La promesa de una batería para todo el día de los portátiles Windows 10 con procesador ARM también trae algunas limitaciones

En diciembre del año pasado, Microsoft anunció la llegada de PCs con procesadores ARM capaz de ejecutar Windows 10 y con una autonomía de un día completo.

Aunque los primeros dispositivos todavía no han salido a la venta, Microsoft publicó la semana pasada (y ha retirado este fin de semana) la lista de limitaciones que tendrá Windows 10 al ejecutarse sobre procesadores ARM como el Snapdragon 835. 

Por suerte, los chicos de NeoWin han sido rápidos y aquí tenemos la lista de limitaciones que presentará el sistema operativo sobre esta plataforma:

  • Solo se podrán utilizar drivers ARM64: Windows 10 sobre ARM podrá ejecutar aplicaciones x86, pero no podrá utilizar drivers x86. Esto significa que podrías tener problemas con periféricos antiguos para los que no haya driver ARM64.
  • No se pueden ejecutar aplicaciones x64: Windows 10 sobre ARM no podrá ejecutar aplicaciones x64 por el momento, aunque es algo que podría llegar en un futuro.
  • Ciertas aplicaciones y juegos no funcionarán: Los juegos y aplicaciones que utilicen una versión de OpenGL posterior a 1.1 o que requieran OpenGL acerado por hardware no funcionarán. Los juegos que utilicen tecnologías “anti-cheat” tampoco funcionarán.
  • Las aplicaciones que personalicen la experiencia de Windows pueden no funcionar: Aplicaciones que modifiquen el comportamiento de la interfaz o añadan extensiones del shell podrían fallar salvo que sean compiladas nativamente para ARM.
  • Las aplicaciones que asumen que todos los dispositivos con procesador ARM ejecutan una versión móvil de Windows pueden fallar: Algunas apps que hayan sido desarrolladas para Windows Phone podrían no mostrarse correctamente.
  • La plataforma Windows Hypervisor no funcionará en ARM: No podrás ejecutar máquinas virtuales con Hyper-V en Windows 10 sobre ARM.

A pesar de las limitaciones parece que, para la mayoría de los usuarios, Windows 10 sobre ARM será capaz de ejecutar aplicaciones sin problemas. Esperamos con impaciencia la llegada de los primeros portátiles con Windows 10 sobre ARM para ver si la autonomía es tan buena como prometió Microsoft.