Análisis del tablet Pixel C de Google

Pantalla

Google ha incorporado un panel LCD de 10.2″ con resolución 2560 x 1800 píxeles en el Pixel C, lo que implica una densidad de píxeles de 308 ppp.

El Pixel C cuenta con un panel trasero de tipo LPTS (Low-temperature Polycristalline Silicon) que, aunque no tiene un impacto directo sobre la calidad de la imagen, ayuda a reducir el consumo de energía y a incrementar el nivel de brillo.

Estamos acostumbrados a pantallas con un ratio de aspecto 4:3, como el del iPad, o con ratio 16:10, como en algunos tablets Android. Sin embargo, la pantalla del Pixel C posee un peculiar ratio 1:v2, el mismo que las hojas de papel DIN A4 que utilizamos habitualmente, al menos en esta parte del Mundo.

El problema de este ratio de pantalla es que, en apaisado, muchas aplicaciones que simplemente reescalan el interfaz mostrado en un teléfono a un tamaño mayor, no se acaban de ver bien.

La densidad de píxeles del Pixel C es muy elevada para una pantalla de un tablet, por lo que los textos y los iconos se ven extremadamente nítidos. Si una densidad de píxeles de 308 píxeles ya sería extraordinariamente alta para un smartphone, en los tablets aún lo es más ya que estos se utilizan a más distancia que los teléfonos.

[table id=35 /]

 

El panel del Pixel C es de tipo LCD, por lo que cuenta con una matriz de sub-pixeles de tipo RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta. En las matrices RGB los tres sub-píxeles rojo-verde-azul se colocan uno a continuación del otro, en lugar de en forma de rombo como ocurre en los paneles PenTile típicos de las pantallas OLED.

A igualdad de resolución, las pantallas LCD con matriz RGB se ven más nítidas que las pantallas OLED con matriz PenTile.

Pixel C - 26

Pantalla Pentile del panel RGB del Pixel C

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo se encuentra alrededor de los 523 nits según nuestras propias mediciones. Este valor es bastante alto en comparación con otros tablets ya que, por ejemplo, el iPad Pro que probamos hace unas semanas se queda en 420 nits.

La gama de colores que muestra el panel del Pixel C es muy elevada, ya que cubre un 99% del espacio de color sRGB.

El error medio en la fidelidad de los colores es excelente, 3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 7.8 dE, un valor bastante reducido.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 6.946 ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla tiene un cierto tinte azulado que es apreciable a simple vista al utilizar aplicaciones con fondo blanco como un navegador web. El valor de gamma es bueno, 2.24.

El color negro es bastante profundo, ya que se encuentra en 0,291 nits. Lógicamente no es un negro tan profundo como el de los paneles AMOLED, que no iluminan los píxeles negros, por lo que al ver películas a oscuras se aprecian algo iluminadas las bandas negras por encima y por debajo de la pantalla. El contraste acaba siendo de 1.700:1, que es bastante alto.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo. Un pequeño inconveniente es que la pantalla tiende a reflejar bastante el entorno a plena luz del día o cuando hay focos de luz. Aunque no tenemos ningún instrumento para medir la reflectividad, la diferencia es evidente al colocarlo junto a un iPad Air 2 de nuestro laboratorio de pruebas.

En definitiva, se trata de una pantalla que nos ha dejado muy buen sabor de boca, con un nivel de brillo máximo elevado y una reproducción de colores muy realista.

Pixel C - 8

Ir a página