Quitar este panel

Análisis del Samsung Galaxy TabPro S a fondo

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

Desde siempre hemos oído que los tablets acabarán por reemplazar los PCs, y compañías como Microsoft y Apple lo vienen intentando lanzando al mercado dispositivos como el Surface Pro y el iPad Pro.

Samsung ha decidido unirse a la moda de lanzar tablets enfocados a la productividad y hace unos meses anunció el Galaxy TabPro S. Se trata de un dispositivo con pantalla de gran tamaño y apariencia de tablet Android, y corre en su interior Windows 10 Home o Pro, un sistema operativo de escritorio capaz de ejecutar cualquier aplicación.

Sus especificaciones internas no son demasiado potentes – procesador Intel Core M y 4GB de RAM – así que no es un dispositivo enfocado a utilizar aplicaciones exigentes sino a tareas relativamente sencillas, como navegación web, ofimática, etc.

Por cortesía de Samsung, hemos tenido oportunidad de probar el nuevo Galaxy TabPro S durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones tras un análisis detallado.

 

Diseño y construcción

El TabPro S guarda un gran parecido exterior con otros tablets Android de la serie Galaxy que han pasado por nuestras manos, si bien posee un tamaño de pantalla superior a cualquiera de ellos – con permiso del monstruoso Galaxy View.

Posee un cuerpo metálico bastante más delgado (6.3 mm) y ligero (693 gramos) que un ordenador portátil, por lo que es el compañero ideal para largos viajes o desplazamientos por la ciudad, ya que se transporta cómodamente en cualquier mochila o maletín – o incluso debajo del brazo.

ModeloPesoGrosor
Samsung Galaxy TabPro S (12″)693 gr.6,3 mm
iPad Pro (12.9″)713 gr.6,9 mm
Surface Pro 4 (12.3″)766 gr.8,45 mm


Ahora bien, como tablet resulta algo voluminoso debido a su gran pantalla de 12″. De hecho, el TabPro S no es un dispositivo que resulte cómodo para un uso casual, por ejemplo para navegar o ver vídeos en el sofá de casa, ya que resulta demasiado grande.

En mi opinión, el Galaxy TabPro S es un tablet que está más dirigido a la productividad – a fin de cuentas en Windows 10 tampoco hay muchas aplicaciones optimizadas para su uso en modo tablet – y por ello resulta realmente útil cuando se utiliza junto a un teclado y un ratón (o trackpad).

Samsung incorpora una funda con teclado completo con la compra del TabPro S, que se acopla al tablet a través de unos conectores imantados situados en la parte inferior del tablet y ofrece únicamente dos ángulos de inclinación – en este aspecto nos gusta más el Surface que puede colocarse en casi cualquier ángulo.

 

A diferencia del teclado del Surface, la funda de Samsung cubre el tablet por completo, tanto la parte de delante como la de atrás. Esto ofrece una mayor protección pero, en más de una ocasión, al abrir el tablet y colocarlo sobre la mesa, la funda se ha soltado por atrás ya que el acoplamiento entre la funda y la zona trasera del tablet no es demasiado fuerte.

El teclado incluye las teclas habituales que encontraríamos en un portátil, incluida una fila superior con teclas de función y teclas de atajos. En mis pruebas tras un uso bastante exhaustivo, el teclado nos ha causado una buena impresión.

Las teclas son suficientemente grandes y ofrecen un buen recorrido, aunque lamentablemente no están iluminadas. El teclado incluye además un trackpad que, aún siendo bastante pequeño, cumple bien con su cometido ya que incluso reconoce los gestos de Windows 10.

Un aspecto que nos gusta del teclado del TabPro S es que la parte de abajo es rígida, por lo que podemos apoyarlo en nuestras piernas si no tenemos una mesa cerca o estamos en el sofá. También nos ha resultado cómodo que incorpore un espacio libre para apoyar las muñecas en la base.

Un accesorio que echamos de menos es el lápiz stylus. Microsoft incluye uno con cada Surface, pero Samsung no parece considerar tan importante a este accesorio.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 3

 

Pantalla

El Tab Pro S cuenta con una pantalla Super AMOLED de 12″ con resolución 2160 x 1440 píxeles, lo que supone una densidad de píxeles muy elevada de 216 ppp.

Las pantallas Super AMOLED de Samsung son de las mejores que podemos encontrar a día de hoy en smartphones y tablets, por lo que es todo un lujo poder disponer de una pantalla así en un tablet de 12″. De hecho, si no estoy equivocado, el TabPro S es el primer dispositivos con Windows que incorpora una pantalla de tipo OLED.

En general, las pantallas OLED ofrecen colores negros profundos y colores muy vivos, aunque sufren de un nivel de brillo máximo por debajo de los paneles LCD convencionales y los colores no siempre se reproducen de forma realista.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 4

Matriz PenTile del panel AMOLED del Galaxy TabPro S

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo de la pantalla ha resultado ser de 365 nits según nuestras propias mediciones. Este es un valor bastante alto para una pantalla de este tamaño, por lo que deberíamos poder utilizar el tablet a plena luz del día con menos problemas que otros dispositivos.

El nivel de negro que hemos medido es muy profundo, 0.077 nits, el mínimo que puede medir nuestro colorímetro, por lo que el contraste es muy elevado – teóricamente en un panel OLED es infinito. Los ángulos de visión de la pantalla son muy amplios y los colores permanecen inalterados aún al ser observados desde ángulos extremos – aunque al observarlo cerca de 180 grados empiezan a aparecer unos reflejos verdosos en la pantalla.

La gama de colores del panel del TabPro S es muy buena ya que cubre perfectamente el espacio de color sRGB. La fidelidad de los colores es relativamente buena, ya que el error medio resulta ser 4.7 dE (un valor por debajo de 3 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 8.5 dE, que se da en el color rojo.

El temperatura de color de la pantalla resulta ser de 7.513 ºK, un valor que está considerablemente por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que el blanco tiene un tinte azulado. El valor de gamma, 2.3, está muy cerca del valor ideal de 2.2.

En caso de que quieras jugar con la reproducción de los colores, Samsung ha incorporado una aplicación llamada «Ajustes Galaxy» que permite, entre otras cosas, establecer algunos modos predeterminados de visualización de la pantalla como Adaptive Display (por defecto), AMOLED Cine, AMOLED Foto o Básico.

Cada uno de estos modos tiene una utilidad diferente – por ejemplo, el modo AMOLED Foto ofrece unos colores más fieles a la realidad (el error medio disminuye de 4.7 a a 4.2 dE), mientras que el modo AMOLED Cine muestra unos colores muy saturados.

Un aspecto curioso es que el Galaxy TabPro S llega con el salvapantallas activado. Con la desaparición de los monitores CRT en favor de las pantallas LCD, el uso de salvapantallas en los monitores ha dejado de tener sentido.

Sin embargo, las pantallas OLED pueden sufrir de píxeles quemados si los mismos píxeles permanecen iluminados durante mucho tiempo (por ejemplo, el logotipo blanco de Windows del botón Inicio), así que Samsung ha decidido recuperar el uso del salvapantallas como medida preventiva.

De igual forma, la pantalla del Galaxy TabPro S se atenúa al cabo de unos minutos para evitar la degradación del panel OLED, ya que este tipo de pantallas va perdiendo brillo y colorido con el paso del tiempo. Por defecto lo hace al cabo de un minuto y es posible extender este periodo de gracia hasta 10 minutos, pero el sistema no permite ampliarlo más allá.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 5

Hardware y rendimiento

El Samsung Galaxy TabPro S llega con un procesador Intel Core M3, el chip menos potente de la actual generación Intel Core M, y viene acompañado por 4GB de RAM de tipo LPDDR3.

La serie M es la menos potente de la familia de procesadores Intel, y se centra más en el consumo de energía que en el rendimiento. El procesador Intel Core M3 genera tan poco calor que el TabPro S no requiere el uso de ventiladores y, por tanto, es completamente silencioso.

Los 4GB de memoria RAM me resultan algo escasos para un equipo con Windows 10, ya que habitualmente solemos encontrar 8GB de RAM en tablets de este tipo.

Centrándonos en el rendimiento, la prueba Geekbench ha dado unos resultados modestos: 2.305 puntos en la prueba de un solo núcleo y 4.563 puntos en la prueba multi-núcleo.

 

Estos son bastante mejores que los que ofrecían los dispositivos con procesador Intel Atom del año pasado, pero sitúan al Galaxy TabPro S por detrás de otros tablets como el Surface Pro 4 y el iPad Pro.

Por suerte, el dispositivo se mueve con rapidez en el uso diario. El TabPro S es lo suficientemente ágil para tareas habituales como navegar por Internet, editar documentos con Office, escuchar música con Spotify, ver películas en Netflix, etc.

Los únicos problemas que hemos encontrado en el uso diario tienen que ver con los 4GB de RAM. Por ejemplo, al utilizar navegador con Chrome – un navegador que ya ha demostrado Microsoft que no es precisamente eficiente – junto con otras aplicaciones abiertas es habitual que algunas pestañas tengan que refrescarse porque el sistema es incapaz de mantenerlas en memoria.

Ahora bien, si estás pensando en utilizar el TabPro S para edición de vídeo HD/4K o juegos 3D exigentes, probablemente deberías considerar otro portátil con componentes más avanzados porque no da para tanto.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 6

 

El TabPro S viene con un chip gráfico Intel HD Graphics 515, una versión recortada del ya limitado chip HD 520. Esto significa que, como comentábamos anteriormente, no es precisamente un dispositivo orientado a los gamers.

En las pruebas gráficas sintéticas de 3DMark, el TabPro S ha obtenido una puntuación modesta, 500 puntos, en Fire Strike quedando por debajo del Surface Pro 4 con chip HD 520. Como ya hemos comentado, los aficionados a los juegos tendrán que limitarse a títulos sencillos en 2D y huir de los juegos 3D más exigentes.

También hemos analizado la velocidad del disco utilizando la herramienta CrystalDiskMark, que ha ofrecido unos resultados medios: 417 MB/s en velocidad de lectura secuencial y 177 MB/s en velocidad de escritura secuencial.

Aunque Samsung fabrica algunos de los mejores discos SSD del mercado, parece que no ha utilizado uno de sus modelos más potentes en el Galaxy TabPro S. En cualquier caso, como ocurre con el procesador, el rendimiento del disco no es un problema para un uso habitual. Ahora bien, si tienes que copiar muchos ficheros de un lugar a otro del disco duro, notarás que el rendimiento no es el óptimo.

El Galaxy TabPro S no incorpora un ventilador, por lo que se calienta bastante cuando se le somete a una alta carga de trabajo con algún juego o aplicación exigente. Hemos llegado a medir una temperatura de 41ºC en la zona más caliente de la superficie trasera del portátil y unos 35ºC en el centro.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 2

 

El Galaxy TabPro S solo tiene un puerto USB-C 3.1. Nos hubiera gustado que Samsung añadiese algún otro puerto, ya que cuando el portátil está cargando no podemos conectar ningún otro periférico. Otros sistemas como el Dell Latitude 12 7000 incorporan al menos dos puertos USB-C.

A decir verdad, durante el tiempo que he probado el Galaxy TabPro S, no he echado mucho menos disponer de puertos adicionales. Siempre que he necesitado conectar algún periférico, he podido prescindir del cable de energía durante unos minutos.

Además, hoy en día no dependemos de las llaves de almacenamiento USB o unidades de CD/DVD como hace unos años. En todo caso, Samsung comercializa un adaptador multipuerto que multiplica el puerto USB-C en tres puertos: HDMI, USB Tipo-A y USB Tipo-C.

En el aspecto de conectividad, el TabPro S va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, y Bluetooth 4.1. En nuestra prueba de velocidad WiFi, el tablet ha alcanzado los 260 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida en una conexión 300/30 de Vodafone.

La calidad del sonido del TabPro S es bastante mejor de la que uno esperaría teniendo en cuenta su delgado perfil. Cuenta con dos altavoces, uno a cada lado, que producen un sonido potente y sin distorsiones.

Aún con todo, el sonido no es tan espectacular como el del iPad Pro, así que seguramente no querrás escuchar música en casa con él, pero no tendrás ningún problema en disfrutar de vídeos.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 7

 

Samsung ha incorporado dos cámaras en el TabPro S, una frontal y otra tasera, ambas con la misma resolución: 5 megapíxeles. Ambas cámaras tienen la posibilidad de grabación de vídeo Full HD, por lo que no deberíamos tener problemas a la hora de realizar videoconferencias con Skype u otro software.

El Galaxy TabPro S cuenta con una batería de 5.200 mAh que, según la compañía, ofrece 10 horas de autonomía reproduciendo vídeo.

La carga de la batería se realiza en unas 2 horas y 40 minutos, y el proceso de carga es bastante lineal, aunque carga más rápido hasta el 80 por ciento y luego reduce el ritmo.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - Carga bateria

 

En la práctica, utilizando el TabPro S como un ordenador convencional, con el brillo a nivel medio y utilizando varias aplicaciones a la vez, el TabPro S ha aguantado en nuestras peuebas unas seis horas entre carga y carga.

Se trata de un valor bastante alto, propiciado por el uso de un procesador muy eficiente y una pantalla AMOLED.

Software y funcionalidades

El Galaxy TabPro S corre Windows 10 Home o Pro, la última versión del sistema operativo de escritorio de Microsoft.

Samsung ha equipado al TabPro S con algunas funcionalidades interesantes si posees un smartphone Samsnug Galaxy. La aplicación Flow, compatible con el Galaxy S7 / S7 edge / S6 / S6 edge / S6 edge+ / Note 5 permite utilizar el lector de huella dactilar del teléfono para acceder al TabPro S, aunque en la práctica resulta más rápido introducir el PIN de cuatro dígitos o, incluso mejor, que el TabPro S hubiera contado con lector de huella dactilar.

Otra de las ventajas de usar Flow es que las notificaciones que llegan al teléfono aparecen también en el TabPro S, siendo posible incluso responder a mensajes sin tener que quitar las manos del teclado. Es posible incluso activar un punto de acceso WiFi en el teléfono de manera remota.

Aunque esta funcionalidad es muy interesante (si cuentas con un teléfono de la marca), nos gustaría que Samsung permitiese filtrar las notificaciones que llegan al tablet, ya que resulta algo mareante estar viendo todo el tiempo aparecer notificaciones del teléfono en la pantalla, sobre todo aquellos que recibimos muchos avisos.

Captura de pantalla (2)

 

Precio y competidores

El Samsung Galaxy TabPro S está disponible en tres versiones en función del sistema operativo (Windows Home o Windows Pro) y la conectividad (WiFi o WiFi+4G):

ModeloPrecio oficialPrecio en Amazon
Samsung Galaxy TabPro S con Windows Home (WiFi)EUR 999 €[amazon template=precio&chan=default&asin=B019P1EU6E]
Samsung Galaxy TabPro S con Windows Pro (WiFi)EUR 1.099 €[amazon template=precio&chan=default&asin=B01AC7GS7Y]
Samsung Galaxy TabPro S con Windows Pro (WiFi+4G)EUR 1.199 €[amazon template=precio&chan=default&asin=B01BSEF1IW]


En el mercado podemos encontrar algunos dispositivos super-finos que también incorporan estos chips de Intel, como el HP Spectre de 10.4 mm ([amazon template=precio&chan=default&asin=B013WGSHCQ]), el Microsoft Surface Pro 4 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01690TB68]) y el nuevo MacBook ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01EWWHFZ4])

Si andas buscando un tablet que pueda funcionar como un portátil, el Galaxy TabPro S es una buena elección. Ahora bien, si necesitas cierta potencia posiblemente harás mejor haciéndote con un Surface Pro 4 y, si eres usuario de Mac o iPhone, probablemente te encajará mejor el nuevo MacBook.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 9

Conclusiones

El Samsung Galaxy TabPro S nos ha gustado mucho en muchos aspectos, pero también nos ha dejado con ganas de más en otros tantos.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 11Comenzando por su diseño, el TabPro S posee una construcción envidiable, con un grosor y un peso muy equilibrados que permiten llevar cómodamente el tablet a cualquier sitio.

Su tamaño de pantalla, no obstante, hace que resulte un tanto incómodo de utilizar en situaciones de ocio, como el sofá de casa.

El teclado es un buen añadido de Samsung, no solamente porque viene incluido con el tablet sino porque resulta cómodo de utilizar e incorpora multitud de teclas.

Es una pena que la funda con teclado solo ofrezca dos ángulos de apoyo, ya que en muchas situaciones he echado de menos alguna posición intermedia.

Tampoco me convence el sistema de sujeción de la funda a la parte de atrás del tablet, que se descuajeringa a la mínima de cambio.

La pantalla del TabPro S es toda una delicia para la vista. Si los paneles AMOLED de Samsung ofrecen una calidad excepcional en sus smartphones, imaginad lo que supone disfrutar de una pantalla de esas características en gran formato.

El único inconveniente de esta pantalla es que no está demasiado bien calibrada, por lo que no es un tablet adecuado para realizar retoque fotográfico – aunque Samsung tampoco parece haber enfocado el tablet a este uso dado que no ofrece un lápiz.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, al ser una pantalla de tipo OLED, Samsung ha tomado protecciones extra como atenuar el brillo de la pantalla al cabo de un tiempo de inactividad o configurar un salvapantallas para evitar píxeles quemados.

A nivel de hardware, el tablet presenta unas ciertas limitaciones de rendimiento. Su procesador Intel Core M3 no da mucho de sí y los escasos 4GB de RAM tampoco ayudan a mejorar la situación.

Si tienes pensado utilizar aplicaciones poco exigentes – navegador web, suite Office, reproducción de vídeo, etc. – no vas a tener problema, pero si estás pensando en editar vídeo HD o fotografías pesadas o jugar a títulos 3D, te puedes llevar una decepción.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 10

 

La batería del Galaxy TabPro S ofrece una autonomía bastante razonable, en torno a seis horas de uso intenso – algo bueno tenía que tener usar un procesador más modesto – aunque mientras carga no puedes conectar ningún otro periférico ya que solo cuenta con un puerto USB-C.

A nivel de software hay poco que podamos decir ya que corre Windows 10, que es bien conocido por todos. Samsung ha añadido algunas herramientas propias para prolongar la autonomía del dispositivo, ajustar la reproducción de colores, etc. Si eres usuario de smartphones Samsung encontrarás que es posible recibir notificaciones de tu terminal Galaxy en el escritorio, así como desbloquear el tablet con el lector de huella del teléfono.

En definitiva, si buscas un tablet que pueda hacer las veces de ordenador y no tienes previsto utilizar aplicaciones o juegos exigentes, el Galaxy TabPro S es una excelente elección. Si tu uso del ordenador pasa por tener muchas aplicaciones abiertas a la vez, utilizar aplicaciones exigentes como edición de fotografía o vídeo, o si te gusta disfrutar de juegos 3D, el Galaxy TabPro S se te va a quedar un poco escaso.

Lo mejor:

  • Construcción en metal con un diseño atractivo y estilizado. Ligero y cómodo de transportar
  • Ausencia de ventiladores, lo que hace que sea completamente silencioso
  • Pantalla con panel AMOLED con resolución elevada (2.160 x 1.440), excelente nitidez, alto brillo, colorido vivo y elevado contraste
  • Teclado de grandes dimensiones, cómodo de utilizar y trackpad versátil (aunque un poco pequeño)
  • Altavoces que emiten sonido potente y de buena calidad
  • Buena autonomía del tablet
  • Corre Windows 10, por lo que puede ejecutar cualquier aplicación de escritorio
  • Software de Samsung que se integra muy bien con los smartphones Galaxy para recibir notificaciones y desbloquear el tablet mediante huella

Lo peor:
  • Un solo puerto USB-C, que se utiliza para cargar el portátil, por lo que necesitamos utilizar un adaptador multi-puerto para conectar otros periféricos
  • Funda-teclado con solo dos ángulos de apoyo, que a veces resultan insuficientes
  • Potencia moderada debido a su procesador Intel Core m3, 4GB de RAM y disco SSD no demasiado rápido
  • Corre Windows 10, por lo que está más pensado como ordenador dado que en Windows hay pocas aplicaciones optimizadas para ser usadas en modo tablet.

Nota: El Samsung Galaxy TabPro S ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B019P1EU6E]  [amazon template=iframe image&asin=B01AC7GS7Y]  [amazon template=iframe image&asin=B01BSEF1IW]

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario