Quitar este panel

Análisis del iPhone 8 Plus a fondo y opinión [REVIEW]

💿💻 ¡Ofertaza! Consigue Windows 10 Pro por 12,58€ y Office 2019 Pro por 51,41€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del iPhone 8 Plus.

A principios de septiembre, Apple anunció el esperado iPhone X, que destaca por su espectacular pantalla sin apenas marcos y un nuevo sistema de autenticación biométrica Face ID.

Sin embargo, el iPhone X no fue el único smartphone que la compañía presentó ese día, sino que también fueron anunciados los nuevos iPhone 8 y iPhone 8 Plus, que suponen una evolución menos transgresora respecto a los iPhone 7 y iPhone 7 Plus del año pasado.

El iPhone 8 Plus posee una apariencia muy similar a la de su antecesor, especialmente en el frontal, si bien la cubierta trasera de metal ha sido sustituida por otra de cristal que habilita el uso de la carga inalámbrica.

Otras novedades que encontramos en el nuevo modelo son la incorporación de una pantalla True Tone, que adapta el tono de color a la iluminación ambiente, un potente procesador A11 Bionic de seis núcleos y algunas mejoras interesantes en la cámara dual.

Por gentileza de Apple, hemos tenido oportunidad de probar el iPhone 8 Plus durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones sobre este nuevo dispositivo.

 

 

Diseño y Construcción

El iPhone 8 Plus sigue las mismas líneas de diseño de los modelos anteriores, pero Apple ha introducido algunos cambios en los materiales utilizados.

El chasis interno del iPhone 8 Plus sigue siendo de aluminio serie 7000, un material muy resistente que se utiliza habitualmente en la industria aeroespacial.

El principal cambio llega en la parte de atrás, que ha dejado de ser de metal para ofrecer un acabado en cristal que, entre otras virtudes, permite la carga inalámbrica.

El uso de cristal ha permitido a Apple eliminar definitivamente las líneas de antena de la parte de atrás — siguen presentes en los bordes — ya que, a diferencia del metal, el cristal permite el paso de las ondas sin problemas.

Apple afirma que el cristal utilizado en la parte frontal y posterior el iPhone 8 Plus es el más resistente jamás usado en un smartphone.

Durante las semanas que llevo utilizando el teléfono sin funda, no ha sufrido ningún daño, a pesar de haberse rozado con otros objetos como llaves, monedas, etc.

El iPhone 8 Plus está disponible en colores oro, plata y gris espacial, aunque sorprendentemente este año no tenemos ninguna variante en color negro, a pesar de que resultó ser un color muy popular entre los modelos del año pasado. El color oro que hemos probado tiende a un tono entre rosa y cobrizo.

Los bordes del teléfono, el aro que recubre el botón Touch ID y el cristal trasero están a juego con el tono de color del teléfono, mientras que el frontal es blanco en los modelos oro y plata, y negro en el modelo gris espacial.

El iPhone 8 Plus cuenta ahora con una cubierta trasera de cristal

 

El nuevo acabado en cristal otorga al iPhone 8 Plus un diseño bastante atractivo, especialmente ahora que la mayoría de los smartphones, incluso los de gamas más asequibles, optan por un cuerpo metálico.

Afortunadamente, las huellas no quedan apenas marcadas en el cristal trasero del modelo color oro que he probado, por lo que no tendrás que limpiar el dispositivo continuamente.

Aunque el iPhone 8 Plus posee un cuerpo muy fino, su pantalla de 5.5″ con ratio tradicional 16:9 hace que sea un smartphone bastante grande, especialmente si lo comparamos con el iPhone X o con los últimos smartphones estrella de Android, que llegan con marcos mínimos rodeando la pantalla.

En este aspecto, me hubiera gustado que el iPhone 8 Plus llegase con marcos más estrechos, pero la compañía ha preferido mantener un diseño continuista en el iPhone 8 y ofrecer algo mucho más rompedor en el iPhone X. A fin de cuentas, reducir los marcos frontales no es algo sencillo ya que supone eliminar el botón Touch ID.

 

El iPhone 8 Plus se siente bien en la mano ya que, a pesar de su gran tamaño, cuenta con unos bordes redondeados que no se clavan en la mano al sostenerlo durante una llamada.

Un inconveniente del gran tamaño del iPhone 8 Plus es que resulta difícil alcanzar todas las zonas de la pantalla con una sola mano. El interfaz de iOS tampoco ayuda ya que es habitual encontrar los controles de navegación en la parte superior de la pantalla, en lugar de en la zona inferior.

Por suerte, iOS incorpora una funcionalidad llamada “Fácil Alcance” que hace que la mitad superior de la pantalla descienda al pulsar dos veces sobre el botón de Inicio. La última versión de iOS 11 trae además la opción de compactar la anchura del teclado y acoplarlo a la derecha o la izquierda.

A continuación, vamos a revisar todos los lados del iPhone 8 Plus para ver qué elementos encontramos.

La parte delantera del iPhone 8 Plus está ocupada principalmente por la pantalla, que cuenta con una curvatura 2.5D en los extremos que se introduce elegantemente en el cuerpo del teléfono.

Los marcos a derecha e izquierda no son especialmente estrechos, como se puede apreciar en la imagen, ni tampoco lo son los marcos por encima y por debajo de la pantalla.

Encima de la pantalla está el auricular para el oído y la cámara frontal, así como los sensores de luminosidad y proximidad. Como es habitual, no encontramos ningún LED de notificaciones.

Debajo de la pantalla únicamente encontramos el botón Inicio, que mantiene el diseño circular de los iPhone anteriores y además alberga el característico sensor de huella dactilar Touch ID.

Al igual que en el iPhone 7 Plus, el botón Touch ID no es un botón pulsable, sino que es una superficie inmóvil. Al ejercer fuerza sobre el botón, este vibra como si hubieras apretado realmente un botón físico.

En la parte de atrás podemos encontrar, en la esquina superior izquierda, la cámara de fotos con lente dual, el flash cuádruple LED/Xenon y un micrófono colocado entre ambos.

La cámara sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, aunque por suerte está protegida por zafiro, por lo que es imposible que se raye (el zafiro solo puede ser rayado por diamante o por otro zafiro).

Un poco más abajo, pero todavía en la mitad superior del teléfono, encontramos la manzana del logotipo de Apple, con un acabado en espejo.

En la parte inferior podemos leer “iPhone”, sin ninguna referencia al modelo específico. Debajo hay diversas inscripciones en letra pequeña y algunos logotipos.

Como hemos comentado anteriormente, el iPhone 8 Plus carece de líneas de antena en la parte de atrás, aunque estas estaban presentes en modelos anteriores.

En la parte superior no encontramos ningún botón ni conector.

 

En la parte inferior está el el conector Lightning y el altavoz. El iPhone 8 Plus carece de conector de auriculares, algo que empieza a ser habitual entre muchos smartphones de gama alta.

 

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y el compartimento para la tarjeta nanoSIM, con una bandeja que se extrae al introducir un objeto punzante incluido en la caja del teléfono. En los extremos encontramos dos pequeñas líneas de antena.

 

Por último en el lateral izquierdo está el interruptor para activar el modo Silencio y los dos botones para controlar el volumen. En los extremos también encontramos dos pequeñas líneas de antena.

 

Apple ha dotado al iPhone 8 Plus de resistencia al agua, ya que cuenta con certificación IP67. Esto significa que puede ser sumergido  a 1 metro durante un máximo de 30 minutos sin sufrir daños.

Por tanto, no tendremos que preocuparnos si se derrama un vaso encima de nuestro iPhone o si, por accidente, se cae a la bañera o a la piscina. Incluso podemos optar por lavarlo debajo del grifo si se ensucia, lo cual resulta bastante práctico.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que la garantía no cubre los daños por agua, por lo que no deberías mojar el teléfono salvo por accidente.

La resistencia al agua del iPhone 8 Plus nos puede salvar de algún susto

Pantalla

El iPhone 8 Plus llega con un panel LCD de 5,5″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), es decir, el mismo tamaño y resolución que los modelos iPhone Plus anteriores. Esta resolución implica una densidad de píxeles elevada de 401 ppp.

Si bien es cierto que algunos smartphones de gama alta incorporan resoluciones más altas, como QHD (2.560 x 1.440 píxeles) o incluso 4K, la realidad es que la mejora en nitidez frente al iPhone 8 Plus es prácticamente imperceptible.

Como ya hemos comentado alguna vez, los estudios indican que el ojo humano sin entrenar no distingue más de 300 ppp.

De hecho, los smartphones estrella de Samsung utilizan por defecto una resolución de pantalla 1080p, ya que un mayor número de píxeles implica un mayor consumo de batería y no supone una gran mejora.

La principal aplicación de una pantalla con una densidad de píxeles muy elevada es la realidad virtual, pero Apple no comercializa ningún casco de realidad virtual sino que ha decidido apostar por la realidad aumentada (AR).

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles rojo-verde-azul uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas OLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

Matriz RGB de la pantalla del iPhone 8 Plus

 

El iPhone 8 Plus cuenta con una pantalla con amplia gama cromática, ya que es capaz de cubrir el gamut de color DCI-P3.

Si no estás familiarizado con los espacios de color, debes saber que todos los smartphones tratan de cubrir, al menos, el espacio de color sRGB / Rec. 709. Algunos smartphones de gama alta, como el iPhone 8 Plus, van más allá y tratan de cubrir el estándar DCI-P3, utilizado en la industria cinematográfica, y aspiran a cubrir el espacio de color más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color Rec. 2020, sino que se suelen quedar en torno al 60 por ciento, pero muchos paneles como sí que se acercan a cubrir el espacio DCI-P3 completo o, como el iPhone 8 Plus, lo cubren por completo.

La pantalla del iPhone 8 Plus ha superado con sobresaliente nuestras pruebas

 

Para analizar la calidad de la pantalla del iPhone 8 Plus hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo que hemos medido en la pantalla del iPhone 8 Plus es muy elevado, ya que se encuentra alrededor de los 678 nits (Apple habla de un valor máximo típico de 625 nits). Este nivel tan alto máximo se alcanza cuando el iPhone 8 Plus tiene activado el modo de brillo automático y se encuentra en un ambiente muy iluminado.

El brillo máximo de la pantalla del iPhone 8 Plus se encuentra bastante por encima de otros smartphones de gama alta como el Samsung Galaxy S8+ (576 nits) o el Galaxy Note 8 (536 nits).

 

La gama de colores del panel del iPhone 8 Plus es excelente ya que cubre un 100% del gamut sRGB. Con un error medio de 1.6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y un error máximo de 3.4 dE, la fidelidad en la reproducción de los colores es espectacular. El valor de gamma es excelente, 2.25, muy cercano al valor deseado de 2.2.

 

La pantalla del iPhone 8 Plus muestra un color negro es bastante profundo, ya que se encuentra alrededor de 0,49 nits con el nivel de brillo máximo.

Ahora bien, si observamos el iPhone a oscuras, se aprecia que el negro tiene cierto brillo. Un buen ejemplo es a la hora de ver una película, ya que las bandas negras son visibles, a diferencia de lo que ocurre con las pantallas OLED. En cualquier caso, el contraste resulta ser bueno, en torno a 1.380:1.

Para ajustar el balance de blanco a la luz ambiental, el iPhone 8 Plus ha heredado la funcionalidad True Tone del iPad Pro. El dispositivo cuenta con unos sensores de luz ambiental de cuatro canales que ajustan automáticamente el balance de blancos en función del color de la luz que ilumina la habitación.

La tecnología True Tone pasa desapercibida la mayor parte del tiempo pero basta con desactivarla para notar la diferencia, sobre todo cuando estamos en un entorno iluminado por luz artificial con un cierto tono de color.

Con la funcionalidad True Tone desactivada, la temperatura de color resulta ser 6.952ºK, lo que implica un cierto tono azulado. Sin embargo, al activar True Tone, el tono de la pantalla se adapta perfectamente al entorno.

Los iconos de apps parecen «salirse» de la pantalla del iPhone 8 Plus

 

Las pantallas LCD no alteran apenas los colores al ser observadas desde un ángulo, aunque el brillo tiende a disminuir en mayor medida que en otras tecnologías de pantallas. En el caso del iPhone 8 Plus, los ángulos de visión son muy amplios. Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo extremo aunque se nota una reducción en el nivel de brillo.

Como comentábamos antes, el iPhone 8 Plus es compatibles con el gamut de amplia gama cromática DCI-P3 que se utiliza en televisores 4K y en cine digital, y que es un 26 por ciento más amplio que el gamut sRGB que se utiliza habitualmente en los smartphones.

El iPhone 8 Plus detecta automáticamente el contenido DCI-P3 y conmuta automáticamente entre ambos gamuts para que los contenidos estándar se muestren con el gamut sRGB y, por tanto, los colores no se muestren sobresaturados.

A diferencia del iPhone X, el iPhone 8 Plus no posee una pantalla HDR. Como seguramente sabrás, HDR es una tecnología que amplía el rango dinámico de la imagen y permite apreciar más tonos de color en una misma escena.

Hardware y rendimiento

El iPhone 8 Plus estrena el nuevo procesador A11 Bionic, que integra un motor neuronal para llevar a cabo tareas relacionadas con inteligencia artificial de forma más eficiente y es considerablemente más potente que el A10 Fusion del iPhone 7 Plus.

La nueva CPU cuenta con seis núcleos: dos de alto rendimiento (un 25% más rápidos que los del A10) y cuatro de bajo consumo (un 70% más rápidos que los del A10) que están pensados para tareas menos exigentes.

Además, Apple ha incorporado un controlador de rendimiento de segunda generación que permite el uso simultáneo de los seis núcleos, lo que proporciona una mejora de hasta un 70% en cargas de trabajo complejas con múltiples hilos de ejecución.

A nivel gráfico, Apple ha incorporado en el iPhone 8 Plus la primera GPU diseñada por la propia compañía, que cuenta con 3 núcleos y es un 30% más rápida que la del A10. Consume solo la mitad de la energía que consumía la GPU del año pasado.

Aunque Apple no proporciona información sobre la cantidad de memoria RAM de sus iPhone, cualquier herramienta de benchmark revela que el iPhone 8 Plus llega con 3GB de RAM, como el modelo del año pasado.

El iPhone 8 Plus integra un coprocesador de movimiento, llamado M11, en el chip A11 Bionic para conectar el acelerómetro, la brújula, el giroscopio y el barómetro. Este coprocesador libera al procesador de ciertas tareas que se ejecutan constantemente y, de esta forma, se reduce el consumo de batería.

A continuación vamos a ver en los benchmarks cómo se comporta el iPhone 8 Plus.

En el benchmark AnTuTu ha conseguido 191.385 puntos, un resultado espectacular que supera a cualquier otro smartphone que hayamos visto hasta ahora.

 

En el benchmark Geekbench 4 ha conseguido 4.222/9.998 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo.

Estos resultados confirman que el rendimiento de cada núcleo individual del chip A11 Bionic es espectacular aunque, pero también lo es el rendimiento cuando todos los núcleos funcionan a la vez.

 

Centrándonos en las capacidades 3D, en la prueba SlingShot de 3DMark el iPhone 8 Plus ha obtenido unos resultados excelentes aunque algunos smartphones Android superan su rendimiento.

 

Los benchmarks demuestran que el iPhone 8 Plus es un dispositivo extremadamente potente, ya que no solamente supera con creces al modelo anterior sino que queda por encima de cualquier otro smartphone en rendimiento de CPU.

Dejando a un lado los benchmarks, el comportamiento del iPhone 8 Plus en el día es excelente. Todas las aplicaciones se mueven con suavidad y no he notado ningún signo de lentitud, ni siquiera al realizar multi-tarea compleja — por ejemplo, al jugar a algún título 3D exigente mientras se descargan e instalaban actualizaciones de apps.

En los juegos 3D que he probado — como Asphalt Xtreme, Afterpulse o Dead Effect 2 — el iPhone 8 Plus se ha comportado de manera ejemplar, moviendo los gráficos con una gran rapidez y una tasa de FPS muy elevada. Es un placer jugar con este teléfono, no solamente por la calidad de los gráficos sino también por los rápidos tiempos de carga.

El rendimiento del iPhone 8 Plus en juegos 3D exigentes es excelente

 

Como todos los smartphones de gama alta, la parte de atrás del iPhone 8 Plus se calienta al jugar durante un largo período de tiempo. Tras jugar algunas partidas, he medido temperaturas alrededor de 46 grados en la zona de la cámara de la superficie trasera.

El iPhone 7 Plus ya ofrecía un rendimiento excelente, por lo que, en el día a día, es difícil apreciar la mayor potencia del iPhone 8 Plus. Esto no significa que la potencia esté desaprovechada ya que ciertas funcionalidades como los efectos de iluminación de retratos en tiempo real o la grabación de vídeo 4K a 60 fps solo son posibles con este procesador.

El iPhone 8 Plus se comercializa en dos variantes de 64 y 256 GB de almacenamiento. Como ya es bien conocido, Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD, por lo que debes escoger la capacidad de almacenamiento con cuidado, especialmente si tienes pensado capturar vídeos en resolución 4K (en este aspecto, como veremos más adelante, el uso del nuevo codec HEVC ayuda a que los vídeos ocupenahora  menos espacio).

En el aspecto de conectividad, el iPhone 8 Plus va bien servido gracias a conectividad Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz), LTE/4G, y Bluetooth 5.0.

El soporte de Bluetooth 5.0 ofrece un alcance hasta cuatro veces superior en comparación con la versión 4.2, así como una tasa de transferencia dos veces superior.

Esto es especialmente interesante si utilizas algún altavoz conectado por Bluetooth para reproducir música.

El iPhone 8 Plus no posee radio FM, algo que puede echar para atrás a los usuarios que utilizar su smartphone para escuchar la radio analógica.

El iPhone 8 Plus incorpora un modem LTE capaz de ofrecer velocidades de conexión de hasta 1 Gbps pero la ausencia de antenas 4×4 MIMO hacen que se quede en 800 Mbps, es decir, LTE Cat. 15 — aún con todo, muy por encima de lo que podemos disfrutar en España.

Más interesante que la velocidad de conexión es el soporte de una gran cantidad de bandas de frecuencia, lo que garantiza que podremos disfrutar de 4G en cualquier país.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido muy satisfactoria. Se alcanzaron 260 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi 802.11n con una conexión de cable 300/30 Mbps de Vodafone, y 21 Mbps de bajada y 7 Mbps de subida con una conexión 4G de Movistar.

Por último, el iPhone 8 Plus cuenta con el lector de huella Touch ID integrado en el botón circular de Inicio, que reconoce la huella de forma rápida y fiable. Las apps de iOS pueden hacer uso de este lector para identificar al usuario, pero no tienen acceso a la información de la huella, que se guarda de forma segura en el propio teléfono.

La presencia del lector Touch ID se remonta al iPhone 5s

 

Batería

Apple no proporciona detalles técnicos sobre la batería pero no ha sido difícil averiguar que cuenta con una batería de 2691 mAh gracias a los chicos de iFixit.

Esta capacidad de batería se encuentra significativamente por debajo de la de su predecesor, que contaba con 2.900 mAh, pero Apple asegura que la autonomía no se va a ver perjudicada gracias a la mayor eficiencia del hardware.

 

Como es habitual, la capacidad nominal de la batería del iPhone 8 Plus está por debajo de la que ofrecen otros fabricantes de teléfonos Android en terminales de un tamaño de pantalla similar.

Sin embargo, la arquitectura del procesador de Apple y el funcionamiento de iOS permiten a los iPhone ofrecer una autonomía similar a otros smartphones.

En el día a día, con un uso bastante intenso del teléfono (sincronización de correo electrónico, uso frecuente de WhatsApp/Telegram, consulta de Twitter y Facebook, navegación web y conexión con un Apple Watch), he llegado al final del día con 20-30% de batería si no lo he cargado durante el día.

La recarga nocturna es obligada pero, a día de hoy, es complicado sobrevivir sin cargar nuestro smartphone todas las noches.

Una de las novedades más esperadas que ha incorporado Apple en el iPhone 8 Plus es la carga rápida de batería. 

Aunque la carga rápida ha estado presente en los smartphones Android desde hace tiempo, por fin ha llegado también a los iPhone. El iPhone 8 Plus se carga mucho más rápido que sus predecesores, aunque necesitarás un cargador más potente que el que llega en la caja para sacar el máximo provecho.

Para demostrar la diferencia entre las distintas velocidades de carga, Dan Loewenherz ha creado una gráfica con las curvas de carga que se obtienen con cargadores de 5W, 10W, 12W, 29W, 61W y 87W.

Como se puede observar, el salto en velocidad entre el cargador de 5W, que viene en la caja del iPhone, y el cargador de 10W o 12W del iPad es significativo, aunque también su tamaño es superior. El cargador de 12W cuesta 25 euros en la web de Apple.

Puedes conseguir velocidades ligeramente más rápidas con cargadores de 29W, 61W o 87W, pero la mejora es bastante pequeña para el precio que suponen estos cargadores. Además, al precio de estos cargadores hay que añadir un cable USB-C a Lightning.

Tiempos de carga en función del tipo de cargador utilizado. Fuente: Dan Loewenherz 

 

iOS permite conocer qué aplicación o componente del teléfono está haciendo un mayor uso de la batería, e incluso incorpora un modo de bajo consumo para ahorrar batería cuando más lo necesitamos.

Sin embargo, echo de menos algunas funciones que permitan reducir el consumo de la batería, de forma similar a lo que encontramos en otros teléfonos Android — por ejemplo, limitando temporalmente las actividades en segundo plano de ciertas apps no críticas.

Otra de las novedades que incorpora el iPhone 8 Plus es la carga inalámbrica mediante el estándar Qi. Basta con colocar el dispositivo encima de una base de carga compatible para que este se empiece a cargar, sin necesidad de conectar ningún cable.

Esta funcionalidad no es una novedad en el mundo de los smartphones, pero todavía no está muy popularizada. Por el momento, Apple únicamente ha habilitado la carga inalámbrica de 5W, que tarda algo más de 3 horas en cargar, pero antes de que termine el año habilitará la carga inalámbrica rápida de 7.5W con una actualización de iOS.

Encuentro la carga inalámbrica un añadido muy útil, ya que con un accesorio como este puedo apoyar el iPhone 8 Plus y que se vaya cargando mientras trabajo, sin tener que andar conectando y desconectando el cable cada vez me levanto. Incluso se comercializan baterías portátiles con carga inalámbrica, como esta de Mophie de 10.000 mAh compatible con carga Qi.

iPhone 8 Plus cargando sobre una batería portátil con carga inalámbrica de Mophie

Funcionalidades software

El iPhone 8 Plus llega con iOS 11, la última versión del sistema operativo de Apple para dispositivos móviles. En el momento de realizar este análisis, la última versión es iOS 11.0.3, aunque la versión beta de iOS 11.1 ya está disponible para desarrolladores.

Una de las ventajas de iOS sobre Android es que Apple se encarga de actualizar los dispositivos, por lo que las actualizaciones llegan rápidamente y además cubren dispositivos bastante antiguos.

Aunque ya repasamos las nuevas características que incorpora iOS 11 hace unos días, no está de más recordar las principales novedades.

El escritorio de iOS 11 ha sufrido pocos cambios, pero los usuarios más detallistas notarán que la cobertura de móvil se representa con un nuevo símbolo, y que las apps que están ancladas en la parte inferior no incluyen su nombre debajo.

El tipo de letra también ha cambiado y ahora la fuente empleada es más gruesa, por lo que se lee mejor.

Otra de las novedades está en el Centro de Control, que en iOS 11 muestra todos los elementos en una sola pantalla, permite el uso de 3D Touch y ciertos controles — como el volumen o el brillo — son deslizables. Además, el Centro de Control es personalizable y podemos añadir o quitar controles a nuestro antojo.

Una de las mejoras internas más interesantes de iOS 11 es el soporte del formato de vídeo HEVC (también llamado H.265) y del formato de imagen HEIF.

HEVC y HEIF sustituyen a H.264 y JPEG como los formatos por defecto en los que se guardan los vídeos e imágenes en el iPhone 8 Plus. La ventaja de estos nuevos formatos es que ofrecen la misma calidad de imagen con un tamaño de archivo inferior, en torno a la mitad.

Estos formatos se utilizan para almacenar las nuevas fotografías y vídeos que tomes con tu iPhone 8 Plus, pero aquellas que hubieran sido tomadas con un iPhone más antiguo con iOS 10 se mantienen en sus formatos originales, por lo que ocupan el mismo espacio.

iOS 11 es lo suficientemente inteligente como para convertir las imágenes y vídeos a JPEG y H.264 cuando se comparten con apps como WhatsApp, Twitter, Instagram, etc. o si se suben a servicios en la nube.

Apple también ha mejorado ligeramente el funcionamiento de la pantalla de bloqueo. Al igual que con iOS 11, en esta pantalla podemos ver las últimas notificaciones recibidas desde la última vez que bloqueamos el iPhone. Sin embargo, ahora basta con arrastrar la pantalla hacia arriba para que podamos ver notificaciones más antiguas.

El teclado de iOS 11 incorpora una opción para compactar su tamaño y pegarlo a la izquierda o la derecha de la pantalla, de forma que podamos escribir cómodamente con una sola mano. Esta funcionalidad es realmente útil ya que, como hemos comentado anteriormente, la pantalla del iPhone 8 Plus es demasiado ancha como para teclear con una sola mano.

 

Una funcionalidad que puede resultar útil en ciertas ocasiones es la posibilidad de crear un vídeo grabando la pantalla, con o sin el micrófono del teléfono activado.

iOS 11 incorpora un nuevo modo «No molestar al conducir» que, como su propio nombre indica, limita las notificaciones cuando estás conduciendo un vehículo. Esto se detecta mediante la conexión del teléfono al sistema Bluetooth del coche y la velocidad a la que te estás moviendo. Las llamadas entrantes se permiten si el iPhone está conectado a un accesorio de manos libres o un dispositivo Bluetooth del coche.

Apple ha apostado muy fuerte por la Realidad Aumentada, e iOS 11 incorpora el framework ARKit que permite a los desarrolladores crear aplicaciones con esta tecnología. Hemos visto algunos ejemplos muy interesantes, y más que están por llegar.

Realidad Aumentada con ARKit y la app Ikea Place

 

Si echabas de menos la gestión de ficheros con iOS, te alegrará saber que iOS 11 incorpora una funcionalidad llamada Archivos que permite organizar el contenido almacenado en tu iPhone en carpetas, así como el que está alojado en servicios en la nube como iCloud, Box, OneDrive, Dropbox, Drive, etc.

La App Store ha sido rediseñada en iOS 11 y ahora ofrece dos secciones diferentes para Apps juegos. También hay una nueva vista Hoy que destaca nuevos contenidos cada día para descubrir apps y juegos interesantes.

Por supuesto, iOS 11 sigue ofreciendo funcionalidades interesantes como Apple Pay, para pagar cómodamente con el iPhone en cualquier comercio, o Amigos, que permite compartir fotografías, calendarios, ubicación y compras en la App Store entre los miembros de una familia.

Otro punto muy interesante de iOS es la integración con otros dispositivos de Apple. Por ejemplo, basta con configurar una red WiFi en un dispositivo para que el resto puedan utilizarla. Incluso el proceso de configuración de un nuevo iPhone es realmente cómodo si restauras la copia de seguridad de tu iPhone anterior, ya que se copian los ajustes del iPhone, la biblioteca de fotografías y vídeos, las redes WiFi y las apps instaladas — aunque en muchas tendrás que volver a identificarte.

 

Multimedia

En el apartado de sonido, el iPhone 8 Plus llega con altavoces estéreo que están situados en la parte inferior del teléfono y en el auricular del oído. Pocos smartphones pueden presumir hoy de contar con doble altavoz, por lo que se trata de un añadido muy interesante para aquellos a los que les gusta ver vídeos o, incluso, escuchar música ocasionalmente con los altavoces del teléfono.

La potencia de los altavoces ha aumentado un 25% respecto al iPhone 7 Plus, y esto es algo que se nota perfectamente cuando colocas ambos dispositivos uno al lado del otro.

La calidad del sonido del iPhone 8 Plus es muy buena, especialmente en comparación con otros modelos que solo cuentan con un altavoz.

Apple ha prescindido del conector de auriculares (¿alguien pensaba que iba a volver?), por lo que tendremos que utilizar auriculares Bluetooth o recurrir al adaptador de 3.5mm a Lightning para conectar auriculares con cable.

Por supuesto, también optar por los auriculares AirPods de Apple, que ofrecen una experiencia inmejorable.

Centrándonos en las aplicaciones multimedia, Música reproduce canciones transferidas al teléfono vía la aplicación iTunes, compradas en iTunes Store, almacenadas en iCloud por medio de iTunes Match o mediante la suscripción a Apple Music (9,99€/mes para uso individual o 14,99€/mes para uso familiar).

Cuando el teléfono está bloqueado, desde la propia pantalla de bloqueo podemos controlar el reproductor, tanto de la aplicación Música como de otras que tengamos instalada (por ejemplo, Spotify). También podemos controlar la reproducción desde el Centro de Control.

En la sección de Ajustes generales de iOS, no en la propia aplicación, podemos controlar algunas opciones de la aplicación Música, como ajustar el ecualizador, limitar el volumen máximo, etc.

En cuanto a la reproducción de vídeo, el gran tamaño de la pantalla del iPhone hace que se trate de un dispositivo idóneo para disfrutar de películas o vídeos.

Apple ofrece su propia tienda de películas, pero también podemos transferir ficheros al teléfono vía iTunes en formatos MP4, MOV o M4V. Si queremos reproducir otros formatos como MKV o AVI, tendremos que recurrir a apps de terceros como PlayerXtreme.

Por supuesto, también podemos utilizar apps de vídeo en streaming como YouTube, Netflix o HBO, que funcionan perfectamente en el iPhone 8 Plus. Además, el iPhone 8 Plus aparece en la lista de dispositivos compatibles con las emisiones en Dolby Vision de Netflix.

El iPhone 8 Plus es un dispositivo ideal para disfrutar de películas

 

La aplicación Fotos clasifica las fotos tomadas por el teléfono por fecha y ubicación, creando automáticamente colecciones, y ofrece la posibilidad de ver todas las imágenes sobre un mapa.

Fotos reconoce automáticamente la cara de las personas que aparecen en  las fotos y, si asociamos las caras con el nombre de una persona, nos permite clasificar las fotografías por personas y hacer búsquedas. También es posible buscar objetos o situaciones – como puesta de sol, playa, atuendos, televisor, etc.

 

Fotos crea álbumes de fotos automáticamente en función de los lugares que visitamos y las personas que aparecen en las fotografías. Incluso es capaz de generar un vídeo con las fotos más destacadas de cada álbum, que podemos personalizar seleccionando la el ritmo de reproducción y el tipo de música.

El visor de fotos posee un sencillo editor que nos permite rotar y recortar la imagen, aplicar filtros, y realizar múltiples ajustes sobre la exposición, las sombras, el brillo, el contraste, la saturación, el tono, etc.

Cámara

El iPhone 8 Plus llega con una cámara dual con dos nuevos sensores de 12MP, que vienen acompañados por una lente gran angular con apertura f/1.8 y estabilización óptica, y una lente teleobjetivo con apertura f/2.8 pero sin estabilización óptica.

La combinación de las dos cámaras permite hacer zoom óptico hasta 2x, así como utilizar el modo Retrato que debutó en el modelo del año pasado.

A continuación, podemos ver un ejemplo de una imagen tomada con la lente gran angular, y la misma imagen tomada con la lente teleobjetivo, que ofrece un gran nivel de detalle.

 

En situaciones de poca luz, el iPhone 8 Plus puede decidir utilizar la cámara gran angular en lugar de la cámara teleobjetivo para tomar fotografías con zoom. Esto se debe a que la cámara gran angular posee una lente más luminosa y cuenta con estabilización óptica, por lo que el resultado de ampliar y recortar puede ser mejor.

A continuación, podemos ver un ejemplo en el que la fotografía tomada con zoom 2X ha sido capturada con la cámara gran angular en lugar de con la cámara teleobjetivo.

 

La funcionalidad más publicitada de la cámara dual del iPhone 8 Plus es el modo Retrato, que permite desenfocar el fondo de la imagen para crear el efecto bokeh típico de las cámaras réflex.

A continuación, podemos ver un ejemplo de una fotografía tomada con el modo Retrato, donde podemos apreciar el excelente trabajo que hace el iPhone 8 Plus a la hora de separar el sujeto del fondo.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

 

La novedad del iPhone 8 Plus es la incorporación de la funcionalidad Iluminación de Retratos, que permite manipular la luz cuando tomamos un retrato para crear un efecto más dramático.

La funcionalidad ofrece cuatro estilos, en función del efecto que desees conseguir:

  • Luz de estudio ilumina la cara del sujeto como si tuviéramos un foco apuntando a la cara.
  • Luz de contorno manipula las zonas brillantes y oscuras para resaltar las facciones de la persona.
  • Luz de escenario coloca a la persona sobre un fondo completamente negro.
  • Luz de escenario mono convierte esta última imagen a blanco y negro.

No estamos hablando de simples filtros que se aplican sobre toda la imagen, sino que los efectos se aplican únicamente a la cara de la persona retratada, mediante un procesado que utiliza el sistema de cámara dual y el reconocimiento de las facciones.

A continuación, podemos ver un ejemplo al aplicar los diferentes efectos de luz sobre un retrato. El efecto Luz de Estudio hace que la cara brille más y Luz de Contorno produce una cara más fina al acentuar las luces y las sombras.

El efecto Luz de Escenario parece más indicado para retratos tomados desde más cerca, ya que el espacio de color negro que rodea a la persona es demasiado grande en este ejemplo. Por último, la fotografía con Luz de Escenario Mono ofrece un buen resultado si te gusta la fotografía en blanco y negro.

 

Un aspecto interesante es que este efecto puede ser aplicado a posteriori, después de que la fotografía haya sido tomada, por lo que puedes experimentar con estos estilos y quedarte con el que más te guste.

Otra novedad interesante de la cámara trasera del iPhone 8 Plus es el flash con sincronización lenta, que se activa automáticamente al utilizar el flash. Este modo de flash es habitual en las cámaras convencionales, pero es algo novedoso en los smartphones.

En las fotografías con flash tomadas en entornos poco iluminados, es bastante frecuente que el sujeto en primer plano aparezca brillante pero que el fondo se vea totalmente negro. Con un flash con sincronización lenta, se aprovecha la luz ambiente del entorno para conseguir un efecto más natural. 

El resultado es que las fotografías tomadas utilizando el flash con sincronización lenta ofrecen un aspecto mucho más natural que las tomadas por su predecesor, el iPhone 7 Plus.

En esta fotografía se aprecia muy bien la diferencia entre ambos tipos de flash. El flash convencional del iPhone 7 Plus hace que nuestra compañera brille demasiado, mientras que el fondo del restaurante se ve muy oscuro. Con el iPhone 8 Plus, la iluminación es mucho más natural, y además el fondo es visible.

 

La cámara del iPhone 8 Plus cuenta con HDR, por lo que es capaz de tomar fotografías que combinan zonas muy iluminadas con zonas más oscuras manteniendo un nivel de exposición muy equilibrado.

A continuación podemos ver cómo el iPhone 8 Plus ha hecho un buen trabajo a la hora de tomar esta fotografía, que es muy complicada por la presencia de zonas muy iluminadas y muy oscuras.

La tecnología HDR permite mostrar zonas oscuras e iluminadas en la misma imagen

 

Hemos puesto a prueba la calidad de la cámara del iPhone 8 Plus en una escena a plena luz del día enfrentándolo a cuatro de los mejores smartphones del momento: Samsung Galaxy Note8 (12MP), Sony Xperia XZ1 (19MP), LG G6 (13MP) y Huawei P10 (20MP).

Como se puede apreciar al pulsar sobre la imagen para verla en grande, la nitidez de la imagen captada por el iPhone 8 Plus es excelente, y la reproducción del color resulta muy natural. Solo el Sony Xperia XZ1 ofrece una imagen algo más nítida, gracias a que cuenta con un sensor de 19MP.

Comparativa de cámaras a plena luz del día

 

A continuación, podemos ver la misma escena en condiciones de poca iluminación, y en esta ocasión hemos añadido el iPhone 7 Plus a la comparativa. La calidad de la imagen captada por el iPhone 8 Plus es excelente y supera claramente a la de su antecesor.

Las letras de los carteles de la cafetería se ven más nítidos en la imagen captada por el iPhone 8 Plus que en las obtenidas con el Samsung Galaxy Note8 , Sony Xperia XZ1 y Huawei P10. El LG G6 nos vuelve a sorprender con una gran calidad de imagen, aunque las hojas de los árboles se ven menos nítidas.

Comparativa de cámaras con poca luz

 

A continuación tenéis una muestra de unas fotografías tomadas por el iPhone 8 Plus a la resolución original para que podáis comprobar por vosotros mismos la calidad de imagen.

 

La cámara trasera del iPhone 8 Plus puede grabar vídeos 1080p a 60 fps y, por primera vez, también captura vídeo 4K a 60 fps. Ningún otro smartphone del mercado es capaz de grabar a 60 fps a esta resolución.

A continuación podéis ver un vídeo de ejemplo grabado a [email protected] con la cámara principal.

 

El iPhone 8 Plus también es el primer smartphone capaz de grabar vídeo a cámara lenta a 240 fps con resolución 1080p. El resto de smartphones del mercado limitan la resolución a 720p a la hora de grabar vídeo 240 fps por restricciones del hardware, que no puede procesar tanta información en tan poco tiempo.

La única excepción son algunos terminales de Sony como el Xperia XZ Premium o el Xperia XZ1, que pueden grabar a cámara lenta a 960 fps, pero la grabación está limitada a 0.182 segundos en tiempo real, es decir, 6 segundos a cámara super-lenta.

Hemos querido poner a prueba la cámara lenta [email protected] del iPhone 8 Plus grabando esta secuencia de vídeo.

 

La cámara frontal del iPhone 8 Plus cuenta con un sensor de 7MP con apertura f/2.2 y es capaz de grabar vídeos 1080p.

A continuación, podemos ver un ejemplo de una fotografía captada por la cámara frontal en condiciones de buena luz, que ofrece una excelente calidad de imagen.

Selfie con la cámara frontal a plena luz del día

 

La cámara frontal del iPhone 8 Plus también realiza un buen trabajo cuando la luz escasea, como podemos ver en la siguiente imagen.

Selfie con la cámara frontal por la noche

 

Calidad de las llamadas

El iPhone 8 Plus posee varios micrófonos que capturan la voz y bloquean el ruido ambiental para que tu interlocutor te escuche mejor.

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades. Si bien es cierto que, al principio, se oían unos pequeños ruiditos al hablar del teléfono en ciertas ocasiones, este problema desapareció con iOS 11.0.2.

El iPhone 8 Plus también es un excelente aliado a la hora de mantener conversaciones en manos libres, gracias a que los nuevos altavoces suenan con un volumen muy potente.

Precio y competidores

El iPhone 8 Plus se puede adquirir en la tienda online Apple Store a un precio de EUR 919 (64 GB) o EUR 1.089 (256GB).

El precio del iPhone 8 Plus elevado, aunque está a la par de los últimos smartphones Android de gama alta como el Samsung Galaxy Note8 (EUR 1.010) o el Pixel 2 XL (EUR 959).

Uno de los principales competidores del iPhone 8 Plus es el Samsung Galaxy Note8, que cuenta con una pantalla Super AMOLED QHD de 6.3” curvada a ambos lados con ratio 18.5:9, un potente procesador Exynos 8895, 6GB de RAM, 64 GB de almacenamiento, cámara dual de 12MP y batería de 3.300 mAh.

El Pixel 2 XL también es una buena alternativa para quienes buscan una experiencia pura de Android. Llega con una pantalla OLED QHD de 6″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara de 12MP y batería de 2520 mAh.

Por supuesto, no podemos olvidarnos del iPhone X, que todavía no está a la venta pero que llega con un diseño rompedor sin marcos. Cuenta con una pantalla OLED de 5.8″, cámara TrueDepth para posibilitar el reconocimiento facial Face ID, procesador A11 Bionic, 64/256GB de almacenamiento, cámara dual de 12MP y cámara frontal de 7MP.

El iPhone X parte de EUR 1.159, por lo que es más caro que el iPhone 8 Plus. A falta de probarlo, parece un dispositivo muy apetecible por todas las novedades que incorpora.

 

Conclusiones

El iPhone 8 Plus no fue el gran protagonista del evento de Apple del pasado mes de septiembre, sino que ese honor recayó sobre el iPhone X, que acaparó la mayoría de titulares por su diseño innovador y su sorprendente cámara TrueDepth.

Aunque la apariencia del iPhone 8 Plus tiene poco que ver con la del iPhone X, ambos dispositivos poseen bastantes similitudes en el hardware, por lo que el iPhone 8 Plus es un dispositivo a tener muy en cuenta si el diseño no es lo que más te preocupa.

El aspecto del iPhone 8 Plus es prácticamente idéntico al del iPhone 7 Plus del año pasado, con un cuerpo bastante voluminoso y unos generosos marcos.

El iPhone 8 Plus está construido en aluminio serie 7000 muy resistente, y la parte trasera ahora es de cristal, lo que ha permitido eliminar las líneas de antena.

El acabado en cristal resulta muy atractivo y, si te preocupa su fragilidad, te alegrará saber que el iPhone 8 Plus utiliza el vidrio más resistente jamás visto en un smartphone, según Apple.

El iPhone 8 Plus mantiene la resistencia al agua de la que ya presumía el modelo anterior, lo que resulta muy cómodo para limpiarlo bajo el grifo y, sobre todo, para nuestra tranquilidad mental.

Los bordes del iPhone 8 Plus están redondeados, por lo que presenta un buen agarre, aunque su gran tamaño hace difícil manejar la pantalla o teclear con una sola mano — por suerte, iOS 11 incorpora algunas ayudas en este aspecto.

Si Apple no hubiera lanzado el iPhone X, me sentiría preocupado por la poca evolución de diseño. El iPhone 8 Plus se queda atrás en cuanto a aprovechamiento del espacio frente a sus principales rivales, que este año han optado por marcos mínimos. Sin embargo, a la vista del iPhone X, es evidente que Apple sabe cuál es el camino a seguir y probablemente los grandes marcos serán pronto algo del pasado.

 

La pantalla del iPhone 8 Plus es una de las mejores que podemos encontrar en un smartphone.

Su resolución Full HD puede resultar un poco escasa si la comparamos con otros smartphones con resolución Quad HD o incluso 4K pero, dejando a un lado los reclamos publicitarios, su densidad de píxeles es suficientemente alta como para que los textos e imágenes se vean extremadamente nítidos — siempre que no tengas previsto usar el iPhone con un casco de Realidad Virtual.

La pantalla destaca especialmente por su brillo máximo, que alcanza una impresionante marca de 678 nits según nuestras propias mediciones. Esto significa que podrás utilizar el iPhone 8 Plus bajo la luz del sol sin problemas.

La fidelidad del color también es excelente, como ha quedado patente en las pruebas realizadas, y la pantalla ofrece un rango de colores muy amplio, ya que cubre el gamut de color DCI-P3 utilizado habitualmente en la industria del cine.

Apple ha dotado el iPhone 8 Plus de la tecnología True Tone de los iPad Pro, que ajusta el balance de blancos a la iluminación ambiente. Es una tecnología «silenciosa», que no percibes que está funcionando hasta que la desactivas o colocas otro smartphone al lado.

Apple no ha incluido el soporte de tecnología HDR en la pantalla del iPhone 8 Plus, sino que esta característica queda reservada para el iPhone X. Tampoco cuenta con un panel OLED, como el modelo superior, por lo que no tenemos negros tan profundos ni un contraste tan elevado.

El iPhone 8 Plus llega con un nuevo procesador A11 Bionic que ha batido récords en las pruebas de rendimiento de CPU. El nuevo procesador llega con seis núcleos — dos de alto rendimiento y cuatro estándar — y, por primera vez, es posible utilizar los seis núcleos a la vez para tareas muy exigentes.

Dejando a un lado los benchmarks, el funcionamiento del iPhone 8 Plus en el día es excelente. El interfaz se mueve con suavidad, las aplicaciones cargan con rapidez y no hemos notado ningún parón ni signo de lentitud en apps y juegos 3D exigentes.

El procesador A10 Fusion del iPhone 7 Plus ya era extremadamente potente, por lo que no se nota un salto de rendimiento al utilizar aplicaciones del día a día. Ahora bien, ciertas funcionalidades del iPhone 8 Plus como la grabación de vídeo 4K a 60 fps o la aplicación de efectos de iluminación a retratos en tiempo real son ejemplos de lo que es posible hacer con un procesador tan potente.

 

El iPhone 8 Plus cuenta con altavoces estéreo, como el modelo anterior, pero carece de conector de auriculares de 3.5mm. Aunque el año pasado esta ausencia creó un gran revuelo, muchos otros fabricantes han seguido por el mismo camino.

Una de las mejoras que ha introducido Apple es el incremento de potencia de los altavoces estéreo, que suenan con un 25% más de potencia. La diferencia con el iPhone 7 Plus es evidente cuando colocas uno al lado de otro.

Apple ha incorporado carga rápida y carga inalámbrica en el iPhone 8 Plus. La carga rápida permite acortar significativamente los tiempos de carga, siempre que utilices un cargador más potente que el que viene en la caja. Con un cargador de 10W, como el que viene con los iPad, el tiempo de carga se reduce en una hora y además se acelera en los primeros minutos.

La carga inalámbrica es también un añadido muy interesante, ya que permite cargar el iPhone 8 Plus con solo apoyarlo en una superficie. Me he acostumbrado a dejar el iPhone 8 Plus sobre una base de carga mientras trabajo, y de esta forma lo tengo siempre a punto sin tener que andar conectando y desconectando el cable.

El iPhone 8 Plus llega con iOS 11 de fábrica, que incorpora algunos cambios visuales — una fuente más gruesa, mejoras en la pantalla de bloqueo, un centro de control rediseñado — pero, sobre todo, posee mejoras internas.

Una de las mejoras que más me ha gustado es el uso de los formatos HEVC y HEIF para almacenar vídeos y fotografías, que reducen a la mitad las necesidades de almacenamiento.

Otras mejoras, como el gestor de ficheros o el framework ARKit para apps de Realidad Aumentada, también son bienvenidas.

Por otro lado, no podemos olvidar una de las grandes ventajas que tiene iOS sobre Android: las actualizaciones. iOS 11 está llegando a dispositivos con cuatro años de antigüedad, por lo que es de esperar que el iPhone 8 Plus se mantenga actualizado durante mucho tiempo.

La cámara dual del iPhone 8 Plus es una de sus funcionalidades estrella. Mantiene la misma configuración de lentes gran angular y teleobjetivo, pero los sensores de 12MP son completamente nuevos.

La calidad de imagen es excelente, tanto en condiciones de buena luz como cuando la luz escasea. Precisamente es en estas situaciones de poca luz cuando la cámara del iPhone 8 Plus destaca sobre otros smartphones, preservando en gran medida el detalle y colorido de la imagen.

El modo Retrato que debutó con el modelo anterior ha sido mejorado con nuevos efectos de luz que emulan la fotografía de estudio. Otra mejora interesante es la presencia del flash de sincronización lenta, que no solamente ilumina el sujeto fotografiado sino que captan la luz ambiente para una imagen más natural. La diferencia frente a otros smartphones con flash convencional salta a la vista.

En el apartado de vídeo, la posibilidad de grabar vídeo 4K a 60 fps es un añadido muy interesante.

 

En definitiva, el iPhone 8 Plus es altamente recomendable para cualquiera que esté buscando un smartphone que sobresalga por la fluidez de su rendimiento, la calidad de su pantalla y los excelentes resultados de su cámara.

¿Merece la pena hacerse con el iPhone 8 Plus o es mejor esperar al iPhone X? Si te atraen los diseño sin marcos, el iPhone X es una mejor opción. Cuenta con una pantalla (todavía) mejor y con el sistema reconocimiento facial Face ID que, si funciona como promete Apple, será realmente cómodo.

Ahora bien, el iPhone 8 Plus posee el mismo procesador, la misma cámara principal y también es compatible con carga rápida e inalámbrica — todo ello a un precio sensiblemente inferior y disponible ya, sin esperar a que salga el iPhone X.

Lo mejor:

  • Excelente construcción en aluminio serie 7000 y en cristal resistente en la parte de delante y atrás
  • Rapidez y fluidez en el manejo del interfaz, juegos y aplicaciones exigentes gracias al espectacular rendimiento de su procesador A11 Bionic
  • Pantalla con una gama cromática amplia, una fidelidad de colores muy elevada, un brillo máximo muy alto y unos ángulos de visión amplios.
  • Tecnología True Tone que ajusta el balance de blancos a la iluminación ambiente
  • Sistema operativo iOS 11 que incorpora mejoras interesantes: rediseño de algunos elementos del interfaz, nuevos formatos de imagen/vídeo, ARKit, etc.
  • Cámara de fotos que ofrece una excelente calidad de la imagen en condiciones de poca luz, así como un modo Retrato mejorado con efectos de iluminación
  • Grabación de vídeo 4K a 60 fps y cámara lenta 1080p a 240 fps
  • Almacenamiento de partida de 64GB, que debería ser suficiente para la mayoría de usuarios (sobre todo gracias a los nuevos formatos HEVC/HEIF)
  • Soporte de carga rápida y carga inalámbrica de la batería
  • Altavoces estéreo con más potencia que el modelo anterior
  • Resistencia frente al polvo y el agua

Lo peor:

  • Menos aprovechamiento del espacio que otros smartphones de gama alta
  • Ausencia de conector de auriculares de 3.5mm
  • Ausencia de ranura de expansión de almacenamiento, lo que nos obliga a escoger entre uno de los dos modelos: 64 o 256 GB
  • Cargador de baja potencia incluido en la caja (necesitarás otro cargador para disfrutar de carga rápida)
  • Ausencia de radio FM
  • Precio elevado aunque en línea con otros smartphones de gama alta

Nota: El iPhone 8 Plus ha sido cedido amablemente por Apple para la realización de este análisis 

💿💻 ¡Ofertaza! Consigue Windows 10 Pro por 12,58€ y Office 2019 Pro por 51,41€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario