Diablo Inmortal: Equipar tu personaje al máximo cuesta unos 100.000 euros

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

Diablo Immortal está siendo todo un éxito por número de descargas, aunque también ha generado cierto rechazo por su modelo de microtransacciones.

Diablo Immortal es un juego gratuito, pero ofrece compras dentro del juego. Aunque este enfoque es bastante común hoy en día, Diablo Immortal parece haber llevado las cosas un paso más allá.

TE INTERESA:
Diablo Inmortal lo está petando: Ya es número 1 de descargas en App Store

Diablo Immortal permite a los jugadores comprar las llamadas Gemas Legendarias. Estas son uno de los tres pilares de la progresión de los personajes, junto con el equipo normal y el nivel de XP.

El sistema de compras del juego está configurado de tal manera que hace que equipar al máximo a los personajes sea una tarea excesivamente cara.

 

Según los cálculos del canal de YouTube Bellular News, llevar al máximo un personaje cuesta 110.000 dólares (103.000 euros) en la economía actual del juego.

Dicho canal también argumenta que las Gemas Legendarias de Diablo Inmortal son un sistema deliberadamente enrevesado, explicando que un jugador que no gaste dinero necesitaría aproximadamente 10 años de juego para equipar completamente a un personaje.

La obtención de Gemas Legendarias ni siquiera está garantizada para los jugadores de pago, ya que se conceden aleatoriamente al comprar Crestas Legendarias (es decir, cajas de botín), lo que es la razón por la que Diablo Immortal no se lanzó en todo el mundo.

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
47%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
33%
¡Buen trabajo!
20%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario