Análisis del Sony Xperia XA1 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Pantalla

El Sony Xperia XA1 posee un panel LCD IPS de 5″, un tamaño que para muchos es muy apropiado ya que no es tan grande como para que sea incómodo llevarlo en un bolsillo pero no es tan pequeño como para que sea difícil leer textos pequeños.

La resolución de la pantalla es HD, es decir, 1.280 x 720 píxeles. Aunque a algunos les hubiera gustado que Sony incorporase un panel Full HD, con este tamaño de pantalla la densidad de pixeles resulta ser 374 ppp, más que suficiente para que los píxeles individuales resulten indistinguibles a simple vista.

El único inconveniente de esta resolución es que limita su uso en aplicaciones de Realidad Virtual, pero Sony no ha lanzado ningún casco para uso con smartphone por el momento. Además, por el tipo de usuario al que va dirigido este teléfono, tampoco parece probable que este fuera a ser uno de sus principales usos.

La matriz de sub-píxeles del Sony Xperia XA1 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En este tipo de pantallas los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen uno a continuación de otro de forma alineada.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas PenTile de los paneles AMOLED, donde los sub-pixeles se organizan irregularmente con formas geométricas. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada.

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo de la pantalla es bastante  elevado, alrededor de los 542 nits según nuestras propias mediciones. Este valor se encuentra por encima de la mayoría de los smartphones de gama media que hemos probado, aunque queda lejos de los gama alta.

 

La gama de colores que cubre el panel del Sony XA1 es algo limitada ya que se queda en un 93,5% del espacio de color sRGB. Otros smartphones cubren el 100% del espacio sRGB e incluso algunos de gama alta consiguen cubrir espacios de color más amplios.

Con el modo de imagen que viene activado por defecto, el error medio en la fidelidad de los colores podría ser mejor ya que el valor medio Delta E es de 7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da precisamente en el color verde, con un valor de 11,6 dE.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.367ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que indica que la pantalla posee un marcado tinte azulado.

Sony ofrece un control para ajustar el balance de blancos y, en nuestras pruebas, hemos obtenido un blanco bastante puro incrementando el color rojo y, en menor medida, el color verde. El valor de gamma resulta ser de 1.9, algo alejado del valor ideal de 2.2.

El color negro no es especialmente profundo ya que nuestro colorímetro ha medido 0,514 nits. Este color negro queda lejos de lo que ofrecen las pantallas AMOLED, donde los píxeles de color negro son completamente negros ya que no se iluminan. El resultado es que el contraste del Xperia XA1 es modesto con un ratio de 1.054:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un lado, aunque el brillo se reduce ligeramente al observarlo desde un ángulo.

El Xperia XA1 incorpora tres modos de mejora de pantalla: Desactivada (activado por defecto), Mejora de imagen (función de mejora de la calidad de imagen en fotos y vídeos) y modo Super Vívido (satura los colores para obtener imágenes surrealistas y vibrantes).

Ir a página