España y México son dos de los países en los que Apple batió récord de ingresos el trimestre pasado

Apple informó ayer de los resultados del primer trimestre de su año fiscal 2019, que corresponde con los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2018.

La previsión que había hecho Tim Cook en diciembre reduciendo las expectativas de facturación para el trimestre se cumplió ya que los ingresos por las ventas de iPhone disminuyeron en un 15 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior.

A pesar de esta reducción, Apple quiso destacar que se trata del segundo mejor trimestre en las más de cuatro décadas de historia de Apple. 

Tim Cook (CEO) como Luca Maestri (director financiero) destacaron, entre otros, a España y México como países en los que Apple alcanzó su récord histórico el pasado trimestre gracias a un crecimiento de dos dígitos de los ingresos con respecto al año anterior.

Dejando a un lado a China, la compañía creció en América, Europa y el resto de Asia-Pacífico. La magnitud del mercado chino hizo, sin embargo, que las ventas de iPhone fueran menores que las del mismo período del año anterior.

En total, la base instalada de dispositivos activos de apple creció de 1.300 millones a finales de enero de 2018 a 1.400 millones a finales de diciembre, alcanzando cifras récord en las principales categorías de producto y en las cinco geografías.

Con respecto al próximo trimestre, Apple espera unos ingresos entre 55.000 y 59.000 millones de dólares, lo que supone entre un 3 y un 10 por ciento de decremento respecto al año anterior.