¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

No, Apple no compartirá datos faciales recopilados por Face ID con desarrolladores

Con la llegada del iPhone X, los desarrolladores de aplicaciones podrán acceder a datos más precisos sobre tu cara y tus expresiones faciales, lo que ha provocado una cierta preocupación entre los defensores de la privacidad, que advierten sobre el peligro de que estos datos sensibles terminen en manos de los anunciantes.

Sin embargo, esto no significa que Apple esté abriendo de Face ID y compartiendo sus datos con cualquiera que decida crear un app. Face ID recopila una gran cantidad de información sobre tu cara mediante sensores y cámaras en la parte frontal del iPhone X, y estos datos de Face ID nunca salen de tu dispositivo ni son revelados a desarrolladores.

Los datos de la cara que se podrían compartir con los desarrolladores proceden de ARKit, el conjunto de herramientas de Apple para la Realidad Aumentada. Sin embargo, la información captada por ARKit es muy diferente a los datos recopilados por Face ID, y no son lo suficientemente completos como para desbloquear el teléfono.

Según el acuerdo con los desarrolladores, Apple concederá acceso a datos faciales recopilados por ARKit si el creador de la aplicación solicita permiso del usuario antes de utilizarlos y acepta no emplearlos para fines de marketing o compartirlos con anunciantes.

Muchas apps como Snapchat harán uso de ARKit para crear filtros hiper-realistas de selfie que identificarán las expresiones faciales del usuario. Para utilizar este tipo de datos, los desarrolladores de aplicaciones necesitan crear una política de privacidad y obtener el consentimiento de los usuarios.

De hecho, el acuerdo de desarrollador de Apple prohíbe expresamente a los desarrolladores de aplicaciones el uso de datos de ARKit para crear sus propias herramientas de autenticación. “No puede utilizar los datos faciales para fines de autenticación, publicidad o marketing, ni para dirigirse a un usuario final de una manera similar”, dice el acuerdo.

A los defensores de la privacidad les preocupa que los desarrolladores de aplicaciones no lean el acuerdo completo de 77 páginas y, por lo tanto, no sepan cuáles son sus obligaciones a la hora de proteger los datos personales. Apple expulsa de la App Store a los desarrolladores que no cumplen con el acuerdo, pero no es un sistema perfecto.

Si te preocupa que ciertos datos sobre tu cara acaben en la base de datos de un anunciante, consulta la política de privacidad de una aplicación antes de empezar a utilizar sus funciones de Realidad Aumentada y evalúa si el desarrollador es una empresa de confianza.