Análisis del Samsung Galaxy TabPro S a fondo


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Conclusiones

El Samsung Galaxy TabPro S nos ha gustado mucho en muchos aspectos, pero también nos ha dejado con ganas de más en otros tantos.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 11Comenzando por su diseño, el TabPro S posee una construcción envidiable, con un grosor y un peso muy equilibrados que permiten llevar cómodamente el tablet a cualquier sitio.

Su tamaño de pantalla, no obstante, hace que resulte un tanto incómodo de utilizar en situaciones de ocio, como el sofá de casa.

El teclado es un buen añadido de Samsung, no solamente porque viene incluido con el tablet sino porque resulta cómodo de utilizar e incorpora multitud de teclas.

Es una pena que la funda con teclado solo ofrezca dos ángulos de apoyo, ya que en muchas situaciones he echado de menos alguna posición intermedia.

Tampoco me convence el sistema de sujeción de la funda a la parte de atrás del tablet, que se descuajeringa a la mínima de cambio.

La pantalla del TabPro S es toda una delicia para la vista. Si los paneles AMOLED de Samsung ofrecen una calidad excepcional en sus smartphones, imaginad lo que supone disfrutar de una pantalla de esas características en gran formato.

El único inconveniente de esta pantalla es que no está demasiado bien calibrada, por lo que no es un tablet adecuado para realizar retoque fotográfico – aunque Samsung tampoco parece haber enfocado el tablet a este uso dado que no ofrece un lápiz.

Otro aspecto a tener en cuenta es que, al ser una pantalla de tipo OLED, Samsung ha tomado protecciones extra como atenuar el brillo de la pantalla al cabo de un tiempo de inactividad o configurar un salvapantallas para evitar píxeles quemados.

A nivel de hardware, el tablet presenta unas ciertas limitaciones de rendimiento. Su procesador Intel Core M3 no da mucho de sí y los escasos 4GB de RAM tampoco ayudan a mejorar la situación.

Si tienes pensado utilizar aplicaciones poco exigentes – navegador web, suite Office, reproducción de vídeo, etc. – no vas a tener problema, pero si estás pensando en editar vídeo HD o fotografías pesadas o jugar a títulos 3D, te puedes llevar una decepción.

Samsung Galaxy TabPro S - Teknofilo - 10

 

La batería del Galaxy TabPro S ofrece una autonomía bastante razonable, en torno a seis horas de uso intenso – algo bueno tenía que tener usar un procesador más modesto – aunque mientras carga no puedes conectar ningún otro periférico ya que solo cuenta con un puerto USB-C.

A nivel de software hay poco que podamos decir ya que corre Windows 10, que es bien conocido por todos. Samsung ha añadido algunas herramientas propias para prolongar la autonomía del dispositivo, ajustar la reproducción de colores, etc. Si eres usuario de smartphones Samsung encontrarás que es posible recibir notificaciones de tu terminal Galaxy en el escritorio, así como desbloquear el tablet con el lector de huella del teléfono.

En definitiva, si buscas un tablet que pueda hacer las veces de ordenador y no tienes previsto utilizar aplicaciones o juegos exigentes, el Galaxy TabPro S es una excelente elección. Si tu uso del ordenador pasa por tener muchas aplicaciones abiertas a la vez, utilizar aplicaciones exigentes como edición de fotografía o vídeo, o si te gusta disfrutar de juegos 3D, el Galaxy TabPro S se te va a quedar un poco escaso.

Lo mejor:

  • Construcción en metal con un diseño atractivo y estilizado. Ligero y cómodo de transportar
  • Ausencia de ventiladores, lo que hace que sea completamente silencioso
  • Pantalla con panel AMOLED con resolución elevada (2.160 x 1.440), excelente nitidez, alto brillo, colorido vivo y elevado contraste
  • Teclado de grandes dimensiones, cómodo de utilizar y trackpad versátil (aunque un poco pequeño)
  • Altavoces que emiten sonido potente y de buena calidad
  • Buena autonomía del tablet
  • Corre Windows 10, por lo que puede ejecutar cualquier aplicación de escritorio
  • Software de Samsung que se integra muy bien con los smartphones Galaxy para recibir notificaciones y desbloquear el tablet mediante huella
Lo peor:
  • Un solo puerto USB-C, que se utiliza para cargar el portátil, por lo que necesitamos utilizar un adaptador multi-puerto para conectar otros periféricos
  • Funda-teclado con solo dos ángulos de apoyo, que a veces resultan insuficientes
  • Potencia moderada debido a su procesador Intel Core m3, 4GB de RAM y disco SSD no demasiado rápido
  • Corre Windows 10, por lo que está más pensado como ordenador dado que en Windows hay pocas aplicaciones optimizadas para ser usadas en modo tablet.
Nota: El Samsung Galaxy TabPro S ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

   

Ir a página :