Facebook confundió este anuncio de cebollas con algo «demasiado sexy»

🌷 ¡Ofertas! Descuentos nunca vistos en Windows 10 Pro, Office 2019 y Office 365 Pro [ Más ]

Uno de los beneficios de los sistemas de inteligencia artificial que utilizan empresas como Facebook, YouTube o Twitter es que ahorran mucho tiempo.

Sin embargo, a veces los sistemas automáticos no funcionan a la perfección y cometen errores a la hora de clasificar ciertos contenidos.

TE INTERESA:
El móvil de Mark Zuckerberg aparece entre los datos filtrados de 500 millones de usuarios

Recientemente, un anuncio de cebollas de The Seed Company ha sido rechazado por Facebook por ser demasiado sexy para los estándares de la red social.

Por muy buenas que estén las cebollas, nunca las calificaríamos de «sexy» pero los sistemas de inteligencia artificial de Facebook rechazaron el anuncio alegando que los anuncios no deben hacerse de una «manera sexualmente sugerente».

Por supuesto, esto fue un fallo. El responsable de la marca cree que tal vez la redondez, la suavidad, y tal vez incluso el color de las cebollas podría haber causado que los filtros de Facebook la hayan confundido con otra parte de anatomía femenina.

 

La jefa de comunicaciones de Facebook Canadá, Meg Sinclair ha explicado: «Usamos tecnología automatizada para mantener la desnudez fuera de nuestras aplicaciones, pero a veces no distingue una cebolla de Walla Walla de una, bueno, ya sabes. Restauramos el anuncio y sentimos los problemas.»

Esta no es la primera vez que Facebook ha prohibido accidentalmente publicaciones, anuncios o grupos por error.

🌷 ¡Ofertas! Descuentos nunca vistos en Windows 10 Pro, Office 2019 y Office 365 Pro [ Más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
25%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
75%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario