Twitter pausa su programa de verificación tras otorgar la marca azul a varias cuentas falsas

📱 Oferta: Hazte con el realme GT Master Edition por solo 🛒 228,69€ en Wisecart [ Oferta ]

Twitter ha vuelto a interrumpir las solicitudes de su programa de verificación, explicando que necesita trabajar en el proceso que permite a la gente obtener la marca azul.

Este cambio se produce después de que Twitter admitiera que varias cuentas falsas, que al parecer formaban parte de una red de bots, fueron verificadas incorrectamente.

TE INTERESA:
Twitter: Los nuevos vídeos que se suban se verán menos pixelados

Si has solicitado recientemente la verificación, existe la posibilidad de que la obtengas: Twitter Verified ha dicho que seguirá revisando las solicitudes existentes, por lo que la congelación sólo impide que nuevas personas puedan solicitarla.

Twitter no ha indicado que vaya a realizar cambios en los criterios que utiliza para considerar las cuentas como verificables o no.

No es la primera vez que Twitter pone en pausa su programa de verificación: en 2017 suspendió el proceso, después de que recibiera reacciones negativas por verificar a uno de los organizadores de la manifestación Unite The Right en Charlottesville. En 2021 volvió a poner en marcha una versión renovada, y una semana más tarde la puso en pausa debido a una avalancha de solicitudes.

Los problemas que ha tenido Twitter con su programa de Verificación ponen de manifiesto las dificultades que puede entrañar la concesión de la insignia.

Twitter dice que el propósito de la insignia es mostrar que una cuenta es «auténtica, notable y activa», pero incluso esos criterios pueden acabar generando controversia cuando se rechazan las solicitudes de personas que podrían ser notables.

📱 Oferta: Hazte con el realme GT Master Edition por solo 🛒 228,69€ en Wisecart [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario