Análisis del Sony Xperia M5 a fondo


¡Oferta! Auriculares inalámbricos 🎧TaoTronics S60 con cancelación de ruido por 44,99€ con cupón SKBM2TG5 [ Amazon ]

Ir a página :

Hardware y rendimiento

La serie Xperia M siempre ha constituido la gama media de Sony, con teléfonos que ofrecen un diseño atractivo pero unas especificaciones técnicas y unos materiales menos avanzados para mantener los costes a raya.

Sin embargo, con el Xperia M5, Sony ha sido capaz de incorporar  componentes bastante potentes sin que esto suponga un precio elevado.

El Sony Xperia M5 posee un procesador MediaTek Helio X10 con ocho núcleos Cortex-A53 a 2GHz junto a una GPU PowerVR G6200. A pesar de que MediaTek no tiene el nombre de Qualcomm en el mercado, el procesador Helio X10 ofrece un rendimiento bastante elevado, en torno a un 30% más que el Qualcomm Snapdragon 615 del Xperia M4 Aqua, además del doble de núcleos.

Si nos fijamos en la GPU, las cosas no están tan claras ya que aunque la GPU PowerVR 6200 es bastante potente, la GPU Adreno 405 del M4 Aqua es más moderna y compatible con las tecnologías más recientes. Ninguna de las dos son unas bestias en rendimiento gráfico, pero probablemente no necesites más para jugar ocasionalmente.

El Xperia M5 cuenta con 3GB de RAM, lo que también supone un incremento importante respecto al Xperia M4 Aqua del año pasado, que debería ayudar a mejorar el rendimiento en multi-tarea.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks artificiales, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

Sony Xperia M5 - 13

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 48.315 puntos, una puntuación muy alta que lo sitúa entre los teléfonos de gama media más potentes.
[show-rjqc id=»118″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 817/2.700 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados bastante altos.
[show-rjqc id=»119″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1.445 ms, un resultado correcto.
[show-rjqc id=»120″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 3.605 puntos, un valor que es bastante elevado.
[show-rjqc id=»117″]

 

En el test de rendimiento del almacenamiento interno AndroBench, el teléfono ha obtenido una puntuación algo por debajo de otros que hemos probado.
[show-rjqc id=»124″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado una puntuación de 8.947 puntos en Ice Storm Unlimited, lo que supone resultados buenos pero no espectaculares.
[show-rjqc id=»121″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha producido unos resultados bastante buenos en comparación con otros teléfonos de gama media.
[show-rjqc id=»122″]

 

Lo primero que nos ha llamado la atención al analizar los resultados de estas pruebas es que las puntuaciones obtenidas por el Sony Xperia M5 están por debajo de las conseguidas por el Xiaomi Redmi Note 3, a pesar de que cuentan con unas especificaciones – CPU, GPU, memoria RAM y resolución de pantalla – idénticas.

Parece que Sony no ha sido capaz de optimizar su teléfono para el uso de hardware de MediaTek, quizás por no ser el fabricante con el que trabaja normalmente. Podría tratarse de algún problema de optimización software solventable mediante una actualización pero, dado que el teléfono lleva ya un tiempo en el mercado, dudamos que el rendimiento mejore.

Sony Xperia M5 - 29

 

Centrándonos en las pruebas gráficas, asistimos a una lucha interesante entre la potente, pero más antigua, GPU PowerVR 6200 del Xperia M5 y la más moderna GPU Adreno 405 del Xperia M4 Aqua.

El Xperia M5 obtiene mejores resultados que el Xperia M4 Aqua en las pruebas offscreen pero inferiores en las pruebas onscreen. Esto es así porque, aunque el Xperia M5 posee una mayor capacidad gráfica, la mayor resolución pasa factura y, en la práctica, el rendimiento gráfico es menor.

Dejando a un lado la comparativa frente al Xperia M4 Aqua, el Xperia M5 ofrece un rendimiento adecuado pero no espectacular cuando lo comparamos con otros teléfonos de gama media. Por alguna razón, Sony no ha sido capaz de exprimir el hardware al máximo.

No obstante, en el día a día el Xperia M5 responde rápidamente a nuestras órdenes y se maneja con mucha fluidez, sin parones en aplicaciones habituales como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp, etc.

En los juegos que hemos probado, como Asphalt 8, el rendimiento del teléfono también ha sido bueno y el juego se mueve con una tasa de imágenes por segundo elevada con el nivel de calidad gráfica media o alta.

Sony Xperia M5 - 14

 

El Sony Xperia M5 posee 16 GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres unos 10 GB para el usuario nada más sacarlo de la caja. Nos hubiera gustado que Sony incorporase algo más de almacenamiento interno.

Por suerte es posible añadir una tarjeta micro-SD de hasta 200GB de capacidad para ampliar el espacio, aunque dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

Sony Xperia M5 - 15En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia M5 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n a 2,4 y 5 GHz, Bluetooth 4.1, 3G/HSPA+, 4G/LTE, radio FM, DLNA, NFC y GPS-A.

No incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad.

La conectividad 4G es Cat. 4, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 150 Mbps.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Sony Xperia M5 alcanzó los 113 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 65 Mbps de bajada y 23 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

La batería del Sony Xperia M5 no es reemplazable y posee una capacidad de 2.600 mAh.

[show-rjqc id=»123″]

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Sony Xperia M5 ha aguantado 5 horas y 40 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits. Este valor de autonomía es bueno pero no tan alto como la que obtienen otros teléfonos de gama media.
[show-rjqc id=»74″]

 

En la práctica, la autonomía del Sony Xperia M5 es buena, y no tendremos ningún problema en llegar al final del día aún con un uso intensivo. Aún con todo, parece complicado que podamos llegar hasta los dos días que promete Sony.

Una funcionalidad interesante que ya hemos visto en otros móviles Sony es el modo Stamina. Este modo desactiva los datos móviles y WiFi cuando la pantalla está apagada, permitiendo seleccionar aquellas aplicaciones que sí que queremos que sigan transmitiendo datos (por ejemplo, WhatsApp).

Esto consigue un gran ahorro de batería si tenemos muchas aplicaciones que sincronizan datos en segundo plano pero que realmente no necesitamos que lo hagan si no estamos usando el teléfono.

El modo Stamina también permite restringir el rendimiento del dispositivo, pero esto hace que los tiempos de carga de aplicaciones sean notablemente más lentos y que los juegos no vayan tan suaves, por lo que no es recomendable si quieres utilizar aplicaciones o juegos exigentes.

Sony ha incorporado un modo llamado Ultra Stamina que prolonga considerablemente la duración de la batería. Este modo mantiene solo las funciones básicas del móvil en funcionamiento: teléfono, contactos, mensajes, cámara, álbum, calendario, alarma/reloj, calculadora, radio FM, y ajustes.

Sony Xperia M5 - 16Cuando se activa el modo Ultra Stamina, el Xperia M5 cambia el fondo de la pantalla a blanco y negro, aunque los iconos siguen mostrando color. Al desactivarla, el teléfono se reinicia, por lo que tarda algo más de tiempo en volver al modo normal.

Además, también incluye el modo Batería Baja, que permite seleccionar qué funciones dejan de estar activas o se modifican cuando la batería disminuye por debajo de un umbral (por defecto, 20%).

Entre las funciones seleccionables tenemos el brillo de pantalla, el tiempo de espera de pantalla, la vibración al pulsar la pantalla, la conectividad Wi-Fi y Bluetooth, el receptor GPS, la mejora de imagen, la sincronización automática y los datos móviles.

Por último, también permite ahorrar batería poniendo en cola el envío de datos y efectuando solo la transmisión a intervalos definidos, de forma que no esté continuamente enviando datos sino solo en momentos puntuales.

El Sony Xperia M5 no es compatible con carga rápida, por lo que el tiempo total de carga es algo más elevado de lo que nos gustaría. Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es ligeramente más rápido hasta el 90% y luego se ralentiza hasta llegar al 100%.

En total, el proceso de carga completo tarda un total de 4 hora y 44 minutos con un cargador estándar.

carga bateria xperia m5

 

Lamentablemente no cuenta con carga inalámbrica, algo que poco a poco se va imponiendo en los teléfonos de gama alta pero que todavía no ha llegado los teléfonos de gama media.

Tampoco cuenta con lector de huella dactilar, una característica que sí que han incorporado otros fabricantes incluso a terminales de gama media.

Sony Xperia M5 - 17

Ir a página :