LG explica cómo funciona Dolby Vision y Dolby Atmos en un vídeo

LG ha producido un nuevo video para ilustrar los beneficios de Dolby Vision y Dolby Atmos. Se trata de dos soluciones propietarias para mostrar contenidos HDR (Dolby Vision) y crear un sonido envolvente (Dolby Atmos), por las que LG lleva tiempo apostando en sus televisores y, en cierta medida, también en sus smartphones.

Dolby Vision es actualmente el formato más avanzado de reproducción de vídeo de alto rango dinámico (HDR), al menos hasta la llegada de HDR10+. Las mejoras respecto a HDR10, el formato básico que encontramos en todos los productos compatibles con HDR, son múltiples.

Los contenidos producidos para HDR10 tienen un brillo máximo de aproximadamente 1.000 cd/m2. Los de Dolby Visión pueden llegar a 4.000 cd m2. La profundidad de color se queda en 10 bits para HDR10 (es decir, 1.070 millones de colores), mientras que Dolby Vision es compatible con profundidad de 12 bits para cada componente cromático (68.700 millones de colores).

Los dos aspectos más importantes a la hora de visualizar contenido HDR son la gestión de los metadatos y el mapeo de tonos. Los metadatos son la información que el dispositivo — smartphone, televisor, proyector, etc. — utiliza para comprender el contenido de alto rango dinámico.

En el formato de metadatos HDR10, esta información es estática, es decir, es la misma manera durante todo el vídeo. Por otro lado, Dolby Vision hace uso de metadatos dinámicos que pueden cambiar el tono frame a frame. Esto permite sacar el máximo provecho a cada escena, especialmente en películas donde hay escenas muy brillantes pero también muy oscuras.

Cuando una pantalla no es capaz de alcanzar un cierto nivel de brillo (a día de hoy no se llega a 4000 cd/m2), el contenido debe ser adaptado para encajar dentro de la gama dinámica de ese dispositivo. Este proceso se denomina mapeo de tonos y se realiza de forma diferente en HDR10 y Dolby Vision.

En HDR10 se aplica la función de transferencia estándar que viene definida en la especificación. En Dolby Vision, se requiere la presencia de un chip especial (o una solución software) capaz de analizar las características de la pantalla y llevar a cabo la adaptación teniendo en cuenta las características de ese dispositivo en particular. 

El LG G6 es compatible con contenido HDR10 y Dolby Vision, mientras que el Samsung Galaxy S8 solamente es compatible con HDR10 — o al menos, no se menciona en ningún lugar de su hoja de características la compatibilidad con Dolby Vision.

Dolby Atmos es, en cambio, una tecnología de audio y está presente en todos los televisores OLED de LG de 2017. Se trata de un formato “basado en objetos”, como DTS: X, que permite añadir a un flujo multi-canal una serie de “objetos”, es decir, sonidos identificados con precisión tal como el zumbido de una mosca o el ruido de un helicóptero o un avión.

Estos sonidos se identifican como objetos en el proceso de producción de contenidos. De esta forma se puede controlar la reproducción de una forma mucho más precisa, asignándolos a ciertos altavoces y controlando su movimiento a lo largo del tiempo y el espacio. En términos simples, es una tecnología que intenta recrear la colocación de los sonidos en un espacio tridimensional.

Quizás te interese

Estándares HDR en móviles: Dolby Vision, HDR10/10+ y Mobile HDR Premium explicados

Samsung y Amazon han anunciado recientemente el nuevo formato HDR10+, que supone la evolución del …