Ni Samsung ni Xiaomi: Vivo será el primer fabricante en integrar un lector de huella de Synaptics en la propia pantalla

A principios de esta semana, Synaptics anunció el inicio del proceso de fabricación de Clear ID FS9500, el primer escáner óptico de huellas dactilares del mundo que está integrado en la propia pantalla.

La compañía también confirmó que trabajará con una de las cinco principales empresas fabricantes de teléfonos inteligentes para la fabricación en masa de Clear ID. Hoy, la compañía ha anunciado que el próximo smartphone de Vivo llegará con el lector de huellas digitales Clear ID en pantalla.

Vivo se encuentra actualmente entre los cinco principales proveedores de teléfonos inteligentes del mundo. Sin embargo, no hay ninguna confirmación en el nombre del teléfono Vivo que incluirá el escáner de huellas dactilares en pantalla de Synaptics.

La compañía tiene previsto enviar alrededor de 70 millones de unidades de sensor Clear ID, lo que sugiere que otros fabricantes de teléfonos inteligentes podrían adoptar esta nueva función de reconocimiento biométrico.

Según Forbes, al pulsar el botón situado a la derecha del teléfono Vivo en preproducción, este se despierta y muestra una imagen de huella dactilar iluminada en la parte inferior de la pantalla.

Los usuarios pueden simplemente tocar esa zona con el dedo para desbloquear el teléfono instantáneamente. Synaptics ha dicho que su escáner de huellas dactilares Clear ID en pantalla está diseñado para pantallas OLED Infinity sin marcos, como las que se encuentran en dispositivos como el Apple iPhone X y Samsung Galaxy Note8.

Tener un escáner de huellas dactilares en pantalla ofrece varias ventajas. Cuando el teléfono está apoyado en una mesa, no es muy cómodo acceder al lector de huellas dactilares si está situado en la parte de atrás. En esta situación, ni siquiera el reconocimiento facial o de iris resulta cómodo ya que requiere que los usuarios levanten el teléfono y lo miren de frente para desbloquear.

Dado que Clear ID es un escáner óptico, incluye un sensor de imagen CMOS con un grosor inferior a 0,7 mm. Cuando un usuario toca la pantalla OLED donde está incrustado Clear ID, el sensor escanea la huella dactilar y envía la información al procesador del teléfono para verificar la coincidencia

El sensor Clear ID está protegido contra arañazos y es resistente al agua puesto que está debajo del cristal de la pantalla.