¿Qué ventajas e inconvenientes trae la pantalla super-brillante del LG G7 ThinQ?

LG presentó el miércoles su nuevo smartphone estrella LG G7 ThinQ, que es capaz de ofrecer un brillo superior a otras pantallas con un menor consumo de energía.

¿Cómo consigue esta proeza el panel del LG G7 ThinQ? LG ha confirmado que utiliza un panel MLCD+ con una matriz de sub-píxeles de tipo RGBW, es decir, que sustituye un sub-píxel de color por un sub-píxel blanco alternativamente.

Si no estás familiarizado con esto conceptos, debes saber que, en una pantalla LCD normal, cada uno de los millones de píxeles está formado por tres subpíxeles seguidos: uno para el rojo (R), uno para el verde (G) y uno para el azul (B). Este proceso de visualización normal se denomina RGB y produce la máxima saturación de color y gama cromática. 

En el caso del LG G7 ThinQ, se utiliza un panel con matriz RGBW que sustituye uno de cada cuatro subpíxeles rojos, verdes o azules por uno puramente blanco. Para hacernos una idea más clara de cómo se ve RGBW en comparación con RGB, en esta imagen se puede ver la comparativa entre RGB y RGBW:

Esta técnica permite incrementar el brillo a la vez que ahorra energía ya que en vez de tener que encender los tres sub-píxeles RGB al mismo nivel de brillo para crear luz blanca, bastante con encender los sub-píxeles blancos.

LG afirma que el G7 ThinQ es capaz de ofrecer un brillo máximo de 1.000 nits durante tres minutos, un nivel de brillo que no hemos visto en ningún smartphone hasta la fecha. Si bien es cierto que algunos smartphones con pantallas OLED pueden alcanzar ese nivel de brillo, no lo hacen cuando toda la pantalla está iluminada sino únicamente cuando se muestra un pequeño recuadro blanco en pantalla sobre fondo negro.

El inconveniente de utilizar una matriz RGBW es que la pantalla ofrece una menor resolución real de píxeles a todo color, aunque esto no es especialmente grave en el caso del LG G7 ThinQ dado que la densidad de píxeles es muy elevada.

Sin embargo, un efecto negativo bastante más visible es la peor uniformidad del color negro en la pantalla, así como un nivel de negro menos profundo. Las pantallas LCD nunca han podido competir frente a las OLED en contraste y, en el caso del LG G7 ThinQ, es probable que el contraste sea inferior al de otros smartphones con panel LCD convencional.

En cualquier caso, LG ve este tipo de pantalla como la correcta para el LG G7 ThinQ, ya que considera que la serie “V” es la más innovadora mientras que la serie “G” es la más convencional.  |  Fuente: Android Headlines