¿Harto de que tu teléfono iPhone o Android no reconozca tu huella? Consejos para que no falle nunca

Samsung Galaxy S7 - 19

Desde la llegada del iPhone 5s en 2013, el número de teléfonos que incorporan un sensor de huella dactilar ha aumentado vertiginosamente en los últimos tiempos.

Mientras que algunos fabricantes como Samsung optaron al principio por una solución que obligaba a arrastrar el dedo por el sensor para autenticarse, la mayoría de los fabricantes utilizan a día de hoy un sensor por contacto como el del iPhone, aunque la superficie del sensor es en algunos casos muy reducida.

Sin embargo, muchosusuarios que adquieren un sensor con huella por primera se sienten frustrados cada vez que colocan el dedo en el sensor ya que “solo funciona la mitad de las veces.” Algunos incluso se ven obligados a desactivar el reconocimiento de huella.

En realidad, lo que muchos usuarios desconocen es que el proceso de registro inicial de la huella juega un papel fundamental en el posterior reconocimiento.

Un fallo bastante común durante el proceso inicial de registro de la huella es colocar el dedo sobre el sensor en la misma posición repetidamente una y otra vez, hasta que el proceso finaliza. Aunque así se acorta el proceso de registro, el botón no ha “aprendido” a identificar la huella desde todos los ángulos.

La mejor forma de asegurar que tu huella es identificada correctamente la mayor parte de las veces es registrarla en posiciones muy diferentes: vertical, horizontal, girado a la izquierda, girado a la derecha, etc.

De esta forma el sensor será capaz de reconocer la huella desde distintos ángulos y además, aunque no te des cuenta, estarás registrando distintas zonas de la huella en cada colocación.

Si aún con todo sigues teniendo problemas para que el teléfono te reconozca, puedes probar a registrar el mismo dedo varias veces, como si fueran huellas distintas. Por ejemplo, si tu teléfono permite registrar cuatro huellas, puedes probar a registrar ambos pulgares dos veces para mejorar la tasa de acierto.

Otro de los grandes problemas con los lectores de huella es que pierden fiabilidad cuando están sucios. Cuando tu teléfono está sucio, tus dedos arrastran la suciedad de la pantalla al botón de Inicio, que es donde suele estar el lector de huella. Por tanto, es recomendable que tu teléfono esté limpio, y no solo el lector de huella.

Y si después de todo, no consigues que el teléfono reconozca tu huella, no olvides que en Android existe una función llamada Smart Lock que te permite saltarte la pantalla de autenticación si tu teléfono está en una zona segura, como tu casa o cerca un dispositivo Bluetooth que lleves puesto – como un reloj o una pulsera inteligente. No es tan seguro como la huella, pero te ahorras introducir la clave o PIN cada vez.

iPhone SE - 20

Quizás te interese

Samsung reducirá su dependencia de chips de Qualcomm en el Galaxy S9 como medida de presión

Samsung Electronics ha decidido reducir su dependencia de chips Qualcomm para el Galaxy S9 del …