Microsoft admite que el “espionaje” automático de Windows 10 no puede ser desactivado

windows_10_7[1]

Microsft ha modificado el sistema de actualización a Windows 10 de forma que los usuarios van a hacer más complicado impedir la actualización de sus ordenadores al nuevo sistema operativo.

Ahora bien, dado que Windows 10 es mejor que Windows 7 y Windows 8 ¿por qué alguien podría no querer actualizar a Windows 10? Una de las posibles razones es por su política de privacidad.

En una conversación con PC World, el Vice Presidente Corporativo de Microsoft Corporate Joe Belfiore ha explicado que Windows 10 hace un seguimiento continuo de cómo funciona y cómo lo estás utilizando, y envía esta información de vuelta a Microsoft por defecto.

Más aún, Belfiore confirmó que, aunque el sistema operativo ofrece algunas opciones para desactivar ciertas actividades de seguimiento, la recogida de los datos más importantes no puede ser desactivada.

[otw_shortcode_quote border_style=”bordered”]En los casos en los que no hemos proporcionado ninguna opción, creemos que esas cosas tienen que ver con la salud del sistema.

En caso de que el sistema que hemos creado se esté colgando, o esté teniendo problemas serios de rendimientos, consideramos que eso puede ser de gran ayuda para el ecosistema y no es tanto un problema de privacidad personal, por lo que hoy recogemos esa información para que podamos mejorar la experiencia para todo el mundo.[/otw_shortcode_quote]

Estas afirmaciones alimentan las voces críticas que consideran que Windows 10 envía demasiada información de vuelta a Microsoft. Por defecto Windows 10 Home tiene permiso para controlar el uso de tu ancho de banda, instalar cualquier software (sin proporcionar información detallada sobre las actualizaciones), mostrar anuncios en el menú de Inicio (por ahora limitado a anuncios de aplicaciones), enviar los detalles de tu hardware, e incluso registrar el historial de tu navegador y tus pulsaciones de teclas (según indica la licencia de uso de Microsoft).

Estés o no de acuerdo con Belfiore, suena extraño que Microsoft haya tardado tanto tiempo en admitir la existencia de procesos de recogida de datos en segundo plano y que estos no pueden ser interrumpidos.

A favor de Belfiore tenemos que admitir que reconoce la controversia de esta decisión y enfatiza que seguirán escuchando lo que el público tenga que decir sobre estas decisiones, ya que su objetivo es llegar a un equilibrio.

Quizás te interese

ASUS, HP y Lenovo serán los primeros en lanzar portátiles con Windows 10 corriendo sobre Snapdragon 835

Qualcomm ha anunciado hoy los tres primeros fabricantes de hardware que desarrollarán PCs con procesador …