Una escritora pierde acceso a 800 páginas porque Google Docs consideró «inapropiado» el contenido

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

Google Workspace es un servicio ampliamente utilizado y apreciado por millones de personas en todo el mundo. Hay empresas que operan gracias a Google Workspace.

La autora de romance estadounidense K. Renee perdió acceso a su cuenta de Google Drive, lo que le impidió acceder a su trabajo en Google Docs.

Renee perdió acceso a más de 200.000 palabras, es decir, unas 800 páginas, porque Google consideró su contenido inapropiado. La autora de romances conocida por sus novelas subidas de tono perdió acceso a su contenido el 24 de marzo de 2024, después de que Google lo marcara como ‘inapropiado’.

Escribir lleva mucho tiempo y esfuerzo. La peor pesadilla de cualquier autor es perder el acceso a años de trabajo duro porque la plataforma en la que está alojado el contenido te expulsó.

Google nunca le dijo a Renee cuáles de las más de 200.000 palabras infringieron las reglas de la plataforma. Los términos de servicio de Google Drive establecen que los archivos que contienen violencia, sangre y material de abuso sexual infantil están prohibidos. Google afirma que los usuarios siempre pueden solicitar una apelación si creen que su contenido fue marcado por error.

El caso de Renee resalta la importancia de no depender de un único proveedor de almacenamiento en la nube. Si tienes archivos importantes, haz múltiples copias de seguridad en diferentes proveedores de almacenamiento en la nube y siempre mantén una copia local contigo.

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
50%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario