Quitar este panel

Análisis del Pixel 6 a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

AMOLED 6.4" Full HD+, HDR10+, 90 Hz y AOD

Procesador

Google Tensor

Memoria RAM

8GB RAM LPDDR5

Almacenamiento

128GB UFS 3.1
Sin ranura para micro-SD

Conectividad

WiFi 6/6E, Bluetooth 5.2, NFC, USB Tipo-C 3.2
Conectividad 5G (Sub-6 GHz)

Cámara trasera

Gran angular: 50 MP, f/1.9, 25mm, 1/1.31", 1.2µm, Dual Pixel PDAF, OIS
Ultra gran angular: 12 MP, f/2.2, 17mm, 114˚, 1.25µm
Láser para enfoque

Cámara frontal

Gran angular: 8 MP, f/2.0, 24mm, 1.12µm

Audio

Altavoces estéreo
Sin conector de auriculares de 3.5 mm

Sistema Operativo

Android 12

Batería

4614 mAh
Carga rápida por cable a 21W, inalámbrica a 21W y carga inversa

Otros

Soporte eSIM para Dual SIM, lector de huella bajo pantalla

Precio

649€ (8GB/128GB)
Consulta las ofertas en Amazon 🛒

💿 ¡Ofertas del 12.12! ¡Windows 10 Pro al precio más bajo y Office 2021 por 13,65€! [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Pixel 6.

Google presentó a principios de agosto los Pixel 6 y Pixel 6 Pro, pero los nuevos smartphones no han llegado a España hasta principios de febrero. Aunque pueda parecer mucho tiempo, sin duda es mejor que nada, ya que el Pixel 5 nunca llegó de forma oficial a nuestro país.

El Pixel 6 es un smartphone con pantalla AMOLED de 6.4″ FullHD+ a 90Hz, procesador Google Tensor, 8GB de RAM, 128/256GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara trasera gran angular (50MP, f/1.9) + ultra gran angular (12MP, f/2.2), cámara frontal (8MP, f/2.0), y batería de 4.614 mAh con carga rápida a 21W.

El Pixel 6 está a la venta por 🛒 649€ en la tienda Google Store, en una única variante con 128 GB de almacenamiento. Puede que lo encuentres más barato en algunas ofertas de Amazon.

Por cortesía de Google, he tenido oportunidad de probar a fondo el Pixel 6, y aquí os traigo mi análisis.

 

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio
  10. Conclusiones

Diseño y construcción

El Pixel 6 presenta un frontal dominado por una gran pantalla de 6.4″ rodeada por marcos que son algo más gruesos de lo que me gustaría. El grosor es bastante uniforme, aunque, si te fijas bien, el marco inferior es algo más grueso.

Google ha colocado la cámara frontal en un orificio perforado en la propia pantalla, justo en el centro.

Hubiera preferido ver este orificio en una esquina ya que, en mi opinión, pasaría más desapercibida e interferiría menos al jugar o ver películas mientras sostienes el teléfono en horizontal.

El frontal del Pixel 6 es completamente plano, sin una curvatura a los lados que disimule los marcos laterales. Dado que no todo el mundo es fan de las pantallas curvadas, esto puede ser un punto a favor para muchos usuarios.

La pantalla está protegida por Gorilla Glass Victus, la última generación del revestimiento de Corning (aunque el Galaxy S22 estrenó una variante «Plus» de Victus), así que cabe esperar una buena protección frente a arañazos y golpes.

El cuerpo del teléfono está fabricado en aluminio, por lo que debería resistir bien los golpes, y los laterales tienen un contorno redondeado para que no se clave en la mano al sujetarlo.

Las esquinas, sin llegar a ser completamente rectas, presentan una curvatura mucho menos redondeada que otros dispositivos.

La parte trasera del Pixel 6 está fabricada en cristal, si bien Google ha optado por una protección menor que en el frontal, Gorilla Glass 6, que corresponde con una generación anterior.

En España, el Pixel 6 solo está disponible en color negro (Stormy Black), con un acabado brillante que hace que las huellas queden marcadas fácilmente. Si te fijas bien la superficie de cristal encima del módulo de cámaras es ligeramente menos oscura que el resto de la cubierta trasera.

El cristal trasero está curvado a los lados, lo que contribuye a que el teléfono parezca más delgado de lo que realmente es. Lo más llamativo de la parte trasera es la tira negra que atraviesa de lado a lado y sobre la que están colocadas las cámaras.

Este módulo sobresale bastante de la superficie del teléfono, aunque, al ir de lado a lado, hace que el teléfono no baile demasiado al pulsar sobre la pantalla mientras está apoyado en una mesa.

 

El Pixel 6 tiene un grosor de 8.9 mm. y un peso de 207 gramos, por lo que tiene un tamaño bastante abultado y se siente pesado en la mano, sobre todo teniendo en cuenta la diagonal de su pantalla, que es no muy elevada para los tiempos que corren.

Medidas (mm.) Peso (gr.) Pantalla Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy S22 Ultra 163 × 78 × 8,9 228 6,8″ 90%
Samsung Galaxy S21 Ultra 165 × 76 × 8,9 227 6,8″ 90%
Xiaomi Mi 11 Ultra
164 × 75 × 8,4 234 6,8″ 91%
Xiaomi Mi 11
164 × 75 × 8,1 196 6,8″ 91%
Huawei Mate 40 Pro 163 × 76 × 9,1 212 6,8″ 94%
ASUS ROG Phone 5s
173 × 77 × 9,9 238 6,8″ 82%
iPhone 13 Pro Max 161 × 78 × 7,7 240 6,7″ 87%
Samsung Galaxy S21+ 162 × 76 × 7,8 200 6,7″ 88%
OPPO Find X3 Pro 164 × 74 × 8,3 193 6,7″ 90%
OnePlus 9T
163 × 74 × 8,7 197 6,7″ 90%
POCO X4 Pro
164 × 76 × 8,1 205 6,7″ 86%
Pixel 6 Pro
164 × 76 × 8.9 210 6,7″ 89%
OnePlus 9
160 × 74 × 8,7 192 6,6″ 88%
Huawei P40 Pro+ 159 × 73 × 9,0 226 6,6″ 92%
Huawei P40 Pro 158 × 73 × 9,0 209 6,6″ 92%
Vivo X60 Pro
159 × 73 × 7,6 179 6,6″ 90%
Samsung Galaxy S22+
155 × 76 × 7,6 195 6,6″ 88%
Sony Xperia 1 III 165 × 71 × 8.2 186 6,5″ 84%
POCO M4 Pro
160 × 74 × 8.1 180 6,4″ 85%
Samsung Galaxy S21 FE
156 × 75 × 7,9 177 6,4″ 85%
⏩ Pixel 6
159 × 75 × 8.9 207 6,4″ 83%
Samsung Galaxy S21 152 × 71 × 7,9 169 6,2″ 87%
Samsung Galaxy S22
146 × 71 × 7,6 167 6,1″ 87%
iPhone 13 Pro 147 × 72 × 7,7 204 6,1″ 86%
iPhone 13 147 × 72 × 7,7 174 6,1″ 86%
Sony Xperia 5 III
157 × 68 × 8,2 168 6,1″ 85%
Huawei P40 149 × 71 × 8,5 175 6,1″ 86%
Pixel 5 145 × 70 × 8,0 151 6,0″ 86%
iPhone 13 mini
132 × 64 × 7,7 141 5,4″ 85%

(*) Datos de ratio pantalla-a-cuerpo obtenidos de GSMArena

 

A continuación, vamos a revisar los distintos elementos que encontramos en los laterales del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, justo debajo, un botón alargado de control de volumen. En mi opinión, ambos botones ofrecen algo más de resistencia de lo habitual y, al pulsarlos, suenan más que cualquier otro smartphone.

Curiosamente, Google ha abandonado su costumbre de colorear el botón de encendido, y en este caso es de un aburrido color negro.

 

En el lateral izquierdo encontramos la ranura para la tarjeta nano-SIM (no soporta Dual SIM ni tarjeta microSD)

 

La parte superior del teléfono no incluye ningún elemento.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C y, a ambos lados dos conjuntos de orificios, uno para el altavoz y el otro para el micrófono.

 

Google ha dotado al Pixel 6 de resistencia IP68 frente al agua y el polvo, por lo que estamos cubiertos ante un accidente que implique que se derrame agua por encima o que caiga a, por ejemplo, una piscina.

Pantalla

El Pixel 6 llega con un panel AMOLED de 6.4″ con resolución Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles), lo que hace que la densidad de píxeles sea muy elevada: 411 ppp.

A pesar de no contar con resolución Quad HD+ como otros buques insignia, la pantalla del Pixel 6 se ve muy nítida por lo que no echo de menos tener una resolución más elevada.

La matriz de sub-píxeles del Pixel 6 es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles OLED. En las pantallas LCD, los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), mientras que en las pantallas OLED los sub-píxeles están organizados en formas geométricas como, por ejemplo, rombos.

A igualdad de resolución, las pantallas PenTile se ven menos nítidas que las RGB, pero la elevada resolución y pequeño tamaño de la pantalla del Pixel 6 hace que, en este caso, eso no sea ningún problema.

 

Google ha incorporado una tasa de refresco de 90 Hz. Esta tasa no llega a los 120 Hz que encontramos en otros buques insignia, pero se traduce en una experiencia de visualización fluida, sobre todo al hacer scroll en aplicaciones como Chrome, Twitter, Instagram o la galería de fotos. También al jugar se puede notar una mayor fluidez en juegos que están preparados para ofrecer altas tasas de FPS.

La tasa de refresco es adaptativa, pero únicamente conmuta entre 60 y 90 fps. Esto significa que el consumo de batería es más elevado que en otros smartphones que pueden ajustar la tasa de refresco al contenido mostrado por debajo de 60 Hz, llegando incluso a 1 Hz si estás leyendo un email o viendo una imagen.

Google ofrece tres modos de color para la pantalla: Naturales, Mejorados y Automático (por defecto).

El modo «Automático» ha sido diseñado para mostrar los colores radiantes (y sobresaturados) que prefieren la mayoría de los usuarios. Este modo se acerca al gamut DCI P3 completo.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Para los usuarios que prefieren colores más ajustados a sus gustos, Google ofrece dos modos opcionales: «Naturales», que apunta al gamut sRGB ofreciendo los colores más realistas y «Mejorados», que expande los colores artificialmente (sRGB + 10%) para que se vean algo más intensos (pero no mucho).

Si no estás familiarizado con los espacios de color, conviene que sepas que la mayoría de los smartphones cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3, como el Pixel 6. Google también afirma que la pantalla cuenta con soporte para reproducir contenidos HDR.

Para analizar la calidad de la pantalla, hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

En el modo color Automático (activo por defecto), la fidelidad de color es bastante buena, ya que el error medio DeltaE frente al espacio sRGB es 2.6 (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y el error máximo es 4.7.

En este modo, la pantalla cubre el 100% del modo de color sRGB y queda a un 84% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 6.577ºK, muy cerca del nivel de referencia 6.500 ºK.

Resultados en el modo de color automático

 

En el modo color Mejorado, la fidelidad de color sigue siendo bastante buena ya que el error medio DeltaE frente al espacio sRGB es 1.8 y el error máximo es 3.9.

En este modo, la pantalla cubre el 100% del modo de color sRGB y queda a un 86% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 6.554ºK, de nuevo muy cerca del nivel de referencia 6.500ºK.

Resultados en el modo de color mejorado

 

En el modo color Natural, la fidelidad de color es espectacular ya que el error medio DeltaE frente al espacio sRGB es solo 1.2 y el error máximo es 2.2.

En este modo, la pantalla cubre el 100% del modo de color sRGB y queda a un 73% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 6.542ºK, de nuevo muy cerca del nivel de referencia 6.500ºK.

Resultados en el modo de color natural

 

Dejando a un lado el tema de los colores, otro factor importante a la hora de evaluar una pantalla es el brillo máximo, que en el caso del Pixel 6 resulta ser 468 nits en modo manual según mis propias mediciones.

Este valor aumenta hasta 783 nits en el modo de brillo automático, que es un valor bastante alto, a la altura de muchos smartphones de gama alta, aunque sin llegar a los niveles de ciertos buques insignia.

Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con la pantalla totalmente en blanco. En esta gráfica comparativa reflejo el valor de brillo máximo con la pantalla iluminada al 100% en color blanco, ya que es la forma habitual de medir y comparar el brillo de una pantalla.

 

Como cualquier pantalla OLED, el negro es totalmente puro y, en nuestras pruebas, el colorímetro no ha sido capaz de medir ningún nivel de brillo. En consecuencia, el ratio de contraste de la pantalla es infinito — Google habla de 1.000.000:1, que viene a ser lo mismo.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie que en los paneles LCD, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Pixel 6, la pantalla muestra bandas de color rojo y verde al observar la pantalla desde un ángulo, y esto es especialmente visible si estamos utilizando una app con fondo blanco. En un principio, pensé que era un problema de mi unidad, pero parece que es algo generalizado.

Una característica interesante de la pantalla del Pixel 6 es la función Pantalla Siempre Activa que hace que el teléfono muestre la hora, fecha, temperatura, nivel de batería, los iconos de notificaciones pendientes y el dibujo de una huella dactilar en el lugar donde debemos apoyar el dedo para desbloquear.

Es posible encender la pantalla con un toque sobre la misma o levantando el teléfono, y en este caso verás el detalle de las notificaciones sobre la pantalla en lugar de únicamente los iconos.

Pantalla siempre activa

 

El Pixel 6 ofrece la funcionalidad Luz nocturna que filtra la luz azul para que podamos conciliar mejor el sueño por la noche. Es posible configurar cuándo queremos que se active este modo de pantalla, así como variar la intensidad del filtro de luz azul.

Por último, también cuenta con una funcionalidad llamada Pantalla atenta que evita que la pantalla se apague si estás mirándola. Utiliza la cámara frontal para detectar si estás mirando la pantalla, por lo que consume más batería.

Rendimiento

El Pixel 6 es el primer smartphone que lleva el chip Tensor fabricado por Goole. El chip Tensor está diseñado para Inteligencia Artificial (IA) y aprendizaje automático (ML), y funciona junto con el chip de seguridad Titan M2.


👉🏻 Así es el chip Google Tensor

Google Tensor es el primer procesador para smartphones de Google. Se posiciona como un chip de gama alta y se centra en la TPU integrada para realizar cálculos eficientes de IA y ML.

La parte de la CPU integra dos núcleos rápidos ARM Cortex X1 de hasta 2,8 GHz. Un segundo clúster integra 2 núcleos Cortex-A76 de potencia media a un máximo de 2,25 GHz. Por último, se integran cuatro núcleos eficientes ARM Cortex-A55 de hasta 1,8 GHz. Todos los núcleos pueden acceder a la caché L3 compartida de 4 MB.

La TPU (Tensor Processing Unit, que da nombre a todo el chip) tiene un motor de aprendizaje automático que se encarga de las nuevas funciones de la cámara, incluido el nuevo algoritmo HDRnet para grabar vídeo y un modelo de lenguaje actualizado utilizado por Google Assistant que permite mejorar la velocidad y la precisión de la traducción, y habilita las nuevas funciones de Live Translate.

El chip también integra un procesador de seguridad Titan M2 y una GPU ARM Mali G78 MP20. El chip está fabricado en el moderno proceso de 5nm.


El Pixel 6 viene con 8 GB de memoria RAM LPDDR5, la más rápida que podemos encontrar en un smartphone. Algunos buques insignia llegan con 12 GB o incluso 16 GB de RAM, pero no creo que nadie eche de menos tanta memoria.

La velocidad de 6.400 Mb/s permite a la memoria LPDDR5 transferir 51 GB de datos, es decir, unos 14 archivos de vídeo Full HD (3,7 GB cada uno) en un minuto. La memoria LPDDR5 ha sido diseñada para reducir su voltaje de acuerdo con la velocidad de operación del procesador para maximizar el ahorro de energía.

Las características de bajo consumo permiten que la memoria RAM LPDDR5 ofrezca reducciones del consumo de energía de hasta un 30 por ciento, lo que tiene impacto en la autonomía, aunque la memoria no es precisamente el elemento que más consume.

En España, el Pixel 6 solo se comercializa en la variante de 128 GB, lo que puede ser un poco frustrante teniendo en cuenta que no admite una tarjeta microSD para ampliar la capacidad. Este almacenamiento es muy rápido ya que es tipo UFS 3.1.

El puerto USB-C es de tipo USB 3.1 (1ª generación) y es compatible con OTG, por lo que puedes conectar un llave USB-C y acceder a ella como si fuera almacenamiento externo. Sin embargo, no soporta DisplayPort sobre USB-C con un adaptador HDMI, por lo que no podrás conectarlo a una pantalla o televisor.

 

Pasemos a continuación a analizar el rendimiento del teléfono en los principales benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v9, ha conseguido un resultado de 671.184 puntos, una puntuación media en comparación con otros smartphones de gama alta.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 1.053/2.903 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados buenos, aunque sin destacar frente chips insignia de 2021.

 

En el test de rendimiento general PCMark 3.0 que mide el rendimiento al realizar tareas cotidianas, ha obtenido una puntuación de 11.111 puntos, un valor alto, aunque no supera a algunos smartphones de gama alta.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura que no destacan demasiado.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado mejorable, ya que el rendimiento ha caído un 30% en dicho período.

 

 

A continuación, vamos a ver los resultados en diversas pruebas gráficas para comprobar el rendimiento esperable en juegos.

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados elevados, pero inferiores al de otros buques insignia de este año.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el teléfono consigue unos resultados altos.

 

En la nueva prueba 3DMark Wild Life Unlimited, el teléfono también ha conseguido un resultado muy alto.

 

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado varios juegos 3D exigentes — Real Racing 3, Asphalt 9 y Call of Duty Mobile.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos en partidas reales.


👉 ¿Conoces GameBench Pro? GameBench Pro es la herramienta líder de la industria para medir el rendimiento de juegos en smartphones Android e iOS. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.


Los juegos obtienen una tasa estable alrededor de 60 FPS en Asphalt 9 y Call of Duty y 90 FPS en Real Racing 3. Se trata de valores bastante altos, a la altura de los mejores smartphones que he probado.

Juego FPS (mediana) Estabilidad FPS FPS Min.-Máx. %CPU
Asphalt 9 60 97% 41-61 15%
Real Racing 3
90 100% 89-91 8%
Call of Duty 56 100% 56-61 13%

(*) Configuración de calidad de los juegos:

Asphalt 9: Calidad gráfica configurada a «alta»
Real Racing 3: Calidad gráfica por defecto
Call of Duty Mobile: Calidad gráfica «muy alta» y cuadros por segundo a velocidad «muy alta» por defecto

 

Como todos los smartphones, se calientan al cabo de un rato de carga intensa y, en el caso del Pixel 6, he medido temperaturas de 38ºC en la parte trasera tras jugar algunas partidas. No es una temperatura especialmente molesta.

Además del rendimiento gráfico puntual, es importante conocer si el teléfono es capaz de sostener este rendimiento a lo largo del tiempo o si se ve reducido por el aumento de temperatura del procesador. La prueba 3DMark Wild Life Stress Test mide precisamente la variación en el rendimiento gráfico tras 20 minutos de ejecución del test.

El teléfono ha obtenido un resultado bastante mejorable de 43%, lo que significa que el rendimiento gráfico empeora notablemente tras un largo período de tiempo de uso.

 

En general, el Pixel 6 ha conseguido unos buenos resultados en los benchmarks, aunque el rendimiento no es tan elevado como el de otros buques insignia de 2021 con chip Snadpragon 888 ni, por supuesto, los recientemente lanzados en 2022 con chip Snapdragon 8 Gen 1.

En el día a día, no he experimentado signos de lag al moverme por la interfaz, abrir aplicaciones o cambiar entre tareas. En este aspecto, la optimización de software de Google es excelente, y el teléfono se siente muy rápido.

También la experiencia en los juegos ha sido excelente, y he disfrutado de buenas partidas con este teléfono sin caídas de FPS, parones ni largos tiempos de carga.

 

En cuanto a conectividad, el Pixel 6 no solamente soporta WiFi 6 (802.11ax), sino que también es compatible con el más avanzado WiFi 6E.

El protocolo WiFi 6E es la evolución de WiFi 6 y añade la banda de frecuencias de 6 GHz para un mayor rendimiento. A día de hoy, apenas hay routers compatibles con esta banda de frecuencias y, los que hay, son bastante caros, pero es de esperar que con el tiempo vayan bajando de precio. WiFi 6E hace uso de la banda de 6GHz para un mayor rendimiento, pero también consume más energía.

En cuanto a conectividad celular, el Pixel 6 tiene una ranura para tarjeta SIM y ofrece la funcionalidad Dual SIM si, además de la tarjeta SIM física, utilizas una eSIM.

El teléfono es compatible con redes 5G. Existen dos versiones del Pixel 6, una con conectividad Sub-6 y otra con conectividad Sub-6 y mmWave.

Aunque no se incluye esta información en las especificaciones de la web, todo apunta a que la versión que se comercializa en España es la de Sub-6. No obstante, me gustaría un poco más de claridad en las especificaciones.


ℹ️ Info: Diferencia entre conectividad 5G tipo Sub-6 vs. mmWave

El espectro utilizado para 5G se divide en dos franjas: por debajo de 6 GHz (Sub-6) y por encima de 24 GHz (mmWave).

La principal diferencia entre ambos es la velocidad y la cobertura. La banda Sub-6 proporciona mejor cobertura, pero las velocidades máximas son solo un 20 por ciento superiores a 4G LTE, así que no es tan impresionante.

La banda mmWave ofrece una velocidad de descarga altísima (hasta 10 Gbps), pero la cobertura es bastante peor, unos 200 metros, por lo que puede ocurrir que tu teléfono pase más tiempo conectado a 4G que a 5G, sobre todo cuando estás dentro de un edificio.

Este tipo de tecnología está pensado para espacios abiertos o zonas con alta densidad de usuarios donde se instalen muchas antenas. La menor cobertura de mmWave es la razón por la que los operadores quieren llenar las ciudades de antenas 5G, para que siempre haya una con la que tengas visión directa.

En España, la única banda que está disponible para 5G es sub-6GHz, por lo que tener un smartphone con conectividad 5G mmWave no sirve para nada a día de hoy — al menos hasta que salga a concurso la banda de 26 GHz para mmWave.

En Estados Unidos, sin embargo, algunos operadores sí que han desplegado estas redes, y esta es la razón por la que algunos smartphones ofrecen acceso a redes 5G de onda milimétrica (mmWave).


En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por red Wi-Fi como por red celular han sido satisfactorias. El Pixel 6 ha alcanzado por WiFi la capacidad máxima de mi fibra simétrica de 300 Mbps de bajada y 300 Mbps de subida.

En la prueba de conectividad celular, he medido velocidades de alrededor de 55 Mbps de bajada y 11 Mbps de subida con conexión 5G con Movistar, que no tiene precisamente la red 5G más rápida.

 

El Pixel 6 cuenta con Bluetooth 5.2 con dos antenas para ofrecer una mejor conexión, NFC, y varios sistemas de posicionamiento (GPS, Galileo, Glonass, QZSS). Además, incluye posicionamiento del sistema global de navegación por satélites (GNSS) mediante frecuencia dual, por lo que pueden utilizar dos señales GPS a la vez para determinar la ubicación con más precisión.

En el apartado de «ausencias», cabe destacar que no incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán como una limitación, ni tampoco emisor de infrarrojos.

Biometría

Google ha incorporado un lector de huella óptico debajo de la pantalla del Pixel 6 que permite desbloquear el teléfono de forma cómoda al apoyar el dedo sobre una zona de la pantalla.

Mientras que buques insignia como la familia Galaxy S21 o S22 cuentan con su sensor ultrasónico que crea una imagen 3D del dedo mediante ondas de sonido, el Pixel 6 incluye un sensor óptico que genera imágenes 2D, por lo que no es tan rápido, fiable ni seguro.

Por ejemplo, si tienes los dedos húmedos, el escáner del Pixel 6 puede tener problemas para identificar tu huella.

Para desbloquear el teléfono, basta con colocar el dedo sobre la zona de la pantalla donde está ubicado el lector. Un aspecto que me gusta del Pixel 6 es que la zona de la huella de la pantalla aparece marcada en la pantalla Always On Display, por lo que es más sencillo acertar que en otros smartphones.

Google ha colocado el área de lectura de la huella en un lugar cómodo de alcanzar con el dedo, ya que ese es el sitio natural donde se apoya el pulgar al sostener el teléfono.

En las pruebas que he llevado a cabo, la velocidad de desbloqueo es buena, aunque se nota algo más lento que otros buques insignia, como el Galaxy S22 Ultra, cuyo desbloqueo es prácticamente instantáneo.

Reconocimiento de huella dactilar del Pixel 6

 

El reconocimiento facial llegó a los teléfonos de Google en 2019 para la gama Pixel 4, pero ha sido una función que ha durado poco. Ni el Pixel 5 ni, ahora, el Pixel 6 incorporan reconocimiento facial como una forma de desbloqueo.

Soniya Jobanputra, responsable de producto en el equipo de Pixel, dijo el año pasado que la ausencia del desbloqueo facial era por un motivo de seguridad. No obstante, parece que la puerta está abierta a que llegue en un futuro.

Merece la pena recordar que los últimos Pixel no tienen un hardware especial para el desbloqueo facial, como Face ID de Apple, ni tiene sensores en la parte superior de la pantalla como el Pixel 4. Esto, sin embargo, no evita que otros fabricantes sí que incorporen sistemas de reconocimiento facial basados en la cámara fronta

Batería

La batería del Pixel 6 posee una capacidad de 4.614 mAh, que es una cantidad correcta, aunque no me hubiera importado ver algunos cientos de mAh más.

 

Para comprobar la autonomía, he llevado a cabo la prueba de batería del conocido test PCMark: Work 3.0.


ℹ️ Info: Sobre las pruebas de autonomía

Dada la importancia que tiene la pantalla en el consumo de la batería, es importante calibrar con un colorímetro (o un instrumento similar) las pantallas al mismo nivel absoluto de brillo (no sirve ponerlo al 50%) si quieres realizar comparaciones de autonomía entre dispositivos.

De lo contrario, los resultados pueden verse muy afectados por el nivel de brillo de la pantalla de cada smartphone y, por tanto, no son comparables. Comentamos esto aquí porque no todos los análisis tienen esto en cuenta y en esta prueba vemos a veces valores absurdos.

En el caso de PCMark: Work, el propio test indica que la prueba debe realizarse con la pantalla calibrada a 200 nits para que los resultados sean comparables. Así es como nosotros realizamos todas las pruebas de los smartphones.


PCMark Work pone a prueba la autonomía del terminal al realizar una mezcla de tareas cotidianas y exigentes ya que la prueba simula la navegación por páginas web, la escritura de textos e inserción de imágenes, la aplicación de filtros a fotografías, la edición de vídeos y la manipulación de datos.

Dado el impacto que tiene la tasa de refresco en la autonomía de los smartphones, he realizado esta prueba dos veces: una con la pantalla a 60 Hz y otra con la frecuencia adaptable hasta 90 Hz.

En la prueba con la pantalla configurada a 60 Hz he obtenido un resultado de 11 horas y 26 minutos, que es un valor bastante bueno si lo comparamos con otros smartphones de gama alta.

Si ajustamos la tasa de refresco a una frecuencia adaptable hasta 90 Hz, la autonomía se reduce a 11 horas, lo que supone una caída de solo un 4 por ciento.

 

En la práctica, la autonomía del Pixel 6 es buena y no deberías tener problemas para llegar al final del día con batería restante, incluso con la frecuencia adaptable activa.

En cualquier caso, si quieres extender la autonomía de tu dispositivo, puedes activar el modo ahorro de energía, que activa el tema oscuro, limita o desactiva la actividad en segundo plano, algunos efectos visuales, ciertas funciones y algunas conexiones de red.

Además, es posible activar un modo de ahorro extremo  que consigue que la batería dure áun más en momentos crítico, ya que pausa la mayoría de las aplicaciones y notificaciones. Para no perderte nada importante, puedes seleccionar aplicaciones esenciales.

Opciones de ahorro de energía

 

El Pixel 6 ofrece carga rápida por cable a 21W, aunque en un principio se pensaba que cargaba a 30W (y así se puede leer en muchos análisis erróneos del teléfono).


👉🏻 ¿Pero no decían que el Pixel 6 cargaba a 30W?

Google nunca ha publicado que el Pixel 6 cargue a 30 vatios. Los usuarios y los medios asumieron que el Pixel 6 cargaba a 30 vatios porque Google indica que los tiempos de carga indicados en su web se obtienen con un cargador de 30 vatios. Pues no.

Todo hubiera sido más fácil si Google hubiera publicado la velocidad de carga en la hoja de especificaciones, pero como no fue así, se produjo este malentendido.

Según la página de soporte de Google, el Pixel 6 se carga a 21 vatios (en lugar de los 30 vatios que puede dar su cargador) para reducir la degradación de la batería. Las velocidades de carga más rápidas añaden desgaste a una batería, acortando su vida útil y disminuyendo la duración diaria de la misma.


Lamentablemente, Google ya no incluye un cargador en la caja con objeto de contribuir a la reducción de los desechos electrónicos. Esto significa que tendrás que hacerte con un cargador rápido si quieres aprovechar la máxima velocidad.

En mis pruebas, con un cargador de 33W de Xiaomi, el proceso completo de carga del Pixel 6 me ha llevado un total de 1 hora y 49 minutos. Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 80 por ciento. En 35 minutos, se carga alrededor de un 50 por ciento de la batería.

Proceso de carga del Pixel 6 con un cargador a 33W de otra marca

 

El Pixel 6 es compatible con carga inalámbrica rápida que puede llegar hasta 21W con Google Pixel Stand (2ª generación), que se vende por separado, o hasta 12 W con cargadores EPP con la certificación Q.

Google también ha incluido la funcionalidad de compartición de carga que permite utilizar el Pixel 6 como una base de carga inalámbrica para cargar a otros smartphones, auriculares u otros dispositivos que admitan este tipo de carga. El inconveniente de esta carga es que es bastante lenta y no demasiado eficiente (se pierde energía en el proceso de transmisión).

Software

El Pixel 6 estrena Android 12, que es la última versión del sistema operativo de Google. En el momento de escribir este artículo, 12 de marzo, el Pixel 6 cuenta con la actualización de seguridad del 5 de febrero de 2022.

Una de las ventajas de contar con un smartphone Pixel es que recibirá actualizaciones más rápidamente que otros smartphones Android.

Además, Google garantiza tres años de actualizaciones de versiones principales, por lo que el Pixel 6 recibirá Android 15 en 2024.

Android 12 trae novedades en tres aspectos: personal, seguridad y sencillez.

Android 12 es la versión más personal hasta ahora, con capacidades de color dinámico que transforman tu experiencia en función de tu fondo de pantalla. Los widgets también se han renovado, y ahora tus contactos favoritos están siempre disponibles en la pantalla de inicio.

Google también ha puesto mucho foco en la seguridad con nuevas funciones de privacidad potentes y fáciles de usar.

Con Android 12, puedes ver cuando una aplicación está usando tu micrófono o cámara gracias a un nuevo indicador en la barra de estado de tu teléfono. Si no quieres que ninguna aplicación acceda a tu micrófono o cámara, puedes inhabilitar completamente esos sensores mediante dos nuevos interruptores en ajustes rápidos.

Si bien algunas aplicaciones necesitan información de ubicación precisa para realizar tareas (como la navegación GPS), otras aplicaciones solo necesitan tu ubicación aproximada para serte de ayuda. Con Android 12, puedes elegir entre dar a las aplicaciones acceso a tu ubicación precisa o dar una ubicación aproximada.

Google también ofrece un panel de privacidad donde muestra las veces que las aplicaciones han accedido a tu ubicación, cámara o micrófono en las últimas 24 horas.

Android 12 también pretende hacer las cosas más sencillas. Por ejemplo, puedes jugar sin tener que esperar a que se complete la descarga, realizar capturas de pantalla con desplazamiento o transferir tus datos a un teléfono Android mediante un cable o una conexión WiFi compartida.

Además de todas las funcionalidades estándar de Android, Google ha añadido algunas funcionalidades exclusivas gracias al chip Tensor: Traducción Instantánea, Escribir por Voz y Asistencia de Llamada.

Traducción Instantánea permite chatear con una persona en otro idioma, y que tus mensajes y los de la otra persona se traduzcan automáticamente.

En los principales idiomas (por ejemplo, inglés), se traducen los mensajes automáticamente en las apps Mensajes y Cámara, se pueden generar subtítulos automáticos y se puede activar en modo Intérprete. En algunos idiomas, no están disponibles todas las opciones (por ejemplo, en francés no funciona el modo Intérprete).

Escribir por Voz permite escribir dictando las frases, con la ventaja de que los signos de puntuación se añaden automáticamente y todo el procesamiento se realiza en el propio teléfono.

Lamentablemente, solo funciona actualmente en inglés, alemán o japonés, por lo que no es de gran utilidad para los hispanohablantes.

Asistencia de Llamada ofrece una estimación del tiempo de espera cuando llamas a un call center, mostrar en la pantalla los menús de voz que ofrecen algunos call centers, y quedarse en espera por ti si el agente telefónico que te atiende te deja esperando. El problema de estas funcionalidades es que solo están disponibles en inglés.

Google se compromete a cinco años de actualizaciones de seguridad para el Pixel 6. Eso no es lo mismo que actualizaciones de software de Android, donde parece que solo recibirá tres, pero es un paso en la buena dirección.

 

Aunque mi experiencia con el Pixel 6 ha estado libre de fallos, no le ocurrió lo mismo a los primeros compradores del nuevo teléfono de Google. Google ha introducido varias actualizaciones de software en el pasado con la desafortunada tendencia a introducir más problemas de los que solucionan (como puedes leer aquí, aquí, aquí o aquí).

Multimedia

El Pixel 6 ofrece sonido estéreo gracias a la presencia de dos altavoces situados en el auricular para el oído y junto al conector USB Tipo-C, por lo que cada uno apunta en una dirección y la percepción de sonido estéreo no es tan buena como si ambos estuvieran en el frontal.

Además, la posición del altavoz inferior hace que sea posible taparlo accidentalmente con la mano cuando lo sostenemos en horizontal al ver un vídeo o jugar.

En todo caso, la mayoría de los smartphones presentan este mismo problema ya que, de lo contrario, el marco inferior no podría ser tan fino.

Como curiosidad, mientras que en otros smartphones hay 15 pasos de volumen entre el silencio absoluto y la máxima potencia, en el Pixel 6 hay 25 pasos, lo que permite afinar mejor el nivel de volumen.

El Pixel 6 no cuenta con un conector de auriculares de 3.5 mm, por lo que tendrás que recurrir a un adaptador USB-C o auriculares Bluetooth (soporta codecs SBC, AAC, aptX, aptX HD, y LDAC) para escuchar música o realizar llamadas.

En este punto merece la pena señalar que, al igual que la mayoría de los teléfonos Android, el DAC interno del Pixel 6 (el chip que convierte el audio digital en una señal preparada para auriculares) tiene un límite de 24bit/48kHz de velocidad de muestreo.

Esa tasa es lo suficientemente buena para audio con calidad de CD, pero está lejos de las tasas de muestreo de 24bit/192kHz que ahora ofrecen algunos servicios de streaming de música. Por tanto, para aprovechar el streaming de música en súper alta resolución, es necesario utilizar auriculares con un DAC externo.

El problema es que, según algunos usuarios, no todos los DAC externos son compatibles sino que las apps destinadas a controlar estos DAC se bloquean en el Pixel 6 o emiten un sonido desagradable. Al parecer, Google ha reconocido el problema pero la solución no llegará hasta este verano (!).

Google ha abandonado Play Music como reproductor de música por defecto y ahora esta función recae sobre YouTube Music. YouTube Music es una plataforma de streaming que ofrece un catálogo de música y vídeos musicales muy amplio.

La versión gratuita de YouTube Music tiene algunas limitaciones importantes, como que no es posible escuchar música en segundo plano con la pantalla apagada o al utilizar otras aplicaciones.

La versión gratuita reproduce anuncios al escuchar música streaming y no permite descargar música para escucharla sin conexión, pero permite escuchar ficheros MP3 almacenados localmente en el teléfono.

 

La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, así como por personas, sitios y cosas identificadas en las fotografías.

La app Fotos también incorpora un apartado llamado Asistente que sugiere retoques a nuestras fotografías, collages de las mejores fotografías, creación de animaciones, etc.

 

Una de las funcionalidades que ofrece la app Fotos es el Borrador Mágico, que permite eliminar elementos no deseados en una fotografía. El teléfono es capaz incluso de sugerir qué elementos deberían ser borrados de la imagen (otras personas que pasaban por ahí). Ahora bien, esta funcionalidad no hace milagros y, si el fondo es complejo, lo que hace es emborronar la imagen.

 

Aunque antiguamente Google ofrecía almacenamiento ilimitado de fotografías en resolución original y calidad máxima durante más de tres años en los Pixel, el Pixel 6 ya no ofrece esta ventaja sino que las fotografías almacenadas en Google Fotos ocupan espacio en nuestra cuota de Google Drive.

La aplicación Fotos es también la utilizada para reproducir vídeos. La interfaz de reproducción de vídeo es muy simple y no ofrece ninguna funcionalidad avanzada más allá de los controles de reproducción habituales.

El Pixel 6 cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puede reproducir contenido HD de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video. Además, dado que la pantalla soporta HDR, podemos disfrutar de contenidos HDR de YouTube, Netflix y otros servicios de streaming.

Fotografía y vídeo

Google ha incorporado dos cámaras en la parte trasera del Pixel 6:

  • Cámara ultra gran angular (114º) de 12MP (1.25µm) con apertura f/2.2.
  • Cámara gran angular (82º) con sensor Samsung GN1 de 50MP (1/1.31″, 1.2µm) con apertura f/1.85, estabilización óptica y enfoque por detección de fase.

A estas cámaras, se une un módulo de enfoque por láser. La principal ausencia de este conjunto es una cámara teleobjetivo, que está reservada exclusivamente para el modelo «Pro».

La app de Cámara ha recibido un lavado de cara. En una de las esquinas encontramos un icono que nos permite seleccionar si la fotografía o vídeo debe ser guardada en la Galería de Fotos o en la Carpeta Privada. Esta última carpeta está protegida por el mismo sistema que tengas activo para la pantalla de bloqueo, que normalmente será la huella dactilar.

En otra esquina encontramos un conjunto de opciones que permiten activar:

  • Más luz: Permite activar el modo automático de toma nocturna o el flash
  • Mejor Toma: Cuando esta función está activada, el Pixel 6 crea un vídeo corto para captar más detalles de ese momento y sugiere fotogramas que merece la pena guardar. Esta funcionalidad no está disponible si activamos el Flash, las funciones de profundidad de redes sociales, la visión nocturna o la iluminación para selfies.
  • Temporizador: Permite establecer un temporizador de 3 o 10 segundos
  • Relación de aspecto: Permite capturar una imagen con ratio 4:3 o 16:9

El modo Mejor Toma se complementa con la opción Caras frecuentes, ya que esta hace que se prioricen a las personas a las que más fotografías a la hora de elegir el mejor fotograma. Además, así la cámara muestra los tonos de piel de una manera más precisa.

Si pulsas sobre un elemento del visor, aparecen varias barras deslizantes para corregir el brillo, el contraste y el balance de color. Es posible desactivar algunos de estos elementos si no planeas usarlos.

Controles de brillo, contraste y temperatura al tomar una fotografía

 

La app de Cámara siempre va por defecto al modo Cámara, pero podemos escoger otros modos: Visión nocturna, Movimiento, Retrato, Vídeo o Modos. Este último da acceso a los modos Panorámica, Foto esférica y Lens.

El modo Movimiento es nuevo y tiene dos modos de disparo:

  • Toma de Acción se utiliza para capturar un sujeto que se está movimiento rápidamente siguen su camino con el teléfono y generando un efecto de movimiento en el fondo.
  • Larga exposición se utiliza para capturar la estela que deja un sujeto en movimiento rápido, mientras que el fondo permanece enfocado. Esto es útil, por ejemplo, para captar las luces de los coches en movimiento.

A continuación, podemos ver un ejemplo de la funcionalidad Toma de Acción:

 

Otras opciones curiosas son la función de profundidad de redes sociales, que guarda datos de profundidad que las apps de redes sociales pueden utilizar al publicar imágenes, las secuencias aceleradas en astrofotografía, que exportan la foto y la secuencia acelerada, y la luz de temporizador, que emite destellos con el flash en la parte trasera durante una cuenta atrás.

Google también afirma que elimina las caras borrosas al tomar capturas en movimiento, aunque es complicado saber si, en la práctica, se nota alguna diferencia, ya que no hay ningún indicador que muestre que esta funcionalidad ha hecho efecto.

Si eres un usuario avanzado, te gustará saber que Google permite activar un modo RAW + JPEG que almacena, junto con la imagen, un archivo RAW (DNG).

 

La app de Cámara no se limita a hacer fotografías, sino que te puede avisar si la lente está demasiado sucia para tomar fotos con alta calidad y ofrece sugerencias de encuadre.

A continuación, vamos a revisar la calidad de cada una de las cámaras traseras.

 

Cámara gran angular (principal)

La cámara gran angular es la que se utiliza habitualmente para tomar fotografías y, por tanto, la que más interés despierta.

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara principal gran angular por el día. La cámara hace un excelente trabajo a la hora de preservar los detalles, reflejar colores reales y ofrecer una exposición adecuada.

Imágenes capturadas por la cámara gran angular con luz abundante

 

Cuando la luz escasea es cuando las cámaras de los smartphones demuestran su valía. En esta situación, el Pixel 6 consigue mantener muy bien el tipo, ofreciendo imágenes con ruido limitado, colores vivos, exposiciones acertadas y un amplio rango dinámico.

Los colores mantienen la viveza de las tomas a la luz del día, a diferencia de otros teléfonos donde se ven más apagados. El detalle es bueno en general, aunque en algunas zonas oscuras se puede apreciar ruido.

Imágenes capturadas por la cámara gran angular con luz escasa

 

Google ofrece un modo Noche que incrementa la luz en escenas oscuras mediante la captura y posterior fusión de varias imágenes con distintas exposiciones. Este modo tarda un poco más de tiempo en registrar la imagen pero, a cambio, se obtiene una imagen más limpia y más iluminada.

Es posible activar este modo manualmente o, como está por defecto, dejar que se active automáticamente cuando el teléfono considera que es necesario.

Para la mayoría de las capturas por la noche, el teléfono activa este modo, aunque curiosamente el fichero resultante solo tiene el sufijo _NIGHT en el nombre si han sido tomadas eligiendo manualmente el modo Noche. En mis pruebas, sin embargo, no he notado diferencia entre activarlo manualmente o dejar que se active solo.

 

Cámara ultra gran angular

La cámara ultra gran angular permite tomar fotografías muy espectaculares gracias a que capta muchos más elementos de los que normalmente caben en una fotografía.

Aunque las cámaras ultra gran angular distorsionan en los extremos, Google ha hecho un buen trabajo para reducir dicha distorsión y que las líneas rectas no se vean curvadas.

La principal limitación de esta cámara es que no posee estabilización óptica y su apertura es algo limitada, por lo que no ideal para tomar fotografías en situaciones de poca luz. Aún con todo, la calidad de la imagen es superior a lo que encontramos en las cámaras ultra gran angular de otros smartphones. Además, soporta la captura de fotografías en modo Noche.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de capturas con la cámara ultra gran angular.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

La cámara ultra gran angular también permite tomar fotografías en modo Noche, dando como resultado imágenes más luminosas, aunque de nuevo no hay diferencia entre activar este modo manualmente o dejar que el teléfono lo active cuando lo considere necesario.

Modo Noche con la cámara ultra gran angular

 

Modo Retrato

El Pixel 6 es capaz de tomar fotografías en modo Retrato con el fondo desenfocado artificialmente.

Dado que el Pixel 6 no tiene una cámara teleobjetivo, los retratos son capturados por la cámara gran angular, que no es la ideal para tomar primeros planos ya que este tipo de lentes tiende a deformar la nariz cuando nos acercamos mucho al sujeto.

Posiblemente por esta razón, nada más activar el modo Retrato, Google hace un pequeño zoom en la imagen, que aparentemente corresponde a un zoom 1.3x. Lo sé porque si estás en el modo Cámara normal, pulsas sobre 2x y pasas a modo Retrato, en vez de mostrarse 1x se muestra 1.3x (parece un bug ya que si abres el modo Retrato de otra forma, se muestra como 1x).

 

Google también permite seleccionar una opción de zoom 2X, aunque obviamente se trata de un recorte por software.

A continuación, podemos ver unos ejemplos de fotografía tomadas con modo Retrato. Como podemos apreciar, el Pixel 6 hace un buen trabajo a la hora de separar a la persona del fondo de la imagen, aunque el pelo siempre es problemático.

Fotografías tomadas en modo retrato

 

Como curiosidad, el modo Retrato no solamente puede aplicarse personas, sino también a objetos, como podemos ver en este ejemplo.

 

Comparativa de cámaras por la noche

Una de las principales diferencias que encontramos entre los smartphones de gama alta y los más asequibles es la calidad de sus cámaras, especialmente en situaciones difíciles cuando la luz escasea.

He querido comparar el rendimiento en poca luz del Samsung Galaxy S22 Ultra con los mejores smartphones del momento: Samsung Galaxy S22+, Apple iPhone 13 Pro, Google Pixel 6 y Huawei P50 Pro.

Las fotografías han sido tomadas en modo Automático, sin modificar ningún parámetro de captura respecto a lo que establece la cámara por defecto. Las fotografías han sido tomadas a pulso en el mismo momento, con un lapso máximo de un par de minutos entre la primera y la última captura de cada teléfono.

 

Escena 1: Paisaje nocturno

 

Esta escena es interesante porque captura un paisaje muy amplio, lo que permite comprobar el grado de detalle que cada cámara es capaz de preservar si nos fijamos en objetos lejanos.

Por otro lado, también nos permite apreciar cómo gestiona cada smartphone la presencia de luces intensas (farolas) con zonas más oscuras.

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

 

En mi opinión, en esta escena, el iPhone 13 Pro es quien hace el mejor trabajo a la hora de preservar las texturas. El resto de smartphones han aplicado un procesado de ruido más agresivo que hace que, por ejemplo, la fachada de la casa y la el asfalto de la calzada se vean como zonas uniformes de color sin apenas textura.

Es interesante notar que los Samsung Galaxy S22+ y S22 Ultra han tenido algunos problemas a la hora de manejar las luces de las farolas del parque, que se ven demasiado brillantes y hacen que los árboles de alrededor se vean blancos. También resulta algo extraño el contorno que presentan ciertos objetos, como la furgoneta aparcada a la derecha, en las capturas de Samsung.

Las imágenes captadas por los Pixel 6 y Huawei P50 Pro son casi idénticas, incluso en el balance de blancos aplicado, que es más amarillento y menos realista que los de las cámaras de Samsung y Apple.

 

Escena 2: Detalle de edificios

 

Esta escena es muy apropiada para analizar la nitidez de la imagen de cada smartphone, ya que las vallas, los portones del garaje y los ladrillos de las casas permiten distinguir muy bien los detalles (o la falta de este detalle).

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

 

De nuevo, los Samsung Galaxy S22 Ultra y S22+ ofrecen una nitidez algo menor que el resto de smartphones, ya que la reducción de ruido es más agresiva.

Esto se aprecia muy bien en los portones de los garajes, donde no se aprecia un patrón de líneas verticales que sí que está presente en el resto. Lo mismo ocurre con los ladrillos de la fachada.

Las imágenes captadas por los iPhone 13 Pro, Pixel 6 y Huawei P50 Pro son bastante parecidas en cuanto a nitidez y contención de ruido, y en los tres casos son muy buenas.

El inconveniente de las imágenes captadas por los Pixel 6 y Huawei P50 Pro es que el balance de blancos es demasiado amarillento, especialmente en el caso del smartphone de Huawei. En este aspecto, las capturas de Samsung y Apple ofrecen un colorido más realista.

 

 

Escena 3: Detalle de texturas

 

En esta nueva escena, volvemos a constatar lo que ya hemos visto en las dos anteriores. Los smartphones de Samsung, Galaxy S22 Ultra y Galaxy S22+, tienden a suavizar las texturas con el objetivo de reducir el ruido, aunque como se puede apreciar en el tejadillo, se pierden en gran medida las texturas.

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

En este caso, el iPhone 13 Pro es el que más grano muestra en un claro intento por preservar la nitidez de la imagen. No obstante, en este caso, habrá quien prefiera la captura del Huawei P50 Pro, que logra un balance bastante equilibrado entre textura y ruido, aunque colores algo sobresaturados.

El Pixel 6 obtiene un resultado similar al Huawei P50 Pro en la zona del tejado, pero si nos fijamos en la valla de la zona derecha, la imagen no es tan nítida como en la captura de Huawei o Apple.

 

Escena 4: Interior muy poco iluminado

 

Esta última escena ha sido tomada en una habitación que estaba prácticamente a oscuras, solo con algo de luz entrando por la puerta, por lo que no es extraño que la calidad de la imagen sufra.

Es una prueba bastante extrema, y todos los smartphones hacen uso de una larga exposición para mostrar una imagen más brillante que la realidad (que sería una imagen casi totalmente negra).

Detalle de la imagen captada por cada smartphone

 

Comenzando con las capturas tomadas por el Samsung Galaxy S22+ y S22 Ultra, la captura del modelo «Ultra» se ve menos nítida, como si la compresión fuera más elevada que la del modelo «Plus», aunque en realidad el fichero del modelo «Ultra» ocupa más espacio (1.9MB vs. 1.7MB).

En todo caso, llama la atención la elevada compresión que aplica Samsung a los ficheros de las imágenes en comparación con otros fabricantes, ya que, por ejemplo, los ficheros de imagen de Apple y Huawei ocupan más del doble de espacio, en torno a 3 o 4 MB.

La imagen captada por el iPhone 13 Pro muestra, como en los casos anteriores, más grano que las otras, pero a la vez retiene una gran cantidad de información de las texturas.

En este caso, los Pixel 6 y Huawei P50 Pro logran un buen equilibrio entre ruido y nitidez, especialmente en el caso del Pixel 6.

 

▶ Si quieres comparar tú mismo todas las imágenes originales, puedes descargarlas desde aquí: comparativa.zip.

 

Grabación de vídeo

El Pixel 6 es capaz de grabar vídeo en UHD/4K (3840×2160) a 30/60fps (solo 30 fps con la ultra gran angular) y Full HD/1080p (1920×1080) a 30/60fps. En el caso de grabar a resolución Full HD, es posible seleccionar una tasa variable de FPS que se ajusta automáticamente a las condiciones de la escena.

Con objeto de reducir el espacio ocupado por los vídeos, Google permite utilizar el formato HEVC (H.265) de alta eficiencia que reduce el espacio ocupado por el vídeo, pero puedes tener problemas de compatibilidad al reproducirlo en otro dispositivo.

Google afirma que el nuevo chip Tensor permite al Pixel 6 aplicar «HDRNet» a los vídeos fotograma a fotograma. Eso significa que el Pixel 6 está utilizando el mismo proceso HDRNet que se utiliza en las fotos de los teléfonos Pixel, pero se está aplicando a cada fotograma individual de un vídeo grabado incuso a 4K a 30 FPS.

A continuación, podemos ver unos ejemplos de vídeos grabados en resolución [email protected] y [email protected] por el día. En ambos casos, la calidad de la imagen es muy buena.

Vídeos grabados en [email protected] y [email protected] por el día

 

Aquí podemos ver unos ejemplos de vídeos grabados por la noche. La calidad de imagen en [email protected] no es la mejor, ya que se aprecia una gran cantidad de ruido, pero la el vídeo a [email protected] se ve mucho mejor.

Vídeos grabados en [email protected] y [email protected] por la noche

 

A la hora de grabar vídeo, Google ofrece varios modos de estabilización de vídeo:

  • Estándar: Para cuando haya poco movimiento (opción predeterminada)
  • Fija: Para contenido lejano y que no se mueve (con zoom 2x)
  • Activa: Para cuando haya mucho movimiento (solo disponible en 1080p) ya que utiliza la cámara ultra gran angular. La calidad de imagen es inferior debido al uso de esta lente.
  • Efecto barrido: Para grabaciones panorámicas y fluidas (mitad de la velocidad, sin sonido)

 

Cámara frontal

La cámara frontal del Pixel 6 consta de una cámara gran angular (84º) de 8MP (tamaño de píxel de 1,12 μm), apertura ƒ/2.0 y enfoque fijo (es decir, solo enfoca a una determinada distancia).

A continuación, incluyo algunos selfies captados con la cámara del Pixel 6, que ofrecen una buena calidad de imagen sin sobreexponer en exceso el fondo incluso en situaciones de alto contraste y con una buena rendición de los colores de piel.

Selfies tomados con la cámara frontal del Pixel 6

 

La cámara frontal ofrece un modo Retrato que puede difuminar el fondo para producir el efecto bokeh.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de selfies tomados con esta funcionalidad donde podemos apreciar que Google ha hecho un buen trabajo a la hora de implementar este procesado.

Selfies tomados en modo Retrato con la cámara frontal del Pixel 6

 

A la hora de grabar vídeo con la cámara frontal, Google ofrece una opción llamada sonido mejorado que es ideal para capturar voces nítidas en lugares ruidosos, reducindo ruidos no deseados como el del viento, el tráfico o las multitudes.

Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

El Pixel 6 es compatible con VoLTE, así como llamadas WiFi si tu operador ofrece este servicio.

Google ofrece una función llamada Llamadas Verificadas que permite a las empresas verificadas indicarte quiénes son y por qué llaman antes de que descuegues. Para utilizarla, debes añadir tu número de teléfono a tu cuenta de Google.

Precio

El Pixel 6 está a la venta por 🛒 649€ en la tienda Google Store, en una única variante con 128 GB de almacenamiento. Puede que lo encuentres más barato en algunas ofertas de Amazon.

Otra opción interesante es el Pixel 6 Pro, que está a la venta por 🛒 899€ en la tienda Google Store. Frente al Pixel 6, el modelo Pro incorpora una pantalla más grande de 6,7″ a 120 Hz, una cámara teleobjetivo de 48MP y una cámara frontal de más resolución (11 MP).

Conclusiones

El Pixel 6 posee una construcción muy cuidada, con un cuerpo de aluminio y una parte trasera de cristal. El teléfono cuenta con protección Gorilla Glass Victus en el frontal, y se conforma con Gorilla Glass 6 en la parte de atrás.

El frontal está dominando por una pantalla de 6,4″, rodeada por marcos más anchos de lo que me gustaría, lejos de lo que lo encontramos en, por ejemplo, la familia Galaxy S22.

La cámara frontal está situada en un orificio en el centro, aunque personalmente hubiera preferido verla en una esquina para que interfiriese menos con el contenido al ver vídeos o jugar en horizontal.

En España, el Pixel 6 solo está disponible en color negro (Stormy Black), con un acabado brillante que atrae bastante las huellas dactilares.

En el lateral, encontramos el botón de encendido y el de volumen. Aunque es cuestión de gustos, encuentro que ambos botones ofrecen más resistencia de lo habitual al ser pulsados y, a diferencia de los Pixel anteriores, el botón de encendido ya no es de otro color.

La parte trasera es bastante diferente a todo lo que hemos visto, ya que sobresale una tira horizontal donde se sitúan las cámaras traseras y el flash. Este módulo resulta bastante grande, pero, al ir de lado a lado, al menos el teléfono no baila al utilizarlo sobre una mesa.

Con un grosor de 8.9 mm. y un peso de 207 gramos, el Pixel 6 es un smartphone contundente y, en cierta medida, también algo pesado para el tamaño de su pantalla.

El Pixel 6 llega con un panel AMOLED de 6.4″ con resolución Full HD+ y soporte para reproducción HDR. La pantalla ofrece una buena fidelidad de color, con un modo que refleja con una fidelidad casi perfecta el gamut sRGB, en caso de que quieras ver contenidos tal y como se crearon.

El panel ofrece una alta tasa de refresco de 90 Hz (si quieres 120 Hz, tendrás que optar por el modelo «Pro»). Aún siendo adaptativa, solamente conmuta entre 60 y 90 Hz, por lo que no ahorra tanta batería como otros smartphones al mostrar contenido estático o ver vídeos a 24/30 fps.

 

El brillo máximo de la pantalla es alto, 783 nits según mis mediciones, aunque no alcanza a los mejores buques insignia. Los ángulos de visión no son los mejores, ya que se notan destellos de color de la pantalla de tono rojo y verde al girar la pantalla cuando usas apps con el fondo blanco.

Google ofrece las funcionalidades Pantalla Siempre Activa que muestra permanentemente información útil en pantalla, Atención a la pantalla que evita que la pantalla se apague si estás mirándola, y Luz Nocturna que reduce la emisión de luz azul.

Centrándonos en el rendimiento, el Pixel 6 estrena chip de la casa, Google Tensor, que apuesta por el rendimiento de IA para habilitar ciertas funcione exclusivas de este teléfono.

A nivel de CPU, su rendimiento está un peldaño por debajo de los mejores Snapdragon y Exynos del año pasado, aunque en el aspecto gráfico (GPU), la cosa está bastante más igualada con los chips de Qualcomm y Samsung de 2021.

Lo que sí que he notado es que, tras largos períodos de tiempo, el chip Tensor reduce su rendimiento de manera notable, aunque esto no es un problema ya que tiene potencia de sobra.

El Pixel 6 llega a España en una única variante de 8 GB de RAM LPDDR5 y 128 GB de almacenamiento UFS 3.1.

En ambos casos, se trata de tecnologías muy rápidas, aunque me hubiera gustado ver más opciones, ya que además Google no ha incluido la posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta micro-SD.

En el día a día, el Pixel 6 se mueve con fluidez. Las apps se abren rápido y la interfaz se mueve con animaciones suaves. Los juegos 3D complejos como Call of Duty Mobile, Asphalt 9 Real Racing 3 se mueven a tasas de FPS elevadas y estables.

Google ha incorporado un lector de huella dactilar óptico bajo la pantalla. Este lector no es tan seguro ni tan fiable como el lector ultrasónico que llevan otros smartphones. Se nota un cierto retardo y, en ocasiones, hay que repetir la pulsación para que se desbloquee.

Lamentablemente, el Pixel 6 no cuenta con un sistema de reconocimiento facial, ni siquiera unos 2D, por lo que no podemos desbloquear el teléfono con el rostro, aunque esta funcionalidad podría llegar más adelante.

El Pixel 6 tiene una batería de 4.614 mAh, que ofrece una autonomía sólida tanto a 60 como 90 Hz, aunque otros smartphones con baterías más grandes duran aguantan más. En el día a día, podrás llegar al final de la jornada con batería de sobra siempre que no hagas un uso muy intensivo.

El Pixel 6 cuenta con carga rápida de 21 vatios a través del estándar USB-PD 3.0, capaz de recargar un 50% en unos 35 minutos según mis pruebas. No es la más rápida, pero tampoco está mal. También es compatible con carga rápida inalámbrica hasta 21W con Google Pixel Stand (2ª Gen.) y carga inalámbrica inversa.

 

El Pixel 6 llega con Android 12 de fábrica, la última versión del sistema operativo de Google. Una ventaja de ser un teléfono Pixel es que recibirá actualizaciones de versiones principales de Android durante al menos tres años.

Ahora bien, algunas de las últimas actualizaciones de software del Pixel 6 han traído bastantes problemas, lo que ha creado frustración entre los usuarios. Como a España el teléfono ha llegado meses más tarde su lanzamiento, nos hemos ahorrado buena parte de estos problemas, pero es preocupante.

Android 12 incorpora mejoras interesantes como una interfaz que se adapta a los colores del fondo de pantalla, indicadores de privacidad cuando una app usa el micrófono o la cámara,  acceso solo a ubicación aproximada (en lugar de precisa) a las apps, un panel de privacidad, etc.

Google ha añadido algunas funcionalidades exclusivas de los Pixel que son posibles gracias a las capacidades de IA del chip Tensor, como Traducción Instantánea, Escribir por Voz y Asistencia de Llamada. El inconveniente es que algunas de estas funcionalidades están limitadas a idioma inglés.

En comparación con las capas de software de otros fabricantes, echo de menos algunas funcionalidades útiles como el clonado de aplicaciones, la protección de apps mediante contraseña, la creación de un espacio privado o el modo escritorio.

En el aspecto multimedia, cabe destacar la presencia de dos altavoces estéreo, aunque el segundo altavoz no está en el frontal sino junto al conector USB-C.

Google no ha incluido un conector de auriculares de 3.5mm, por lo que tendrás que recurrir a auriculares Bluetooth o por USB Tipo-C. Tampoco cuenta con radio FM.

En el aspecto de conectividad, el Pixel 6 es compatible con Wi-Fi 6/6E, Bluetooth 5.2, NFC y redes celulares 5G con soporte Sub-6 (pero no mmWave) en España. Lamentablemente, no cuenta con Dual SIM mediante dos tarjetas físicas, pero sí mediante una eSIM.

El Pixel 6 posee una cámara principal con sensor de 50MP (1/1.31″, 1.2µm) y apertura f/1.85 y una cámara ultra gran angular con sensor de 12MP y apertura f/2.2. A estas cámaras le acompaña un módulo de enfoque láser. Si echas de menos una cámara teleobjetivo, tendrás que irte al modelo Pro para encontrar esta lente.

La cámara trasera es capaz de tomar excelentes fotografías, especialmente si lo comparamos con otros smartphones de un precio similar.

Las fotografías tomadas durante el día ofrecen una elevada nitidez, un colorido fiel y una exposición acertada. Por la noche, las imágenes retienen detalle y preservan el colorido original, a la vez que mantienen el ruido contenido. No obstante, en mi opinión, por la noche el Pixel 6 no produce imágenes de tan buena calidad como otros buques insignia con los que lo he comparado.

 

El modo Retrato funciona bien y permite modificar el grado de desenfoque a posteriori. De hecho, la app Fotos es capaz ahora de aplicar el efecto Retrato a cualquier imagen aunque no la hayas tomado con este modo.

Google ofrece un modo Mejor Toma que captura fotografías antes y después de pulsar el botón de disparo, y sugiere una toma mejor si la que tú has capturado presenta algún problema (por ejemplo, ojos cerrados). Es capaz de identificar las Caras frecuentes que salen en nuestras fotos para elegir la toma en la que sale sonriendo, por ejemplo.

También incluye un modo Visión Nocturna con ambas cámaras que toma fotografías en condiciones de iluminación escasa con una mayor exposición sin necesidad de utilizar un trípode. Lo mejor de todo es que es posible activar que se utilice este modo automáticamente cuando sea necesario.

Como novedad, Google ha incluido un par de modos de movimiento — Toma de acción y Larga exposición — que, en mi opinión, no dejan de ser una curiosidad.

La cámara frontal cuenta con un sensor de 8 MP con apertura f/2.0. Esta cámara incorpora un flash sintético que ilumina la pantalla para añadir luz extra y tomar mejores selfies con poca luz. Los resultados que se obtienen con esta cámara son buenos y también soporta el modo Retrato.

A la hora de grabar vídeo, el Pixel 6 produce una imagen estable tanto con la cámara trasera como con la cámara frontal gracias a distintos modos de estabilización que ofrece.

Es posible grabar vídeo hasta [email protected] con la cámara trasera y hasta [email protected] con la cámara frontal.

El Pixel 6 está a la venta por 🛒 649€ en la tienda Google Store, en una única variante con 128 GB de almacenamiento. Puede que lo encuentres más barato en algunas ofertas de Amazon.

¿Merece la pena el Pixel 6? El Pixel 6 es una excelente opción si buscas un smartphone que ofrezca una gran experiencia de Android con actualizaciones rápidas, un rendimiento elevado, un buen conjunto de cámaras y una autonomía sólida.

Lo mejor:

  • Construcción de aluminio y cristal con protección Gorilla Glass Victus (frontal) y Gorilla Glass 6 (trasera)
  • Pantalla AMOLED con excelente fidelidad de color, elevada nitidez, alto brillo, alta tasa de refresco (90 Hz) y pantalla siempre activa.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware competente y una capa software ligera.
  • Rendimiento gráfico elevado al jugar a títulos exigentes.
  • Conectividad WiFi 6E, Bluetooth 5.2, NFC y 5G (Sub-6).
  • Funcionalidades exclusivas del Pixel como Traducción Instantánea, Escribir por Voz y Asistencia de Llamada.
  • Última versión de Android y garantía de actualizaciones de versiones principales durante tres años.
  • Cámaras traseras con excelente calidad de imagen y funcionalidades software interesantes (mejor toma, visión nocturna, modo retrato, controles de exposición/contraste/temperatura, etc.).
  • Cámara frontal con buena calidad de imagen y efecto Retrato.
  • Altavoces estéreo con sonido equilibrado.
  • Buena autonomía en el día a día y carga rápida por cable e inalámbrica
  • Resistencia al agua y el polvo (IP68)

Lo peor:
  • Marcos rodeando la pantalla algo más anchos que otros buques insignia
  • El chip Tensor de Google no es tan potente en CPU como los chips Snapdragon/Exynos de gama alta de 2021.
  • Cambios de color de la pantalla al observarla desde un ángulo. Tasa de refresco de 90 Hz que nos deja con ganas de más.
  • Lector de huella óptico algo más lento y menos fiable que el de los sensores ultrasónicos de otros fabricantes.
  • Algunas actualizaciones de software han producido más problemas de los que han arreglado.
  • Carga rápida no tan rápida como otros rivales y cargador no incluido en la caja.
  • Sin ranura para micro-SD o segunda SIM (aunque soporta eSIM).
  • Sin reconocimiento facial.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

💿 ¡Ofertas del 12.12! ¡Windows 10 Pro al precio más bajo y Office 2021 por 13,65€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
88%
Feliz
13%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario