ARM presenta la GPU Mali-G51 diseñada para la era de la Realidad Virtual

headergfx_products_multimedia_mali-gpu1

Las tecnologías de Realidad Virtual están de moda, pero requieren una GPU con unas características algo diferentes a las que se utilizan para jugar.

Por eso ARM ha desarrollado una nueva GPU – la Mali-G51 – que ha sido diseñada específicamente para VR. Se trata de la hermana pequeña de la GPU Mali-G71 y es la segunda GPU que hace uso de la nueva arquitectura Bitfrost pensada para Vulkan.

Sin embargo, la Mali-G51 es algo más que una G71 con menos núcleos, ya que es la primera GPU con una arquitectura de shader dual.

gsmarena_0051

Los shaders tradicionales procesan un píxel por ciclo de reloj, pero los de la Mali-G51 pueden procesar dos píxeles por ciclo de reloj usando menos recursos en términos de energía y espacio en el chip en comparación con dos shaders tradicionales. La GPU Mali-G51 MP6 cuenta con tres núcleos de shader dual, no seis núcleos.

Por simplificar, una GPU Mali-G51 será un 60 por ciento más eficiente energéticamente que una Mali-T830 al realizar el mismo trabajo. Tendrá un 60 por ciento más de “densidad de rendimiento” – es decir, necesita menos transistores, lo que hace que los chips sean más pequeños y más baratos.

gsmarena_0061

ARM presenta esta GPU como la más pequeña con soporte de Vulkan y la encargada de hacer que VR sea algo asequible en 2018. Curiosamente, ARM habla de Espacios Virtuales – no de entornos VR completamente interactivos. Esto significa que está dirigido a aplicaciones más sencillas que juegos con personajes moviéndose por todos sitios.

ARM también ha presentado un ARM introduces Mali-G51: a GPU for the VR era, el Mali-V61, que es capaz de capturar y retransmitir vídeo, y que formará parte de dispositivos tan variados como drones y Smart TVs. Es compatible con HEVC h.265 con HDR/10-bits y escala desde un núcleo (suficiente para [email protected]) hasta ocho núcleos ([email protected]).

gsmarena_0071