Quitar este panel

Análisis del Pixel 4a a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

OLED 5.8" HDR FullHD+

Procesador

Qualcomm Snapdragon 730G

Memoria RAM

6GB LPDDR4x

Almacenamiento

128GB (sin microSD)

Conectividad

WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, NFC, USB Tipo-C 3.1
Conectividad 4G
Sin Dual SIM

Cámara trasera

Gran angular: 12.2MP (1,4 μm), f/1.7 y OIS

Cámara frontal

Gran angular: 8MP (1,12 μm), f/2.0 y enfoque fijo

Audio

Altavoces estéreo
Conector de 3.5 mm

Sistema Operativo

Android 11

Batería

3.140 mAh con carga rápida a 18W
Sin carga inalámbrica

Otros

Lector de huella trasero, Gorilla Glass 3
Sin resistencia al agua

Precio

389€
Comprar en Google 🛒

Nota de Teknófilo
Nota de Usuarios
Puntúa aquí
Diseño
8.5
9.0
Pantalla
9.0
9.0
Rendimiento
8.0
8.8
Autonomía
8.0
8.2
Sonido
8.0
9.2
Software
9.5
9.7
Cámara
8.5
8.8
Conclusión

Una experiencia de Android original con actualizaciones rápidas, una buena (aunque solitaria) cámara y un rendimiento más que suficiente hacen del Pixel 4a un smartphone apetecible

8.5
Nota de Teknófilo
9.0
Nota de Usuarios
15 puntuaciones
Tú has puntuado

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Pixel 4a.

Google presentó a finales de 2019 los Pixel 4 y Pixel 4 XL y, este verano pasado, la compañía presentó el Pixel 4a, una versión más asequible con recortes en hardware pero manteniendo la gran experiencia de software de Google y una excelente cámara.

El Pixel 4a es un smartphone compacto con una pantalla OLED de 5.8″ con resolución FullHD+, procesador Snapdragon 730G, 6 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento, batería de 3.140 mAh, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 8MP y, por supuesto, Android 11. Está a la venta en España por 389 euros.

Por cortesía de Google, he tenido oportunidad de probar a fondo el Pixel 4a, y aquí os traigo mi análisis a fondo.

 

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Rendimiento
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio
  10. Conclusiones


Diseño y construcción

Google lanzó el año pasado los Pixel 4 / 4 XL con un grueso marco superior que contrastaba con los diseños casi sin marcos del resto de fabricantes. Aunque este marco estaba justificado por la presencia de un sistema de detección de movimiento mediante radar Soli, su limitada utilidad nos hizo preguntarnos si realmente era necesario.

Hace un par de meses, Google ha lanzado el Pixel 4a con un diseño moderno que está más en línea con lo que vemos en otros smartphones del mercado.

La pantalla del Pixel 4a está rodeada por marcos bastante estrechos a los cuatro costados, aunque sin llegar a ser tan delgados como en algunos smartphones de gama alta de fabricantes como Samsung.

Google ha prescindido por completo de la muesca y ha colocado la cámara frontal en un orificio perforado en la propia pantalla, situado en la esquina superior izquierda.

Se trata de un orificio bastante grande, con un diámetro superior a lo que encontramos en algunos smartphones de gama alta. En este aspecto, me hubiera gustado ver una cámara algo más discreta.

La posición elegida por Google en la esquina superior izquierda es todo un acierto ya que, al sostener el teléfono en horizontal para jugar o ver un vídeo, queda situado en la zona donde normalmente apoyamos los dedos y, por tanto, no tapa ningún elemento útil de la interfaz. Otros smartphones sitúan esta cámara en el centro y puede interferir.

El frontal del Pixel 4a es completamente plano, sin una pantalla curvada a los lados que disimule los marcos laterales. Dado que no todo el mundo es fan de las pantallas curvadas, esto puede ser un punto a favor para muchos usuarios.

La pantalla está protegida por Gorilla Glass 3, que es ya una generación algo antigua del revestimiento de Corning. En todo caso, es mejor contar con esta protección que con nada.

El Pixel 4a tiene un cuerpo de plástico con un acabado mate que únicamente está disponible en color negro. Según ha explicado Google, ofrecer un solo color es una de las medidas que ha ayudado a mantener el precio bajo.

El uso de plástico contrasta con el acabado en aluminio y cristal que encontramos en otros smartphones y puede dar la sensación de que nos encontramos ante un smartphone barato. Al ser mate, las huellas no quedan marcadas en su superficie, pero sí que aparecen ciertos brillos debido a la grasa de los dedos.

 

En la parte trasera, encontramos el lector de huella dactilar, situado en una posición cómoda de alcanzar con el dedo cuando se sujeta el smartphone en la mano, pero no tanto si queremos desbloquear el smartphone estando apoyado sobre una mesa.

La esquina superior izquierda del panel trasero aloja el módulo de cámara con un aspecto cuadrado que sobresale muy ligeramente de la superficie. Se trata de un módulo bastante grande para una sola cámara (y el flash) pero parece que este año se han puesto de moda estos diseños.

El Pixel 4a tiene un grosor de 8.2 mm. y un peso de 143 gramos, por lo que es de los smartphones más compactos y ligeros que podemos encontrar. Su pantalla de 5,8″ es bastante pequeña para lo que se lleva hoy en día así que, en general, nos encontramos ante un smartphone de tamaño pequeño, ideal para los que huyen de smartphones grandes.

Medidas (mm.) Peso (gr.) Pantalla Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy Note20 Ultra 165 × 77 × 8,1 208 6,9″ 92%
Huawei P40 Pro+ 159 × 73 × 9,0 226 6,6″ 92%
Huawei P40 Pro 158 × 73 × 9,0 209 6,6″ 92%
OPPO Find X2 Pro 165 × 74 × 8,8 207 6,7″ 91%
OnePlus 8 Pro 165 × 74 × 8,5 199 6,8″ 91%
Samsung Galaxy Note10+ 162 × 77 × 7,9 196 6,8″ 91%
Samsung Galaxy S20+ 162 × 74 × 7,8 186 6,7″ 91%
Samsung Galaxy S20 Ultra 167 × 76 × 8,8 222 6,9″ 90%
Samsung Galaxy S20 152 × 69 × 7,9 163 6,2″ 90%
Xiaomi Mi 10 / 10 Pro 163 × 75 × 9,0 208 6,7″ 90%
Samsung Galaxy Note20 162 × 75 × 8,3 192 6,7″ 89%
OnePlus 8 160 × 73 × 8,0 180 6,6″ 89%
Xiaomi Mi Note 10 158 × 74 × 9.7 208 6.5″ 88%
Oppo Reno2 160 × 74 × 9.5 189 6,5″ 88%
Poco F2 Pro 163 × 75 × 8.9 219 6,7″ 87%
Huawei P40 149 × 71 × 8,5 175 6,1″ 86%
Sony Xperia 1 II 165 × 71 × 7,6 181 6,5″ 84%
Honor 20 Pro 155 × 74 × 8.4 182 6,3″ 84%
Pixel 4a 144 × 69 × 8.2 143 5,8″ 83%
LG V50 ThinQ 5G 159 × 76 × 8,3 183 6,4″ 83%
LG G8x ThinQ 159 × 76 × 8,4 192 6,4″ 83%
Sony Xperia 1 167 × 72 × 8.2 178 6,5″ 82%
iPhone 11 Pro 144 × 71 × 8.1 188 5.8″ 82%
Pixel 4 XL 160 × 75 × 8,2 193 6,3″ 81%
Sony Xperia 5 158 × 68 × 8,2 164 6.1″ 81%

(*) Datos de ratio pantalla-a-cuerpo obtenidos de GSMArena

 

Un detalle característico de los últimos Pixel ha sido que el botón de encendido tiene un color diferente al del chasis. Este detalle también está presente en el Pixel 4a, que tiene un botón blanco.

A continuación, vamos a revisar los distintos elementos que encontramos en los laterales del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido de color blanco y, justo debajo, un botón alargado de control de volumen. En mi opinión, ambos botones ofrecen algo más de resistencia de lo habitual y, al pulsarlos, suenan más que cualquier otro smartphone.

 

En el lateral izquierdo encontramos la ranura para la tarjeta nano-SIM (no soporta Dual SIM ni tarjeta microSD)

 

La parte superior del teléfono incluye un conector de auriculares de 3.5 mm.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C y, a un lado, el altavoz.

 

Google no ha dotado al Pixel 4a de resistencia frente al agua, por lo que debemos tener cuidado de que no caiga en agua o se derrame líquido sobre él.

Pantalla

El Pixel 4a llega con un panel OLED de 5.8″ protegido con Gorilla Glass 3El panel posee resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles), lo que hace que la densidad de píxeles sea muy elevada: 443 ppp.

A pesar de no contar con resolución Quad HD+, la pantalla del Pixel 4a se ve muy nítida por lo que no echo de menos tener una resolución más elevada.

La matriz de sub-píxeles del Pixel 4a es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles OLED. En las pantallas LCD los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), mientras que en las pantallas OLED los sub-píxeles están organizados en formas geométricas como, por ejemplo, rombos.

A igualdad de resolución, las pantallas PenTile se ven menos nítidas que las RGB, pero la elevada resolución y pequeño tamaño de la pantalla del Pixel 4a hace que, en este caso, eso no sea ningún problema.

Matriz de sub-píxeles del panel del Pixel 4a

 

Google afirma que la pantalla del Pixel 4a cuenta con soporte para reproducir contenidos HDR. Lo que no incorpora es una alta tasa de refresco como sus hermanos mayores Pixel 4/4 XL, sino que debemos conformarnos con los 60 Hz habituales.

Google ofrece tres modos de color para la pantalla: Naturales, Mejorados y Automático (por defecto). El modo «Automático» ha sido diseñado para mostrar los colores radiantes (y sobresaturados) que prefieren la mayoría de los usuarios. Este modo se acerca al gamut DCI P3 completo.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Para los usuarios que prefieren colores más naturales, Google ofrece dos modos opcionales: «Naturales», que apunta al gamut sRGB ofreciendo los colores más realistas y «Mejorados», que expande los colores artificialmente (sRGB + 10%) para que se vean algo más intensos (pero no mucho).

Si no estás familiarizado con los espacios de color, conviene que sepas que la mayoría de los smartphones recientes cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3, como el Pixel 4.

Para analizar la calidad de la pantalla, hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Con el modo de color Automático, el error medio / máximo en la fidelidad de los colores resulta ser 2.7 / 5.6 dE, mientras que con el modo de colores Mejorados, el error medio en la reproducción de colores mejora ligeramente hasta 1.9 / 4.6 dE. A modo de referencia, un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable.,

Si activamos el modo de colores Naturales para conseguir una mayor fidelidad a costa de colores más apagados, el error medio /máximo en la fidelidad de los colores se reduce a 1.0 / 2.4 dE, que es un valor espectacular — a modo de referencia el iPhone 11 Pro muestra también medio un error de 1.0 dE y el error máximo queda en 2.3 dE.

Fidelidad de color en los distintos modos de pantalla

 

En cuanto a la temperatura de color, nuestras pruebas muestran un valor muy cercano a los 6.500 ºK en los tres modos de color, que es el valor ideal.

Temperatura de color en los distintos modos de pantalla

 

Dejando a un lado el tema de los colores, otro factor importante a la hora de evaluar una pantalla es el brillo máximo, que en el caso del Pixel 4a resulta ser 439 nits en modo manual según mis propias mediciones.

Este valor aumenta hasta 718 nits en el modo de brillo automático, que es un valor muy alto, a la altura de muchos smartphones de gama alta. Se trata del primer Pixel que hemos probado que en modo automático, incrementa el brillo más allá del valor máximo que se obtiene en modo manual. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con la pantalla totalmente en blanco.

En esta gráfica comparativa reflejamos el valor de brillo máximo con la pantalla al 100% en color blanco, ya que es la forma habitual de medir y comparar el brillo de una pantalla.

 

Como cualquier pantalla OLED, el negro es totalmente puro y, en nuestras pruebas, el colorímetro no ha sido capaz de medir ningún nivel de brillo. En consecuencia, el ratio de contraste de la pantalla es infinito — Google habla de 100.000:1, que viene a ser lo mismo.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie que en los paneles LCD, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Pixel 4a, los ángulos de visión no son tan amplios como en otros smartphones. Se aprecia un cambio de color al observar la pantalla desde un ángulo y, sobre fondos blancos, aparecen destellos multicolor.

 

Una característica interesante de la pantalla del Pixel 4a es la función Pantalla Siempre Activa que hace que el teléfono muestre la hora, fecha, temperatura, nivel de batería e iconos de notificación.

Es posible encender la pantalla con un toque sobre la misma o levantando el teléfono, y en este caso verás el detalle de las notificaciones sobre la pantalla en lugar de únicamente los iconos.

Pantalla siempre activa

 

El Pixel 4a ofrece la funcionalidad Luz nocturna que filtra la luz azul para que podamos conciliar mejor el sueño por la noche. Es posible configurar cuándo queremos que se active este modo de pantalla, así como variar la intensidad del filtro de luz azul.

Por último, también cuenta con una funcionalidad llamada Atención a la pantalla que evita que la pantalla se apague si estás mirándola. Utiliza la cámara frontal para detectar si estás mirando la pantalla, por lo que consume más batería.

Rendimiento

El Pixel 4a posee el procesador de gama media Qualcomm Snapdragon 730G, un chip que fue anunciado en abril de 2018 junto con el Snapdragon 730.

El Qualcomm Snapdragon 730G está fabricado en un proceso de 8 nm y cuenta con un cluster de dos núcleos de alto rendimiento ARM Cortex-A76 hasta 2.2GHz y un cluster de seis núcleos eficientes ARM Cortex-A55 hasta 1.8 GHz.

Dependiendo de la carga de trabajo, se activa solo uno de los dos clusters o ambos.

En comparación con el Snapdragon 730, el Snapdragon 730G está más pensado para juegos. Esto significa que la GPU Adreno 618 funciona a una frecuencia más alta y también soporta resoluciones mayores.

Me hubiera gustado ver un chip algo más potente, como el Snapdragon 765G, pero este ha quedado reservado para el Pixel 5 y Pixel 4a (5G). Ambos smartphones cuentan con 5G pero, por el momento, no van a llegar a España.

El Pixel 4a llega en una configuración única con 6 GB de RAM LPDDR4x, una cantidad que debería ser más que suficiente para una buena experiencia de multi-tarea, aunque algunos rivales ofrecen 8 GB o más.

En favor del Pixel 4a debemos decir que no cuenta con una capa de personalización pesada como otros fabricantes, por lo que 6 GB debería ser capaces de mantener un buen número de apps en memoria.

Google ha incorporado su chip de seguridad Titan en el Pixel 4a para almacenar información sensible como datos de contraseñas, la clave de cifrado del almacenamiento, datos de aplicaciones, información sobre la integridad del sistema operativo, etc.

 

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks de rendimiento de la CPU, la GPU y el almacenamiento.

En el benchmark AnTuTu v8, ha dado un resultado de 263.087 puntos, una puntuación que, siendo alta, queda lejos de los smartphones de gama alta que podemos encontrar en el mercado.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 550/1.641 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados altos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación buena de 8.474 puntos.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados satisfactorios en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque por debajo de otros smartphones de gama alta.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado que no es muy destacable ya que el rendimiento cae un 19% en dicho período. Esto significa que el desempeño al ejecutar apps muy exigentes (como juegos) se puede ver perjudicado el rendimiento.

 

Centrándonos en la experiencia de uso, a pesar de no contar con un chip tan potente como otros smartphones de gama alta, el Pixel 4a se mueve con fluidez, destacando especialmente la rapidez y suavidad de las animaciones y del scroll a la hora de movernos por la interfaz.

No he encontrado ningún problema de rendimiento a la hora de utilizar apps frecuentes como WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, Google Maps, Chrome, TikTok y otras. Todas se manejan con rapidez y sin parones.

El hecho de que tenga 6 GB de RAM facilita la multi-tarea y, en general, no he encontrado situaciones de cierres de apps en segundo plano.

 

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados buenos pero lejos de los smartphones de gama alta.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados elevados, aunque no tanto como otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), consigue unos resultados buenos pero, de nuevo, a distancia de otros rivales de gama alta.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido unos buenos resultados en los benchmarks aunque queda lejos de lo que consiguen smartphones de gama alta de precios más elevados. Aunque el chip 730G está especialmente pensado para juegos, si ese es el principal uso que le vas a dar al smartphone y no quieres gastar mucho, quizás quieras hacerte con un gama alta del año pasado.

Para comprobar el rendimiento gráfico real en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes:Asphalt 9, Real Racing 4 y Call of Duty Mobile.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos en partidas reales.

👉 ¿Conoces GameBench Pro? GameBench Pro es la herramienta líder de la industria para medir el rendimiento de juegos en smartphones Android e iOS. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.

En los tres juegos se obtiene una tasa estable de 30 o 60 FPS, sin pérdidas de frames, pero en Call of Duty Mobile la media ha sido 35 FPS con caídas hasta 11 FPS.

Juego FPS (mediana) Estabilidad FPS FPS
Asphalt 9 30 100% 25-31
Real Racing 4 60 100% 60-61
Call of Duty 35 49% 11-60

(*) Configuración de calidad de los juegos:
Asphalt 9: Calidad gráfica predeterminada por defecto

Dead Effect 2: Calidad visual alta por defecto
Call of Duty Mobile: Calidad gráfica alta y cuadros por segundo a velocidad alta por defecto

 

Los smartphones de gama alta suelen calentarse bastante en situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Pixel 4a, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 36ºC por la zona de la cámara trasera, que no son para nada molestas.

El Pixel 4a se comercializa en una única variante de 128 GB UFS 2.1 de almacenamiento interno. Como curiosidad, Google ha decidido utilizar el sistema de ficheros F2FS en lugar del tradicional EXT4, al igual que hizo con el Pixel 3.

Los detalles técnicos de F2FS son un poco complicados pero su principal ventaja en comparación con EXT4 es la mejora del rendimiento, especialmente en las velocidades de escritura aleatoria. También es menos propenso a disminuir la velocidad cuando el espacio libre del almacenamiento se va reduciendo.

Hasta la fecha, sólo algunos dispositivos Android se han atrevido a utilizar F2FS, principalmente debido a problemas de estabilidad.

Lamentablemente, Google no ofrece la posibilidad de ampliar el almacenamiento con tarjetas micro-SD, por lo que tendrás que conformarte con la única opción de almacenamiento disponible: 128 GB.

Lamentablemente, Google ya no ofrece almacenamiento ilimitado de fotografías en calidad original en la nube sino únicamente en calidad alta.

En el aspecto de conectividad, el Pixel 4a es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS.

En las pruebas de velocidad Wi-Fi, el Pixel 4a alcanzó los 367 Mbps de bajada y 107 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica.

En cuanto a la conexión 4G, el Pixel 4 es capaz de alcanzar velocidades de hasta 600 Mbps de descarga y 75 Mbps de subida (LTE Cat. 12/Cat.5), aunque en la vida real nunca alcanzarás velocidades tan elevadas.

El Pixel 4a está equipado con una única ranura para tarjeta nano SIM. No soporta Dual SIM tradicional con dos tarjetas SIM pero sí que puedes tener dos SIMs si la segunda tarjeta es una eSIM.

En la prueba de conexión 4G he obtenido una velocidad de descarga de 8 Mbps y de subida de 14 Mbps, unos resultados correctos teniendo en cuenta que la cobertura no era muy buena

El Pixel 4a no posee emisor de infrarrojos ni tampoco cuenta con radio FM.  El puerto USB 3.1 Tipo-C es compatible con USB OTG, así que podemos conectar dispositivos externos de almacenamiento. Sin embargo, no puede enviar señal de vídeo por el puerto USB-C.

El Pixel 4a incluye un lector de huella dactilar en la parte trasera, en lugar de bajo la pantalla como es tendencia ahora. Un inconveniente de la posición de este lector de huella es que resulta complicado desbloquear el teléfono cuando está apoyado sobre una mesa.

La tasa de acierto y la velocidad del sensor de huella del Pixel 4a son correctas siempre que coloques bien el dedo sobre el lector. Dado que el área de lectura solo está ligeramente hundida, a veces resulta complicado acertar con el dedo en el sitio correcto y, por tanto, el reconocimiento no funciona a la primera.

El lector de huella también sirve para desplegar el área de notificaciones al arrastrar el dedo hacia abajo una vez, y mostrar los ajustes rápidos al arrastrar el dedo por segunda vez.

 

Lamentablemente, Google no ha incluido un sistema de reconocimiento facial, ni siquiera utilizando la cámara frontal, por lo que estamos obligados a utilizar siempre el lector de huella (o el PIN, patrón o contraseña) para desbloquear el teléfono.

Batería

La batería del Pixel 4a posee una capacidad de 3.140 mAh, que es una cantidad más bien pequeña, aunque también es cierto que su pantalla es inferior a otros smartphones.

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Pixel 4a ha aguantado 10 horas y 2 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este resultado es correcto, sin destacar especialmente por arriba ni por abajo.

 

En la práctica, la autonomía del Pixel 4a es buena y no deberías tener problemas para llegar al final del día con algo de batería restante, aunque desde luego no es tan espectacular como otros rivales.

Android incluye una funcionalidad llamada Batería Inteligente que tiene en cuenta aquellas apps que más utilizas y limita el uso de la batería en segundo plano.

Si aún con todo necesitas estirar todavía más la duración de la batería, la opción de Ahorro de Batería aumenta la duración desactivando algunas funciones del dispositivo, así como la actualización de apps en segundo plano.

 

En cuanto al proceso de carga, el Pixel 4a es compatible con la tecnología de carga rápida USB-PD 2.0 de 18W.

Utilizando el cargador que viene en la caja, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 30 minutos, por lo que es bastante rápido. Como se puede ver en la siguiente gráfica, el 50% se alcanza en media hora.

Proceso de carga del Pixel 4a

 

Google no ha incorporado carga inalámbrica en el Pixel 4a, por lo que no podrás prescindir del cable para cargar el teléfono.

Software

El Pixel 4a ya ha recibido Android 11, que es la última versión del sistema operativo de Google. En el momento de escribir este artículo, el Pixel 4a ya cuenta con la actualización de seguridad del 5 de septiembre.

Una de las ventajas de contar con un smartphone Pixel es que recibirá actualizaciones más rápidamente que otros smartphones Android.

Además, Google garantiza tres años de actualizaciones de versiones principales, por lo que el Pixel 4a recibirá Android 13 y quizás también Android 14 dado que el lanzamiento del teléfono ha ocurrido muy cerca de la llegada de Android 11.

Los terminales de Google ofrecen una experiencia cercana a Android aunque, en el caso de los Pixel, la compañía añade algunas funcionalidades adicionales.

Android 11 ofrece algunas características nuevas, con una buena parte de ellas centradas en la mensajería y las notificaciones.

Para empezar, las notificaciones ahora muestran una sección separada para las aplicaciones de mensajería, lo que ayuda a separar los mensajes que nos envían nuestros contactos de otras notificaciones del teléfono.

También encontramos una nueva funcionalidad de Burbujas, que muestra círculos flotantes en el borde de la pantalla con los chats activos en aplicaciones de mensajería como WhatsApp o Telegram.

Para utilizar esta funcionalidad, tenemos que esperar a recibir un mensaje de algún contacto y, en la notificación, veremos un icono en la parte inferior derecha sobre el que debemos pulsar.

Otra novedad de Android 11 es la función de grabación de pantalla, que ya había sido incluida por la mayoría de los fabricantes a través de sus capas de software, pero que es novedad en los dispositivos Pixel.

Es posible colocar un acceso rápido para grabar la pantalla, siendo posible seleccionar si queremos grabar audio del micrófono, del dispositivo, de ambos o de ninguno. También podemos activar que se muestren los toques en la pantalla.

 

El menú del botón de encendido ha sido rediseñado y ahora, tras una pulsación larga, verás todos tus dispositivos inteligentes. También te mostrará tus opciones de pago mediante Google Pay para hacer rápidamente compras mediante NFC.

Los controles de multimedia ha sido retocados. La notificación del reproductor multimedia ahora te permitirá cambiar rápidamente el dispositivo de salida de audio: altavoz del teléfono, los auriculares o un dispositivo habilitado para Chromecast que esté cerca.

 

Otra novedad es que Android Auto ahora se conecta de forma inalámbrica en Android 11, siempre y cuando tu vehículo sea compatible.

En cuanto a la privacidad, Android 11 introduce dos nuevas características. Ahora puedes conceder un permiso a una apps por una sola vez. De esta manera, no tienes que preocuparte por deshabilitar manualmente el permiso cuando termines de usar la app.

En segundo lugar, si una app no se ha utilizado durante un tiempo, Android revocará automáticamente sus permisos para que no siga accediendo a los datos en segundo plano.

Google también ha aumentado el número de actualizaciones de seguridad y de privacidad que se pueden enviar a tu dispositivo a través de Google Play, para que tu teléfono no tenga que recibir una actualización del sistema operativo para ganar funcionalidades. Estas actualizaciones se pueden realizar en segundo plano, como las actualizaciones de las apps.

Para los usuarios de Android Enterprise, Android 11 ofrece un nuevo perfil de trabajo que permite al departamento de TI administrar el dispositivo sin tener que acceder a la información de su perfil personal.

Por encima de Android 11, Google ha incorporado en el Pixel 4a añade algunas funciones exclusivas que solo llegan a los dispositivos Pixel.

Para empezar, el Pixel 4a sugiere apps de manera automática en base a nuestros hábitos, y coloca los iconos de estas apps en los huecos vacíos del dock y en la primera fila del cajón de aplicaciones. Los iconos de las apps sugeridas aparecen con un reborde de otro color.

Otra novedad se encuentra en la vista de aplicaciones recientes ya que, además de poder seleccionar textos,  también podemos realizar capturas de pantalla y editarlas.

En Google Maps, es posible «quedar» con otra persona y utilizar Live View para localizarlo si ha compartido su ubicación. Tras pulsar en su icono y luego ‘Live View’, podremos seguir su ubicación en tiempo real y realidad aumentada.

El teclado Gboard muestra sugerencias que tienen en cuenta el contenido de la pantalla, para ahorrarte escribir algunas frases. Por el momento, esta funcionalidad solo está disponible en inglés.

Por último, al crear una carpeta, el teléfono sugiere el nombre según la categoría común a todas las apps que hayamos incluido en la misma.

En comparación con las capas de personalización de fabricantes como Xiaomi, Samsung o Huawei, echo de menos algunas funcionalidades útiles como el clonado de apps para apps que no admiten más de una cuenta (como WhatsApp), la protección de apps y álbumes mediante contraseña, la creación de un espacio privado o el modo escritorio, por citar algunas.


Multimedia

El Pixel 4a ofrece sonido estéreo gracias a la presencia de dos altavoces situados en el auricular para el oído y junto al conector USB Tipo-C, por lo que cada uno apunta en una dirección y la percepción de sonido estéreo no es tan buena como si ambos estuvieran en el frontal.

Además, la posición del altavoz inferior hace que sea posible taparlo accidentalmente con la mano cuando lo sostenemos en horizontal al ver un vídeo o jugar.

En todo caso, la mayoría de los smartphones presentan este mismo problema ya que, de lo contrario, el marco inferior no podría ser tan fino.

Como curiosidad, mientras que en otros smartphones hay 15 pasos de volumen entre el silencio absoluto y la máxima potencia, en el Pixel 4a hay 25 pasos, lo que permite afinar mejor el nivel de volumen.

El Pixel 4a cuenta además con un conector de auriculares de 3.5 mm, lo que son excelentes noticias para quienes siguen utilizando auriculares tradicionales para escuchar música o realizar llamadas.

Este tipo de auriculares tiene la ventaja añadida de que es posible cargar el teléfono a la vez que utilizamos los auriculares, lo cual no es posible con auriculares con conector USB Tipo-C.

Google ha abandonado Play Música como reproductor de música por defecto y ahora esta función recae sobre YouTube Music. YouTube Music es una plataforma de streaming que ofrece un catálogo de música y vídeos musicales muy amplio.

La versión gratuita de YouTube Music tiene algunas limitaciones importantes, como que no es posible escuchar música en segundo plano con la pantalla apagada o al utilizar otras aplicaciones.

La versión gratuita reproduce anuncios al escuchar música streaming y no permite descargar música para escucharla sin conexión, pero permite escuchar ficheros MP3 almacenados localmente en el teléfono.

 

La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, así como por personas, sitios y cosas identificadas en las fotografías.

La app Fotos también incorpora un apartado llamado Asistente que sugiere retoques a nuestras fotografías, collages de las mejores fotografías, creación de animaciones, etc.

 

Aunque antiguamente Google ofrecía almacenamiento ilimitado de fotografías en resolución original y calidad máxima durante más de tres años en los Pixel, el Pixel 4a ya no ofrece esta ventaja sino que las fotografías almacenadas en Google Fotos en calidad máxima ocupan espacio en nuestra cuota de Google Drive.

La aplicación Fotos es también la utilizada para reproducir vídeos. La interfaz de reproducción de vídeo es muy simple y no ofrece ninguna funcionalidad avanzada más allá de los controles de reproducción habituales.

El Pixel 4a cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puede reproducir contenido HD de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video. Además, dado que la pantalla soporta HDR, podemos disfrutar de contenidos HDR de YouTube, Netflix y otros servicios de streaming.

Cámara

A diferencia de otros smartphones que incorporan varias cámaras en la parte de atrás, Google ha incorporado una única cámara en el Pixel 4a.

La cámara trasera del Pixel 4a posee un sensor de 12.2MP junto con una lente con apertura f/1.7 y estabilización óptica. Esta apertura es bastante amplia y, por tanto, debería dejar pasar mucha luz.

No puedo negar que me hubiera gustado ver alguna cámara adicional ya que otros rivales cuentan con, al menos, una lente ultra gran angular, una lente teleobjetivo o ambas.

El Pixel 3 estrenó el procesado HDR+ que captura 8 fotografías sub-expuestas para alinearlas y combinarlas mediante complejos algoritmos matemáticos con el objetivo de reducir ruido y mejorar el rango dinámico.

Al sub-exponer cada disparo, el riesgo de que la foto salga movida se reduce y, al combinar varias instantáneas de la misma escena, el ruido se reduce notablemente.

El año pasado, Google introdujo Live HDR+, es decir, HDR+ en tiempo real en el propio visor de la cámara. Esta funcionalidad está presente en el Pixel 4a, que también cuenta con controles para modificar la exposición y las sombras en vivo. De esta forma, podemos tomar fotografías con los ajustes adecuados en tiempo de disparo, y no mediante post-procesado.

Un aspecto interesante de la interfaz de cámara es que contamos con dos controles para la exposición: uno para las luces bajas y otro para el brillo general.

Otra funcionalidad presente en la app de Cámara del Pixel 4a es la posibilidad de guardar las imágenes en formato RAW. El fichero RAW resultante es la combinación de varios disparos, con un mayor rango dinámico que en otros smartphones.

Centrándonos en la calidad de imagen, en condiciones de buena luz, el Pixel 4a captura imágenes excelentes con una gran nitidez y colores vivos, como se puede apreciar en estos ejemplos. Destaca especialmente el uso de HDR+, que permite que en una misma imagen convivan zonas en sombra y muy iluminadas, sin que las primeras se vean negras ni las segundas quemadas.

 

En condiciones de poca luz, la calidad de imagen se degrada pero se mantiene bastante mejor de lo que cabría esperar, especialmente en comparación con otros smartphones de precio similar. Las imágenes mantienen una buena nitidez y un gran colorido, a la vez que el ruido se mantiene contenido.

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas por la noche con el Pixel 4a.

 

El modo Visión Nocturna fue una de las funcionalidades destacadas del Pixel 3 y se vio mejorado en el Pixel 4. Este modo mejora la calidad de las fotografías tomadas en condiciones de escasa luz al combinar hasta 15 capturas, siempre que sostengas el teléfono con firmeza tras pulsar el botón de disparo.

A diferencia del modo Noche del iPhone 11 Pro, es necesario activar este modo manualmente, aunque el propio teléfono sugiere su uso en pantalla cuando vas a tomar una foto con poca luz.

Las fotos tomadas con Visión Nocturna se ven más luminosas, como si hubieran sido tomadas con un mayor tiempo de exposición pero sin requerir un trípode. Los siguientes ejemplos permiten apreciar mejor la diferencia entre una fotografía con el modo Cámara normal y el modo Visión Nocturna.

Fotografías en modo normal y en modo de visión nocturna

 

Los Pixel siempre han ofrecido un buen modo Retrato que consigue separar los planos por software incluso con una sola cámara.

El Pixel 4a guarda dos versiones de las imágenes capturadas en modo Retrato, con y sin el desenfoque, por lo que siempre podemos volver a la imagen original si no estamos contentos con el resultado.

Además, es posible editar la fotografía y ajustar el grado de desenfoque a posteriori, así como teñir el fondo de blanco y negro y dejar a la persona en color (modo Color pop).

 

Las fotografías en modo Retrato se toman con la cámara gran angular (no hay cámara teleobjetivo) pero haciendo un recorte de la imagen que capta el sensor para que el sujeto se vea más grande (o sea, como si hiciéramos zoom digital).

La ventaja de esta aproximación es que no tenemos que acercarnos tanto al sujeto fotografiado y, de esta forma, se reduce la distorsión típica de las cámaras gran angular a distancias cortas.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas en modo Retrato, donde podemos apreciar la diferencia entre la imagen original y la que ha sido procesada con este efecto. Si observamos la imagen a tamaño completo, podemos apreciar que el Pixel 4a hace un buen trabajo, aunque en algunas ocasiones el pelo se resiste.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

 

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas en modo Retrato:

Fotografías tomadas en modo Retrato

 

El Pixel 4a incorpora una funcionalidad llamada Mejor Toma que ayuda a evitar tomar una fotografía en el momento equivocado.

Mejor Toma comienza a tomar fotografías desde antes incluso de que pulses el botón de disparo y, una vez que has hecho la captura, selecciona cuál es la mejor fotografía — por ejemplo, aquella en la que todos salen sonrientes con los ojos abiertos y donde no hay elementos movidos o desenfocados.

Mejor Toma funciona mejor en escenarios informales, donde es fácil perder una buena captura si pulsas el disparador en el momento incorrecto. Si no te gusta la captura que ha elegido el teléfono, puedes dirigirte a Fotos y escoger manualmente la mejor instantánea en la sección «Fotogramas de esta foto.»

Google ha incorporado una curiosa funcionalidad llamada Caras Frecuentes que memoriza a las personas que más aparecen en tus fotos y capta la Mejor Toma cuando sonríen, cuando no parpadean, etc. en presencia de más personas.

En cuanto a la grabación de vídeo de la cámara trasera, el Pixel 4a puede grabar vídeo a 1080p a 30/60/120 fps y vídeo 4K a 30 fps, pero no puede grabar vídeo 4K a 60 fps.

Un aspecto interesante es que es posible seleccionar si queremos guardar los vídeos en el formato tradicional H.264 o en el formato más moderno H.265, que reduce el tamaño de los vídeos sin disminuir calidad pero no es tan compatible .

Los vídeos tienen una calidad muy buena, destacando especialmente la estabilización del vídeo, como se puede apreciar en estos dos ejemplos.

Vídeos grabados con el Pixel 4a

 

El Pixel 4a posee una cámara frontal de 8MP con una lente con apertura f/2.0 pero con enfoque fijo, por lo que solo enfoca a una distancia predeterminada (aproximadamente, un brazo)

A la hora de tomar selfies, Google ha añadido un flash sintético gracias a la iluminación de toda la pantalla. Este flash se aplica selectivamente sobre las caras de las personas que aparecen en la fotografía para iluminarlas y no al fondo.

La cámara ofrece retoque facial pero, si no te gusta, puedes desactivarlo completamente. Google ha dicho recientemente que, en adelante, el retoque facial no estará activado por defecto y planea modificar los iconos y textos para evitar su uso.

La calidad de los selfies es excelente, como podemos apreciar en estas imágenes donde se aprecia perfectamente el detalle del pelo y de la piel.

Selfies tomados con la cámara frontal del Pixel 4a

 

La cámara frontal también es capaz de tomar fotografías en modo Retrato, y el resultado es bastante bueno como podemos apreciar en estos ejemplos.

Selfies tomados con el modo Retrato del Pixel 4a

 

La cámara frontal es capaz de grabar vídeo hasta 1080p a 30 FPS y cuenta con estabilización digital de vídeo que actúa recortando ligeramente la imagen para que los rostros queden estables.


Llamadas

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz durante las llamadas es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.


Precio y competidores

El Pixel 4a está a la venta por 389 euros en una única versión de 128GB de almacenamiento. Hace unos días, Google ha anunciado el Pixel 4a (5G) pero, por el momento, este smartphone no va a llegar a España. Lo mismo ocurre con el Pixel 5 que anunció en el mismo evento.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama media que pueden competir frente al Pixel 4a.

Recientemente, OnePlus ha anunciado el OnePlus Nord (369€ en Amazon) con pantalla AMOLED FullHD de 6.44″ a 90 Hz, procesador Snapdragon 765G, 8/12GB de RAM, 128/256GB de almacenamiento, cámaras traseras de 48MP (gran angular) + 8MP (ultra gran angular) + 5MP (profundidad) + 2MP (macro), cámara frontal de 32MP (gran angular) + 8MP (ultra gran angular) y batería de 4.115 mAh con carga a 30W.

El POCO F2 Pro (445 € en Amazon) posee una pantalla Super AMOLED de 6.7″, procesador Snapdragon 865, 6/8 GB de RAM, 128/256 GB de almacenamiento, cámara trasera de 64MP (gran angular) + 5MP (teleobjetivo) + 13MP (ultra gran angular) + 2MP (profundidad), cámara frontal emergente de 20MP y batería de 4.700 mAh.

El Xiaomi Mi 10 Lite (293€ en Amazon) posee una pantalla Super AMOLED de 6.6″, procesador Snapdragon 765G, 6GB de RAM, 64/128 GB de almacenamiento, cámara trasera de 48MP (gran angular) + 8MP (ultra gran angular) + 2MP (profundidad) + 2MP (macro), cámara frontal de 16MP y batería de 4.160 mAh con carga rápida a 20W.

Otra opción es el OPPO Find X2 Lite (469€ en Amazon) con pantalla AMOLED FullHD+ de 6.4, Snapdragon 765G, 8GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara trasera de 48MP (gran angular) + 8MP (ultra gran angular) + 2MP (profundidad) + 2MP (blanco y negro), cámara frontal de 32MP, batería de 4.025 mAh con carga a 30W.

No podemos dejar de nombrar el iPhone SE (489€) con pantalla LCD de 4.7″, procesador A13 Bionic, cámara trasera de 12MP f/1.8, cámara frontal de 7MP f/2.2, 64/128/256 GB de RAM, lector de huella Touch ID, batería de 1.821 mAh y resistencia al agua.

Conclusiones

El Pixel 4a posee un diseño más moderno que sus hermanos de gama alta Pixel 4 / 4 XL, ya que cuenta con unos marcos bastante estrechos y, en lugar de una muesca, un orificio en la pantalla para la cámara frontal.

El orificio de la cámara no es tan pequeño como en otros smartphones de gama alta, pero al estar situado en una esquina, no resulta muy molesto.

La pantalla está protegida por Gorilla Glass 3, que no es el revestimiento más reciente pero debería ofrecer protección frente a golpes y arañazos.

El Pixel 4a posee un cuerpo en policarbonato (plástico) con un acabado mate.

Me hubiera gustado ver un acabado en cristal con un aspecto más sofisticado, ya que el plástico da la falsa sensación de que estamos ante un smartphone barato.

Una ventaja del acabado mate del plástico trasero es que las huellas no quedan marcadas en su superficie, aunque sí que se ven algunos brillos por la grasa de los dedos.

Google solo comercializa el Pixel 4a en color negro, así que no tendrás que decidir qué acabado es el que te gusta más. Según ha explicado Google, optar por un único color ha permitido reducir costes.

En el lateral, encontramos el botón de encendido y el de volumen. Ambos botones ofrecen más resistencia de lo habitual al ser pulsados, y también resultan bastante sonoros.

En la parte trasera, encontramos un módulo cuadrado donde reside la cámara. Este módulo resulta bastante grande para albergar solo una cámara y un flash, pero este tipo de módulos es tendencia este año y, al menos en el caso del Pixel 4a, sobresale poco de su superficie.

El Pixel 4a es un smartphone bastante compacto, con un grosor de 8,2 mm y un peso de solo 143 gramos. Por tanto, se trata de un smartphone muy indicado para quienes buscan un dispositivo compacto que no abulte mucho en el bolsillo.

 

El Pixel 4a llega con un panel OLED de 5.8″ con ratio 19:9, resolución Full HD+ y soporte para reproducción HDR. A diferencia del Pixel 4, no cuenta con una tasa de refresco mejorada sino que se queda en 60 Hz.

La pantalla ofrece una buena fidelidad de color, con un modo que refleja casi a la perfección el gamut sRGB, en caso de que quieras ver contenidos tal y como se crearon.

El brillo máximo de la pantalla es también alto (718 nits), incluso cuando lo comparamos con smartphones de gama alta con un precio muy superior. Sin embargo, los ángulos de visión son más limitados, ya que se nota un cambio de color y se aprecian destellos multicolor al girar la pantalla.

Google ofrece las funcionalidades Pantalla Siempre Activa que muestra permanentemente información útil en pantalla, Atención a la pantalla que evita que la pantalla se apague si estás mirándola, y Luz Nocturna que reduce la emisión de luz azul.

Centrándonos en el rendimiento, el Pixel 4a llega con un chip de gama media Snapdragon 730G, que no es tan potente como otros rivales de gama media que incorporan el Snapdragon 765G. A este chip le acompañan 6 GB de RAM LPDDR4x.

En el día a día, el Pixel 4a se mueve con fluidez. Las aplicaciones se abren rápido y la interfaz se mueve con animaciones suaves, aunque algunos juegos 3D complejos como Call of Duty Mobile sufren caídas de FPS bastante acusadas.

El Pixel 4a llega con 128 GB de almacenamiento interno UFS 2.1, que ha sido formateado como F2FS (en lugar de EXT4) y ofrece unos rápidos tiempos de lectura/escritura.

Google no ha incluido la posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta micro-SD y tampoco hay varias opciones de almacenamiento de elegir.

Google ha incorporado un lector de huella dactilar tradicional en la parte trasera. Dado que la zona de lectura no está apenas hundida, a veces no resulta fácil acertar con el dedo en el lector.

Aunque el reconocimiento funciona bien, no resulta tan cómodo como los lectores de huella que muchos fabricantes integran ya bajo la pantalla, y que permiten desbloquear el teléfono incluso cuando está apoyado en una mesa.

Lamentablemente, el Pixel 4a no cuenta con un sistema de reconocimiento facial, ni siquiera unos 2D, por lo que no podemos desbloquear el teléfono con el rostro.

El Pixel 4a tiene una batería de 3.140 mAh, que ofrece una buena autonomía, aunque no destaca especialmente frente a otros smartphones con baterías más grandes. En el día a día, podrás llegar al final del día con batería restante siempre que no hagas un uso muy intensivo.

El Pixel 4a cuenta con carga rápida de 18W a través del estándar USB-PD 2.0, capaz de recargar un 50% en media hora, y Google no ha incluido carga inalámbrica.

 

En el momento de terminar de escribir este análisis, el Pixel 4a ya corre Android 11, la última versión del sistema operativo de Google. Una ventaja de ser un teléfono Pixel es que recibirá actualizaciones de versiones principales de Android durante al menos tres años.

Android 11 incorpora algunas mejoras interesantes como la agrupación de todas notificaciones de chats en una misma sección, burbujas flotantes para conversaciones de chat, una nueva función de grabación de pantalla, un nuevo menú de dispositivos inteligentes al mantener apretado el botón de encendido, mejoras en los controles de reproducción multimedia, y un control de permisos más avanzado.

Google también ha añadido algunas funcionalidades exclusivas de los Pixel, como la sugerencia de apps en el dock de aplicaciones en función de nuestros hábitos de uso y el momento del día.

En comparación con otras capas de personalización, echo de menos algunas funcionalidades útiles como el clonado de aplicaciones, la protección de apps y álbumes mediante contraseña, la creación de un espacio privado o el modo escritorio.

En el aspecto multimedia, cabe destacar la presencia de dos altavoces estéreo, aunque el segundo altavoz no está en el frontal sino junto al conector USB-C.

Google ha incluido un conector de auriculares de 3.5mm, por lo que si no utilizas auriculares Bluetooth normalmente, es un añadido muy interesante y poco habitual.

En el aspecto de conectividad, el Pixel 4a es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS.

Lamentablemente no cuenta con Dual SIM mediante dos tarjetas físicas, pero sí que soporta eSIM.

Uno de los aspectos que más cuida Google en los Pixel es la cámara de fotos. El Pixel 4a posee una única cámara trasera con un sensor de 12MP con apertura f/1.7 y estabilización óptica.

No puedo negar que me hubiera gustado ver alguna cámara adicional. Otros rivales incorporan, además, una cámara ultra gran angular y/o teleobjetivo, que ofrecen una mayor versatilidad a la hora de tomar capturas.

La cámara trasera es capaz de tomar excelentes fotografías, especialmente si lo comparamos con otros smartphones de un precio similar.

Las fotografías tomadas durante el día ofrecen una elevada nitidez, un colorido fiel y una exposición acertada. Por la noche, las imágenes retienen detalle y preservan el colorido original, a la vez que mantienen el ruido contenido.

 

A pesar de contar con una sola cámara, el modo Retrato funciona bien y permite modificar el grado de desenfoque a posteriori. Sin embargo, Google no ofrece modos de iluminación de estudio.

Google ofrece un modo Mejor Toma que captura fotografías antes y después de pulsar el botón de disparo, y sugiere una toma mejor si la que tú has capturado presenta algún problema (por ejemplo, ojos cerrados). Es capaz de identificar las personas que más salen en nuestras fotos para elegir la toma en la que sale sonriendo, por ejemplo.

También incluye un modo Visión Nocturna que toma fotografías en condiciones de iluminación escasa con una mayor exposición sin necesidad de utilizar un trípode. El resultado es bueno aunque, en ocasiones, la mayor exposición puede provocar capturas cuya iluminación se ve algo artificial.

La cámara frontal del Pixel 4a cuenta con un sensor de 8 MP con apertura f/2.0. Esta cámara también incorpora un flash sintético que ilumina la pantalla para añadir luz extra y tomar mejores selfies con poca luz. Los resultados que se obtienen con esta cámara son buenos.

A la hora de grabar vídeo, el Pixel 4a puede grabar sonido estéreo y ofrece excelentes resultados de estabilización tanto con la cámara trasera como con la cámara frontal. Es posible grabar vídeo hasta [email protected] con la cámara trasera y hasta [email protected] con la cámara frontal.

Algunas fotografías tomadas con el Pixel 4a (más en el apartado de Cámara)

 

El Pixel 4a está a la venta por 389 euros para la única versión de 128GB. Se trata de un precio bastante ajustado, sobre todo si lo comparamos con el Pixel 4, que parte de 759 euros.

En definitiva, el Pixel 4a es una excelente opción si buscas un smartphone compacto que ofrezca una gran experiencia de Android con actualizaciones rápidas y una buena (aunque solitaria) cámara trasera.

Lo mejor:

  • Smartphone con un cuerpo compacto y ligero, y un mejor aprovechamiento del frontal que otros Pixel.
  • Pantalla OLED con excelente fidelidad de color, elevada nitidez, alto brillo y pantalla siempre activa.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware competente y una capa de personalización ligera.
  • Última versión de Android y garantía de actualizaciones de versiones principales durante tres años.
  • Nuevas funcionalidades de Android 11 (mejoras en notificaciones, burbujas de chat, grabación de pantalla) y algunas exclusivas del Pixel (como las sugerencias de apps)
  • Cámara trasera con excelente calidad de imagen y funcionalidades software interesantes (mejor toma, visión nocturna, modo retrato, controles duales de exposición, disparo RAW, etc.).
  • Cámara frontal con buena calidad de imagen, modo Belleza y efecto Retrato
  • Grabación de vídeo con sonido estéreo y estabilización muy competente.
  • Altavoces estéreo y conector de auriculares de 3.5 mm
  • Carga rápida por cable (18W)

Lo peor:
  • Cuerpo de plástico con una construcción menos premium que otros rivales
  • Rendimiento del Snapdragon 730G algo limitado frente a otros chips de gama media
  • Cámara trasera única, sin lente ultra gran angular ni teleobjetivo
  • Sin ranura para micro-SD o segunda SIM (aunque soporta eSIM).
  • Sin lector de huella bajo la pantalla ni reconocimiento facial
  • Sin radio FM
  • Sin carga inalámbrica
  • Sin resistencia al agua IP68.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
1%
Feliz
4%
Indiferente
1%
Triste
0%
Enfadado
1%
Aburrido
82%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
11%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
3 Comentarios
Deja un comentario
  • Pepe
    5 octubre 2020 at 17:05

    Otra patata de google a precio de oro. Yo tengo los dos Nexus 5 y 5x y lo único que veo competitivo es el software.
    El próximo un Xiaomi.

  • Xabier
    5 octubre 2020 at 17:21

    Yo tengo el Pixel 4 y barre a cualquier Xiaomi pero de lejos. La fluidez es increíble. El Android casi puro del Pixel no tiene comparación.

  • Maik
    7 octubre 2020 at 06:56

    Otro pepinon de Google, por mucho que se diga por ahí que el Nexus 5 y el 5x no salir también, yo tuve el Nexus 4 5 años hasta que se me rompió. Compra el Nexus 6p y llevo casi 6 años y sigue funcionando bien. Si eso no es rentable no sé qué lo será. Este tiene pinta que será como el Nexus 4, bueno bonito barato. Local no implica perfecto, tampoco te cuesta 1000 € 😉

Deja un comentario