¿Puede una IA ser la titular de una patente?

💻 Oferta: Actualiza a Windows 11 por solo 5.65€ por PC con Godeal24 [ Oferta ]

Un tribunal de apelación del Reino Unido acaba de dictaminar que los sistemas de IA no pueden presentar ni tener patentes, ya que un software no es humano y, por tanto, carece de derechos humanos.

Varios tribunales de todo el mundo han llegado a la misma conclusión, a pesar de los esfuerzos de un inventor muy entusiasta.

TE INTERESA:
Personas de raza negra identificadas como "primates" por la IA de Facebook

El Dr. Stephen Thaler ha presentado repetidamente patentes en nombre de su IA, llamada DABUS. Afirma que esta IA debe ser acreditada por las invenciones que ha ayudado a producir.

Sin embargo, las oficinas de patentes no lo ven así. Después de que el Dr. Thaler se negara a volver a presentar sus patentes con un nombre real, la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido lo retiró del proceso de registro.

El Dr. Thaler respondió llevando a la Oficina de Propiedad Intelectual a los tribunales. Y como era de esperar, el organismo rechazó su caso. Así que el Dr. Thaler presentó un recurso, y de nuevo, perdió.

En su sentencia contra el recurso, la jueza Elisabeth Laing afirmó que «sólo una persona puede tener derechos… una patente es un derecho legal y sólo puede concederse a una persona».

El Dr. Thaler no es un tipo compasivo que intenta defender los derechos de su IA. En sus solicitudes de patente, afirma que es el dueño de la IA DABUS y que, por tanto, debería controlar su propiedad intelectual.

Las conversaciones sobre los derechos de la IA se complicarán con el tiempo. Pero a día de hoy, jueces de todo el mundo siguen llegando a la misma conclusión: la IA no puede tener patentes.

💻 Oferta: Actualiza a Windows 11 por solo 5.65€ por PC con Godeal24 [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario