasera está protegido por Gorilla Glass 5 que, aunque no es la última versión de la tecnología de protección de Corning, debería ayudar a mantenerlo libre de arañazos.

El Pixel 4 cuenta con una construcción en metal y cristal

 

La parte de atrás del Pixel 4 ya no presenta dos acabados como en los modelos de los dos últimos años sino que toda la superficie trasera de cristal es uniforme, plana y con un acabado brillante.

La esquina superior izquierda del panel trasero aloja el módulo de cámara con un aspecto cuadrado que nos recuerda, en cierta medida, al del iPhone 11 Pro. Se trata de un módulo bastante grande para solo dos cámaras. Su posición en una esquina hace que el teléfono baile ligeramente al pulsar sobre la pantalla mientras está apoyado en una mesa.

El Pixel 4 tiene un grosor de 8.2 mm. y un peso de 162 gramos, por lo que es de los smartphones más ligeros que podemos encontrar.En esto quizás influya el tamaño de la batería, que es bastante menor que en otros smartphones.

Dimensiones (mm.)Peso (gr.)PantallaBatería (mAh)Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy Note10+162 × 77 × 7.91966,8″4.30091%
Samsung Galaxy S10 5G163 × 77 × 7.91986,7″4.50089%
Samsung Galaxy S10+158 × 74 × 7,81756,4″4.10089%
Huawei P30 Pro157 × 73 × 8,61906,5″4.20089%
OnePlus 7 Pro163 × 76 × 8.82066,7″4.00088%
Xiaomi Mi 9T Pro157 × 74 × 8,81916,4″4.00086%
OnePlus 7158 × 75 × 8,21826,4″3.70086%
Honor 20 Pro155 × 74 × 8.41826,3″4.00084%
LG G8s ThinQ155 × 77 × 8,11806,2″3.55084%
Pixel 3 XL158 × 77 × 7,91846,3″3.43083%
iPhone XS144 × 71 × 7.71775,8″2.65883%
LG V50 ThinQ 5G159 × 76 × 8,31836,4″4.00083%
Sony Xperia 1167 × 72 × 8.21786,5″3.33082%
iPhone 11 Pro144 × 71 × 8.11885.8″3.04682%
Pixel 4147× 69 × 8.21625.7″2.80080%

(*) Datos de ratio de pantalla a cuerpo según la web GSM Arena

 

El Pixel 4 está disponible en colores negro, blanco y naranja. El acabado brillante de la parte de atrás hace que las huellas queden marcadas en la superficie aunque al menos en el modelo negro que he probado no son demasiado visibles.

Un detalle característico de los últimos Pixel ha sido que el botón de encendido tiene un color diferente al del chasis. Esto también ocurre en el Pixel 4 ya que el modelo negro tiene un botón blanco y los modelos negro blanco y naranja tienen un botón naranja.

 

A continuación, vamos a revisar los distintos elementos que encontramos en los laterales del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido de color blanco y, justo debajo, un botón alargado de control de volumen. En mi opinión, ambos botones ofrecen algo más de resistencia de lo habitual.

 

En el lateral izquierdo encontramos la ranura para la tarjeta nano-SIM (no soporta Dual SIM ni tarjeta microSD)

 

La parte superior del teléfono también está libre de cualquier elemento.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C y, a un lado, el altavoz principal.

 

Google ha dotado al Pixel 4 de protección frente al agua IP68, por lo que no tendremos que preocuparnos por si cae al agua o se derrama líquido sobre él. En cualquier caso, cabe recordar que la garantía de los fabricantes excluyen los daños por agua, por lo que no deberíamos introducirlo en agua salvo por accidente.

Pantalla

El Pixel 4 llega con un panel OLED flexible de 5.7″ protegido con Gorilla Glass 5El panel posee resolución Full HD+ (2.280 x 1.080 píxeles), lo que hace que la densidad de píxeles sea muy elevada: 444 ppp.

A pesar de no contar con resolución Quad HD+, la pantalla del Pixel 4 se ve muy nítida por lo que no echo de menos tener una resolución más elevada.

La matriz de sub-píxeles del Pixel 4 es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles OLED. En las pantallas LCD los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), mientras que en las pantallas OLED los sub-píxeles están organizados en formas geométricas como, por ejemplo, rombos.

A igualdad de resolución, las pantallas PenTile se ven menos nítidas que las RGB, pero la elevada resolución de la pantalla del Pixel 4 hace que, en este caso, eso no sea ningún problema.

Matriz de sub-píxeles del panel del Pixel 4

 

Google afirma que la pantalla del Pixel 4 cuenta con la certificación de UHDA como dispositivo Premium HDR. Para conseguir la certificación Mobile HDR Premium, la pantalla debe reproducir más del 90% del espacio de color DCI-P3.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con los espacios de color, conviene que sepas que la mayoría de los smartphones recientes cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3, como el Pixel 4.

Otra de las novedades que trae la pantalla del Pixel 4 se encuentra en su tasa de refresco, que pasa de los 60 Hz habituales a los 90 Hz. Esta mayor tasa se traduce en una experiencia de visualización más fluida, sobre todo al hacer scroll en aplicaciones como Chrome, Twitter, Instagram o en la galería de fotos.

Ahora bien, no todas las aplicaciones se ven a 90 Hz sino que algunas de ellas — como Google Maps o Waze — se ven siempre a 60 Hz, posiblemente para ahorrar batería. El Pixel 4 también cambia a 60 Hz durante la reproducción de vídeos y en condiciones de baja iluminación ambiental, aunque Google planea lanzar una actualización para corregir este último punto.

Google ofrece tres modos de color para la pantalla: Naturales, Mejorados y Automático (por defecto). El modo «Automático» ha sido diseñado para mostrar los colores radiantes (y sobresaturados) que prefieren la mayoría de los usuarios. Este modo permite mostrar el gamut DCI P3 completo.

Para los usuarios que prefieren colores más naturales, Google ofrece dos modos opcionales: «Naturales», que apunta al gamut sRGB ofreciendo los colores más realistas y «Mejorados», que expande los colores artificialmente (sRGB + 10%) para que se vean algo más intensos (pero no mucho).

 

Para analizar la calidad de la pantalla, hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Con el modo de color Automático, el error medio de en la fidelidad de los colores resulta ser 3 dE, mientras que con el modo de colores Mejorados, el error medio en la reproducción de colores se queda en 2.2 dE. A modo de referencia, un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable.,

Si activamos el modo de colores Naturales para conseguir una mayor fidelidad a costa de colores más apagados, el error medio en la fidelidad de los colores se reduce a 0.9 dE, que es un valor espectacular — a modo de referencia el iPhone 11 Pro muestra un error de 1.0 dE — y el error máximo queda en 2.5 dE (aquí el iPhone 11 Pro se queda un poco mejor, en 2.3 dE)

Fidelidad de color en los distintos modos de pantalla

 

En cuanto a la temperatura de color, nuestras pruebas muestran una temperatura muy cercana a los 6.500 ºK en los tres modos de color, que es el valor ideal.

Temperatura de color en los distintos modos de pantalla

 

Todas estas pruebas se han realizado con la funcionalidad Ambient EQ desactivada para no alterar los colores. Esta función ajusta dinámicamente la temperatura del color y el brillo de la pantalla al entorno para que parezca una foto física o un papel, de forma similar a como funciona True Tone en los iPhone.

Dejando a un lado el tema de los colores, otro factor importante a la hora de evaluar una pantalla es el brillo máximo, que en el caso del Pixel 4 resulta ser de 445 nits según mis propias mediciones.

Este brillo máximo se consigue tanto en el modo de brillo manual, con el deslizador al máximo, como en el modo de brillo automático. Algunos smartphones poseen un modo de potenciación de brillo que, en el modo automático, incrementan temporalmente el brillo al estar bajo una luz intensa, pero no es el caso del Pixel 4.

Como podemos observar en la gráfica, el resultado es que el Pixel 4 presenta un valor de brillo máximo algo limitado para un smartphone de gama alta. Otros smartphones de gama alta de Samsung y Apple superan los 700 nits.

 

Esta medida de brillo se ha tomado estando la pantalla totalmente iluminada de color blanco, que es el peor escenario para una pantalla OLED.

Sin embargo, al reducir el área iluminada de color blanco a un rectángulo que ocupe el 25% de la superficie, el brillo máximo prácticamente no aumenta ya que Google ha implementado un mecanismo para que el brillo sea uniforme independientemente del número de píxeles encendidos. Otros fabricantes como Apple también lo hacen.

Hablando sobre brillo, conviene saber que desde Android 9 Pie, el sistema incluye una funcionalidad llamada brillo adaptativo, que ajusta el brillo de tu pantalla según tus preferencias y entornos de uso. Cada vez que modificas el nivel de brillo con respecto al que ha elegido el teléfono, este aprende sobre tus gustos.

Como cualquier pantalla OLED, el negro es totalmente puro y, en nuestras pruebas, el colorímetro no ha sido capaz de medir ningún nivel de brillo. En consecuencia, el ratio de contraste de la pantalla es infinito — Google habla de 100.000:1, que viene a ser lo mismo.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie que en los paneles LCD, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Pixel 4, los ángulos de visión son muy amplios y no se aprecia un cambio de color al observar la pantalla desde un ángulo.

 

Una característica interesante de la pantalla del Pixel 4 es la función Pantalla Siempre Activa que hace que el teléfono muestre la hora, fecha, temperatura, nivel de batería e iconos de notificación.

Es posible encender la pantalla con un doble toque sobre la misma, levantando el teléfono o, gracias al chip radar Soli, pasando la mano por encima, pero la información que vemos es la misma que en la pantalla siempre activa, solo que con más brillo y con el fondo de pantalla iluminado en lugar de todo negro.

El Pixel 4 ofrece la funcionalidad Luz nocturna que filtra la luz azul para que podamos conciliar mejor el sueño por la noche. Es posible configurar cuándo queremos que se active este modo de pantalla, así como variar la intensidad del filtro de luz azul.

Por último, también cuenta con una funcionalidad llamada Atención a la pantalla que evita que la pantalla se apague si estás mirándola. Utiliza la cámara frontal para detectar si estás mirando la pantalla, por lo que consume más batería.

Rendimiento

El Pixel 4 cuenta con el potente procesador Snapdragon 855 construido en 7 nm, el chip más potente de Qualcomm hasta la fecha sin contar con el recientemente anunciado Snapdragon 855+.

Este chip integra cuatro núcleos Cortex-A76 de alto rendimiento — uno que puede alcanzar los 2.84 Ghz y tres núcleos que pueden llegar a 2.4 GHz — y cuatro núcleos eficientes Cortex-A55 que pueden llegar a 1.8 GHz.

El Snapdragon 855 ofrece un rendimiento hasta un 45 por ciento superior en un solo núcleo y hasta un 35 por ciento en multi-núcleo en comparación con su predecesor, el Snapdragon 845.

Además, Qualcomm destaca la capacidad de su procesador de mantener un rendimiento sostenido a lo largo del tiempo.

Este chip puede ser configurado con el  modem X50 5G para ofrecer conectividad 5G pero Google no ha visto necesario dotar de esta característica al Pixel 4 ya que hubiera encarecido el producto y, a día de hoy, las redes 5G todavía no están muy extendidas.

Qualcomm también ha mejorado el modem WiFi integrado, que ahora soporta Wi-Fi 6. El DSP Hexagon 690 incorpora una unidad de proceso neuronal (NPU) y el ISP Spectra 380 incorpora un motor Computer Vision Engine que puede realizar cálculos en vídeos hasta 60 FPS, por ejemplo, para emular el efecto Retrato en vídeo.

El Pixel 4 llega con 6 GB de RAM de tipo LPDDR4x, una cantidad que está por debajo de otros smartphones de gama alta, que en muchos casos llegan a 8, 10 o incluso 12 Gb de RAM. En favor del Pixel 4 debemos decir que no cuenta con una capa de personalización pesada como otros fabricantes, por lo que 6GB debería ser suficientes.

Google ha incorporado su chip de seguridad Titan en el Pixel 4 para almacenar información sensible como datos de contraseñas, la clave de cifrado del almacenamiento, datos de aplicaciones, información sobre la integridad del sistema operativo, etc.

También encontramos un nuevo chip Neural Core que acelera algoritmos de machine learning que se utilizan para aplicaciones de inteligencia artificial (IA) como el reconocimiento de imágenes de la cámara o el procesado de lenguaje natural de Google Assistant.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks de rendimiento de la CPU, la GPU y el almacenamiento.

El Pixel 4 ofrece unos resultados excelentes en los benchmarks

 

En el benchmark AnTuTu v8 ha dado un resultado de 406.473 puntos, una puntuación muy alta, a la altura de otros grandes smartphones.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 646/2.600 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación elevada de 9.293 puntos.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque no tanto como otros smartphones que ya incorporan almacenamiento UFS 3.0.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el Pixel 4 ha obtenido un resultado en línea con otros smartphones ya que el rendimiento cae hasta el 79% debido al incremento de temperatura.

 

El Pixel 4 ha obtenido unos resultados muy elevados en todos los benchmarks, como era de esperar ya que cuenta con uno de los procesadores más potentes que podemos encontrar en un smartphone.

Centrándonos en la experiencia de uso, el Pixel 4 se mueve con mucha fluidez, destacando especialmente la rapidez y suavidad de las animaciones y del scroll a la hora de movernos por la interfaz gracias a la tasa de refresco de 90 Hz de la pantalla.

Tampoco encontramos ningún problema de rendimiento a la hora de utilizar apps frecuentes como WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, Google Maps, Chrome y otras. Todo se mueve con rapidez y sin parones.

El hecho de que tenga 6 GB de RAM facilita la multi-tarea y, en general, no he encontrado problemas de cierres de apps en segundo plano.

 

En cuanto a capacidad gráfica, el Snapdragon 855 incorpora una GPU Adreno 640, que ofrece una mejora de rendimiento del 20 por ciento frente a su predecesora, la GPU Adreno 630.

Esta mejora se consigue gracias a que la GPU Adreno 640 posee un 50% más de unidades de computación FP16 y FP32 y, además, su proceso de fabricación de 7 nm la hace un 20 por ciento más eficiente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados muy buenos.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, ha logrado unos resultados muy buenos, especialmente en las pruebas On Screen ya que se ejecutan a Full HD+.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), ofrece unos resultados elevados.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, el Pixel 4 ha conseguido resultados buenos, como cabía esperar ya que la GPU Adreno 640 del Snapdragon 855 es muy potente.

Para comprobar el rendimiento gráfico real en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG  — y, en todos ellos, la experiencia de juego con el Pixel 4 ha sido muy buena.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de prácticamente 30 o 60 FPS, sin apenas pérdidas de frames, incluso en PUBG con el modo de calidad gráfica alta.

JuegoFPS mediosEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 93097%23318%
Dead Effect 260100%57616%
PUBG (calidad alta)3099%22318%

 

Los smartphones de gama alta suelen calentarse bastante en situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Pixel 4, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 36ºC por la zona de la cámara trasera, que no son para nada molestas.

El Pixel 4 se comercializa en variantes de 64 o 128 GB de almacenamiento interno. Como curiosidad, Google ha decidido utilizar el sistema de ficheros F2FS en lugar del tradicional EXT4, al igual que hizo con el Pixel 3.

Los detalles técnicos de F2FS son un poco complicados pero su principal ventaja en comparación con EXT4 es la mejora del rendimiento, especialmente en las velocidades de escritura aleatoria. También es menos propenso a disminuir la velocidad cuando el espacio libre del almacenamiento se va reduciendo.

Hasta la fecha, sólo algunos dispositivos Android se han atrevido a utilizar F2FS, principalmente debido a problemas de estabilidad. Sin ir más lejos, Google lo utilizó fugazmente con el Nexus 9 pero volvió a EXT4.

Lamentablemente, Google no ofrece la posibilidad de ampliar el almacenamiento con tarjetas micro-SD, por lo que tendrás que elegir con cuidado la capacidad de almacenamiento correcta.

Si eres aficionado a hacer fotografías y vídeos, harás mejor si compras la variante de 128GB. Además, como veremos más adelante, Google ya no ofrece almacenamiento ilimitado de fotografías en calidad original en la nube.

En el aspecto de conectividad, el Pixel 4 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS.

En las pruebas de velocidad Wi-Fi, el Pixel 4 alcanzó los 345 Mbps de bajada y 95 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica.

En cuanto a la conexión 4G, el Pixel 4 es capaz de alcanzar velocidades de hasta 1.2 Gbps de descarga y 150 Mbps de subida (LTE Cat. 18/Cat.13), aunque en la vida real nunca alcanzarás velocidades tan elevadas. Google no ofrece una variante con conectividad 5G.

El Pixel 4 está equipado con una única ranura para tarjeta nano SIM. No soporta Dual SIM tradicional con dos tarjetas SIM pero sí que puedes tener dos SIMs si la segunda tarjeta es una eSIM.

En la prueba de conexión 4G he obtenido una velocidad de descarga de 7 Mbps y de subida de 14 Mbps, unos resultados correctos teniendo en cuenta que la cobertura no era muy buena

El Pixel 4 no posee emisor de infrarrojos ni tampoco cuenta con radio FM. 

El puerto USB 3.1 Tipo-C es compatible con USB OTG, así que podemos conectar dispositivos externos de almacenamiento. Sin embargo, no puede enviar señal de vídeo por el puerto USB-C.

El Pixel 4 no incluye un lector de huella dactilar sino que Google ha incorporado un sistema de reconocimiento facial seguro que escanea la cara mediante infrarrojos para generar un modelo 3D y lo compara con el de tu rostro.

Este sistema es similar al de Face ID del iPhone y, por tanto, es mucho más seguro que el reconocimiento facial 2D mediante cámara frontal que utilizan otros smartphones, ya que no puede ser engañado mediante fotografías o vídeos.

El sistema de reconocimiento facial de Google funciona incluso con los ojos cerrados, lo que puede suponer un problema de seguridad ya que alguien podría desbloquear tu teléfono mientras duermes. En todo caso, Google planea solucionar esta limitación pronto.

El reconocimiento facial se realiza de forma rápida y fiable, por lo que no tendrás ningún problema a la hora de desbloquear el teléfono. Debido a que utiliza infrarrojos, funciona incluso por la noche o en situaciones de oscuridad.

El principal inconveniente de este sistema es que la mayoría de apps de terceros como bancos todavía no lo reconocen como un sistema de autenticación por lo que, debido a la ausencia del lector de huella, tendrás que utilizar la contraseña o PIN para acceder.

El reconocimiento facial 3D del Pixel 4 funciona perfectamente

 

Por último, Google ha incorporado un chip con una innovadora tecnología llamada radar Soli en el marco superior del Pixel 4, que en algunos países no está permitida. Este chip permite ofrecer al Pixel 4 , lo quna innovadora funcionalidad llamada Motion Sense.

Motion Sense es capaz de reconocer gestos de la mano en el aire para manejar ciertas funciones del Pixel 4 sin tocar la pantalla. Por el momento, Motion Sense tiene solo dos utilidades:

  • Saltar canciones hacia delante o hacia atrás moviendo la mano a derecha o izquierda
  • Posponer alarmas y silenciar llamadas pasando la mano de un lado a otro.

Lamentablemente, parece que Google no tiene previsto abrir Motion Sense a desarrolladores, lo que en mi opinión limita bastante su uso.

Además de reconocer gestos, el Pixel 4 detecta cuando te acercas al teléfono y se preparara para el reconocimiento facial. Esto puede resultar algo frustrante cuando, por ejemplo, colocas el Pixel 4 delante de ti para ver la pantalla siempre activa y el teléfono, al detectar tu presencia, activa el desbloqueo facial sin que tu quieras.

En mi opinión, a día de hoy, la utilidad que ofrece Motion Sense es bastante limitado y no deja de ser una curiosidad sin mucha aplicación práctica. Si en el futuro se incorporan otras funcionalidades podría tener más interés.

Batería

La batería del Pixel 4 posee una capacidad de 2.800 mAh, que es una cantidad más bien escasa para un smartphone con este tamaño de pantalla. Me hubiera gustado ver una batería de mucha más capacidad.

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Pixel 4 ha aguantado 7 horas y 33 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este resultado no destaca frente a otros smartphones de gama alta, que en algunos casos superan las nueve o diez horas en esta prueba.

 

En mi opinión, la autonomía del Pixel 4 se queda algo justa, sobre todo si acostumbras a hacer muchas fotografías y tomar vídeos, como he hecho yo estos días. Con un uso más moderado, podrás aguantar todo el día pero lo que es seguro es que no llegarás muy sobrado a la noche.

Android 10 incluye una funcionalidad llamada Batería Inteligente que tiene en cuenta aquellas apps que más utilizas y limita el uso de la batería en segundo plano. Si aún con todo necesitas estirar todavía más la duración de la batería, la opción de Ahorro de Batería aumenta la duración desactivando algunas funciones del dispositivo, así como la actualización de apps en segundo plano.

 

En cuanto al proceso de carga, el Pixel 4 es compatible con la tecnología de carga rápida USB-PD 2.0 de 18W.

Utilizando el cargador que viene en la caja, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 36 minutos, por  lo que es bastante rápido. Como se puede ver en la siguiente gráfica, el 50% se alcanza en media hora.

Proceso de carga del Pixel 4

 

Google ha incorporado carga inalámbrica en el Pixel 4, que funciona con cualquier cargador compatible con Qi. Aunque Google no proporciona ningún dato oficial sobre la velocidad de carga, hemos sabido que soporta hasta 15 W.

Interfaz y funcionalidades

El Pixel 4 llega con Android 10, que es la última versión del sistema operativo de Google.

Los terminales de Google ofrecen una experiencia cercana a Android aunque, en el caso de los Pixel, la compañía se permite hacer algunos cambios en el launcher respecto a Android.

Google ha colocado la barra de búsqueda rápida en la parte inferior de la pantalla inicial, cerca de tu dedo, con la probable intención de que utilices su buscador con más frecuencia.

Esta barra permite buscar tanto en Internet como en el propio teléfono, pero preferiría que la barra estuviera más arriba y tener más a mano los iconos de las apps.

Con Android 10, Google ofrece un sistema de control de la interfaz por gestos.

Si deslizas el dedo desde abajo del todo hasta arriba de la pantalla, abrirás el cajón de aplicaciones, pero si mantienes el dedo pulsado sobre la pantalla, entras en la vista multitarea donde se ven todas las apps abiertas.

Si arrastras el dedo tanto desde el borde derecho como desde el izquierdo, vas hacia atrás.

Estos gestos no me acaban de convencer ya que, en ocasiones, abro por error la interfaz de multitarea cuando trato de ir a la pantalla de inicio. En este aspecto, creo que los gestos de iOS y los que implementan otros fabricantes resultan menos confusos.

La vista multi-tarea muestra en la parte superior una imagen reducida de cada app que tengas abierta, y en el tercio inferior se encuentra la barra de búsqueda y los botones de las apps que más usas.

En la vista de multi-tarea, si te desplazas lateralmente te moverás por la lista de apps abiertas. Para cerrar una app, puedes deslizarla hacia arriba.

Si pulsas el icono redondo que aparece encima de la imagen reducida de cada app abierta, puedes obtener información de la aplicación, pausar la aplicación o activar la vista de pantalla dividida.

Estando en una aplicación o en la pantalla de inicio, puedes arrastrar el dedo por el borde inferior de la pantalla a derecha o izquierda para desplazarte entre aplicaciones.

El Pixel 4 permite recuperar la botonera virtual sobre la pantalla aunque la idea de Google es que estos botones solo sean utilizados por personas con problemas de accesibilidad, por lo que es mejor que te acostumbres a esta nueva forma de interacción.

En la parte superior del cajón de aplicaciones hay una casilla de búsqueda que permite también invocar a Google Assistant y, justo debajo, la misma lista de apps más utilizadas que veíamos antes.

A continuación, se encuentran los iconos de todas las apps instaladas en el teléfono, que aparecen ordenadas por orden alfabético. No es posible crear carpetas ni cambiar el orden de las apps mostradas en el cajón de aplicaciones.

Los iconos de las apps tienen un aspecto redondeado por defecto aunque, si lo deseamos, podemos alterar su apariencia para que adopten un aspecto cuadrado, cuadrado redondeado, cuadrado con esquinas redondeadas o con forma de lágrima.

Como hemos comentado anteriormente, la pantalla del Pixel 4 cuenta con la funcionalidad Pantalla Siempre Encendida, que muestra la hora, la fecha, la temperatura, el nivel de carga de batería y notificaciones pendientes de leer, y es posible encender la pantalla con un doble toque sobre la misma.

Una funcionalidad curiosa del Pixel 4 es que está continuamente escuchando la música que suena y, si identifica la canción, muestra el título en la pantalla de bloqueo.

Esta funcionalidad no utiliza la conexión a Internet ni envía datos fuera del teléfono, sino que utiliza una base de datos local de las canciones más populares en cada región.

En mis pruebas, el sistema funciona bastante bien, sobre todo con hits del momento. Además, almacena la lista de canciones que ha escuchado, en caso de que quieras saber cómo se llamaba esa canción que sonaba hace un rato. Al pulsar sobre el título de alguna de las canciones identificadas, podemos reproducirla en Spotify, Google Play Music, YouTube Music, YouTube, etc.

Ciertas acciones pueden llevarse a cabo más rápido mediante el uso de gestos. Por ejemplo, si presionas dos veces el botón de encendido se abre la app de Cámara y, con la cámara abierta, si la giras dos veces rápidamente sobre el eje vertical, se activa la cámara frontal.

 

Google ha vuelto a incorporar la funcionalidad de bordes activos Active Edge. Basta con apretar con fuerza los marcos laterales del teléfono para abrir Google Assistant, incluso cuando la pantalla está apagada, o para silenciar alarmas y llamadas entrantes.

La funcionalidad Active Edge de los Pixel está lejos de lo que vemos en los smartphones de HTC. Google no permite personalizar la aplicación que se abre al apretar los marcos, ni tampoco permite establecer distintas acciones en función del tipo de apretón o personalizar la acción a ejecutar al apretar los marcos dentro de cada app.

Google ha incorporado en Android 10 un Tema Oscuro que hace que la interfaz y aplicaciones compatibles muestren tonos oscuros.

El Tema Oscuro no solamente resulta más cómodo para la vista cuando utilizas el teléfono por la noche sino que además consume menos energía ya que los píxeles negros no requieren energía en las pantallas OLED.

A día de hoy no todas las apps soportan el Tema Oscuro pero es cuestión de tiempo que los desarrolladores adapten sus aplicaciones.

También es nueva una función actualizada de Respuesta Inteligente que sugiere acciones a partir de notificaciones.

Si una notificación incluye un enlace, por ejemplo, Respuesta Inteligente sugiere que se abra en Chrome.

Lo mismo para las direcciones, donde la notificación puede llevarte directamente a Google Maps, o vídeos en los que puedes abrir Youtube. También puede sugerirte respuestas si detecta que te están haciendo una pregunta en la notificación de una app de mensajería.

Android 10 incorpora un par de nuevas características de privacidad y seguridad, incluyendo la posibilidad de compartir datos de ubicación con aplicaciones solo mientras las usas y una nueva sección de privacidad en Ajustes que aglutina todas las opciones de privacidad en un solo sitio.

El Pixel 4 también incorpora una novedosa funcionalidad de Subtítulos que muestra una transcripción de voz a texto en tiempo real cuando el teléfono detecta que se está reproduciendo un contenido que incluye la voz de una persona.

Lo bueno de esta funcionalidad es que se puede utilizar con cualquier aplicación (por ejemplo, al ver un vídeo en Twitter como en la imagen adjunta) pero, por el momento, solo está disponible en inglés.

Esta funcionalidad es la misma que se utiliza en la nueva app de Grabadora, que permite convertir voz a texto (solo en inglés por ahora) y realizar posteriormente búsquedas de fragmentos de la grabación.

Cuando Google presentó Android 10, anunció una funcionalidad  llamada modo Concentración que, por el momento, solo está disponible para los usuarios que se han dado de alta en el programa de pruebas de la aplicación Bienestar digital.

El modo Concentración permite silenciar aplicaciones específicas durante un tiempo.

Otra de las funcionalidades que llegarán más adelante al Pixel 4 es el nuevo Google Assistant, que contará con un diseño más ligero.

Gracias al potente hardware de Pixel 4 y los avances en el procesamiento de voz, el asistente será capaz de responder a más preguntas instantáneamente en el teléfono, sin tener que enviar la petición a la nube.

Además, el Asistente tendrá en cuenta el contexto de tu petición para responder mejor. Por ejemplo, según ha explicado Google, podrás decirle al Asistente: “Ok Google, muéstrame mis fotos de Nueva York”, después añadir “las que están en Central Park” y finalmente compartirlas fácilmente diciéndole “envíaselas a mamá”.

Multimedia

El Pixel 4 ofrece sonido estéreo gracias a la presencia de dos altavoces pero, a diferencia del Pixel 3, el altavoz inferior no está en el frontal del dispositivo sino junto al conector USB Tipo-C, por lo que la percepción estéreo no es tan buena.

Además, la posición del altavoz inferior hace que sea posible taparlo accidentalmente con la mano cuando lo sostenemos en horizontal al ver un vídeo o jugar.

En todo caso, la mayoría de los smartphones presentan este mismo problema ya que, de lo contrario, el marco inferior no podría ser tan fino.

Como curiosidad, mientras que en otros smartphones hay 15 pasos de volumen entre el silencio absoluto y la máxima potencia, en el Pixel 4 hay 25 pasos, lo que permite afinar mejor el nivel de volumen.

El Pixel 4 carece de conector de auriculares y, de hecho, Google no incluye auriculares en la caja, ni tampoco un adaptador de USB-C a 3.5 mm. por lo que tendrás que recurrir a comprarlo por tu cuenta o utilizar auriculares Bluetooth.

Google ha abandonado Play Música como reproductor de música por defecto y ahora esta función recae sobre YouTube Music. YouTube Music es una plataforma de streaming que ofrece un catálogo de música y vídeos musicales muy amplio.

La versión gratuita de YouTube Music tiene algunas limitaciones importantes, como que no es posible escuchar música en segundo plano con la pantalla apagada o al utilizar otras aplicaciones. La versión gratuita reproduce anuncios al escuchar música streaming y no permite descargar música para escucharla sin conexión, pero permite escuchar ficheros MP3 almacenados localmente en el teléfono.

La suscripción a YouTube Music cuesta 9,99 € al mes pero con el Pixel 4 recibes seis meses de suscripción gratuita.

 

La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, así como por personas, sitios y cosas identificadas en las fotografías.

La app Fotos también incorpora un apartado llamado Asistente que sugiere retoques a nuestras fotografías, collages de las mejores fotografías, creación de animaciones, etc.

Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear libros de fotos utilizando nuestras fotografías. La propia app es capaz de sugerir libros si identifica viajes o momentos especiales, y los libros parten de 12,99 euros.

 

Mientras que el Pixel 3 ofrecía almacenamiento ilimitado de fotografías en resolución original y calidad máxima durante más de tres años, el Pixel 4 no ofrece esta ventaja sino que las fotografías almacenadas en Google Fotos en calidad máxima ocupan espacio en nuestra cuota de Google Drive.

Es una pena que Google haya eliminado esta ventaja tan interesante, especialmente teniendo en cuenta que el teléfono no cuenta con espacio para tarjeta micro-SD y parte de unos escasos 64 GB.

La aplicación Fotos es también la utilizada para reproducir vídeos. La interfaz de reproducción de vídeo es muy simple y no ofrece ninguna funcionalidad avanzada más allá de los controles de reproducción habituales.

El Pixel 4 cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puede reproducir contenido HD de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video. Además, dado que la pantalla soporta HDR, podemos disfrutar de contenidos HDR de YouTube, Netflix y otros servicios de streaming.

Cámara de fotos

Mientras que la mayoría de fabricantes de gama alta llevan utilizando dos, tres o más cámaras en la parte de atrás de sus dispositivos, Google ha venido utilizando una única cámara trasera en sus Pixel.

Este año, por primera vez, Google ha incorporado dos cámaras traseras en el Pixel 4 con las características que puedes ver en la siguiente tabla.

PrincipalTeleobjetivo
Campo de visión 77˚52˚
Apertura f/1.7 f/2.4
Tamaño de sensor 1/2.6″ N/D
Tamaño de píxel 1.40 μm 1.00 μm
Resolución 12.2 MP 16 MP
Estabilización
óptica

 

La presencia de dos cámaras es un avance importante pero sigue dejando al Pixel 4 por detrás de otros competidores que incluyen una cámara ultra gran angular y, en algunos casos, un sensor ToF de profundidad.

Comenzando por la cámara principal del Pixel 4, esta cámara posee un sensor de 12.2MP con una lente con apertura f/1.7. Esta apertura es bastante amplia y, por tanto, debería dejar pasar mucha luz pero aunque existen smartphones con aperturas todavía más luminosas.

En condiciones de buena luz, el Pixel 4 captura imágenes excelentes con una gran nitidez y colores vivos, como se puede apreciar en estos ejemplos.

 

El Pixel 3 estrenó el procesado HDR+ que captura 8 fotografías sub-expuestas para alinearlas y combinarlas mediante complejos algoritmos matemáticos con el objetivo de reducir ruido y mejorar el rango dinámico. Al sub-exponer cada disparo, el riesgo de que la foto salga movida se reduce y, al combinar varias instantáneas de la misma escena, el ruido se reduce notablemente.

Este año, el Pixel 4 ofrece Live HDR+ (HDR+ en tiempo real) en el propio visor de la cámara mientras estás tomando la fotografía y, además, ha añadido controles para modificar la exposición y las sombras en vivo. De esta forma podemos tomar fotografías con los ajustes adecuados en tiempo de disparo, y no mediante post-procesado.

Google está tan convencido de las bondades del modo HDR+ que ha ocultado el control que permite deshabilitarlo y ni siquiera podemos hacerlo visible manualmente en los ajustes de la cámara, como ocurría con el Pixel 3.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de fotografías con un importante contraste entre luces y sombras, que han sido perfectamente captadas por la cámara del Pixel 4.

HDR+ permite tomar buenas capturas en situaciones complejas de luces y sombras

 

El modo Visión Nocturna fue una de las funcionalidades destacadas del Pixel 3 y se ha visto mejorado en el Pixel 4. Este modo mejora la calidad de las fotografías tomadas en condiciones de escasa luz al combinar hasta 15 capturas, siempre que sostengas el teléfono con firmeza tras pulsar el botón de disparo.

A diferencia del modo Noche del iPhone 11 Pro, es necesario activar este modo manualmente, aunque el propio teléfono sugiere su uso cuando vas a tomar una foto con poca luz.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas por la noche con el modo Visión Nocturna del Pixel 4.

Fotografías tomadas con el modo Visión Nocturna

 

Las fotos tomadas con Visión Nocturna se ven más luminosas, como si hubieran sido tomadas con un mayor tiempo de exposición pero sin el problema de que hayan salido movidas. Los siguientes ejemplos permiten apreciar mejor la diferencia entre una fotografía con el modo Cámara normal y el modo Visión Nocturna.

Fotografías en modo normal y en modo de visión nocturna

 

Los Pixel anteriores ya ofrecían un buen modo Retrato que conseguía separar los planos por software con una sola cámara. Ahora, con la presencia de dos cámaras, el modo Retrato se ha visto mejorado ya que el teléfono posee más información para determinar la profundidad y ofrecer un efecto de desenfoque más natural.

El Pixel 4 guarda dos versiones de las imágenes capturadas en modo Retrato, con y sin el desenfoque, por lo que siempre podemos volver a la imagen original si no estamos contentos con el resultado. Además, es posible editar la fotografía y ajustar el grado de desenfoque a posteriori, así como teñir el fondo de blanco y negro y dejar a la persona en color.

Un aspecto curioso del Pixel 4 es que, a pesar de tener una cámara teleobjetivo, las fotografías en modo Retrato se toman con la cámara principal pero haciendo un recorte de la imagen que capta el sensor para que el sujeto se vea más grande. La ventaja de esta aproximación es que la cámara principal ofrece mayor calidad que la cámara teleobjetivo pero, a cambio, se distorsiona más el rostro por ser gran angular y se pierden megapíxeles con el recorte.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas en modo Retrato, donde podemos apreciar la diferencia entre la imagen original y la que ha sido procesada con este efecto. Si observamos la imagen a tamaño completo, podemos apreciar el buen trabajo que hace el Pixel 4.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

 

En general, el Pixel 4 hace un buen trabajo a la hora de separar el sujeto del fondo y aplica un efecto de desenfoque progresivo en función de la distancia. Además, Google ha sabido recrear con bastante fidelidad el patrón circular de desenfoque que producen las cámaras réflex.

Aún con todo, las fotografías en modo Retrato presentan fallos en zonas complicadas como pelo suelto y, en ocasiones, en los huecos que quedan entre las partes del cuerpo, que no siempre se identifican como fondo.

A continuación, podemos ver otras fotografías tomadas en modo Retrato.

Fotografías tomadas en modo Retrato con el Pixel 4

 

Google sigue incorporando en el Pixel 4 una funcionalidad llamada Mejor Toma que ayuda a evitar tomar una fotografía en el momento equivocado.

Mejor Toma comienza a tomar fotografías desde antes incluso de que pulses el botón de disparo y, una vez que has hecho la captura, selecciona cuál es la mejor fotografía — por ejemplo, aquella en la que todos salen sonrientes con los ojos abiertos y donde no hay elementos movidos o desenfocados.

Mejor Toma funciona mejor en escenarios informales, donde es fácil perder una buena captura si pulsas el disparador en el momento incorrecto. Si no te gusta la captura que ha elegido el teléfono, puedes dirigirte a Fotos y escoger manualmente la mejor instantánea en la sección «Fotogramas de esta foto.»

A continuación podemos ver un ejemplo en el que, al pulsar el botón de disparo, han aparecido dos personas caminando por detrás. Al ver la fotografía en Fotos, podemos elegir otro fotograma donde no se interponga nadie en la imagen.

Funcionamiento de Mejor Toma

 

Google ha incorporado una curiosa funcionalidad en el Pixel 4 llamada Caras Frecuentes que memoriza a las personas que más aparecen en tus fotos y capta la Mejor Toma cuando sonríen, cuando no parpadean, etc. en presencia de más personas.

El Pixel 4 cuenta con una segunda cámara teleobjetivo que ofrece zoom óptico cercano a 2x (en realidad, es 1.8x) mediante una lente con apertura f/2.4 que no es demasiado luminosa.

A diferencia de otros smartphones, Google no ha incluido un botón en la interfaz de cámara para conmutar a la cámara teleobjetivo sino que esta se activa automáticamente al superar aproximadamente el nivel de ampliación de imagen 1.8x.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la cámara principal y la cámara teleobjetivo con ampliación 2x (la que se consigue haciendo una doble pulsación sobre la pantalla).

Cámara principal y cámara teleobjetivo

 

Aunque otros smartphones cuentan con cámaras que ofrecen niveles superiores de zoom óptico, Google afirma que puede obtener resultados comparables gracias a la funcionalidad zoom de alta resolución que viene a suplir esta carencia.

Esta función utiliza el movimiento natural de la mano cuando sostienes el teléfono al tomar una fotografía con zoom para capturar información adicional y añadir más resolución a las capturas. Esta técnica ya se ha utilizado con éxito en astronomía para obtener imágenes detalladas de la superficie de Marte.

En mis pruebas, el zoom de alta resolución ha funcionado realmente bien. Las siguientes fotografías muestran capturas del Pixel 4 y del iPhone 11 Pro con ampliación 10x, y las tomas del primero se ven algo más limpias, con menos ruido.

Zoom 10x del Pixel 4 y del iPhone 11 Pro

 

Una vez revisadas las cámaras principal y teleobjetivo, vamos a comparar la calidad de las fotografías captadas por el Pixel 4 con las obtenidas por el iPhone 11 Pro, Huawei Mate 30 Pro, Samsung Galaxy Note10+, LG V50 5G ThinQ y Honor 20 Pro.

En primer lugar, he querido comparar la calidad en condiciones de buena iluminación y, para ello, he ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras de todos los smartphones en el mismo momento.

El Pixel 4 ofrece una imagen nítida, sin ruido y con colores realistas, aunque todos los smartphones de gama alta comparados ofrecen una calidad de imagen muy similar. En todo caso, si nos fijamos con detenimiento, parece que en las imágenes captadas por el iPhone 11 Pro y el Huawei Mate30 Pro se aprecian ligeramente mejor las letras del cartel que cuelga.

Comparativa de la calidad de la imagen en condiciones de buena luz

 

Aquí incluimos las fotografías originales, en caso de que quieras examinarlas en detalle.

 

A continuación, he repetido la misma prueba en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

La calidad de imagen captada por la cámara del Pixel 4 en condiciones de poca luz es buena pero no se percibe mejor que algunos de los smartphones con los que se compara. Las letras del cartel que cuelga a la izquierda y los ladrillos de la pared se ven men menos nítidos que, por ejemplo, en las capturas del iPhone 11 Pro o Huawei Mate 30 Pro.

El contraste entre la oscuridad de la calle y la iluminación del interior de establecimiento no está bien resuelto en el Pixel 4. El interior del establecimiento se ve como una gran mancha blanca mientras que en otros smartphones se ve algo mejor el interior.

Comparativa de la calidad de la imagen en condiciones de poca luz

 

Aquí están las fotografías originales, en caso de que quieras examinarlas en detalle.

 

Aquí puedes observar una galería de fotografías tomadas con el Pixel 4 en tamaño original para que puedas apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

En cuanto a la grabación de vídeo de la cámara trasera, el Pixel 4 puede grabar vídeo a 1080p y 4K a 30 fps pero no puede grabar vídeo 4K a 60 fps. Esto es una limitación importante frente a sus rivales de gama alta que pueden grabar vídeo a la máxima calidad.

Un aspecto interesante es que es posible seleccionar si queremos guardar los vídeos en el formato tradicional H.264 o en el formato más moderno H.265, que reduce el tamaño de los vídeos sin disminuir calidad pero no es tan compatible .

Los vídeos tienen una calidad muy buena, destacando especialmente la estabilización del vídeo, como se puede apreciar en estos dos ejemplos.

Vídeos grabados con el Pixel 4

 

El Google Pixel 4 posee una cámara frontal de 8MP con una lente con apertura f/2.0, que se ve ayudada por la cámara 3D de reconocimiento facial para conseguir el desenfoque (efecto bokeh) en los retratos.

La cámara ofrece retoque facial y, por defecto, está seleccionado el ajuste intermedio «natural». Si no te gusta, puedes desactivarlo completamente. Google ha explicado que ha contado con expertos en fotografía de bodas para realizar un retoque de piel natural que realce la belleza.

La calidad de los selfies es excelente, como podemos apreciar en esta imagen donde se aprecia perfectamente el detalle del pelo.

Selfies tomados con la cámara frontal del Pixel 4

 

A la hora de tomar selfies, Google ha añadido un flash sintético gracias a la iluminación de toda la pantalla. Este flash se aplica selectivamente sobre las caras de las personas que aparecen en la fotografía para iluminarles a ellas y no al fondo.

La cámara frontal también es capaz de tomar fotografías en modo Retrato, y el resultado es bastante bueno como podemos apreciar en estos ejemplos.

Selfies tomados con el modo Retrato del Pixel 4

 

La cámara frontal es capaz de grabar vídeo 1080p a 30 FPS y cuenta con estabilización digital de vídeo que actúa recortando ligeramente la imagen para que los rostros queden estables.

Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz durante las llamadas es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El Pixel 4 está a la venta por 759 euros para la versión de 64GB, y 859 euros para la variante de 128 GB. Se trata de un precio más ajustado que otros smartphones de gama alta.

Además del Pixel 4, Google también ha lanzado el Pixel 4 XL, que viene a ser exactamente igual salvo por el tamaño de pantalla de 6.3″ y, lógicamente, una mayor batería.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al Pixel 4.

El Samsung Galaxy Note10+ (1.109 €) cuenta con una gran pantalla OLED de 6.8″, procesador Exynos 9825, 12GB de RAM, 256/512 GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámara trasera 12MP + 12MP (teleobjetivo) + 16MP (gran angular), cámara frontal 10MP y batería de 4.300 mAh con carga rápida a 45W.

El Huawei P30 Pro (637 €) es otra alternativa interesante ya que cuenta con una pantalla OLED de 6,47″ Full HD+, procesador Kirin 980, 8GB de RAM, 128 / 256 / 512 GB de almacenamiento, cámara trasera cuádruple 40MP+20MP+8MP+ToF, cámara frontal de 32MP y batería de 4.200 mAh con carga inalámbrica directa e inversa.

El OnePlus 7T Pro (759 €, cupón 10€ aquí) posee una pantalla de 6.7″, procesador Snapdragon 855+, 8/12GB de RAM, 256GB de almacenamiento, cámara trasera de 48MP + 8MP (teleobjetivo) + 16MP (ultra gran angular), cámara frontal emergente de 16MP y batería de 4.085 mAh

Conclusiones

Google ha lanzado este año dos nuevos smartphones, Pixel 4 y Pixel 4 XL, ambos exactamente iguales salvo por el tamaño de su pantalla (5.7″ frente a 6.3″) y, obviamente, también la capacidad de la batería.

El Pixel 4 llega con un diseño que, en mi opinión, es poco cautivador ya que cuenta con un gran marco superior, más propio de smartphones de hace unos años que de un gama alta de 2019.

La razón de este gran marco es la presencia de una cámara frontal, una cámara 3D para reconocimiento facial y un radar Soli para reconocer gestos en el aire.

El marco inferior es más estrecho pero, aún con todo, es algo más grueso que otros smartphones. La pantalla es completamente plana, por lo que los marcos laterales son visibles.

Como resultado, nos encontramos ante un smartphone con un ratio de pantalla a cuerpo inferior a otros smartphones de gama alta, en torno a un 80 por ciento.

Si nos fijamos en la parte de atrás, el Pixel 4 posee un acabado en cristal con un gran módulo cuadrado de cámara en una esquina. Este módulo se ve bastante grande para albergar solo dos cámaras y hace que, cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa, baile ligeramente al pulsar sobre la pantalla.

El acabado brillante de la parte de atrás hace que las huellas queden marcadas con cierta facilidad, aunque al menos en el modelo negro que he probado no son demasiado visibles. El Pixel 4 también disponible en acabados negro, blanco y naranja.

 

El Pixel 4 llega con un panel OLED de 5.7″ con ratio 19:9, resolución Full HD+ y soporte para reproducción HDR. Una de sus características más destacadas es su tasa de refresco a 90 Hz, que hace que los desplazamientos y el scroll se vea con más suavidad, aunque no está disponible en todas las apps y situaciones.

La pantalla cubre el 100% del amplio gamut DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica, y Google ha incorporado un modo de color que refleja casi a la perfección el gamut sRGB, en caso de que quieras ver contenidos tal y como se crearon.

El brillo máximo de la pantalla es bastante limitado (445 nits), especialmente en comparación con smartphones como el iPhone 11 Pro y el Samsung Galaxy Note10+ que se mueven por encima de los 700 nits. Los ángulos de visión son amplios y la pantalla no muestra un tinte de color al observarla desde un ángulo.

Google ofrece las funcionalidades Pantalla Siempre Activa que muestra permanentemente información útil en pantalla, Ambient EQ que ajusta la temperatura de color a la iluminación ambiente (como True Tone en el iPhone), y Luz Nocturna que reduce la emisión de luz azul.

Centrándonos en el rendimiento, el Pixel 4 llega con un procesador Snapdragon 855, el más rápido de Qualcomm a día de hoy sin contar con la variante Snapdragon 855 Plus, y 6 GB de RAM LPDDR4x.

Aunque otros smartphones de gama alta incorporan más RAM, esto no es un problema ya que es una cantidad más que suficiente.

En el día a día, el Pixel 4 se mueve con gran fluidez. Las aplicaciones se abren rápido, la interfaz se mueve con animaciones suaves e incluso juegos 3D exigentes — como Asphalt 9, PUBG o Fortnite — se desenvuelven a altas tasas de FPS sin ningún problema.

El Pixel 4 llega con 64 o 128 GB de almacenamiento interno, que ha sido formateado como F2FS (en lugar de EXT4) y ofrece unos rapidísimos tiempos de lectura/escritura.

Google no ha incluido la posibilidad de ampliarlo mediante una tarjeta micro-SD, por lo que mi consejo es que optes por la versión de 128 GB si tienes pensado tomar muchas fotografías y vídeos, más aún teniendo en cuenta que no Google ya no ofrece almacenamiento ilimitado en calidad original en Google Fotos.

El nuevo sistema de reconocimiento facial funciona bien y es capaz de desbloquear el teléfono de forma rápida y fiable incluso en situaciones de oscuridad o si llevas puestas gafas.

Dado que utiliza reconocimiento 3D, no es posible engañarle fácilmente con una fotografía o vídeo aunque, sorprendentemente, permite el desbloqueo con los ojos cerrados. Por otro lado, la mayoría de apps de terceros (por ejemplo, bancos) todavía no reconocen este sistema y es necesario introducir el PIN o contraseña.

Google ha incorporado en el Pixel 4 un radar Soli que permite identificar cuándo te acercas al teléfono para preparar el reconocimiento facial y reconoce gestos en el aire para interactuar con el teléfono sin tocarlo.

Esta funcionalidad, llamada Motion Sense, permite descartar llamadas, silenciar alarmas y pasar canciones al reproducir música moviendo la mano delante del teléfono. En mi opinión, Motion Sense es más de una curiosidad que algo realmente útil y además, por el momento, Google no la va a abrir a desarrolladores.

 

El Pixel 4 tiene una batería de 2.800 mAh, que ofrece una autonomía más bien justa frente a otros smartphones, tal y como he comprobado en la prueba de PCMark. En el día a día, podrás llegar al final de la jornada con algo de batería restante pero si haces un uso intensivo, te tocará cargar en algún momento del día.

El Pixel 4 cuenta con carga rápida de 18W a través del estándar USB-PD 2.0, capaz de recargar un 50% en media hora, y Google también ha incorporado carga inalámbrica rápida a 15W.

Como era de esperar, encontramos Android 10 de fábrica, la última versión del sistema operativo de Google. Una ventaja de ser un teléfono Pixel es que recibirá actualizaciones de versiones mayores de Android durante al menos tres años.

Android 10 incorpora algunos cambios visuales importantes, como el Tema Oscuro que afecta a la interfaz y a las apps que estén adaptadas. Dado que la pantalla es OLED, este modo ayuda además a ahorrar batería ya que los píxeles negros no consumen energía en estos paneles.

Android 10 ofrece un sistema de control por gestos que, en mi opinión, no es tan cómodo como el del iPhone y otros fabricantes ya que, en ocasiones, se confunde el gesto de ir a la pantalla de inicio con el de mostrar las apps abiertas.

Otra novedad es una función actualizada de Respuesta Inteligente que sugiere acciones a partir de notificaciones.

El Pixel 4 incorpora una novedosa funcionalidad de Subtítulos que muestra una transcripción de voz a texto en tiempo real en cualquier app, aunque por el momento solo en inglés.

Esta tecnología es la misma que, en la nueva app de Grabadora, permite convertir grabaciones de voz a texto y realizar búsquedas de fragmentos de la grabación. De nuevo, solo está en inglés.

Google sigue incorporando Active Edge que permite abrir Google Assistant al apretar con fuerza los marcos laterales, así como silenciar el teléfono cuando recibe una llamada o suena una alarma. Lamentablemente, Google no permite personalizar la app que se abre al apretar los marcos ni configurar acciones dentro de una app.

En el aspecto multimedia, cabe destacar la presencia de altavoces estéreo, aunque el segundo altavoz no está en el frontal sino junto al conector USB-C. Google no incluye un conector de auriculares de 3.5mm ni tampoco un adaptador o auriculares USB-C.

 

Uno de los aspectos que más cuida Google en los Pixel es la cámara de fotos. El Pixel 4 estrena una doble cámara trasera formada por una cámara principal de 12MP con apertura f/1.7 y una cámara teleobjetivo (aproximadamente 1.8x) de 16MP con apertura f/2.2.

Esta configuración queda algo por detrás de otros smartphones de gama alta que incluyen, además, una cámara ultra gran angular. Teniendo en cuenta el buen resultado del zoom de alta resolución por software del Pixel 3, no me hubiera importado ver una cámara ultra angular en lugar de la cámara teleobjetivo.

La cámara principal es capaz de tomar excelentes fotografías aunque, en mis pruebas, los resultados no son mejores que los que consiguen ciertos smartphones de gama alta como el iPhone 11 Pro o el Huawei Mate 30 Pro en situaciones difíciles con poca luz.

En cuanto a la cámara teleobjetivo, ofrece una ampliación 1.8x y permite acercarnos a los detalles. Gracias al procesado software del zoom de alta resolución, los resultados son buenos incluso cuando ampliamos por encima.

 

El modo Retrato ha mejorado gracias a la información adicional que proporciona la segunda cámara y ahora es capaz de separar mejor el sujeto del fondo de la imagen. Es posible modificar el grado de desenfoque a posteriori pero Google no ofrece modos de iluminación de estudio.

Como el Pixel 3, Google ofrece un modo Mejor Toma que captura fotografías antes y después de pulsar el botón de disparo, y sugiere una toma mejor si la que tú has capturado presenta algún problema. Ahora además es capaz de identificar las personas que más salen en nuestras fotos para elegir la toma en la que sale sonriendo, con los ojos abiertos, etc.

El modo Visión Nocturna también se ha visto mejorado y ahora es capaz de capturar tomas de astrofotografía, es decir, tomas del cielo de larga exposición compensando el movimiento de los astros. Lamentablemente en Madrid es complicado probar esta funcionalidad debido a la contaminación lumínica y ambiental.

La cámara frontal del Pixel 4 cuenta con un sensor de 8 MP con apertura f/2.0 con una lente gran angular de 90º. Esta cámara también incorpora un flash sintético que ilumina la pantalla para añadir luz extra y tomar mejores selfies con poca luz. Los resultados que se obtienen con esta cámara son buenos.

A la hora de grabar vídeo, el Pixel 4 puede grabar sonido estéreo y ofrece excelentes resultados de estabilización tanto con la cámara trasera como con la cámara frontal. Sin embargo, la cámara del Pixel 4 no puede grabar vídeo 4K a 60 FPS, lo que supone una limitación frente a otros smartphones de gama alta.

Fotografías tomadas con el Pixel 4 (más ejemplos en el apartado de Cámara)

 

El Pixel 4 está a la venta por 759 euros para la versión de 64GB, y 859 euros para la variante de 128 GB. Se trata de un precio más ajustado que otros smartphones de gama alta.

En conclusión, el Pixel 4 es una excelente opción para aquellos que buscan una experiencia de Android original con actualizaciones rápidas y una buena cámara, pero presenta algunas limitaciones frente a otros smartphones de gama alta en ciertos apartados.

Lo mejor:

  • Construcción de alta calidad en aluminio y cristal protegido por Gorilla Glass 5
  • Pantalla con excelente fidelidad de color, elevada nitidez, amplios ángulos de visión, pantalla siempre activa y balance de blancos automático Ambient EQ.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware potente y una capa de personalización ligera.
  • Última versión de Android y garantía de actualizaciones durante tres años.
  • Nuevas funcionalidades de Android 10 (tema oscuro, respuesta inteligente, etc.) y algunas exclusivas del Pixel (como la nueva app de Grabadora)
  • Cámara trasera con buena calidad de imagen y funcionalidades software interesantes (mejor toma, zoom de alta resolución, visión nocturna, astrofotografía, etc.) que aseguran grandes capturas.
  • Cámara frontal con buena calidad de imagen, modo Belleza y efecto Retrato
  • Grabación de vídeo con sonido estéreo y estabilización muy competente.
  • Reconocimiento facial 3D que funciona de forma rápida y fiable (aunque es compatible con pocas apps de terceros por ahora).
  • Control de ciertas funciones mediante gestos gracias a Motion Sense (aunque su utilidad es bastante limitada)
  • Altavoces estéreo más potentes.
  • Soporte para carga rápida por cable (18W) e inalámbrica (15W).
  • Resistencia al agua IP68.
Lo peor:
  • Diseño frontal mejorable con un marco superior muy ancho y menor ratio pantalla-a-cuerpo que otros smartphones..
  • Pantalla con brillo limitado (445 nits) frente a otros smartphones de gama alta.
  • Cámara sin lente ultra gran angular. Grabación de vídeo en 4K sin 60 FPS.
  • Ausencia de ranura para micro-SD o segunda SIM (aunque soporta eSIM).
  • Batería con capacidad limitada y menor autonomía que otros smartphones.
  • Ausencia de conector de auriculares y radio FM.
  • Ausencia de una variante con conectividad 5G

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón: