El Honor 200 Pro alcanza la segunda posición del ranking de DXOMark en su segmento de precio

🏖️ ¡Rebajas! ¡Windows 11 Pro por 13,55€! ¡Office 2021 Pro para siempre por 17,53€! [ Saber más ]

El Honor 200 Pro (ver análisis) ha conseguido una destacada puntuación de 137 en el ranking de cámaras de DXOMARK, situándose en la segunda posición dentro del segmento de gama alta (entre 400 y 600 dólares, por debajo de los segmentos premium y ultra premium). El primero del segmento es el Google Pixel 7.

Este logro subraya la capacidad de este smartphone para competir con los mejores del mercado en términos de calidad fotográfica.

TE INTERESA:
Análisis del HONOR 200 Pro a fondo y opinión

Este dispositivo cuenta con un sistema de triple cámara que ofrece diversas opciones de imagen, siendo su principal atractivo su cámara de 50 MP, descrita como una “cámara de retratos de nivel de estudio,”

Conocido como “el maestro del retrato,” el Honor 200 Pro se destaca por su enfoque automático fiable, una exposición precisa y un rango dinámico bastante amplio. Sin embargo, puede presentar algunas inestabilidades de color.

 

A pesar de su avanzada tecnología, en ciertas ocasiones pueden aparecer dominantes de color y pequeñas imprecisiones en los tonos de piel, especialmente en condiciones de poca luz, donde también es posible detectar ruido cromático. Además, la iluminación trasera intensa puede reducir el contraste de las imágenes.

En cuanto a la grabación de videos, el Honor 200 Pro brilla en aspectos como el enfoque automático, la exposición y el control del ruido. No obstante, se han observado algunas inconsistencias en la estabilización al grabar escenas en movimiento, especialmente mientras se camina.

🏖️ ¡Rebajas! ¡Windows 11 Pro por 13,55€! ¡Office 2021 Pro para siempre por 17,53€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario