Cómo cancelar una suscripción en tu iPhone o iPad

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

Apple ofrece la posibilidad de suscribirte a múltiples servicios a través del sistema de pago de la App Store, lo cual resulta muy cómodo.

Sin embargo, a la hora de cancelar una suscripción en tu iPhone o iPad, es posible que te encuentres un poco perdido. En este artículos te vamos a contar cómo funciona.

TE INTERESA:
Con este truco puedes reinstalar Fortnite aunque Apple lo haya retirado

A pesar de lo que cabría esperar, no es posible cancelar una suscripción desde la propia app en la App Store sino que debes dirigirte a la app de Ajustes.

Una vez allí, tampoco debes ir a la sección de la App Store, como parecería lógico, sino pulsar tu nombre y tu Memoji (si lo tienes) en la parte superior de la pantalla de Ajustes. Esto te llevará a un menú con tus detalles básicos, y el apartado «Suscripciones» está en la cuarta posición.

Al hacer clic en Suscripciones, verás todos aquellos servicios a los que te has suscrito a través del App Store, junto con la fecha de la próxima renovación.

👉 ¿Quieres mejorar tu salud? No te pierdas lo último que ha anunciado Huawei [ ♥ Entérate ]

 

Elige la suscripción que deseas cancelar y pulsa sobre ella. En la pantalla de detalles, podrás ver el ciclo de facturación (mensual, anual, etc.) y modificar tu suscripción.  También puedes cancelarla con ese gran botón rojo en la parte inferior de las opciones.

Eso es todo. Ahora puedes cancelar todas las suscripciones que no quieras en tu iPhone o iPad. Ten en cuenta que, en la mayoría de los casos, aunque canceles hoy, seguirás teniendo acceso al servicio hasta el final del ciclo de facturación.

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario