Cerrar las apps manualmente no solamente no ayuda a ahorrar batería sino que puede empeorar la autonomía

gravitybox-gets-lollipop-update-most-features-already-working.w654[1]

Para muchos usuarios, cerrar aplicaciones se ha convertido en una costumbre. Pulsas el botón de Inicio de tu iPhone o la tecla de Tareas de tu Android y comienzas a lanzar aplicaciones fuera de la pantalla, acabando así con aplicaciones que no has usado en horas, días o semanas.

Además del extraño placer que produce lanzar aplicaciones fuera de la pantalla, parece que esto tendría que mejorar el rendimiento del dispositivo y la autonomía de la batería, ¿verdad? Pues no.

Tanto Apple como Google han confirmado en los últimos días que cerrar aplicaciones no mejora la autonomía. De hecho, según Hiroshi Lockheimer, Vice Presidente de Ingeniería de Andorid, podría empeorar las cosas.

Como explican en Faq-Mac, las aplicaciones en iOS pueden estar en cinco posibles estados (en Android es similar):

  • No se están ejecutando: La app no se ha arrancado o ha sido cerrada
  • Inactiva: La aplicación está en primer plano pero no recibe eventos (por ejemplo, el usuario ha bloqueado el dispositivo con la aplicación abierta)
  • Activa: El estado normal de una aplicación en ejecución
  • Segundo plano: La aplicación no está en primer plano pero sigue ejecutando código.
  • Suspendida: La aplicación sigue residente en memoria pero no está ejecutando código.

Tanto en Android como en iOS, un algoritmo gestiona la memoria y cierra aplicaciones que tienen que ser cerradas, normalmente las que han estado durmiendo durante un tiempo o las que utilizan más CPU o memoria de lo que deberían.

Estos algoritmos predicen cuándo vas a necesitar datos, vas a a refrescar la aplicación, o vas a abrirla de nuevo. Las aplicaciones que ya están en memoria se abren rápidamente, por lo que es mucho mejor dejar al sistema que haga su trabajo en lugar de cerrarlas manualmente y forzarle a re-abrir y re-iniciar la aplicación cada vez, con el consecuente consumo de energía.

Por tanto, si quieres ahorrar batería, cerrar apps no es la mejor manera. Puedes bajar el brillo de la pantalla o desactivar la actualización de ciertas aplicaciones en segundo plano, por ejemplo, pero cerrar manualmente las aplicaciones no ayuda sino que, más bien, empeora la situación.  |  Fuentes: Craig Federighi (SVP Apple) vía 9to5Mac, Hiroshi Lockheimer (SVP Android) vía Twitter

Quizás te interese

Android 7.1 incorpora un mecanismo de “detección de pánico” cuando el usuario pulsa repetidamente la tecla Atrás

Casi todas las semanas escuchamos algún nuevo malware que ataca a smartphones Android. La mayoría …

  • ads2801

    Ahora voy yo y me lo creo ja, ja, ja. Me meo. Sobretodo en iOS que ni existe la multitarea real, frente a Android que sí que la tiene, en fin, lo que hay que leer.