Probamos Xbox Game Pass Ultimate con el Samsung Galaxy Note20 Ultra

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

Los smartphones Android han recibido recientemente la capacidad de jugar a más de 150 títulos de Xbox a través de Internet en tu móvil, sin necesidad de una consola.

Los únicos requisitos para poder jugar a través de un dispositivo Android, son disponer de una suscripción Ultimate, un mando Xbox con Bluetooth u otro compatible, y que el smartphone disponga de una versión Android 6.0 o superior.

Este servicio, conocido antes como Project xCloud, forma ahora parte de la suscripción Xbox Game Pass Ultimate, que incluye también la suscripción Gold, que ofrece Deals with Gold, Games with Gold y multijugador en consola Xbox. Con esta suscripción también tienes acceso a la biblioteca completa de juegos de Xbox para Windows, en caso de que tengas PC.

La suscripción de Xbox Game Pass Ultimate está disponible por 12,99€ al mes, con una oferta del primer mes por solo 1€. Samsung ofrece 3 meses gratis para aquellos usuarios que hayan adquirido el MOGA XP5-X Controller al comprar un Galaxy Note20 series, Galaxy S20 FE o Galaxy Tab S7 series.

Los Samsung Galaxy Note 20 obtuvieron acceso temprano al servicio. Con sus grandes pantallas, Bluetooth de baja latencia, conectividad 5G ultrarrápida y un potente hardware, los nuevos smartphones de Samsung resultan idóneos para la experiencia de juego en la nube.

Algunos de los juegos disponibles han sido optimizados para una experiencia móvil como Gears 5 Ultimate Edition, Forza Horizon 4 o Minecraft Dungeons, siendo este último pionero al disponer de un control táctil capacitivo, y no requerir el uso de un mando adicional.

He tenido oportunidad de probar Xbox Game Pass en un Samsung Galaxy Note20 Ultra con el controlador Bluetooth de Microsoft para Xbox.

 

Mi experiencia al jugar en streaming

Para unir el teléfono al controlador, he hecho uso de un soporte que puedes encontrar en Amazon por 9,99 euros. El inconveniente de este tipo de soporte es que sostener el peso de las tres cosas juntas — controlador, teléfono y soporte — en las manos resulta elevado, por lo que tendrás que apoyar las manos en el regazo o una mesa si pretendes jugar por largo tiempo.

Como alternativa, también hay soportes como este que pueden ser colocados sobre una mesa, lo que te libera del peso adicional.

 

Una vez que tengas tu smartphone, el controlador y la conexión a Internet lista, solo tienes que descargar la aplicación Xbox Game Pass. Una vez descargada, arráncala e inicia sesión en la cuenta de Microsoft con la que te has dado de alta en la suscripción.

La app te presentará una lista de juegos disponibles para jugar, y es una lista muy grande. En este momento hay 173 juegos en el catálogo, incluyendo títulos como Doom Eternal, Drake Hollow, Forza 7 Motorsport, Destiny 2, ARK, Batman: Arkham Knight, DayZ y Dead by Daylight. Puedes añadir juegos a una lista «Jugar más tarde», o bien elegir un juego para jugarlo en el momento.

Para jugar a un título, simplemente debes seleccionarlo de la lista y pulsar sobre «Jugar». Después de unos 30 segundos de espera, durante los cuales se iniciará el streaming, serás transportado a tu juego. Si el juego que has elegido requiere un mando, la aplicación te avisará antes de que empiece, dándote la oportunidad de conectar un mando.

La experiencia de juego con una buena conexión WiFi es muy buena, sin retardo ni cortes durante la partida. Durante mis pruebas, rara vez he notado que estaba jugando por streaming ya que, la mayor parte del tiempo, la experiencia de juego es idéntica a la que se tendría si el juego se estuviera ejecutando en el propio Galaxy Note20 Ultra.

La experiencia de jugar en el móvil a títulos de consola es excelente

 

Microsoft recomienda una conexión WiFi en la banda de 5 GHz con una ancho de banda de 10 Mbps. Durante mis partidas, he medido con ayuda de los Google WiFi el consumo real de ancho de banda, que está en torno a 6-8 Mbps. Este ancho de banda es equivalente a ver una película de Netflix en HD en streaming.

Una ventaja de jugar en streaming a juegos de Xbox es que puedes jugar con tus amigos como si estuvieras delante de la consola. Otra punto interesante es que la calidad de los gráficos es excelente para un móvil ya que realmente estás jugando en una consola.

He probado juegos como Doom, Halo 5, Batman Arkham Night, Gears of War 4 o Forza 7, y en todos ellos la imagen se ve fabulosa. El sonido también es excelente, como no podía ser de otra forma.

Dado que los juegos no están pensados para una pantalla tan pequeña, en algunos juegos he tenido dificultades para leer los mensajes, ya que las letras se veían a un tamaño enano incluso en la enorme pantalla (para lo que suele ser un móvil) del Galaxy Note20 Ultra de 6,9″.

El texto a veces se ve un poco pequeño ya que no está pensado para la pantalla de un móvil

 

Aunque no he encontrado información oficial al respecto, parece que actualmente los juegos se transmiten con una resolución 720p a 60 Hz. Desconozco si Microsoft tiene intención de aumentar esta resolución en un futuro, pero sería muy recomendable para quienes quieren jugar en tablets.

He probado a conectar el Samsung Galaxy Note20 Ultra a un televisor 4K de 65″ mediante un cable USB-C a HDMI. Aunque es posible jugar en la televisión, la calidad de imagen no es tan buena — posiblemente debido a que 720p en un televisor tan grande es insuficiente.

Un aspecto que no me convence de la app es que, si cambias a otra app porque recibes un mensaje o quieres consultar algo, cuando vuelves al juego tienes que esperar 5-6 segundos a poder reanudar la partida hasta que vuelve a estar disponible.

Esta es la pantalla que aparece mientras se inicia Xbox Game Pass Ultimate o tras cambiar de tarea y volver al juego

 

También he probado a jugar con conexión celular, aunque me he limitado a conexiones 4G de Vodafone y Movistar. En la zona en la que vivo, la cobertura no es demasiado buena y, en consecuencia, en ocasiones el juego iba a trompicones o incluso se interrumpía por unos segundos hasta que volvía a conectar.

También se nota una reducción de la calidad de imagen al hacer uso de la conexión celular, sobre todo en escenas de movimiento rápido que se ven más pixeladas pixeladas.

He medido un uso de datos de alrededor de 35 MB por minuto, lo que se traduce en algo más de 2 GB de datos móviles por hora. Por tanto, salvo que tengas una tarifa de datos ilimitada (o muchos GB de datos al mes), deberías pensártelo dos veces antes de jugar por streaming sin conexión WiFi.

La propia app indica el consumo de datos en el día y en el mes actual, para que no te lleves ninguna sorpresa.

En definitiva, he encontrado muy gratificante la experiencia de jugar con el Samsung Galaxy Note20 Ultra a títulos de Xbox, siempre que tengas una buena conexión a Internet y no te importe jugar en una pantalla más pequeña.

La posibilidad de jugar a títulos de consola en cualquier sitio sin «ocupar» un televisor o incluso jugar fuera de casa, es para mí la principal ventaja que ofrece este sistema.

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
30%
Feliz
30%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
10%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
30%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario