Análisis del Sony Xperia XZ Premium y opinión [REVIEW]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Sony Xperia XZ Premium.

Durante el pasado Mobile World Congress, Sony dio a conocer su nuevo smartphone estrella para este año, el Xperia XZ Premium, que salió a la venta oficialmente hace unas pocas semanas.

El Sony Xperia XZ Premium destaca entre otros smartphones de gama alta por ser el único con pantalla 4K con tecnología HDR, así como por su novedosa tecnología de cámara que permite grabar vídeos a cámara lenta a 960 fps.

Sony no ha descuidado el resto de especificaciones técnicas sino que el nuevo smartphone estrella llega con unas especificaciones muy potentes: pantalla 4K HDR de 5.5″, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámaras de 19MP/13MP y batería de 3.230 mAh.

He tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia XZ Premium durante varias semanas, lo que me ha permitido probar a fondo su funcionamiento. A continuación os cuento mis impresiones al respecto.

 

Índice

 

Diseño y construcción

Los smartphones de Sony son fácilmente reconocibles, incluso desde la distancia, gracias a su diseño rectangular, que prácticamente no ha cambiado en los últimos años.

Este diseño se caracteriza por líneas rectas y superficies planas, aunque Sony ha ido introduciendo algunas curvas en las esquinas y bordes con los años.

Otro aspecto que caracteriza a los smartphones de Sony es la presencia de unos marcos encima y debajo de la pantalla bastante más anchos que los de sus competidores.

El Sony Xperia XZ Premium se mantiene fiel a estos principios de diseño de Sony, y cuenta con unos marcos bastante más gruesos de lo que nos gustaría — más aún teniendo en cuenta que debajo de la pantalla no hay ningún botón físico o capacitivo.

En mi opinión, este diseño se ve cada vez más antiguo, sobre todo al colocar el Sony Xperia XZ Premium junto al Samsung Galaxy S8 o el LG G6, ambos con unos marcos mínimos por encima y por debajo de la pantalla. Si, como dicen los rumores, el nuevo iPhone llega con un frontal que sea todo pantalla, Sony será de los pocos fabricantes que no se una a la moda de los marcos estrechos este año.

Nos hubiera gustado que, al menos, Sony hubiera seguido los pasos del Xperia XA1 dotando al Xperia XZ Premium de unos marcos laterales invisibles. Sin embargo, esto tampoco ha ocurrido, y el nuevo teléfono estrella de Sony llega con marcos laterales visibles.

 

Si a la gran pantalla del Sony Xperia XZ Premium unimos estos generosos marcos, el resultado es un smartphone bastante voluminoso, ya que posee unas dimensiones de 156 x 77 x 7.9 mm y un peso de 195 gramos. En comparación, el LG G6 de 5.7″ posee unas dimensiones de 149 x 72 x 7.9 mm y un peso de 163 gramos, y el Galaxy S8 de 5.8″ llega con dimensiones 149 x 68 x 8 mm y un peso de 155 gramos.

El Xperia XZ Premium no está hecho de una sola pieza de metal, sino que su frontal y su parte de atrás son de cristal (protegido con Gorilla Glass 5) mientras que sus lados son de nailon, aparentemente para mejorar la transmisión de las ondas.

Los dos lados más largos del teléfono están curvados, lo que favorece el agarre, mientras que los lados cortos son planos. La parte de atrás es completamente plana, por lo que no se adapta tan bien a la palma de la mano como otros smartphones. A cambio, podemos utilizarlo cómodamente encima de una superficie plana sin que “baile.”

El Sony Xperia XZ Premium está disponible en colores negro marino y cromo luminoso, si bien el modelo que hemos probado es el primero, como puede apreciarse en las fotografías.

En el modelo de color negro que hemos probado, las huellas quedan algo marcadas en la parte de atrás, pero no es tan evidente como en el modelo plateado, ya que este tiene un acabado en espejo.

Como ya es habitual en los dispositivos Sony, el Xperia XZ Premium posee protección frente al agua y el polvo, aunque la garantía no cubre daños por agua.

La parte de delante del Sony Xperia XZ Premium está ocupada por la pantalla, rodeada por unos generosos marcos alrededor de la misma, como ya hemos comentado.

Encima y debajo de la pantalla encontramos dos rejillas de altavoz ya que Sony ha decidido incluir altavoces estéreo en el teléfono.

Encima de la pantalla encontramos el logotipo de Sony en letras grandes pero con un color discreto, así como el auricular del oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad y luz ambiental.

El Xperia XZ Premium dispone de un LED que se ilumina en distintos colores cuando recibimos notificaciones o para indicar el estado de carga.

En la parte inferior no encontramos ningún botón ya que son virtuales y aparecen dibujados sobre la propia pantalla cuando son necesarios, y tampoco hay lector de huella (está integrado en el botón de encendido).

En la parte de atrás encontramos, en la esquina superior izquierda, la cámara principal, que es bastante más grande que la que encontramos en otros smartphones.

La cámara está a ras de la superficie, lo que puede provocar que se raye el cristal protector si lo apoyamos con frecuencia de ese lado.

Sony no ha especificado si el cristal que cubre la cámara es de zafiro, por lo que conviene tener un cierto cuidado.

Al lado de la cámara encontramos un módulo que alberga el flash, el sensor de enfoque por láser y el sensor RGBC-IR.

En el centro encontramos el logotipo de XPERIA en letras bastante discretas y no hay ninguna otra inscripción en el teléfono salvo el logotipo de NFC en la mitad superior.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, con forma alargada y ligeramente hundido, que alberga el lector de huella dactilar.

Justo encima del botón de encendido, encontramos el botón de volumen, que es alargado de una sola pieza.  En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta las ranuras para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C.

 

Como comentábamos anteriormente, los bordes del teléfono son redondeados, así que no se clavan en la mano aún cuando sostenemos el teléfono con fuerza, por lo que el agarre del terminal es bueno, siempre que tengas una mano grande ya que es un teléfono bastante ancho.

La parte de atrás del teléfono es plana y no posee ninguna textura, por lo que el teléfono resulta algo resbaladizo en la mano.

Ir a página

Quizás te interese

Sony prescinde del “doble toque” para encender la pantalla en sus últimos smartphones estrella

Una de mis funcionalidades favoritas de los smartphones Sony Xperia (y de muchos otros) es …