Análisis del LG G6 a fondo y opinión [REVIEW]

Ir a página :

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del LG G6.

Si por algo destaca LG, es por su capacidad de innovar y sorprender cada año con su smartphone estrella. En 2013, LG movió los botones a la parte de atrás en el LG G2; en 2014, estrenó la resolución QHD en el LG G3; en 2015, experimentó con materiales poco convencionales en el LG G4; y en 2016 lanzó el primer smartphone modular con el LG G5.

Este año, LG ha vuelto a sorprender al mundo con su smartphone estrella, LG G6, cuya pantalla FullVision de 5.7″ abandona el tradicional ratio 16:9 y estrena una nueva proporción 18:9 más alargada. Además, LG ha reducido los marcos por encima y por debajo de la pantalla a la mínima expresión, y ha conseguido un diseño con superficies planas, sin protuberancias.

LG tampoco ha descuidado los componentes internos del teléfono y ha dotado al LG G6 de unas especificaciones potentes — Qualcomm Snapdragon 821, 4GB de RAM, cámaras de 13MP/5MP, batería de 3.300 mAh y Android 7.0 Nougat — aunque, todo hay que decirlo, le ha faltado hacerse con un procesador Snapdragon 835 para cubrir las expectativas de los usuarios más exigentes.

El precio oficial del LG G6 es 749 euros, un precio elevado pero en línea con lo que cabe esperar de un teléfono de estas características.

Aunque ya tuvimos oportunidad de probar el LG G6 durante el Mobile World Congress, ahora hemos pasado varios días analizando a fondo el teléfono y, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software y Apps
  5. Multimedia y Cámara
  6. Llamadas, Precio y Competidores
  7. Conclusiones finales

 

Diseño y construcción

En los últimos años, el tamaño de las pantallas de los smartphones ha ido en aumento siguiendo las preferencias de los usuarios.

Esto ha provocado que los dispositivos sean cada vez más grandes y, por tanto, menos manejables, por lo que para muchos el tamaño de 5 – 5.5″ se ha convertido en el límite.

LG ha decidido enfrentarse a este problema de dos maneras diferentes: cambiando el ratio de aspecto de la pantalla y reduciendo el tamaño de los marcos.

En primer lugar, LG ha tenido la idea de modificar el ratio de la pantalla de 16:9 a 18:9 o, lo que es lo mismo, ha alargado el cuerpo del teléfono.

El objetivo de este cambio es poder incrementar la longitud de la diagonal de la pantalla sin incrementar su anchura. A fin de cuentas, la anchura del teléfono es de lo que más influye en su manejabilidad, por ejemplo, al teclear con una sola mano, y en su sujeción.

En segundo lugar, a pesar de que la pantalla es más alargada de lo habitual, la altura del teléfono no ha aumentado tanto como cabría esperar, ya que LG ha conseguido reducir de forma notable los marcos superior e inferior de la pantalla.

El LG G6 ofrece un ratio de pantalla-a-cuerpo de 79%, lo que supone un incremento importante respecto al LG G5 (70%) y a otros teléfonos de gama alta como el Samsung Galaxy S7 (76%) o iPhone 7 Plus (68%) — aunque queda por debajo del Galaxy S8 (84%).

Basta con colocar el LG G6 junto a cualquier otro smartphone del mercado para dejarlo en evidencia. A excepción del Samsung Galaxy S8, que todavía no ha salido a la venta, cualquier otro smartphone de gama alta — iPhone 7, Huawei P10, Sony Xperia XZ, Google Pixel XL, OnePlus 3T, etc. — posee unos marcos mucho más anchos.


LG G6 (izquierda) junto al LG G5 (derecha)

 

El resultado es un smartphone que, a pesar de contar con una gran pantalla de 5.7″, posee un tamaño bastante compacto que no resulta demasiado grande en la mano.

La pantalla del LG G6 no es rectangular, como en otros smartphones, sino que las esquinas están ligeramente redondeadas, como imitando las esquinas del dispositivo. LG ha explicado que ha redondeado las esquinas del cuerpo del teléfono para absorber mejor el impacto en caso de caída.

El LG G6 cuenta con un cuerpo metálico y una parte de atrás de cristal que, a diferencia del modelo del año pasado, no cuenta con ninguna protuberancia. LG ha conseguido que la cámara quede completamente a ras de la superficie, y lo mismo ocurre con el lector de huella dactilar.

El LG G6 está a la venta en tres colores: negro (en exclusiva con Vodafone), platino y blanco. A pesar del acabado en cristal, las huellas dactilares no quedan apenas marcadas en la variante en color blanco que hemos probado.

El LG G6 utiliza Gorilla Glass 5 para proteger el cristal de la parte de atrás, pero recurre a Gorilla Glass 3 para proteger la cámara y el cristal frontal. Parece extraño que LG haga uso de una generación tan antigua de Gorilla Glass para proteger la gran pantalla del LG G6, pero todo parece deberse a que la pantalla está menos expuesta al ser completamente plana, sin cristal 2.5D.

 

El LG G6 cuenta con un grosor de 7.9 mm, en línea con otros smartphones de gama alta — como el Samsung Galaxy S8, el Sony Xperia XZ o HTC U Ultra, por citar algunos — pero queda por encima del iPhone 7 Plus con 7.3 mm.

El resultado es un smartphone con un diseño muy atractivo que llama la atención donde quiera que va. Durante las semanas que lo llevo utilizando (antes de que saliera a la venta), mucha gente se ha quedado observando el teléfono por la calle y se ha sorprendido de su diseño y gran pantalla.

La parte de delante del LG G6 está ocupada principalmente por la gran pantalla FullVision, cuyos marcos laterales son bastante delgados.

Como ya hemos comentado, la principal novedad del LG G6 es que los marcos de encima y debajo son realmente estrechos en comparación con otros smartphones.

Un aspecto peculiar del LG G6 es que el cristal frontal es completamente plano, a diferencia de otros teléfonos que utilizan un cristal frontal 2.5D ligeramente redondeado en los bordes.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad, luz y gestos.

LG ha decidido prescindir de un LED de notificaciones en el LG G6, probablemente porque cuenta con una pantalla Always On que permanece siempre encendida y muestra los iconos de las apps con notificaciones pendientes de leer.

En la parte inferior solamente encontramos el logotipo de LG, ya que el LG G6 no posee botones físicos. Los botones virtuales se muestran sobre la pantalla cuando es necesario, como es ya habitual en la mayoría de los teléfonos.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de cristal ligeramente redondeada en los bordes.

El acabado de la cubierta trasera es brillante, pero las huellas dactilares no quedan apenas marcadas sobre la superficie en el modelo blanco.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos las dos cámaras, que se encuentran a ras de superficie y no sobresalen de la superficie del teléfono.

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia, aunque por suerte está protegido con Gorilla Glass.

Entre ambas cámaras encontramos el flash de doble tono, y justo debajo está el lector de huella dactilar, que actúa también como botón de encendido y se hunde ligeramente al pulsarlo.

En el lateral derecho encontramos solamente el compartimento para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen, que tienen un buen recorrido y resultan cómodos de pulsar.

 

En la parte superior encontramos el conector de auriculares pero, a diferencia del LG G5, no hay emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB Tipo-C 3.1 y el altavoz.

 

El agarre del teléfono es bueno ya que los bordes del dispositivo no son angulosos sino que presentan un cierto bisel que hace que no se claven en la mano.

La parte de atrás del teléfono es plana, lo cual tiene la ventaja de que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa –otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

La pantalla es demasiado grande para que podamos alcanzar cómodamente todas las zonas con una sola mano, pero el hecho de que el teléfono tenga un ratio de pantalla alargado ayuda a que resulte relativamente cómodo teclear con una sola mano, ya que es menos ancho de lo que cabría esperar.

LG ha dotado por primera vez al LG G6 con resistencia IP68 frente al polvo y el agua, aunque esto también significa que la batería ha dejado de ser reemplazable.

Ir a página :

Quizás te interese

LG anuncia dos nuevas variantes del LG G6 en Corea: LG G6+ y LG G6 32GB

LG anunció el LG G6 en febrero de este año, y el teléfono se vende …