Los smartphones de Samsung y LG recibirán pronto una actualización que solucionará los problemas de Spectre y Meldown

Los fabricantes de smartphones también están trabajando en dar solución a las vulnerabilidades de seguridad Spectre y Meltdown.

El departamento de Wireless Business de Samsung Electronics anunció ayer que lanzará una nueva actualización de seguridad para la serie Galaxy a lo largo de este mes.

La actualización de seguridad resolverá los problemas de Spectre y Meltdown que generaron tanto ruido a principios de año, ya que explotan vulnerabilidades de las CPUs.

Samsung Electronics recibió de Google la actualización de seguridad para Android a principios de este mes y está trabajando en la optimización de esta actualización para su serie de teléfonos inteligentes Galaxy. 

Esta actualización también incluirá las modificaciones de firmware de las CPUs. Samsung Electronics y Qualcomm, proveedores de las CPUs Exynos y Snapdragon respectivamente, han proporcionado sus propios FW.

LG Electronics también ha anunciado que lanzará un nuevo parche en febrero comenzando con los smartphones premium.

Se ha confirmado que no sólo los procesadores Exynos de Samsung Electronics y la serie Snapdragon de Qualcomm, que utilizan núcleos de CPU ARM, están expuestos a vulnerabilidades de seguridad de Spectre y Meltdown, sino que también están expuestos a ellas parte de las CPU móviles de MediaTek de Taiwán y HiSilicon de China.

Al igual que los PCs, existe la posibilidad de que los dispositivos móviles se vuelvan más lentos después de las actualizaciones de seguridad. Sin embargo, los expertos creen que los usuarios no notarán mucha diferencia tomando como ejemplo lo que ha ocurrido con los dispositivos de Apple.

Apple ha solucionado las vulnerabilidades de seguridad de iPhones, iPads e iPods a través de la actualización de iOS que tuvo lugar a principios de este año. Apple fue capaz de responder rápidamente a estas vulnerabilidades al crear su propia CPU, S.O. y hardware y, según la compañía, el rendimiento ha vuelto a la normalidad tras su actualización de seguridad.