Detenido por enganchar un Apple Watch a la rueda del coche de su novia para rastrearle

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

Un hombre ha sido detenido en Estados Unidos acusado de rastrear la ubicación de su novia mediante el enganche de un Apple Watch al vehículo y utilizando una app de seguimiento.

Lawrence Welch, de 29 años, fue detenido el viernes acusado de colocar un dispositivo de seguimiento electrónico en un vehículo.

En este caso, Welsh optó por utilizar un Apple Watch para el seguimiento, en lugar de utilizar un AirTags, como hemos visto en otros casos.

La policía acudió en respuesta a una llamada de auxilio porque el novio de la víctima se había acercado a su ubicación, a pesar de estar tramitándose una orden de alejamiento. El novio la había amenazado de muerte en múltiples ocasiones.

La víctima dijo a la policía que ella y Welch habían utilizado Life360 para monitorizar la ubicación del otro, pero que ella desactivó la app.

La policía vio cómo Welch llegó al lugar donde estaba su novia, pero se dirigió al coche de ella y se agachó junto a una rueda en lugar de acercarse al edificio. Una vez que los agentes llegaron al vehículo, vieron un Apple Watch sujeto a los radios.

Welch confirmó que el dispositivo era suyo y que utilizaba la aplicación Life360 para hacer seguimiento de la ubicación del reloj.

El uso del Apple Watch para este propósito es poco habitual ya que la mayoría de las historias relacionadas con el acoso de los últimos tiempos han girado en torno a un mal uso de las AirTags.

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
33%
Triste
0%
Enfadado
33%
Aburrido
0%
Incrédulo
33%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario