Esta trabajadora china dedica todo el día a manipular los rankings de la App Store

📱 Xiaomi Mi 10T Pro: ¡5 razones para comprar este superventas! [ Saber más ]

Parece que no solamente puedes pagar a gente en China para que mejoren tu nivel en juegos de rol online, sino que también puedes pagar para que tu aplicación mejore su posición en los rankings.

En una foto reciente publicada en TechInAsia, se puede ver a una trabajadora china sentada delante de decenas de iPhones, y cuyo trabajo es simplemente descargar aplicaciones durante todo el día.

TE INTERESA:
App Store: Apple reduce a la mitad la comisión para los pequeños desarrolladores

Lo que esta trabajadora hace es descargar una aplicación para mejorar su posición en el ranking de la App Store, la borra después, y la vuelve a descargar. Dado que una sola persona puede utilizar cerca de 100 terminales simultáneamente, el número de descargas al cabo de unas horas puede ser muy elevado.

Junto a la imagen publicada también ha trascendido una hoja de precios que indica cuánto cuesta a los desarrolladores mejorar el posicionamiento de su aplicación.

Por ejemplo, si quieres que tu aplicación se haga un hueco en el Top 10 de Aplicaciones Gratuitas, tendrás que pagar unos 11.200 dólares, y para mantenerte ahí tienes que pagar una tasa de mantenimiento de unos 65.000 dólares a la semana (!).

Apple ha tomado medidas para prevenir la manipulación de los rankings de la App Store, pero parece que todavía hay trabajo por hacer. Por supuesto no sabemos si la imagen es real pero, si lo es, parece un modelo de negocio muy lucrativo.  |  Fuente: iClarified

📱 Xiaomi Mi 10T Pro: ¡5 razones para comprar este superventas! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario