Ya puedes experimentar cómo quedará un mueble de IKEA en tu casa con su app de Realidad Aumentada para iPhone

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

Si eres fan de los muebles de Ikea y alguna vez te has preguntado cómo quedará la silla Poäng en la esquina del salón, o si el sofá Söderhamn es la elección más adecuada para ese hueco que tienes delante del televisor, estás de enhorabuena.

Gracias a ARKit para iOS 11, Ikea ha lanzado la app Ikea Place que permite colocar modelos 3D de sus productos en la pantalla de tu iPhone en Realidad Aumentada, y hacerte una buena idea de cómo quedará ese mueble en tu casa.

TE INTERESA:
IKEA Taiwan recrea su catálogo utilizando Animal Crossing

La app es fruto de la colaboración entre Apple e Ikea, y está pensada para que los clientes de Ikea «puedan tomar decisiones de compra seguras.»

La app permite visualizar en tiempo real, a través de la pantalla de tu iPhone 6s (o superior), cómo quedará el mueble (o muebles, ya que puedes colocar varios) en tu hogar y puedes moverte alrededor del mueble para verlo desde distintos ángulos.

Para utilizar la app, debes sujetar el smartphone a la altura de la cintura y escanear el suelo moviendo el teléfono alrededor. Para un mejor resultado, asegúrate de que la habitación está bien iluminada. Cuando encuentres el lugar donde quieres colocar el mueble, basta con elegir el producto y aparecerá allí.

👉 ¿Trabajas desde casa? No te pierdas lo último que ha anunciado Huawei [ ♥ Entérate ]

Por el momento, los precios aparecen en dólares y, al pulsar sobre un producto, la app te redirige a la web de Ikea en Estados Unidos, pero suponemos que es cuestión de tiempo que aparezcan los productos en otras monedas.

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario