fbpx

Análisis del Google Pixel XL a fondo


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

Ir a página

Batería

La batería del Pixel XL no es reemplazable y posee una capacidad de 3.450 mAh, que es una cantidad bastante respetable para un smartphone con este tamaño de pantalla.

[show-rjqc id=»109″]

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Pixel XL ha aguantado 9 horas con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este valor de autonomía es muy alto en comparación con otros smartphones de gama alta.

[show-rjqc id=»108″]

 

En la práctica, la autonomía del Pixel XL es excelente, y no tendremos ningún problema en llegar al final del día aún con un uso bastante intensivo. Esto es así gracias a que, además de su gran batería, posee una pantalla AMOLED y un procesador de última generación muy eficiente.

En cuanto al proceso de carga, el Pixel XL es compatible con la tecnología de carga rápida USB-PD, que es el estándar de USB Tipo-C.

Utilizando un cargador rápido QuickCharge (lamentablemente el que venía en la caja de la unidad para análisis no servía para enchufes europeos), el proceso de carga completo tarda un total de 2 horas y 5 minutos.

Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es más rápido hasta el 80% y luego se ralentiza hasta llegar al 100%.

carga-bateria-pixel-xl

Lamentablemente el Pixel XL no cuenta con carga inalámbrica, algo que nos gustaría que se popularizase ya que aporta mucha comodidad.

 

Interfaz y funcionalidades

2016-11-22-13-56-10El Pixel XL llega con Android 7.1 Nougat, la versión más reciente del sistema operativo de Google que, por el momento, solo disfrutan los Pixel.

Los terminales de Google ofrecen la experiencia más cercana a Android puro que puedes esperar en un smartphone aunque, en el caso de los Pixel, la compañía se ha permitido hacer algunos cambios.

La capa software del Pixel XL se llama Pixel Launcher y añade algunas mejoras interesantes.

El tradicional widget de búsqueda de Google está oculto en una pestaña adornada con el icono de Google, que reside en la esquina superior izquierda del escritorio. Al pulsar sobre él se despliega la barra de búsqueda con una rápida animación.

Otro cambio relevante es que ahora encontramos cinco iconos de acceso directo a apps en la parte inferior de todas las pantallas del escritorio, sobre un panel translúcido, en lugar de los tradicionales cuatro iconos.

Google ha modificado la forma en la que acceder al cajón de aplicaciones, ya que el habitual botón central de acceso al cajón de aplicaciones ha sido eliminado.

En lugar de pulsar un botón, ahora basta con arrastrar la pantalla principal de abajo a arriba para ver todas las apps instaladas. De igual forma, para esconder el cajón de aplicaciones debemos arrastrar la pantalla de arriba a abajo.

En la parte superior del cajón de aplicaciones hay una casilla de búsqueda y, justo debajo, las cinco apps más utilizadas. A continuación se encuentran los iconos de todas las apps instaladas en el teléfono, que aparecen ordenadas por orden alfabético. No es posible crear carpetas ni cambiar el orden de las apps mostradas en el cajón de aplicaciones.

 

Google también ha modificado el aspecto de los iconos de aplicaciones, y ahora sus propias apps poseen un icono redondeado. Ahora bien, a diferencia de algunas capas de software que modifican el aspecto de todos los iconos, el Pixel XL mantiene el icono original de las apps de terceros.

Otra novedad es que, al mantener el dedo sobre un icono, aparecen atajos a funciones habituales de esa app. Es algo similar a la funcionalidad 3D Touch del iPhone pero, en lugar de utilizar una pantalla sensible a la presión, basta con mantener el dedo pulsado durante algunos segundos.

Por ejemplo, Chrome ofrece la posibilidad de abrir una nueva pestaña normal o una pestaña de incógnito, Cámara ofrece hacer un selfie o grabar un vídeo, Maps ofrece ir a Casa o al Trabajo, etc.

Ahora bien, al igual que ocurre con 3D Touch, es imposible saber a priori si el icono de una app ofrece esta funcionalidad, por lo que tenemos que recurrir a prueba y error. Por el momento parece que las únicas apps compatibles con esta funcionalidad son las propias de Google, aunque suponemos que en un futuro veremos apps de terceros ofrecer esta funcionalidad.

 

Como ocurre con los Nexus, el Pixel XL trata de exhibir lo mejor del software de Google. La gran novedad de este año es Google Assistant, un asistente virtual al estilo de Siri y Cortana que se activa con una pulsación larga sobre el botón Inicio.

Lamentablemente Google Assistant no está disponible en español, por lo que al mantener pulsado el botón Inicio accedemos a Búsqueda Directa, un servicio de Google que ofrece información en función de lo que se está mostrando en pantalla y permite crear recordatorios y eventos, buscar ubicaciones, etc.

El Pixel XL también incorpora algunos cambios en el menú de Ajustes, ya que ahora hay una pestaña llamada Ayuda que permite realizar búsquedas o consultar consejos y sugerencias. En Estados Unidos esta función es más potente ya que permite contactar con Google por chat o teléfono.

El selector del fondo de pantalla también ha cambiado ya que ahora no solamente permite seleccionar alguna de nuestras fotos sino que muestra una gran selección de fondos de pantalla de diferentes temáticas: La Tierra cobra vida, Datos en movimiento, Nuevos elementos, A vista de pájaro, La Tierra, Paisajes, Paisajes urbanos, Vida y Texturas.

Algunos fondos de pantalla están animados, y también hay otros que son dinámicos y cambian de color en función del momento del día. Los fondos de pantalla de «La Tierra cobra vida» modifican su perspectiva al desbloquear el teléfono o desplazarnos entre las pantallas del escritorio.

 

El Pixel XL también ofrece la funcionalidad de pantalla dividida, más pensada para tablet que para smartphones, En una pantalla de 5.5″ no es especialmente útil por no haber apenas espacio para utilizar dos aplicaciones a la vez.

2016-11-23-20-31-39

 

Por supuesto, Nougat también incorpora otras características que no son visibles por el usuario, como las mejoras en Doze – la forma que tiene Android de ahorrar batería cuando no estás utilizando el teléfono – que explican en parte la gran autonomía de este teléfono.

Por ser un Pixel, Google garantiza que el teléfono recibirá actualizaciones de Android durante al menos dos años.

Por último, en el momento de escribir este análisis hemos conocido que en algunos países ha comenzado a llegar una actualización que habilita el encendido de la pantalla con un doble toque sobre la misma o cuando levantemos el teléfono de la mesa. Nuestro Pixel XL todavía no ha recibido esta actualización.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-18

Ir a página