Microsoft regulará el consumo de aplicaciones en segundo plano en Windows 10 para ahorrar batería

Microsoft ha desarrollado una funcionalidad para controlar la cantidad de energía que consumen las aplicaciones en segundo plano, con objeto de mejorar la autonomía de los dispositivos portátiles con Windows 10.

La compañía está probando esta nueva funcionalidad de control de consumo de energía en la última build de Windows 10 (16176), que aparentemente puede ahorrar hasta un 11 por ciento de batería.

Los usuarios que quieran probar esta funcionalidad necesitan contar con un procesador Intel de sexta generación o superior, así que necesitarás un chip Skylake o Kaby Lake para aprovecharla.

Es posible excluir apps del sistema de control de consumo de batería y, por supuesto, no estará activo cuando el portátil esté conectado a la corriente. Además, habrá un control que permitirá ajustar el balance entre rendimiento y ahorro de batería.

Microsoft comenzó a probar una funcionalidad similar antes de la actualización Creators Update, pero la compañía no llegó a tiempo así que parece que ahora podría llegar con la próxima gran actualización de Windows 10. | Fuente: The Verge

Quizás te interese

ASUS, HP y Lenovo serán los primeros en lanzar portátiles con Windows 10 corriendo sobre Snapdragon 835

Qualcomm ha anunciado hoy los tres primeros fabricantes de hardware que desarrollarán PCs con procesador …