Quitar este panel

Análisis del Huawei P50 Pro a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

OLED 6.6" Full HD+ (2700x1228 píxeles, 450 ppp), 120Hz

Procesador

Qualcomm Snapdragon 888 4G

Memoria RAM

8 GB LPDDR 5

Almacenamiento

256 GB ampliable mediante NM Card

Conectividad

WiFi 6, Bluetooth 5.2, GPS Dual y NFC
Conectividad celular 4G (no soporta 5G) con Dual SIM

Cámara trasera

Cámara gran angular (23 mm): 50MP, f/1.8, AF y OIS
Cámara ultra gran angular (13 mm, 120º): 13 MP, f/2.2 y AF
Cámara teleobjetivo 3.5x (90 mm): 64MP, f/3.5, AF y OIS
Cámara monocromo (23 mm): 40MP, f/1.6 y AF
Enfoque por láser, flash LED dual sensor de temperatura de color

Cámara frontal

Cámara gran angular: 13MP, f/2.4

Audio

Altavoces estéreo
Sin conector de auriculares

Sistema Operativo

EMUI 12 sobre Android 11
Sin servicios de Google

Batería

4.360 mAh
Carga rápida por cable HUAWEI SuperCharge (máximo 66 W)
Carga rápida inalámbrica HUAWEI SuperCharge (máximo 50 W)

Otros

Lector de huella dactilar bajo la pantalla

Precio

1.199€ (8GB/256GB)
Consulta las mejores ofertas en 🛒 Amazon

💿 ¡Ofertas! Consigue Windows 10 Pro por 7,66€ y Office 2021 Pro por 26,14€ [ Ofertas ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Huawei P50 Pro.

Huawei sigue lanzando al mercado smartphones que destacan por su diseño y capacidades fotográficas, aunque, debido al veto estadounidense, llegan con algunas ausencias, como la conectividad 5G o los servicios de Google.

El último buque insignia de la marca china es el Huawei P50 Pro, que cuenta con una pantalla OLED de 6,6″, procesador Snapdragon 888 4G, 8GB de RAM, 256 GB de almacenamiento, cámaras traseras gran angular (50MP, f/1.8) + teleobjetivo 3.5x (64MP, f/3.5) + ultra gran angular (13MP, f/2.2) + monocromo (40MP, f/1.6), cámara frontal (13MP, f/2.4) y batería de 4.360 mAh con carga rápida por cable (66W) e inalámbrica (50W).

El Huawei P50 Pro está a la venta en España por un precio oficial de 🛒 1.199 €. Tras haberlo utilizado durante varias semanas, os presento mi análisis en profundidad.

 

👉🏻 Índice del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Conectividad
  5. Biometría
  6. Batería
  7. Software: Servicios de Google
  8. Software: EMUI 12
  9. Software: Aplicaciones
  10. Multimedia
  11. Cámaras
  12. Llamadas
  13. Precio
  14. Conclusiones

Diseño y construcción

Huawei siempre ha puesto un especial cariño en el diseño de sus smartphones en la serie P y el nuevo modelo no es la excepción.

El Huawei P50 Pro cuenta con un frontal dominado por una gran pantalla de 6,6″ rodeada por unos marcos que, a simple vista, se ven simétricos.

Los marcos superior e inferior son bastante estrechos, en la misma línea que otros buques insignia, y, dado que la pantalla está curvada a ambos lados, los marcos laterales resultan casi invisibles al observar el teléfono de frente.

Esto se traduce en uno de los mayores aprovechamientos del frontal que he visto, en torno a un 91% según los datos de GSMArena.

Ahora bien, la curvatura de la pantalla hace que los lados se vean más oscuros al observar el teléfono de frente y aumenta el riesgo de sufrir pulsaciones fantasma en los bordes al sostener el teléfono — aunque los fabricantes toman medidas para que esto no ocurra.

Dado que la curvatura de la pantalla solo cumple una función estética, muchos consideran que los inconvenientes no compensan el atractivo visual que aporta al disimular los bordes, pero personalmente no me disgusta.

Huawei ha optado por una cámara frontal perforada en el centro de la zona superior, con un tamaño más grande que el que encontramos en otros teléfonos. Algunos smartphones sitúan la cámara perforada en la esquina superior izquierda y, en mi opinión, es ahí donde pasa más desapercibida, tanto en el uso diario como al ver vídeos o jugar en horizontal.

La parte trasera es de cristal curvado a los lados, pero lo que destaca realmente son los dos grandes módulos circulares de color negro donde se sitúan las cámaras. El círculo superior alberga las cámaras gran angular, ultra gran angular y monocromo, mientras que el inferior contiene la cámara teleobjetivo y el flash.

Ambos círculos negros están montados sobre otro módulo, donde encontramos un sensor de la temperatura de color ambiente. El conjunto de cámaras sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, por lo que este baila ligeramente cuando se toca la pantalla mientras está apoyado sobre una mesa.

 

El chasis del teléfono está hecho de aluminio, que debería resistir bien los golpes accidentales. Con un grosor de 8.5 mm. y un peso de 195 gramos, el Huawei P50 Pro no es teléfono especialmente delgado, pero tampoco es de los más gruesos.

En la mano, se siente cómodo gracias al buen aprovechamiento del espacio y la curvatura del cristal frontal y trasero, que hacen que se sienta más delgado.

Medidas (mm.) Peso (gr.) Pantalla Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy S22 Ultra 163 × 78 × 8,9 228 6,8″ 90%
Samsung Galaxy S21 Ultra 165 × 76 × 8,9 227 6,8″ 90%
Xiaomi Mi 11 Ultra
164 × 75 × 8,4 234 6,8″ 91%
Xiaomi Mi 11
164 × 75 × 8,1 196 6,8″ 91%
Huawei Mate 40 Pro 163 × 76 × 9,1 212 6,8″ 94%
ASUS ROG Phone 5s
173 × 77 × 9,9 238 6,8″ 82%
iPhone 13 Pro Max 161 × 78 × 7,7 240 6,7″ 87%
Samsung Galaxy S21+ 162 × 76 × 7,8 200 6,7″ 88%
OPPO Find X3 Pro 164 × 74 × 8,3 193 6,7″ 90%
OnePlus 9T
163 x 74 x 8,7 197 6,7″ 90%
OnePlus 9
160 x 74 × 8,7 192 6,6″ 88%
Huawei P40 Pro+ 159 × 73 × 9,0 226 6,6″ 92%
Huawei P40 Pro 158 × 73 × 9,0 209 6,6″ 92%
⏩ Huawei P50 Pro
159 × 73 × 8.5 195 6,6″ 91%
Vivo X60 Pro
159 × 73 × 7,6 179 6,6″ 90%
Samsung Galaxy S22+
155 × 76 × 7,6 195 6,6″ 88%
Huawei P50
156 × 74 × 7.9 181 6,5″ 88%
Samsung Galaxy A53 5G
160 × 75 × 8,1 189 6,5″ 85%
Sony Xperia 1 III 165 × 71 × 8.2 186 6,5″ 84%
Samsung Galaxy S21 FE
156 × 75 × 7,9 177 6,4″ 85%
Samsung Galaxy S21 152 × 71 × 7,9 169 6,2″ 87%
Samsung Galaxy S22
146 × 71 × 7,6 167 6,1″ 87%
iPhone 13 Pro 147 × 72 × 7,7 204 6,1″ 86%
iPhone 13 147 × 72 × 7,7 174 6,1″ 86%
Sony Xperia 5 III
157 × 68 × 8,2 168 6,1″ 85%
Huawei P40 149 × 71 × 8,5 175 6,1″ 86%
Pixel 5 145 × 70 × 8,0 151 6,0″ 86%
iPhone 13 mini
132 × 64 × 7,7 141 5,4″ 85%

(*) Datos de ratio pantalla-a-cuerpo obtenidos de GSMArena

 

A continuación, vamos a repasar los cuatro lados del smartphone para revisar los elementos que incorpora.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, al lado, un botón alargado de volumen. Ambos botones se distinguen bien al tacto, por lo que no tenemos ningún problema en pulsar uno u otro sin mirarlo.

 

El lateral izquierdo está libre de cualquier elemento.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el micrófono de cancelación de ruido, un emisor de infrarrojos y un altavoz.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, otro altavoz y la bandeja para la tarjeta SIM.

 

El teléfono está disponible en dos variantes de color — dorado chocolate y negro dorado — siendo el color dorado el que he probado. Su acabado en espejo hace que las huellas dactilares queden bastante marcadas sobre la superficie, lo cual es un punto flaco para a quienes no nos gusta llevar el teléfono sucio.

El Huawei P50 Pro cuenta con certificación IP68, por lo que no debes preocuparte si se da algún chapuzón. Como cualquier smartphone, no está indicado para ser sumergido en agua, por lo que no deberías utilizado para fotografía subacuática, salvo con una funda especial.

Pantalla

El Huawei P50 Pro posee una pantalla OLED de 6,6″ con ratio 19.8:9 y resolución algo superior a Full HD+ (2700 x 1.220 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles de 450 ppp.

Otros smartphones de gama alta cuentan con pantallas con resoluciones Quad HD+ más elevadas y, por tanto, densidades de píxeles superiores. Ahora bien, la nitidez que ofrece la pantalla del Huawei P50 Pro es más que suficiente, por lo que en mi opinión no echarás de menos una resolución superior.

Además, los smartphones que poseen paneles Quad HD+ con una resolución más elevada muestran por defecto una resolución Full HD+ en lugar de Quad HD+ para reducir el consumo de batería y solo conmutan a Quad HD+ al mostrar ciertos contenidos.

 

Huawei ha incorporado un panel con una tasa de refresco de 120 Hz. Esta mayor tasa se traduce en una mayor suavidad al desplazarnos por la interfaz y hacer scroll vertical el navegador web, la galería de fotos o en feeds de redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram.

Es posible elegir entre una frecuencia estándar (60 Hz), alta (120 Hz) o dinámica. La frecuencia dinámica utiliza una tasa de 90 Hz en la interfaz, llega hasta 120 Hz cuando una app o juego así lo requiere, y baja hasta 60 Hz al mostrar una imagen estática.

Ahora bien, otros smartphones son capaces de reducir la tasa de refresco por debajo de 60 Hz en función del contenido mostrado, llegando a 24/30 Hz Hz si se reproduce un vídeo a 24/30 FPS o, incluso, reduciendo la tasa a 1 Hz si se muestra un contenido estático como un libro electrónico. De esta forma se consigue reducir el consumo de batería, ya que ciertos contenidos no se ven beneficiados por una alta tasa de refresco.

Además de alta tasa de refresco, el Huawei P50 Pro cuenta con una tasa de muestro de 300 Hz, que es especialmente interesante si eres aficionado a los juegos para se registren tus pulsaciones lo antes posible.

Además de contar con una alta tasa de refresco, la pantalla del Huawei P50 Pro ofrece una gran amplitud de color, siendo capaz de cubrir el 100% del gamut DCI-P3.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con los espacios de color, todos los smartphones de gama alta cubren de sobra el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3.

Por otro lado, la tecnología HDR incrementa el rango dinámico de tonos de color que se muestran en la pantalla. El panel del Huawei P50 Pro es compatible con HDR, por lo que, en teoría, podemos disfrutar de contenidos compatibles (en la práctica, puede ser un poco más complicado como veremos en la sección de Multimedia).

Para analizar la calidad de la pantalla, he realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Huawei P50 Pro ofrece dos modos de reproducción de color: normal y vívido. Como su propio nombre indica, el modo Vívido ofrece colores más vivos pero, a la vez, menos fieles a la realidad. El modo Normal es el que pretende mostrar colores más cercanos a la realidad, adaptándose al gamut sRGB o DCI P3 según el contenido.

 

El modo Vívido aprovecha todo el gamut de color del panel OLED, por lo que ofrece una amplitud de colores impresionante, cubriendo aproximadamente el 100% del espacio de color DCI P3.

Ahora bien, si activamos este modo, notaremos que los colores se ven sobre-saturados ya que la inmensa mayoría de apps de Android están creadas pensando en que la pantalla ha sido calibrada para el gamut sRGB.

Esa es la razón por lo que Huawei denomina Vívido a este modo. A pesar de que los colores sean irreales, mucha gente prefiere ver colores más vibrantes, aunque no sean fieles realidad, que colores reales más apagados. Este modo tiene además otra ventaja importante y es que resulta muy útil cuando utilizamos el teléfono a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza.

El inconveniente de ver colores sobresaturados es que puedes comprar un artículo en la web (ropa, mueble, accesorio, etc.) pensando que es de un color y llevarte una sorpresa cuando te llegue a casa. O retocar fotografías en el móvil para luego descubrir cuando se las envías a otra persona que los colores no son tan vivos como tú pensabas.

Con este modo activo, la fidelidad de color resulta ser bastante buena, ya que el error medio se sitúa en 2.3 dE (por debajo de 4 dE se considera excelente y, por encima de 9 dE, inaceptable) y el error máximo en 5.8 dE, frente al gamut de color DCI P3. El problema es que, como he comentado, la mayoría de apps de Android apuntan al espacio de color sRGB.

En este modo de color, la pantalla cubre el 98% del espacio DCI P3, y la temperatura de color resulta ser 7.070ºK, lo que implica un tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Existe cierta tendencia a los fabricantes a hacer que sus pantallas azuleen ya que, instintivamente, los colores cálidos se asocian a cosas antiguas (como un papel viejo) y los colores fríos a cosas modernas.

Por suerte, Huawei ha añadido un ajuste de color blanco llamado Temperatura de color que permite alterar el nivel de rojo, verde y azul de la pantalla. De esta forma podemos reducir el nivel de azul y acercarnos bastante al valor ideal de 6.500ºK.

Resultados de las pruebas de pantalla en el modo de color Vívido

 

En el modo Normal, la fidelidad es excelente, ya que se adapta automáticamente al espacio de color sRGB o DCI P3 para mostrar colores realistas. En este modo, el error medio al mostrar contenidos sRGB resulta ser muy bajo, 1.8 dE, y el error máximo es 4.4 dE, que también es bastante contenido.

La temperatura de color de la pantalla en el modo Básico es 6.268ºK, un valor ligeramente por debajo del nivel de referencia de 6.500ºK, pero no en exceso.

Resultados de las pruebas de pantalla en el modo de color Normal

 

Según mis propias mediciones, el brillo máximo del panel del Huawei P50 Pro se encuentra alrededor de 576 nits con el brillo al máximo en modo manual, pero aumenta a 754 nits si establecemos el modo automático y nos encontramos bajo un entorno muy iluminado.

Se trata de un valor de brillo alto, aunque no tanto como el que ofrecen algunos otros smartphones de gama alta, que llegan incluso a superar los 1.000 nits.

En esta gráfica comparativa, se refleja el valor de brillo máximo con la pantalla iluminada al 100% en color blanco, ya que es la forma habitual de medir y comparar el brillo de una pantalla.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que el colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que los negros son realmente negros y el contraste es, teóricamente, infinito. Una ventaja de un color negro tan profundo es que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras. Además, los píxeles de color negro no consumen batería, por lo que el modo oscuro de Android tiene mucho sentido en pantallas OLED.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Huawei P50 Pro, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Huawei ha incorporado la funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque para ver si tenemos notificaciones pendientes, así como la funcionalidad Mostrar Siempre en Pantalla.

Esta funcionalidad muestra en la pantalla de bloqueo la hora / fecha, nivel de batería e iconos de notificaciones de apps. Sin embargo, no muestra el lugar donde debemos colocar el dedo para activar el reconocimiento por huella dactilar hasta que no tocamos la pantalla, lo cual dificulta acertar con el dedo en el lugar correcto, al menos las primeras veces.

Pantalla Always On Display (o, como le llama Huawei, Mostrar Siempre en Pantalla) 

 

Huawei ha incorporado un modo lectura que filtra la luz azul para reducir el cansancio visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, podemos programar la hora de inicio y final.

Por último, el Huawei P50 Pro incluye una funcionalidad llamada Reducción del centelleo (también conocida en la industria como DC Dimming), que ajusta el brillo de la pantalla cambiando la alimentación del circuito de la pantalla.

Cuando esta funcionalidad está activa, se reduce el parpadeo de la pantalla (que a algunas personas les provoca dolor de cabeza) pero, a cambio, el control de brillo automático y los colores pueden verse alterados.

Rendimiento

El Huawei P50 Pro posee un procesador Qualcomm Snapdragon 888, que fue el más potente de 2021, pero que ahora se ha visto superado por el Snapdragon 8 Gen 1.

Merece la pena notar que, como veremos más adelante, se trata de una variante del Snapdragon 888 sin conectividad 5G, así que está limitado a conexiones a redes 4G. Por lo demás, se trata del mismo chip que encontrábamos en otros buques insignia de 2021.

El Huawei P50 Pro cuenta con 8 GB de RAM LPDDR5, que son suficientes para poder tener varias aplicaciones abiertas a la vez. Es cierto que algunos competidores ofrecen 10 o 12 GB de RAM pero, en mi opinión, es más una cuestión de marketing que una mejora real para los usuarios ya que en la práctica no hay mucha diferencia.

Hasta no hace mucho, los dispositivos móviles actuales más potentes utilizaban RAM LPDDR4X con una velocidad de transmisión de datos de 4.266 Mb/s.

La velocidad de 6.400 Mb/s permite a la memoria LPDDR5 transferir 51 GB de datos, es decir, aproximadamente 14 archivos de vídeo Full HD (3,7 GB cada uno) en un minuto.

La memoria LPDDR5 ha sido diseñada para reducir su voltaje de acuerdo con la velocidad de operación del procesador para maximizar el ahorro de energía. Las características de bajo consumo permiten que la memoria RAM LPDDR5 ofrezca reducciones del consumo de energía de hasta un 30 por ciento, lo que tiene impacto en la autonomía, aunque la memoria no es precisamente el elemento que más consume.

El Huawei P50 Pro llega con 256 GB de almacenamiento, por lo que no tenemos ninguna queja en este aspecto.

Además, este almacenamiento se puede ampliar mediante un tipo de tarjeta llamado NM Card. Esta tarjeta es un formato propietario de Huawei que tiene el tamaño de una tarjeta nano-SIM, y cuyo precio está bastante por encima de las tarjetas microSD tradicionales.

El puerto USB-C es de tipo USB 3.1Gen1, que puede alcanzar 20 Gb/s. El puerto es compatible con OTG, por lo que puedes conectar una llave USB-C y acceder a ella como si fuera almacenamiento externo. También soporta salida de vídeo para proyectar la pantalla en un monitor o televisor.

He sometido al Huawei P50 Pro a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta y, a continuación, se incluyen los resultados de cada test.

 

En el benchmark AnTuTu v9, ha conseguido un resultado de 623.672 puntos, una puntuación alta, aunque ya ampliamente superada por los buques insignia de este año.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 923/3.240 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados en línea con lo esperado.

 

En el test de rendimiento general PCMark 3.0 que mide el rendimiento al realizar tareas cotidianas, ha obtenido una puntuación de 11.855 puntos. 

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura.

 

 

A continuación, vamos a ver los resultados en diversas pruebas gráficas para comprobar el rendimiento esperable en juegos.

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados buenos, aunque lejos de lo que obtienen los mejores smartphones del momento.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el teléfono consigue, de nuevo, unos buenos resultados, aunque por debajo de los smartphones más potentes de este año.

 

En la nueva prueba 3DMark Wild Life Unlimited, el teléfono también ha conseguido un resultado alto, similar al de otros teléfonos con el mismo chip.

 

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado varios juegos 3D exigentes — Real Racing 3, Asphalt 9 y Call of Duty Mobile.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos en partidas reales.


👉 ¿Conoces GameBench Pro? GameBench Pro es la herramienta líder de la industria para medir el rendimiento de juegos en smartphones Android e iOS. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.


Los juegos obtienen una tasa estable alrededor de 60 FPS en Asphalt 9 y en Call of Duty, y 90 FPS en Real Racing 3. Se trata de valores buenos, en línea con lo que vemos en otros smartphones de gama alta.

Juego FPS (mediana) Estabilidad FPS FPS Min.-Máx. %CPU / %GPU
Asphalt 9 60 100% 54-61 10% / 58%
Real Racing 3
90 100% 88-91 7% / 53%
Call of Duty 60 100% 55-61 10% / 46%

(*) Configuración de calidad de los juegos:

Asphalt 9: Calidad gráfica configurada a «alta»
Real Racing 3: Calidad gráfica por defecto
Call of Duty Mobile: Calidad gráfica «muy alta» y cuadros por segundo a velocidad «muy alta»

 

En general, el Huawei P50 Pro ha conseguido unos resultados buenos en los benchmarks, como era de esperar dado que lleva el chip más potente del año pasado. Es cierto que los smartphones de este año con Snapdragon 8 Gen 1 le superan en rendimiento, pero, a día de hoy, tenemos más potencia en los teléfonos de la que realmente necesitamos.

De hecho, en el día a día, no he experimentado signos de lag al moverme por la interfaz, abrir aplicaciones o cambiar entre tareas, y sería incapaz de distinguir el rendimiento de este teléfono del de otros buques insignia con Snapdragon 8 Gen 1.

Además del rendimiento puntual, es importante conocer si el teléfono es capaz de sostener este rendimiento a lo largo del tiempo o si se ve reducido por el aumento de temperatura del procesador.

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado bastante bueno, ya que el rendimiento solo cae un 12% al terminar la prueba, y la caída es bastante progresiva.

 

La prueba 3DMark Wild Life Stress Test mide la variación en el rendimiento gráfico tras 20 minutos de ejecución del test.

Aquí el teléfono ha obtenido aquí un resultado bastante mejorable del 55%, lo que significa que el rendimiento gráfico empeora notablemente tras un largo período de tiempo de uso.

 

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. En el Huawei P50 Pro, he medido una temperatura de 39,5ºC en ciertas zonas de la superficie trasera tras jugar algunas partidas, por lo que el teléfono se nota caliente en la mano.

Con objeto de optimizar el rendimiento, Huawei incorpora una aplicación llamada Optimizador que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de mejorar el funcionamiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas acciones para reducir el consumo de energía, borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio, o desactivar Bluetooth si no hay ningún dispositivo para enlazar.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos orígenes, restringir el uso de datos móviles / WiFi por parte de las apps, reducir el consumo de datos limitando las conexiones en segundo plano, controlar las aplicaciones que pueden mostrar notificaciones flotantes, buscar virus, y gestionar el consumo de batería.

App Optimizador de EMUI

Conectividad

El Huawei P50 Pro soporta Bluetooth 5.2 y WiFi 6. No soporta WiFi 6E, el nuevo protocolo para redes WiFi que hace uso de la banda de 6 GHz para un mejor rendimiento, en aquellas regiones donde está permitido.

A día de hoy, apenas hay routers compatibles con esta banda de frecuencias y, los que hay, son bastante caros, pero es de esperar que con el tiempo vayan bajando de precio.

Uno de los talones de Aquiles del Huawei P50 Pro es que no es compatible con redes 5G, sino que su conectividad está limitada a 4G. Esta limitación tiene su origen en el veto estadounidense y es una ausencia importante para un smartphone de gama alta que podrás utilizar durante varios años, sobre todo a medida que las redes 5G se popularicen.

A día de hoy, siendo realistas, no tener conectividad 5G no es un problema grave, ya que es raro que necesites un ancho de banda superior a lo que puedes conseguir con 4G o que requieras una latencia tan reducida como la que prometen las redes 5G. Sin embargo, no podemos negar que suena raro comprar un smartphone de más de 1.000 euros sin una característica que incorporan muchos smartphones de gama media.

El compartimento para SIM ofrece espacio para incorporar dos tarjetas SIM, por lo que puedes llevar dos números a la vez, si bien la segunda SIM ocupa la ranura de la tarjeta NM Card de almacenamiento. Sorprendentemente, Huawei no ha incorporado la posibilidad de utilizar una eSIM.

Lo que sí que encontramos es la posibilidad de hacer llamadas usando WiFi, siendo posible configurar la preferencia: redes móviles o Wi-Fi. Lógicamente es necesario que el operador ofrezca esta funcionalidad, que viene muy bien si estás en una zona con mala cobertura celular, pero con una buena red WiFi.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por conexión celular ha sido buena.

El Huawei P50 Pro ha alcanzado los 300 Mbps de bajada y de subida en Wi-Fi 5 con una conexión de fibra óptica de 300 Mbps. En la prueba de conectividad celular, se alcanzaron los 105 Mbps de bajada y 45 Mbps de subida con una conexión 4G de Movistar en mi casa. Como referencia, los valores que obtengo en 5G con otros smartphones no son mejores.

 

Huawei ofrece un ajuste inteligente llamada Ahorro de datos inteligente, que permite disminuir el consumo de datos, ya que evita que las apps usen datos en segundo plano y limita los datos de las apps que se están utilizando. Ahora bien, cuando esta opción está activa, se pueden producir retrasos en la recepción de mensajes y correos. En todo caso, se pueden definir excepciones para apps que no deben ser restringidas.

Huawei ha incluido compatibilidad con un buen número de sistemas de posicionamiento: GPS, Glonass, Galileo, Beidou, QZSS y NavIC. Además, soporta GPS de doble frecuencia (L1 + L5), lo que significa que consigue más precisión a la hora de ubicar el teléfono.

En mis pruebas, el Huawei P50 Pro se conecta rápidamente a los satélites en exteriores y, aunque en interiores tarda un poco más, la precisión es igualmente buena.

Por último, Huawei ha incorporado un emisor de infrarrojos en caso de que quieras utilizar el teléfono para controlar alguno de tus electrodomésticos.

Biometría

Huawei ha incorporado un lector óptico de huella debajo de la pantalla que permite desbloquear el teléfono de forma cómoda al apoyar el dedo sobre una zona de la pantalla.

Para desbloquear el teléfono, basta con colocar el dedo sobre la zona de la pantalla donde está ubicado el lector incluso con la pantalla apagada. Como ya he comentado anteriormente, la zona de la huella no aparece marcada en la pantalla Always On Display hasta que no colocas el dedo, por lo que tienes que acertar con el lugar exacto si no quieres repetir.

Huawei ha colocado el área de lectura de la huella demasiado abajo para mi gusto, teniendo en cuenta que es un smartphone bastante grande y que cuesta alcanzar el borde inferior con el pulgar mientras sujetas el teléfono.

En las pruebas que he llevado a cabo, el desbloqueo es fiable, aunque no es de los más rápidos. También es importante que el dedo esté seco, ya que, con el dedo mojado, tarda más o, directamente, no funciona. En este aspecto, los sensores ultrasónicos de huella que montan otros fabricantes tienen cierta ventaja.

Lector de huella bajo la pantalla del Huawei P50 Pro

 

Huawei también ha añadido un sistema de desbloqueo facial 2D que funciona bastante bien, aunque es menos seguro que la huella ya que, supuestamente, podría ser engañado — yo no lo he conseguido con una fotografía y un vídeo.

Un aspecto que no me gusta del desbloqueo facial es que, al arrastrar la pantalla hacia arriba estando en la pantalla de bloqueo, en ocasiones no se desbloquea el teléfono, sino que se muestran cinco atajos (grabadora, linterna, calculadora, temporizador, escáner de cámara) si comienzas a arrastrar desde muy abajo.

Batería

La batería del Huawei P50 Pro posee una capacidad de 4.360 mAh, que no es tan generosa como otros smartphones de gama alta. De hecho, tiene menos capacidad que, por ejemplo, el Xiaomi 12 (4.500 mAh) con una pantalla más pequeña.

 

Para comprobar la autonomía, he llevado a cabo la prueba de batería del conocido test PCMark: Work 3.0.


ℹ️ Info: Una reflexión sobre las pruebas de autonomía

Dada la importancia que tiene la pantalla en el consumo de la batería, es importante calibrar con un colorímetro (o un instrumento similar) las pantallas al mismo nivel absoluto de brillo (no es válido ponerlo al 50%) si quieres obtener resultados de autonomía comparables entre dispositivos.

De lo contrario, los resultados pueden verse muy afectados por el nivel de brillo de la pantalla de cada smartphone y, por tanto, no son comparables. Comento esto aquí porque no todos los análisis tienen esto en cuenta y, en esta prueba, se ven a veces valores absurdos.

En el caso de PCMark: Work 3.0, el propio test indica que la prueba debe realizarse con la pantalla calibrada a 200 nits para que los resultados sean comparables. Así es como nosotros realizamos las pruebas de autonomía los smartphones.


PCMark Work pone a prueba la autonomía del terminal al realizar una mezcla de tareas cotidianas y exigentes, ya que la prueba simula la navegación por páginas web, la escritura de textos e inserción de imágenes, la aplicación de filtros a fotografías, la edición de vídeos y la manipulación de datos.

Dado el impacto que tiene la tasa de refresco en la autonomía de los smartphones, he realizado esta prueba dos veces: una con la tasa de refresco fija a 60 Hz y otra con la frecuencia a 120 Hz.

En la prueba con la pantalla configurada a una frecuencia de actualización de 60 Hz he obtenido un resultado de 9 horas y 31 minutos, que es un valor que no destaca frente a otros smartphones de gama alta.

Si ajustamos la tasa de refresco a una frecuencia de 120 Hz, la autonomía se reduce a 7 horas y 30 minutos, lo que supone una caída bastante significativa de alrededor del 20%. En caso de configurar la frecuencia dinámica, el resultado está a medio camino, ya que consigue 8 horas y 51 minutos.

 

En el día a día, la autonomía del Huawei P50 Pro es correcta, pero está lejos de ser espectacular. Otros smartphones con baterías más grandes y una tasa de refresco adaptativa consiguen una mayor autonomía.

Huawei ha incorporado una herramienta para gestionar el ahorro de energía dentro de la aplicación Optimizador.

El modo de ahorro de energía deshabilita la sincronización automática, deshabilita la respuesta táctil, deshabilita sonidos del sistema, reduce los efectos visuales, acorta el tiempo de espera de la pantalla, restringe la actividad de apps en segundo plano, reduce el rendimiento del sistema y deshabilita la Activación por voz para AI Voice.

En los ajustes de pantalla, también hay una funcionalidad llamada Resolución Inteligente, que permite reducir automáticamente o manualmente la resolución de la pantalla para ahorrar batería aunque, tratándose de una pantalla de 6.6″, no parece recomendable reducir la resolución por debajo de Full HD+.

A la hora de cargar el smartphone, el Huawei P50 Pro cuenta con la tecnología de carga por cable SuperCharge 66W, que es una de las más rápidas que podemos encontrar en un smartphone hoy.

En mis pruebas, el proceso de carga completo ha tardado tan solo 56 minutos con el cargador incluido (sí, has leído bien, Huawei es de los fabricantes que sigue incluyendo un cargador en la caja).

Proceso de carga del Huawei P50 Pro

 

El Huawei P50 Pro es compatible con carga inalámbrica a 50W, que es significativamente más rápida que la carga que ofrecen otros smartphones, aunque tendrás que hacerte con un cargador que soporte esta velocidad.

En concreto, es necesaria la base de carga inalámbrica HUAWEI SuperCharge (máximo 50 W) o el cargador de coche HUAWEI SuperCharge inalámbrico (máximo 50 W) y usarlo con el adaptador de corriente HUAWEI de 66 W. Yo no los tengo y, por tanto, no he podido probar esta gran velocidad.

Otra funcionalidad que está presente en el Huawei P50 Pro es la carga inalámbrica inversa, que permite cargar de forma inalámbrica otros dispositivos que cuenten con soporte de carga inalámbrica.

Software: Sin servicios de Google

El Huawei P50 Pro corre EMUI 12 basado en Android 11 pero, debido al veto estadounidense, carece de los servicios de Google y llega sin la tienda de apps Play Store.

En su lugar, Huawei ha incluido su propia versión de los Google Mobile Services (GMS) llamada HMS (Huawei Mobile Services) y su propia tienda de aplicaciones App Gallery, desde la que puedes descargar muchas apps.

El Huawei P50 Pro viene con la tienda App Gallery preinstalada

 

El número de apps que están adaptadas para utilizar los HMS es todavía muy escaso, lo que puede suponer un problema para ciertos usuarios que tengan necesidad de usar una app en concreto que requiera los servicios de Google — ojo que no todas las apps requieren servicios de Google para funcionar.

De igual forma, la App Gallery tiene muchas apps chinas, pero no tantas apps internacionales y menos aún apps locales de, por ejemplo, ayuntamientos, universidades, gimnasios, asociaciones, museos o colegios de España.

👉🏻 Inciso: Resulta bastante cansino ver un anuncio de 3 segundos casi cada vez que abres la App Gallery, como si no fuera ya bastante molestia tener que buscar allí las apps.

¿Qué apps encontramos en App Gallery? La mayoría de las apps presentes son poco conocidas fuera de China, aunque existen algunas excepciones notables como Twitter, Tinder, Snapchat, Mi Movistar Air Europa, AliExpress, Ryanair, TikTok, Amazon, Booking, El Tenedor, Orange TV, Atresplayer, Mi Movistar, laSexta, As, Idealista, Agencia Tributaria, Marca, La Liga, Telegram, Banc Sabadell, BBVA o Evo Banco. Todas estas sí que están en la tienda de Huawei.

Ahora bien, ninguna de las siguientes populares apps puede ser descargadas desde la App Gallery en el momento de escribir este artículo: WhatsApp, Facebook, Instagram, Uber, Cabify, Spotify, Alexa o Netflix. Tampoco encontramos ninguna app de Google como YouTube, Google Maps, Gmail o Chrome, ni tampoco apenas apps de líneas aéreas, bancos, dispositivos de salud, streaming de vídeo/música, mensajería, etc.

Lo que hace la App Gallery es, en algunos casos, abrir una quick app, que viene a ser la versión web de la app, o bien redirigir la descarga a una tienda externa de apps como APKPure o APKMonk. Ahora bien, tendrás que instalar la propia app de la tienda para asegurar que la app se actualice automáticamente cuando el desarrollador lance una nueva versión.

 

Descargar la app desde APKPure, APKMonk o cualquier otra tienda de apps no es complicado, pero no siempre es suficiente. Algunas apps requieren los servicios de Google (GMS) para funcionar correctamente.

Por ejemplo, en mi casa, utilizo la app de tado° para controlar el termostato inteligente de mi hogar. Esta app hace uso de las capacidades de geolocalización del teléfono (si no hay nadie en casa, no se enciende la calefacción). Esta app se puede descargar fácilmente, pero, al ejecutarla, muestra un error por la falta de servicios de Google.

También empleo la app Eufy Security para controlar las cámaras de seguridad de mi casa. Esta app también usa la geolocalización para enviar alertas solo cuando detecta movimiento y no hay nadie en casa. Aunque la app en sí funciona, no es posible hacer uso de la geolocalización.

De igual forma, la app Netatmo Home+Security, que utilizo para controlar algunas cámaras y sensores de puerta que tengo en casa, indica que las notificaciones no están disponibles porque los servicios de Google Play no están funcionando.

Estos son solo algunos ejemplos de apps que, para mí, son importantes, pero que no funcionan en el teléfono debido a la ausencia de servicios GMS y la falta de compatibilidad de la app con los servicios HMS. Para mí, esto es un problema, ya que no hay apps alternativas salvo que cambie de dispositivos.

Apps que requieren los servicios de Google

 

Otro problema añadido son las notificaciones push ya que, aunque instales la app por fuera, en muchos caso las notificaciones push no llegan al teléfono. Esto puede ser un problema para, por ejemplo, apps del banco que muestran una notificación sobre la que debes pulsar para confirmar un pago con tarjeta en una web.

Si acostumbras a utilizar el teléfono en el coche, también te puedes olvidar de Android Auto, ya que no está disponible en el Huawei P50 Pro.

Por suerte, no está todo perdido, ya que existe una app en la App Gallery llamada Gspace que habilita un espacio virtual en tu teléfono donde puedes instalar y utilizar apps que requieran los servicios de Google con «bastante» normalidad.

 

En mis pruebas, las apps dentro de Gspace funcionan realmente bien, llegando al punto incluso de que la app de Netflix puede reproducir contenidos en Full HD dentro de Gspace, mientras que no puede hacerlo desde fuera de Gspace (no detecta la certificación L1 de Widevine).

 

Ahora bien, usar cualquier app en Gspace tiene el inconveniente de que es necesario abrir primero Gspace y después la app en cuestión cada vez que la quieres utilizar. Por otro lado, Gspace es una app de terceros sobre la que no tenemos ningún control respecto a qué hace con nuestros datos de login o actividad.

Además, Gspace tiene otras limitaciones importantes, como el hecho de que todas las apps que se ejecutan dentro de Gspace son, desde el punto de vista de EMUI, la misma app, Gspace. Esto significa que no tienes granularidad a la hora de establecer cómo deben mostrarse las notificaciones de cada app individual que corre bajo Gspace, establecer límites de consumo de datos o de batería para cada app, etc.

La solución más sencilla sería poder instalar los servicios GMS de Google para utilizar muchas aplicaciones. Aquí es donde la cosa se complica ya que instalar GMS no es sencillo para un usuario común. Existen algunos tutoriales antiguos en Internet, pero desconozco si siguen funcionando.

Además, cualquier método para instalar Play Store y los GMS requieren descargar e instalar APKs de Internet cuyo origen no es una fuente fiable, ya que no están respaldado por Huawei, Google ni ninguna compañía. Por lo tanto, nada impediría que estas apps tuvieran un malware que registrara tu actividad, enviase tus contraseñas, etc. No pretendo sembrar miedo, pero la realidad es que estamos instalando apps y servicios del sistema de origen desconocido.

En cualquier caso, instalar los servicios GMS podría no ser suficiente para disfrutar de cualquier app. En el pasado, con otros smartphones de Huawei, instalar Play Store y los servicios móviles de Google no evitaba que el dispositivo apareciera como no certificado según Play Protect, lo que limitaba el funcionamiento de ciertas apps.

Huawei tiene mucho interés en potenciar sus propios servicios HMS y planea incentivar a los desarrolladores para que adapten sus apps. Hasta que esto ocurra, sin embargo, utilizar apps que requieren de los servicios de Google es una odisea para el usuario medio.

Software: EMUI 12

El Huawei P50 Pro corre Android 11 y, por encima del sistema operativo, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización EMUI 12. Aunque Huawei ha desarrollado su propio sistema operativo HarmonyOS inspirado, no lo está desplegando en smartphones fuera de China.

Cuando Huawei presentó EMUI 12, destacó su nuevo diseño minimalista, con bloques que presentan esquinas redondeadas y gradientes suaves de color. La nueva interfaz de usuario está diseñada principalmente con tres colores: negro, blanco y azul. Se utilizan para casi todos los elementos a lo largo de todo el sistema.

Esta nueva versión de EMUI estrena nuevos efectos de animación que reflejan de manera más realista fenómenos como la gravedad y el magnetismo, y se ven especialmente bien en la pantalla de alta tasa de refresco.

Una de las novedades que trae EMUI 12 es el ajuste progresivo del tamaño y grosor de la fuente, que puedes personalizar a tu gusto. Esto mejora la experiencia visual y hace que las etiquetas de la interfaz sean más visibles.

Centrandonos en la interfaz, la página más a la izquierda de la pantalla de inicio, si está activada, es Assistant Today, un lugar donde puedes encontrar noticias, previsión del tiempo, sugerencias de apps, información sobre tu salud, información sobre la batería, etc. Es posible personalizar esta pantalla con fuentes de información a tu gusto.

Assistant Today

 

Un aspecto que me gusta mucho de EMUI 12 son las carpetas grandes, que ocupan el espacio de cuatro iconos y albergan hasta 9 aplicaciones. No es necesario abrir la carpeta para lanzar una aplicación, sino que basta con tocar su pequeño icono.

Como en iOS, EMUI 12 ofrece el Centro de Notificaciones y el Panel de Control de forma totalmente separada.

El Centro de Notificaciones es accesible arrastrando hacia abajo desde la esquina superior izquierda de la pantalla, mientras que el Panel de Control se despliega cuando arrastras hacia abajo desde la esquina superior derecha de la pantalla.

Este panel muestra un control de reproducción de audio, conexión WiFi, conexión Bluetooth, ajustes rápidos y una sección llamada Dispositivo+.

El concepto de Dispositivo+ es similar al de Super Dispositivo de HarmonyOS. Consiste en asociar varios dispositivos para que funcionen como uno solo.

Los dispositivos cercanos con sesión iniciada en la misma cuenta de Huawei se detectan automáticamente y aparecen en dicha sección, listos para que pulses sobre ellos para enlazarlos.

Por ejemplo, puedes pulsar en el icono de una tablet MatePad para iniciar la colaboración multipantalla con este dispositivo. Así puedes realizar llamadas, enviar mensajes o ver fotos de tu teléfono en la pantalla del tablet.

O si pulsas sobre un MateBook, puedes editar los ficheros del teléfono utilizando la pantalla del portátil, que es más grande.

Y si quieres disfrutar de los contenidos en una pantalla aún más grande, Dispositivo+ también es compatible con televisores inteligentes de Huawei.

Otra de las funcionalidades interesantes es el Sistema Distribuido de Ficheros, que permite tener acceso a los documentos o fotografías del teléfono desde un portátil como si fuera otra unidad de disco local. A continuación, podemos ver un ejemplo en el que el teléfono está conectado de forma inalámbrica al ordenador y su contenido aparece como unidad E:

Ficheros del teléfono accesibles como una unidad local y escritorio del teléfono en una ventana

 

Huawei introdujo las videollamadas de alta calidad a través de WiFi o datos móviles con MeeTime en EMUI 10.1 y las mejoró con EMUI 11. Ahora, con EMUI 12, Huawei da un paso más allá, ya que permite transferir llamadas entre dispositivos — por ejemplo, puedes transferir una llamada a un televisor HUAWEI Vision cercano mientras hablas sin interrupciones.

Por último, EMUI 12 viene con mejoras en seguridad y privacidad. Por ejemplo, puedes introducir la contraseña para desbloquear tu teléfono desde el portátil cuando estás usando la funcionalidad de colaboración Multipantalla.

También puedes configurar tu reloj inteligente como un dispositivo confiable, de manera que tu teléfono solo se desbloqueará con la cara cuando detecte que llevas el reloj puesto.

Software: Aplicaciones incluidas

Una de las apps destacadas es Petal Search, que muestra noticias destacadas y permite realizar búsquedas. Es parecida a la app de Google, solo que utiliza su propio buscador. En el escritorio de EMUI hay una barra de herramientas que da acceso rápido a las búsquedas en Petal Search, emulando de nuevo el funcionamiento de la barra de Google.

También resulta interesante Petal Maps, que es la alternativa de Huawei a Google Maps y cuenta con muchas de sus funcionalidades.

 

Si quieres migrar tus datos desde otro teléfono, puedes usar la app Phone Clone para transferir datos de cualquier otro smartphone (Android o iPhone) al P50 Pro.

Esta app transfiere a través de una zona WiFi que crea el propio teléfono datos como contactos, registro de llamadas, eventos del calendario, conexiones WiFi, archivos multimedia, datos de aplicaciones, etc. Es una herramienta muy útil para transferir las apps que ya tengas instaladas y que no estén disponibles en la App Gallery de Huawei.

La app My Huawei que permite acceder a ofertas, ver mensajes en la comunidad y obtener soporte, siendo posible incluso buscar centros de reparación, pedir cita para reparación, etc.

Huawei Wallet permite almacenar tarjetas bancarias, tarjetas de transporte y tarjetas de fidelidad / regalo. A día de hoy, sin embargo, solo es posible guardar tarjetas de fidelidad de fidelidad / regalo, así como entradas, pero no es posible almacenar tarjetas de crédito o débito.

 

Huawei ha incorporado una aplicación llamada Salud que, como su propio nombre indica, permite controlar nuestra actividad física. La aplicación permite marcar objetivos de pasos al día y peso, registrar cuándo vamos a hacer ejercicio, y llevar el control del número de pasos caminados, la distancia recorrida y el número de pisos subidos.

La aplicación puede conectarse con fuentes externas de datos para hacer un mejor seguimiento de nuestra actividad física.

Para hacer uso del emisor de infrarrojos, contamos con la app Controlador Inteligente, que permite añadir electrodomésticos a los que podremos dar órdenes directamente desde el teléfono. La app incluye una amplia base de datos de marcas.

Huawei añade su app Vídeo, que ofrece contenidos en streaming de películas, series y eventos. Huawei ofrece contenido bajo suscripción (4,99 euros/mes), contenido gratuito y contenido de estrenos en alquiler.

Por último, Huawei también ha incorporado aplicaciones de terceros como Microsoft Office, Microsoft Bing, Trip.com, TrainPal y otras.

Multimedia

El Huawei P50 Pro cuenta con dos altavoces, por lo que ofrece sonido estéreo. Uno de los altavoces está situado junto al conector USB Tipo-C, y el otro tiene dos salidas: una en la parte superior y otra en una rejilla estrechísima en la zona superior de la pantalla.

El sonido se escucha potente y claro, con un volumen bastante equilibrado, aunque el altavoz inferior suena con algo más de potencia, como suele ser habitual.

Mientras que algunos modelos anteriores de Huawei incluían soporte Dolby Atmos para reproducir sonido codificado con el codec de audio AC-4 de Dolby, Dolby Atmos no está presente en el Huawei P50 Pro. Esto podría deberse al veto estadounidense ya que Dolby es una empresa con sede en dicho país.

Huawei ha prescindido del conector tradicional de auriculares, por lo que tendremos que utilizar unos auriculares USB-C (como los que incluye Huawei en la caja) o Bluetooth, o bien hacer uso de un adaptador de USB-C a 3.5 mm.

Si acostumbras a escuchar música con auriculares, te alegrará saber que Huawei incluye una tecnología de audio 3D a la que denomina Histen.

Esta tecnología permite disfrutar de diversos modos de reproducción a través de auriculares: automático, audio 3D, natural y estándar. El Huawei P50 Pro incorpora también un ecualizador de sonido de diez bandas con varios modos predefinidos.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que el Huawei P50 Pro no es compatible con los codecs de audio aptX y aptX HD sino únicamente con SBC, AAC, LDAC y LHDC.

El Huawei P50 Pro incorpora su propio software de reproducción de música con una interfaz que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y carpeta. La aplicación ofrece varias opciones de diseño interfaz, como podemos ver a continuación.

App Música del Huawei P50 Pro

 

La app permite crear listas de reproducción y marcar canciones como favoritas, así como acceder a los ajustes de sonido desde la app. Sin embargo, el reproductor de música no es capaz de descargar portadas automáticamente desde Internet ni es posible reproducir música que esté almacenada en otros dispositivos de red.

La app también da acceso a Huawei Music, el servicio de música en streaming por Internet de la compañía e. La suscripción cuesta 9,99 €/mes pero consigues 3 meses de prueba gratuita.

Huawei incorpora una funcionalidad llamada Sound Booster, que tiene un curioso cometido, ya que permite escuchar lo que sucede alrededor con más intensidad, convirtiendo el teléfono en un micrófono a distancia que transmite el audio a tus auriculares o a un altavoz Bluetooth. ¿Suena a herramienta para escuchar conversaciones a distancia? Pues un poco, sí.

La app Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono. La nueva app incorpora capacidades de IA para crear Recuerdos (álbumes dinámicos según la fecha, la hora y la ubicación de las fotos) y Descubrir (clasificar fotos automáticamente en función del contenido).

La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas herramientas básicas para recortar, ajustar el color, modificar el contraste, etc. Nada nuevo que no hayamos visto antes.

Aplicación Galería

 

Huawei ha incluido una app específica para reproducción de vídeo, y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros compatibles con suavidad gracias a su procesador.

Huawei ha incluido su propia app Vídeos que ofrece un servicio de suscripción por 4,99 € al mes para ver películas, series y documentales.

Con algunas apps de streaming, como Netflix, he tenido algunos problemas, ya que aunque el teléfono cuenta con la certificación L1 de Widevine, Netflix no lo reconoce y, por tanto, la reproducción está limitada a resolución SD (y olvídate del HDR, claro).

Cámara de fotos

El Huawei P50 Pro llega con una cámara trasera con cuatro lentes, que ofrecen una gran versatilidad ya que cubren un amplio rango de distancias focales.

  • Cámara gran angular (23 mm) de 50MP con lente f/1.8, enfoque automático y estabilización óptica
  • Cámara ultra gran angular (13 mm, 120º) de 13 MP con lente f/2.2 y enfoque automático
  • Cámara teleobjetivo 3.5x (90 mm)  de 64MP con lente f/3.5, enfoque automático y estabilización óptica
  • Cámara monocromo de 40MP con apertura f/1.6 y enfoque automático

Además, cuenta con un flash LED dual, un emisor láser para mejorar el enfoque y un sensor multiespectral de temperatura de color para una mejor reproducción del color y un balance de blancos más acertado.

Huawei ha incluido su motor de imagen True-Chroma, que incluye un nuevo sistema de detección de luz ambiente para ofrecer una reproducción de color más rica y más fiel a la realidad. Además, incorpora una nueva óptica HUAWEI XD y un motor de imagen HUAWEI XD Fusion Pro para capturar más luz y texturas con mayor detalle.

Si eres un usuario experto, te alegrará saber que Huawei incluye un modo Profesional que permite ajustar a mano parámetros como la sensibilidad ISO, el punto de enfoque, el balance de blancos, el tiempo de exposición y más. También podemos guardar las imágenes en formato JPEG y RAW para su posterior edición.

 

Cámara gran angular

La cámara gran angular cuenta con un sensor de 50MP (probablemente OmniVision OV5A 1/1.56″ con un filtro Quad-Bayer), una lente de 23 mm con apertura f/1.8 y estabilización óptica. Cuenta con enfoque automático PDAF y ayuda al enfoque mediante láser.

Por defecto, la cámara toma capturas en 12.5MP haciendo uso de la funcionalidad pixel binning para reducir el ruido, aunque también es posible disparar a la resolución completo del sensor de 50 MP.

La cámara gran angular permite tomar excelentes capturas en condiciones de buena luz, como podemos apreciar en estos ejemplos, donde se aprecian colores vivos, un amplio rango dinámico y una elevada nitidez.

Fotografías tomadas en condiciones de abundante luz con la cámara gran angular

 

En condiciones de escasa luz, la cámara gran angular del Huawei P50 Pro mantiene una excelente calidad de imagen, conteniendo bien el ruido y preservando un alto nivel de detalle. Los colores de las fotografías se mantienen vivos y fieles a la realidad.

A continuación, se pueden ver varias fotografías tomadas por la cámara gran angular con poca luz.

Fotografías tomadas en condiciones de escasa luz con la cámara gran angular

 

Huawei incorpora un modo Noche, que permite tomar fotografías nocturnas sin trípode más luminosas a costa de un mayor tiempo de captura.

Aunque en el modo automático («Foto») las fotografías se toman con bastante rapidez, parece que Huawei aplica el modo Noche de alguna forma, ya que las diferencias entre las capturas tomadas en el modo automático y en el modo Noche son realmente mínimas.

El mono Noche suele aclarar ligeramente las zonas oscuras y amplio el rango dinámico en zonas muy iluminadas, pero son detalles casi inapreciables. A continuación, podemos ver algunas capturas tomadas en el modo automático y en el modo Noche.

Diferencia entre fotografías tomadas en modo normal y modo noche

 

Comparativa de cámaras por la noche

Una de las principales diferencias que encontramos entre los smartphones de gama alta y los más asequibles es la calidad de sus cámaras, especialmente en situaciones difíciles cuando la luz escasea.

He querido comparar el rendimiento en poca luz del Huawei P50 Pro con los mejores smartphones del momento: Samsung Galaxy S22+, Apple iPhone 13 Pro, Google Pixel 6 y Samsung Galaxy S22 Ultra.

Las fotografías han sido tomadas en modo Automático, sin modificar ningún parámetro de captura respecto a lo que establece la cámara por defecto. Las capturas han sido tomadas a pulso en el mismo momento, con un lapso máximo de un par de minutos entre la primera y la última captura de cada teléfono.

 

Escena 1: Paisaje nocturno

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

Esta escena es interesante porque captura un paisaje muy amplio, lo que permite comprobar el grado de detalle que cada cámara es capaz de preservar si nos fijamos en objetos lejanos. Por otro lado, también nos permite apreciar cómo gestiona cada smartphone la presencia de luces intensas (farolas) con zonas más oscuras.

En mi opinión, en esta escena, el iPhone 13 Pro es quien hace el mejor trabajo a la hora de preservar las texturas. El resto de smartphones han aplicado un procesado de ruido más agresivo que hace que, por ejemplo, la fachada de la casa y la el asfalto de la calzada se vean como zonas uniformes de color sin apenas textura.

Es interesante notar que los Samsung Galaxy S22+ y S22 Ultra han tenido algunos problemas a la hora de manejar las luces de las farolas del parque, que se ven demasiado brillantes y hacen que los árboles de alrededor se vean blancos. También resulta algo extraño el contorno que presentan ciertos objetos, como la furgoneta aparcada a la derecha, en las capturas de Samsung.

Las imágenes captadas por los Pixel 6 y Huawei P50 Pro son casi idénticas, incluso en el balance de blancos aplicado, que es más amarillento y menos realista que los de las cámaras de Samsung y Apple.

 

Escena 2: Detalle de edificios

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

Esta escena es muy apropiada para analizar la nitidez de la imagen de cada smartphone, ya que las vallas, los portones del garaje y los ladrillos de las casas permiten distinguir muy bien los detalles (o la falta de este detalle).

De nuevo, los Samsung Galaxy S22 Ultra y S22+ ofrecen una nitidez algo menor que el resto de smartphones, ya que la reducción de ruido es más agresiva. Esto se aprecia muy bien en los portones de los garajes, donde no se aprecia un patrón de líneas verticales que sí que está presente en el resto. Lo mismo ocurre con los ladrillos de la fachada.

Las imágenes captadas por los iPhone 13 Pro, Pixel 6 y Huawei P50 Pro son bastante parecidas en cuanto a nitidez y contención de ruido, y en los tres casos son muy buenas.

El inconveniente de las imágenes captadas por los Pixel 6 y Huawei P50 Pro es que el balance de blancos es demasiado amarillento, especialmente en el caso del smartphone de Huawei. En este aspecto, las capturas de Samsung y Apple ofrecen un colorido más realista.

 

 

Escena 3: Detalle de texturas

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

En esta nueva escena, volvemos a constatar lo que ya hemos visto en las dos anteriores. Los smartphones de Samsung, Galaxy S22 Ultra y Galaxy S22+, tienden a suavizar las texturas con el objetivo de reducir el ruido, aunque como se puede apreciar en el tejadillo, se pierden en gran medida las texturas.

En este caso, el iPhone 13 Pro es el que más grano muestra en un claro intento por preservar la nitidez de la imagen. No obstante, en este caso, habrá quien prefiera la captura del Huawei P50 Pro, que logra un balance bastante equilibrado entre textura y ruido, aunque colores algo sobresaturados.

El Pixel 6 obtiene un resultado similar al Huawei P50 Pro en la zona del tejado, pero si nos fijamos en la valla de la zona derecha, la imagen no es tan nítida como en la captura de Huawei o Apple.

 

 

Escena 4: Interior muy poco iluminado

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

Esta última escena ha sido tomada en una habitación que estaba prácticamente a oscuras, solo con algo de luz entrando por la puerta, por lo que no es extraño que la calidad de la imagen sufra. Es una prueba bastante extrema, y todos los smartphones hacen uso de una larga exposición para mostrar una imagen más brillante que la realidad (que sería una imagen casi totalmente negra).

Comenzando con las capturas tomadas por el Samsung Galaxy S22+ y S22 Ultra, la captura del modelo «Ultra» se ve menos nítida, como si la compresión fuera más elevada que la del modelo «Plus», aunque en realidad el fichero del modelo «Ultra» ocupa más espacio (1.9MB vs. 1.7MB).

En todo caso, llama la atención la elevada compresión que aplica Samsung a los ficheros de las imágenes en comparación con otros fabricantes, ya que, por ejemplo, los ficheros de imagen de Apple y Huawei ocupan más del doble de espacio, en torno a 3 o 4 MB.

La imagen captada por el iPhone 13 Pro muestra, como en los casos anteriores, más grano que las otras, pero a la vez retiene una gran cantidad de información de las texturas.

En este caso, los Pixel 6 y Huawei P50 Pro logran un buen equilibrio entre ruido y nitidez, especialmente en el caso del Pixel 6.

 

▶ Si quieres comparar tú mismo todas las imágenes originales, puedes descargarlas desde aquí: comparativa.zip.

 

Cámara ultra gran angular

La cámara ultra gran angular cuenta con un sensor con resolución de 13 MP con lente f/2.2 y enfoque automático. Lo que más llama la atención de esta lente es que tiene un enorme ángulo de visión de 120º, superior a otras cámaras ultra gran angular que he probado.

No posee estabilización óptica, pero esto no es tan necesario en este tipo de cámaras ya que, al tener un angular tan grande, los pequeños movimientos de la mano no se traducen en desplazamientos tan grandes en pixels.

Esta cámara aporta una gran versatilidad a la hora de capturar fotografías de paisajes o arquitectura, aunque debido al confinamiento al que estamos sometidos no he podido tomar este tipo de fotografías. Personalmente encuentro la cámara ultra gran angular muy útil ya que permite tomar fotografías mucho más espectaculares que la cámara normal.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías capturadas con la cámara gran angular, que ofrece colores vivos, buen contraste, amplio rango dinámico y un rendimiento por la noche superior a lo que solemos encontrar en otros teléfonos. El modo Noche también está disponible en esta cámara, pero, de nuevo, las diferencias con el modo automático son mínimas.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

Una limitación de la cámara ultra gran angular del Huawei P50 Pro es la ausencia de un modo Macro, ya que actualmente no es posible capturar objetos desde una distancia muy corta, aunque Huawei afirma que esta funcionalidad llegará en una futura actualización OTA, permitiendo tomar fotos a 2,5 cm.

 

Cámara teleobjetivo

La cámara teleobjetivo posee un sensor de 64 MP con una lente con apertura f/3.5 que alcanza un zoom óptico 3.5x mediante un sistema periscópico. Las fotografías que capta esta cámara ofrecen una resolución de 16 MP.

Dado que esta cámara permite disparar en los 64 MP completos, puede ofrecer zoom sin pérdidas por encima de 3.5x con solo recortar la imagen completa de 64MP en el centro.

Huawei ofrece en la interfaz de cámara un nivel de ampliación 3.5x y otro 10x, aunque, en realidad, un recorte de 16MP en el centro del sensor daría un nivel de zoom más cercano a 7x, por lo que el resto de la ampliación desde 3x hasta 10x es digital.


👉🏻 Sobre las cámaras teleobjetivo con un gran zoom

Aunque sobre el papel 3.5x suena mejor que 2x o 3x, hay que tener en cuenta que esto no siempre es así. A diferencia de las cámaras compactas o réflex con zoom variable, las cámaras de los smartphones poseen una distancia focal fija (en este caso, 90 mm, o sea, 3.5x), por lo que cualquier otra distancia focal inferior a la de la cámara teleobjetivo se consigue ampliando por software la imagen tomada por la cámara principal (23 mm), sin aprovechar para nada la cámara teleobjetivo.

Esto significa que cualquier fotografía que tomes con el Huawei P50 Pro con un zoom menor que 3.5x (por ejemplo, 2x) es un recorte y ampliación por software de la cámara gran angular. La calidad de imagen, por tanto, es inferior a la que se obtendría si la lente de la cámara ofreciera un zoom nativo 2x.

Dado que normalmente no necesitamos ampliar hasta 3.5x, en mi opinión contar con una cámara con zoom 2x (o incluso 3x) puede ser mejor que 3.5x, salvo que el uso que le vayas a dar al teléfono es fotografiar objetos lejanos como animales, aviones, detalles de arquitectura, cantantes en conciertos, actuaciones, etc.

De hecho, como veremos en el apartado de Retrato, la cámara teleobjetivo 3.5x ofrece un zoom demasiado elevado para tomar retratos y no se usa, por lo que tenemos que conformarnos con la cámara gran angular, que no es la idea para un primer plano.


 

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de la diferencia entre disparar con zoom 3.5x o 10x. Al disparar con zoom 10x, se pueden apreciar algunos detalles adicionales, aunque la diferencia no es mucha respecto a lo que se consigue con 3.5x.

Cámara teleobjetivo a 3.5x y 10x

 

A continuación, podemos ver algunas capturas tomadas con la cámara teleobjetivo, que ofrece una buena calidad de imagen incluso en situaciones en las que la luz no es muy abundante.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 3.5x

 

En condiciones de muy poca luz, el Huawei P50 Pro, como otros smartphones, prescinden de la cámara zoom y optan por ampliar la imagen de la cámara principal.

Esto se debe a que la cámara teleobjetivo tiene una apertura bastante limitada respecto a la cámara gran angular, por lo que con poca luz la imagen se ve con demasiado grano. En esas circunstancias, resulta mejor ampliar la imagen tomada con la cámara gran angular que capturar con la cámara teleobjetivo.

Aquí podemos ver algunos ejemplos de fotografías que, a pesar de haber elegido la cámara teleobjetivo, han sido realmente tomadas con la cámara gran angular y se ha hecho un posterior recorte. La nitidez, como era de esperar, no es demasiado buena.

Fotografías supuestamente tomadas con la cámara teleobjetivo 3.5x (pero realmente tomadas con la gran angular)

 

Cámara monocromo

Huawei ha incluido una cámara monocromo con un sensor de 40 MP, aunque las capturas se realizan a 12,5 MP (una resolución extraña para un sensor de 40 MP).

Esta cámara no capta información de color porque no posee un filtro de color Bayer, lo que también significa que la luz llega al sensor más fácilmente y, por tanto, con menos ruido. La lente que acompaña a esta cámara es gran angular y cuenta con enfoque automático.

Puedes utilizar esta cámara para tomar cámaras en blanco y negro, aunque Huawei la emplea para mejorar la calidad de imagen cuando disparas con otras cámaras.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos tomados con esta cámara.

Fotografías tomadas con la cámara monocromo

 

Modo Retrato / Apertura

Huawei ofrece dos modos que emulan el efecto bokeh:

  • El modo Apertura permite ajustar la apertura de la lente entre f/0.95 y f/16 a vountad, tanto al tomar la captura como a posteriori.
  • El modo Retrato permite escoger la forma del bokeh (círculos, corazones, remolino, discos, etc.) y ajustar el nivel de belleza. También es posible ajustar la apertura de la lente (el efecto bokeh) a posteriori.

El modo Retrato permite escoger entre zoom 1x, 2x y 3x, pero en todos los casos se utiliza la cámara gran angular. Supongo que Huawei ha pensado que la cámara teleobjetivo (3.5x) ofrece un zoom demasiado alto para que sea práctico tomar un retrato — tendrías que alejarte mucho de la persona.

Esto significa que, si tomas el Retrato con zoom 2x o 3x, estás haciendo una ampliación por software, por lo que el resultado en cuanto a nitidez va a ser bastante pobre. Por otro lado, tomar retratos con una cámara gran angular no es una gran idea, ya que si te acercas mucho para sacar un primer plano, se deforma bastante el rostro.

A continuación, podemos ver imágenes de ejemplo tomadas con el modo Retrato con zoom 1x a una cierta distancia para evitar que la cara se vea deformada. Si nos acercamos a cualquiera de ellas, podremos apreciar que el Huawei P50 Pro generalmente hace un buen trabajo a la hora de separar el sujeto del fondo y crear un desenfoque natural.

Fotografías tomadas en modo Retrato 

 

Como comentaba antes, si escoges zoom 3x al tomar un Retrato, la calidad de imagen se degrada mucho ya que es un recorte y posterior ampliación de la cámara gran angular.

Retratos tomados con zoom 3x (recorte de la cámara gran angular)

 

El Huawei P50 Pro no solamente puede tomar retratos de personas, sino también de otros objetos, como podemos ver en este ejemplo.

 

Grabación de vídeo

El Huawei P50 Pro puede vídeo hasta [email protected] con las cámaras principal, monocromo y teleobjetivo, y hasta 4K a 30fps con la ultra gran angular y la cámara selfie. En ningún caso es posible grabar a [email protected], como algunos otros smartphones de gama alta.

La estabilización óptica está presente en la cámara principal y en la teleobjetivo, mientras que la estabilización electrónica está disponible en las cinco cámaras.

Además, el Huawei P50 Pro permite grabar vídeo en modos time-lapse, cámara lenta a 240 fps e incluso vídeo dual con dos cámaras a la vez.

Un aspecto interesante es que es posible seleccionar si queremos guardar los vídeos en el formato tradicional H.264 o en el formato más moderno H.265, que reduce el tamaño de los vídeos sin disminuir calidad, pero no es tan compatible.

A continuación, podemos ver algunos vídeos grabados con el Huawei P50 Pro durante el día en [email protected] y [email protected], que ofrecen una buena calidad de imagen con un contraste elevado, colores vivos y un buen rango dinámico.

Vídeos grabados en condiciones de buena luz

 

A continuación, podemos ver algunos vídeos grabados por la noche. En ambos casos, la imagen se ve bastante oscura, pero en general la calidad es buena.

Vídeos grabados en condiciones de poca luz

 

Cámara frontal

La cámara frontal del Huawei P50 Pro tiene un sensor de 13MP con una lente con apertura f/2.4 y posee enfoque automático, que no está presente en todas las cámaras de este tipo.

Huawei ofrece tres encuadres para los sefies: 1x, 0.8x o gran angular («W»). Estos tres encuadres corresponden con diferentes longitudes focales, es decir, permiten tomar selfies individuales, de pareja o de grupo más fácilmente.

En cuanto a vídeo, la cámara frontal permite grabar incluso a resolución 4K a 60 fps. Aunque no cuenta con un flash frontal, es capaz de iluminar la pantalla en un color blanco muy intenso al tomar un selfie para emular la presencia de un flash.

Como se puede apreciar en estas imágenes, la calidad de los selfies es elevada. Otros smartphones tienen un rango dinámico menor y los cielos de fondo se ven blancos pero el Huawei P50 Pro expone correctamente toda la imagen, como se puede apreciar en algunos de estos ejemplos.

Selfie tomados con la cámara frontal del Huawei P50 Pro

 

La cámara frontal también ofrece un modo Retrato en selfies, pero, curiosamente, no aplica el efecto bokeh y desenfoca el fondo de la imagen. En su lugar, lo que ofrece son distintos efectos de iluminación y modo Belleza.

Es extraño que Huawei no haya incluido un modo Retrato al uso (con efecto «bokeh») en la cámara frontal, teniendo en cuenta lo que le gusta a la gente tomarse selfies.

Llamadas de voz

El Huawei P50 Pro cuenta con varios micrófonos con cancelación de ruido para eliminar el ruido de fondo y mejorar la calidad del sonido durante las llamadas.

En las pruebas que he realizado, la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Llamadas y de Contactos son la misma, con pestañas separadas para el marcador, la lista de contactos y los favoritos.

Precio

El Huawei P50 Pro está a la venta en España por un precio oficial de 🛒 1.199€ en una única variante de 256 GB de almacenamiento.

Por un precio similar, existen bastantes alternativas en el mercado que son interesantes.

El Xiaomi 12 Pro (🛒 999,99€) cuenta con una pantalla AMOLED LTPO de 6.7″ a 120 Hz, procesador Snapdragon 8 Gen 1, 8/12 GB de RAM LPDDR5, 128/256 GB de almacenamiento UFS 3.1, cámaras traseras gran angular (50MP f/1.9) + ultra gran angular (50MP f/2.2) + teleobjetivo (50MP f/1.9), cámara frontal (32MP f/2.45) y batería de 4.600 mAh con carga rápida a 120W.

El Samsung Galaxy S22 Ultra (🛒 1.259€) posee una pantalla Dynamic AMOLED de 6.8″ hasta 120 Hz, procesador Exynos 2200 (o Snapdragon 8 Gen 1 en ciertas regiones), 8/12 GB de RAM LPDDR5, 128/256/512/1024 GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara trasera 108MP (gran angular) + 12MP (ultra gran angular) + 10MP (teleobjetivo 3x) + 10MP (teleobjetivo 10x), cámara frontal 40MP, conectividad 5G y batería de 5.000 mAh con carga rápida a 45W.

El Samsung Galaxy S22+ (🛒 932€) cuenta con una pantalla Dynamic AMOLED de 6.6″ hasta 120 Hz, procesador Exynos 2200 (o Snapdragon 8 Gen 1 en ciertas regiones), 8 GB de RAM LPDDR5, 128/256 GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara trasera gran angular (50MP, f/1.8) + ultra gran angular (12MP, f/2.2) + teleobjetivo 3x (10MP, f/2.4), cámara frontal (10MP, f/2.2) y batería de 4.500 mAh con carga rápida a 45W.

El Pixel 6 (🛒 899€) es un smartphone con pantalla AMOLED de 6.7″ a 120Hz, procesador Google Tensor, 12GB de RAM, 128/256/512 GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara trasera gran angular (50MP, f/1.9) + ultra gran angular (12MP, f/2.2) + teleobjetivo 4x (48MP, f/3.5), cámara frontal (11MP, f/2.2), y batería de 5.000 mAh con carga rápida a 30W.

El OPPO Find X5 (🛒 999 €) posee una pantalla AMOLED de 6.55″ con soporte HDR10+ y 120 Hz, procesador Snapdragon 888, 8 GB de RAM LPDDR5, 256GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara trasera triple gran angular (50MP, f/1.8) + teleobjetivo 2x (13MP, f/2.4) + ultra gran angular (50MP, f/2.2), cámara frontal (32MP, f/2.4) y batería de 4.800 mAh con carga rápida a 80W.

Conclusiones

El Huawei P50 Pro es un smartphone con un diseño atractivo, con un frontal dominado por una gran pantalla de 6,6″ curvada a ambos lados y rodeada por marcos estrechos. El teléfono ofrece uno de los mayores ratios de pantalla a cuerpo que he visto, en torno a un 91% según los datos de GSM Arena.

Huawei ha incluido un recorte con forma circular en el centro para la cámara frontal. A simple vista, su diámetro se ve más grande que el de otros buques insignia.

La cubierta trasera de cristal también está curvada a los lados, lo que contribuye a que el grosor del terminal — 8.5 mm. — parezca inferior de lo que realmente es, ya que el chasis de aluminio acaba siendo muy fino en los laterales.

El teléfono está disponible en colores dorado chocolate y negro dorado — siendo el color dorado el que he probado. El acabado brillante de la parte trasera hace que las huellas queden marcadas, así que toca limpiarlo de vez en cuando.

Lo que más llama la atención en la parte trasera son los dos grandes módulos circulares de color negro que albergan las cámaras y el flash. El módulo superior alberga tres cámaras, mientras que el inferior alberga la cámara periscópica y el flash.

Es un diseño bastante original ya que, salvo Honor, ningún otro fabricante ha optado por algo así.

Huawei ha incorporado un panel OLED con resolución algo superior Full HD+, que ofrece una abundante densidad de píxeles de 450 ppp. La pantalla es capaz de mostrar una amplia gama de colores, ya que no solo cubre espacio de color sRGB sino también el espacio más amplio DCI P3.

La pantalla alcanza una alta tasa de refresco de hasta 120 Hz, y ofrece un modo dinámico que muestra la interfaz a 90 Hz, pero puede cambiar automáticamente a 60 Hz al mostrar una imagen estática o a 120 Hz si un juego lo quiere. Sin embargo, no es capaz de fijar tasas de refresco inferiores a 60 Hz para adaptarse al contenido y ahorrar batería cuando no es necesario una tasa de refresco tan alta.

En el modo de color normal, la pantalla ofrece una fidelidad de color espectacular ya que se adapta al gamut sRGB o DCI P3 automáticamente. Si optamos por el modo de color vívido, la fidelidad de color empeora ligeramente ya que, como el propio nombre indica, los colores se muestran sobresaturados (aunque mucha gente prefiere colores intensos, aunque sean irreales).

El brillo máximo de la pantalla ronda los 754 nits (medidos con la pantalla totalmente iluminada en blanco), lo que supone un elevado nivel de brillo, aunque por debajo de algunos otros smartphones de gama alta con más de 1.000 nits. Dado que el panel es OLED, el color negro es puro y el contraste es muy elevado (teóricamente infinito).

 

La pantalla ofrece el modo Pantalla Siempre Activa que muestra permanentemente la hora y otros datos de interés como nivel de batería e iconos de notificaciones. También ofrece la funcionalidad de DC Dimming para evitar el parpadeo de la pantalla a bajos niveles de brillo.

Bajo la pantalla, encontramos un lector óptico de huella dactilar, que ofrece una buena velocidad de reconocimiento. Está situado demasiado abajo para mi gusto, ya que es complicado alcanzar con el dedo el lector al sujetar el teléfono normalmente.

El Huawei P50 Pro cuenta con el procesador Snapdragon 888 4G. Es el chip más potente de 2021 y, aunque ya ha sido superado por el Snapdragon 8 Gen 1, sigue ofreciendo potencia más que sobra para cualquier usuario.

El Huawei P50 Pro viene acompañado por 8GB de RAM LPDDR5, una cantidad suficiente para no tener problemas a la hora de hacer multi-tarea, así como 256 GB de almacenamiento. Huawei ha añadido la posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante su formato propietario de tarjeta llamado NM Card, que es más caro que las tarjetas micro-SD, a costa de ocupar la segunda ranura para tarjeta SIM.

En los benchmarks, el Huawei P50 Pro obtiene unas puntuaciones altas, a la par de otros smartphones de gama alta del año pasado con el mismo chip. En el día a día, se mueve con rapidez y no he sufrido parones a la hora de moverme por la interfaz, cargar apps/juegos pesados o hacer multi-tarea.

El rendimiento gráfico 3D es bueno. He probado tres juegos 3D exigentes como Asphalt 9, Real Racing 3 y Call of Duty Mobile, y en todos ellos he medido tasas medias de FPS muy elevadas, alrededor de 60 o 90 FPS según el juego.

 

En el aspecto de conectividad, el Huawei P50 Pro llega con WiFi 6, pero no soporta el estándar más moderno WiFi 6E que aprovecha la banda de 6 GHz. También es compatible con Bluetooth 5.2, GPS de frecuencia dual y NFC.

Lamentablemente, no soporta conectividad 5G, por lo que la conexión está limitada a redes celulares 4G. Aunque es extraño ver un smartphone de gama alta sin 5G, en la práctica no es un problema grave, ya que las redes 5G todavía no están tan extendidas. A modo de ejemplo, el Huawei P50 Pro ha obtenido velocidades de descarga en 4G de 105 Mbps en mi casa, las misma que obtengo con otros smartphones con 5G.

Huawei no ha añadido soporte de eSIM, pero es posible hacer uso de la funcionalidad Dual SIM mediante dos tarjetas nano-SIM.

El Huawei P50 Pro cuenta con una batería de 4.360 mAh que, para los estándares de hoy, no es muy generosa. En mis pruebas, ha obtenido una autonomía correcta, pero no es tan elevada como la de otros rivales con baterías más grandes y tasas de refresco adaptables.

El teléfono cuenta con carga rápida Super Charge 66W que permite recargar la batería en algo menos de una hora, así como con carga inalámbrica a 50W. También es además capaz de cargar otros smartphones de forma inalámbrica.

 

El Huawei P50 Pro carece de conector de 3.5 mm. y, por tanto, tampoco ofrece radio FM. Posee altavoces estéreo, y el sonido suena con bastante potencia y presenta una buena riqueza de tonos, aunque no soporta Dolby Atmos ni algunos codecs Bluetooth de alta calidad como aptX o aptX HD.

Centrándonos en el software del teléfono, el Huawei P50 Pro corre EMUI 12 sobre Android 11. Ahora bien, como es sabido, no incorpora los servicios móviles de Google (GMS) ni la tienda de apps Play Store 😢.

Huawei ha incorporado su propia tienda de aplicaciones App Gallery sus servicios móviles HMS, pero la oferta de apps disponibles en App Gallery es limitada. En algunos casos, cuando la app no está disponible en App Gallery, ofrece acceso a la quick app, que viene a ser la versión web de la app, o te redirige a una tiende de apps de terceros como APKPure o APKMonk.

El principal problema que he encontrado es que algunas apps requieren de los servicios de Google para funcionar. Esto no solamente ocurre con muchas apps de Google, como Google Maps, sino también con apps de otros desarrolladores. Por ejemplo, algunas apps que utilizo para controlar el termostato inteligente y las cámaras de seguridad de mi casa no funcionan sin los servicios de Google.

Existen formas de superar (parcialmente) esta limitación, como Gspace, que emula un entorno en el que se pueden ejecutar apps con servicios de Google, pero no es tan eficaz como tener los servicios nativos, ya que tiene algunas limitaciones.

 

Dejando a un lado la ausencia de servicios de Google, EMUI 12 trae una interfaz de aspecto moderno con un diseño moderno, animaciones agradables y funcionalidades muy interesantes si estás dentro del ecosistema de Huawei, ya que con Dispositivo+ es posible combinar enlazar dispositivos entre sí (auriculares, tablets,portátiles) para utilizar multi-pantalla, acceder a los ficheros del teléfono desde el ordenador como unidad de disco más, etc.

El Huawei P50 Pro ofrece una excelente cámara cuádruple trasera formada por cámaras gran angular (50MP, f/1.8), teleobjetivo 3.5x (64MP, f/3.5), ultra gran angular (13MP, f/2.2) y monocromo (40MP, f/1.6).

Comenzando por la cámara gran angular, su rendimiento en condiciones de abundante luz es excelente. Cuando la luz escasea, la cámara también consigue buenas capturas con un nivel de ruido reducido.

La cámara ultra gran angular ofrece un impresionante ángulo de visión de 120º, lo que ayuda a tomar buenas capturas de paisajes y edificios (en un futuro, también permitirá tomar fotografías Macro). Otros smartphones descuidan esta cámara y la calidad de las imágenes suele ser bastante inferior por la noche, pero Huawei hace un buen trabajo.

La cámara teleobjetivo ofrece zoom óptico 3.5x gracias a una lente de tipo periscópica. Esta cámara es ideal si quieres acercarte a los detalles, pero, en ocasiones, esta ampliación puede ser excesiva para objetos que no están tan alejados. No olvidemos que cualquier ampliación inferior a 3.5x se consigue mediante zoom digital de la cámara principal, y esto es lo que ocurre, por ejemplo, al tomar Retratos con 2x o 3x.

La cámara monocromo permite tomar capturas en blanco y negro con un elevado contraste y bajo ruido y, además, mejora la calidad de imagen del resto de cámaras.

 

La cámara frontal cuenta con una resolución de 13 MP y captura selfies con buena calidad. Incluye un modo Retrato, pero, curiosamente, no aplica el efecto bokeh en estas tomas sino únicamente efectos de iluminación y belleza.

El Huawei P50 Pro puede grabar vídeo hasta [email protected] con las cámaras principal, monocromo y teleobjetivo, y hasta 4K a 30fps con la ultra gran angular y la cámara selfie, pero no permite grabar en 8K. La calidad de la imagen es buena incluso por la noche.

En conclusión, el Huawei P50 Pro (🛒 1.199€) es un smartphone muy recomendable por su moderno diseño, su gran pantalla y sus impresionantes cámaras, pero debes ser consciente de sus limitaciones de conectividad celular 4G y, especialmente, de la ausencia de servicios de Google, ya que empañan la experiencia global.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo curvado en el frontal y en la parte trasera, y un original módulo para las cámaras traseras.
  • Pantalla con excelente de color, elevado brillo, alto contraste, amplio gamut de color con soporte HDR, reducción de parpadeo (DC Dimming) y una elevada tasa de refresco hasta 120 Hz.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias al chip Snapdragon 888 acompañado por 8 GB de RAM.
  • EMUI 12 llega con un diseño moderno y funcionalidades útiles, especialmente si tienes otros dispositivos de Huawei compatibles con Dispositivo+.
  • Lector de huella integrado en la propia pantalla y reconocimiento facial.
  • Cámara cuádruple trasera con cámara angular, cámara ultra gran angular, cámara teleobjetivo 3.5X y cámara monocromo. Excelente rendimiento de todas las cámaras incluso con poca luz.
  • Cámara frontal con buena nitidez y calidad de imagen.
  • Carga rápida por cable a 66W (100% de la carga en menos de una hora). Carga inalámbrica rápida a 50W y carga inalámbrica inversa.
  • Conectividad WiFi 6, Bluetooth 5.2, NFC, GPS Dual y emisor de infrarrojos. Dual SIM con 2 tarjetas nanoSIM.
  • Resistencia al agua IP68

Lo peor:
  • No incluye Play Store ni servicios móviles de Google (GMS). Algunas apps, aunque las instales por fuera, no funcionan sin servicios de Googe.
  • Conexión Bluetooth sin soporte de los codecs de audio aptX y aptX HD (por el veto estadounidense) y sonido sin Dolby Atmos.
  • Autonomía por debajo de otros rivales con baterías más grandes y/o tasas de refresco adaptativas.
  • Ausencia de conectividad 5G

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

Nota: El teléfono Huawei P50 Pro ha sido proporcionado amablemente por Huawei para la realización de este análisis

🎶 ¡Novedad! Tronsmart presenta el altavoz portátil Bang Mini con bajos contundentes [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario