Google podría verse obligado a hacer cambios importantes a Android en respuesta a una sanción de la UE

Google podría estar a punto de ser multado por el regulador europeo por su política de exigir a los fabricantes de dispositivos Android establecer como predeterminado su propio buscador y navegador.

Según The Washington Post, se espera que la actual comisaria europea de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, imponga una multa de miles de millones de euros a Google este mes.

“En el corazón de la inminente decisión de la UE están las políticas de Google que presionan a los fabricantes de smartphones y tablets que utilizan el sistema operativo Android de Google para preinstalar las propias aplicaciones del gigante tecnológico”, explica el diario. 

“A los ojos de la UE, los fabricantes de dispositivos como HTC y Samsung se enfrentan a una opción anticompetitiva: establecer Google Search como el servicio de búsqueda predeterminado y ofrecer el navegador Chrome de Google, o bien perder el acceso a la popular tienda de aplicaciones de Android.

Al carecer de ese portal, los propietarios de smartphones o tabletas Android no podrían descargar fácilmente juegos u otras aplicaciones (o servicios de los competidores de Google) ofrecidos por desarrolladores terceros”.

Ese nuevo castigo llegará después de otra multa récord contra Google el año pasado por parte de la UE, cuando impuso a la empresa una sanción de 2.700 millones de dólares por ofrecer de forma anticompetitiva en los resultados de búsqueda su servicio de comparación de precios por encima de ofertas similares de sus rivales

El argumento de defensa de de Google contra las acusaciones de anticompetitividad ha sido durante mucho tiempo que “la competencia está a un clic de distancia”.

No obstante, establecer Google Chrome y la búsqueda web de Google como los productos predeterminadas ofrece a la empresa una ventaja enorme al ser la primera opción para los usuarios.