ARM muestra en qué está trabajando: Procesadores de 5 nm para 2020

ARM es una compañía que diseña procesadores informáticos y licencia sus diseños a los principales fabricantes. Casi todos smartphones utilizan chips diseñados por ARM de una forma u otra.

Ahora la compañía ha revelado su plan de trabajo para los próximos dos años. Los clientes de ARM ya están fabricando chips con núcleos Cortex-A76 de gama alta con arquitectura de 7nm. Aunque los smartphones con estos procesadores aún no están en el mercado, el Huawei Mate 20 con procesador Kirin 980 basado en 7nm está a la vuelta de la esquina.

A finales de este año, ARM entregará a sus clientes la próxima generación del Cortex-A76, actualmente conocido como “Deimos”. Debido a que ARM no fabrica hardware, fabricantes como Qualcomm recibirán el diseño del chip este año y la la integración del producto se retrasará unos meses

Este será el primer chip diseñado enteramente para 7nm y, según los planes de ARM,  será reemplazado por el chip “Hércules” en el verano de 2019. Al igual que el Cortex-A76, se espera que Hércules tenga dos variaciones, una de 7nm y otra de 5 nm. La de 5 nm se proyecta actualmente para mediados de 2020. 

Esto significa que en los próximos años se espera que los chips móviles sean más potentes, obviamente, pero lo más importante, mucho más eficientes energéticamente.

Los chips más pequeños requieren menos electricidad y producen menos calor, lo que les permite trabajar a frecuencias más altas. Según ARM, su Cortex-A76 de 7nm será capaz de superar los 3 GHz.

Ahora bien, la complejidad del proceso de fabricación crece exponencialmente con la reducción del tamaño. Con los chips de 10 nm, algunas compañías de semiconductores han tenido problemas para conseguir chips utilizables. La producción de la nueva generación de 5 nm se basarán en métodos completamente nuevos, que aún no han sido probados a gran escala.