Hubo una época en la que había teléfonos con 3 o incluso 4 tarjetas SIM

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

¿Cuántas ranuras SIM tiene tu teléfono? Lo habitual es que tenga una o, a lo sumo, dos ranuras si ofrece la funcionalidad Dual SIM. Algunos fabricantes, como Apple, han optado por integrar eSIM en lugar de una ranura adicional.

Llevar dos SIM es interesante porque puedes llevar en el teléfono el número personal y el del trabajo. O si estás de viaje, puedes mantener tu número para llamadas, pero hacer uso de una tarjeta SIM local para datos, que suelen ser más económicas que las tarifas de roaming.

Lo que probablemente no sabías es que hay teléfonos que permiten introducir más de dos tarjetas SIM. El primer teléfono con triple SIM llegó en 2010 y tenía un nombre poco comercial: Intex IN 5030 E Tri.do.

 

Soportaba conectividad GSM+GSM+CDMA y podía manejar tarjetas de tres de las principales operadoras de la India en ese momento.

Pero no hace falta irnos a marcas tan extrañas. LG presentó su primer teléfono triple SIM en 2012. Se trataba del LG A290, un teléfono no inteligente con espacio para tres tarjetas.

La cosa no acabó ahí, ya que el Flying F160 de finales de 2010 decía ser el primer teléfono con cuatro SIM del mundo. E incluso tenía una ranura dedicada para una tarjeta microSD.

 

Unos años después LG también lanzó un par de teléfonos con cuatro SIMs, el LG C299 y el LG A395 en 2013.

Hoy en día, no hay mucha necesidad de llevar tantas tarjetas SIM, pero muchos usuarios sí que buscan dispositivos que, al menos, les permitan albergar dos tarjetas.

¿Has tenido alguna vez un teléfono con Dual SIM? ¿Es algo que valores a la hora de comprar un smartphone?

👋 ¡Te interesa! Los mejores robots aspirador que puedes comprar por menos de 500€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario