¿Merece la pena comprar un robot cortacésped? 5 ventajas y 5 inconvenientes

🧹🪣 ¡Conga 8290! ¡Conoce el robot aspirador con mejor calidad-precio que he probado! [Más info ]

Tener un césped verde y perfectamente recortado es el sueño de cualquier amante de la jardinería. Sin embargo, conseguirlo supone un buen trabajo si planeas hacerlo manualmente.

Por suerte, desde hace unos años, existen robots cortacésped que han sido diseñados para hacernos las cosas más fáciles. Estos robots cortacéspedes funcionan de forma parecida a los robots aspiradores que muchos tenemos en casa, pero presentan algunas peculiaridades.

¿Merece la pena hacerse con un robot cortacésped? En este artículo revisamos los aspectos positivos y negativos de los robots cortacésped para que puedas decidir si un robot es adecuado para tu jardín.

 

👉🏻 Índice:

 

5 razones para comprar un robot cortacésped

1. Mejora la salud del césped

Cortar el césped con frecuencia es mucho mejor para la salud de su césped que hacerlo con menos frecuencia.

Ayuda a mantener a raya las malas hierbas, ya que la mayoría de ellas no crecen ni se extienden bien cuando el césped se corta con regularidad. Además, los robots cortacésped vuelven a depositar los recortes de césped en la hierba; estos se descomponen y actúan como abono, mejorando tanto la salud del suelo como la de la hierba, reduciendo así la frecuencia con la que tendrá que añadir fertilizantes para el césped.

2. Es más cómodo que hacerlo a mano

El principal beneficio de un robot cortacésped es el ahorro de tiempo humano que nos permite ya que gracias a estos robots podemos automatizar el trabajo de cortar el césped, una de las tareas de jardinería que lleva más tiempo, especialmente en verano.

Además, esto nos permite tener el césped bonito sin estar en casa, ya que gracias a la automatización el césped se puede cortar mientras trabajamos, cuando estemos de vacaciones, etc.

3. Son seguros incluso con niños o mascotas

No hay que preocuparse por dejar suelto un cortacésped automático en el césped, estos robots están equipados con sensores y funciones de seguridad integradas.

Si un niño lo levanta o cae boca abajo, los sensores detendrán las cuchillas al instante. Del mismo modo, los sensores de detección de colisiones lo detendrán antes de que choque contra algo.

Además, las cuchillas son mucho más pequeñas que las de un cortacésped convencional (piensa en una cuchilla de afeitar frente a un trozo de acero de 16 pulgadas), lo que, combinado con un motor mucho más débil, hace que estos robots se consideren más seguros que un cortacésped normal.

4. Son silencioso y ocupan poco espacio

Otra ventaja es que los robots cortacésped ocupan poco espacio, son discretos y muy silenciosos. Con un robot cortacésped ya no hay es necesario tener una segadora guardada en el garaje y sacarla cada vez que toca cortar el césped.

Tampoco hay que conectar cables de alimentación, ni recargar baterías o llenar el depósito. El robot tiene su lugar fijo en el jardín, la base de carga a la que vuelve automáticamente cuando finaliza su trabajo. Puede estar allí incluso bajo el agua de riego o la lluvia.

El nivel sonoro de este tipo de cortacésped está muy por debajo del de las segadoras a motor tradicionales. Mientras que una maquina tradicional emite unos 100 dB, el ruido de un robot cortacésped no supera los 60 dB

5. No hay que recoger la hierba cortada

Al cortar regularmente el césped, el robot cortacésped sólo arranca una pequeña cantidad de hierba cada vez. Los trozos son tan pequeños que ni siquiera notará que se han depositado en el césped. Esto no sólo beneficia a la salud del césped, sino que también significa que no tendrás que ocuparte de retirar una enorme pila de hierba cortada cada semana.

 

5 razones para no comprar un robot cortacésped

1. La puesta en marcha inicial puede llevar mucho tiempo

Para mantener un robot cortacésped en el césped y evitar que corte los macizos de flores o se vaya por la calle, tendrás que establecer un perímetro. La mayoría de los robots cortacésped vienen con un cable que se conecta al cargador y emite una señal que el robot detecta e interpreta como un límite.

Este cable debe colocarse por todo el perímetro del jardín. Y dependiendo del tamaño y la distribución de su césped, esta instalación inicial puede ser un proceso largo y tedisoso, sobre todo si optas por enterrar el cable para mantenerlo oculto.

Esto es muy recomendable, ya que, si no lo entierras, corres el riesgo de que el propio robot corte el cable, en cuyo caso dejará de funcionar y tendrás que averiguar por tus propios medios dónde está el corte. Cuando lo localices, no podrás empalmar el cable sin más, sino que tienes que utilizar conectores especiales como estos.

Por suerte, están empezando a aparecer en el mercado robots cortacésped que no necesitan este cable, pero son muy caros.

2. Son bastante caros

Aunque puedes encontrar robots cortacésped por sólo 300 euros, la mayoría están en torno a 700 euros o más. Si se tiene en cuenta que se puede conseguir un cortacésped eléctrico manual decente por mucho menos, es difícil justificar la inversión cuando el presupuesto es limitado.

3. Pueden atascarse en agujeros o barro

Aunque son expertos en pendientes y cuestas de hasta un 35% de inclinación, la mayoría de los robots no consiguen salir fácilmente de los agujeros o se atascan si una zona sin césped contiene tierra húmeda.

4. Tendrás que recortar los bordes del jardín manualmente

Las cuchillas de un robot cortacésped están bastante alejadas de la carcasa exterior de plástico. Por lo tanto, aunque corte hasta la valla o, incluso, recorra el perímetro al principio de cada trabajo, dejará una franja alrededor del borde sin cortar.

Esto significa que tendrás que recortar manualmente el césped del borde con un cortabordes como este, que es el que yo utilizo.

5. Requieren energía en el jardín

Dado que la base de carga es el inicio y fin del cable que marca perímetro, es necesario situar dicha base en el propio jardín, en lugar cercano a un enchufe para que el robot puede cargar su batería frecuentemente.

Además, si quieres manejar el robot mediante una app, es necesario que tengas conectividad WiFi en el jardín, ya que de lo contrario no podrás controlarlo.

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
100%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario