¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Tres formas de identificar que una carta “manuscrita” ha sido escrita por un robot

Robot que escribe

Ya no hace tanta ilusión ir a comprobar el buzón de correo como antes. La mayoría de las veces se trata de una labor de limpieza para evitar que se acumulen en el buzón panfletos de comida china a domicilio y promociones de pizzerías.

En ocasiones llegan cartas del banco, de la compañía de gas o de alguna otra empresa que, sin saber muy bien por qué, tienen nuestros datos y se dirigen a nosotros por nuestro nombre para intentar vendernos algo. Por suerte todas estas cartas con fines de publicitarios son muy fáciles de identificar y rápidamente acaban en la papelera haciendo compañía al resto de panfletos.

La mayor parte de las cartas publicitarias utilizan tipografías digitales, y solo unas pocas echan mano de tipos de letra manuscrita para tratar de captar nuestra atención. Sin embargo resulta muy sencillo identificarlas ya que no están escritas con tinta sino con tóner, por lo que los trazos son perfectos y uniformes.

Las compañías de marketing son conscientes de ello y están buscando nuevas formas de captar nuestra atención con cartas que parecen haber sido escritas pacientemente por un humano. Existen compañías como Maillift que utilizan equipos de personas de carne y hueso con buena caligrafía para escribir cartas personalizadas.

¿Pero por qué utilizar humanos si podemos emplear máquinas? Recientemente han surgido robots que utilizan bolígrafos reales sobre el papel para que las cartas parezcan haber sido escritas por un humano.

Estas máquinas pueden costar decenas de miles de euros, y producen cartas que son mucho más “humanas.” En este vídeo se puede ver a uno de estos robots en acción.

 

Sin embargo estos robots no son perfectos. Los chicos de Medium han encontrado al menos tres formas de identificar que una carta ha sido escrita por un robot:

  • Cuando los humanos escriben, ejercen una fuerza irregular al realizar los trazos. Esto hace que muchos trazos presenten una zona central con menos tinta y un aspecto más transparente. Los robots no escriben así sino que la presión siempre es uniforme.
  • Normalmente los robots han sido programados para escribir una misma letra de varias formas distintas pero el punto de la “i” se repite muchas veces y se puede utilizar para identificar un robot. La posición y forma del punto de la “i” es muy irregular cuando escribe un humano, pero es demasiado uniforme cuando quien escribe es un robot.
  • Los márgenes cuando escribe un humano son irregulares. Aunque intentamos mantenerlo vertical a la izquierda, normalmente vamos acercándonos poco a poco hacia el centro de la página. Respecto al margen derecho, habitualmente suelen tener forma redondeada cuando escribe un humano, ya que en una línea nos pasamos en el número de palabras y en la siguiente tratamos de compensar inconscientemente.