¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Las nuevas imágenes filtradas del Galaxy S7 muestran un conector micro-USB: ¿Por qué no ha dado Samsung el salto a USB Tipo-C?

Ayer vimos las primeras imágenes de prensa filtradas del Galaxy S7 y, además de su diseño, hay un aspecto que está dando mucho que hablar: el puerto micro-USB.

Muchos esperaban que Samusng diese el salto al nuevo conector USB Tipo C en lugar de seguir empleando el tradicional conector micro USB.

A fin de cuentas ya son unos cuantos los dispositivos que han adoptado este nuevo conductor, que entre otras ventajas está que es reversible. Entre otros se encuentra el OnePlus 2, el Nexus 5X, el Nexus 6P, el tablet Pixel C e incluso el último MacBook.

Ahora bien, ninguno de los dispositivos móviles actuales aprovechan el nuevo conector al máximo ya que a pesar de tener un conector USB Tipo-C siguen siendo USB 2.0, en lugar de USB 3.1.

Esto hace que las ventajas del nuevo conector en el OnePlus 2, el Nexus 5X y el Nexus 6P sean más limitadas: comodidad a la hora de conectarlo y carga rápida sin pagar licencia por Qualcomm QuickCharge.

Es probable que a lo largo de 2016 veamos aparecer teléfonos con conector USB Tipo-C compatible con USB 3.1 pero el incremento de velocidad tampoco es una gran ventaja para los usuarios, que cada vez más utilizan almacenamiento en la nube y no requieren transferir grandes volúmenes de datos al ordenador.

No hay ninguna duda de que el USB Tipo-C es el futuro pero la transición va a ser dolorosa ya que todos acumulamos muchos cables MicroUSB convencionales.

Esa es la razón por la que Samsung puede haber decidido seguir fiel al conductor MicroUSB. Además, en cuanto a la carga rápida, Samsung ya la tiene gracias a su tecnología Adaptive Fast Charge capability, una variante de Qualcomm QuickCharge 2.0.

El salto a USB Tipo-C sería problemático. En primer lugar, confundiría a los usuarios de modelos anteriores, que ya no podrían seguir utilizando sus cables con el nuevo teléfono.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los usuarios desconocen la existencia de este nuevo tipo de conector. Y si la gente mete el S Pen al revés, imagina lo que puede llegar a intentar para conectar el teléfono a su viejo cable MicroUSB.

El retraso en el salto al conector USB Tipo-C da tiempo a Samsung hasta que la gente comience a conocer el nuevo conector. Además Samsung tiene todo un ecosistema de accesorios – como baterías externas – que ya no servirían para el nuevo teléfono.

Por todo esto no nos sorprende que, un año más, Samsung vuelva a apostar por el viejo y conocido puerto MicroUSB.