DESTACADO

Análisis del Doogee Shot 1 y opinión [REVIEW]


¡SORTEO! Sorteamos un Doogee Shot 1 con cámara dual [Participar]

Doogee es un fabricante chino que, en el pasado, ha lanzado diversos smartphones con especificaciones bastante interesantes a precios muy asequibles, como el Doogee X5 / X5 Pro. Aunque la compañía ha tenido bastante éxito en China, fuera de ese país sus terminales no son demasiado conocidos.

La compañía ha lanzado recientemente un nuevo smartphone, el Doogee Shot 1, cuya característica más destacada es que cuenta con una cámara dual de 13MP+8MP en la parte de atrás, una característica que hasta ahora solo estaba reservada a dispositivos de gama alta como el Huawei P9, el iPhone 7 Plus o el LG G5, por citar algunos.

El Doogee Shot 1 llega con una pantalla Full HD de 5.5″, procesador MediaTek MT6737T, 2GB, 16GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, lector de huella dactilar y batería de 3.300 mAh.

Hemos tenido oportunidad de probar a fondo el Doogee Shot 1, que se comercializa por poco más de 100 euros en tiendas como Geekbuying, y a continuación os presentamos nuestra opinión.

 

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software
  5. Batería
  6. Cámara
  7. Precio
  8. Conclusiones

 

Diseño y construcción

A primera vista, el Doogee Shot 1 parece tener un cuerpo completamente de metal ya que incluso cuenta con líneas de antena en la parte superior e inferior, algo que encontramos siempre en teléfonos completamente metálicos para que puedan atravesar las ondas.

Aunque la información que hemos encontrado por Internet es confusa, nos inclinamos a pensar que se trata de plástico — al menos la cubierta trasera ya que con los laterales tenemos dudas.

El hecho de que hayamos dudado es una buena señal ya que indica que la imitación de metal es bastante buena.

Dejando a un lado los materiales de fabricación, el teléfono posee un aspecto atractivo, muy similar a otros smartphones chinos que hemos visto últimamente, aunque algo abultado.

Doogee ha elegido tres colores bastante clásicos — dorado, gris y negro — para este teléfono, y nosotros hemos probado el modelo en color gris, como se puede apreciar en las fotografías.

La cubierta trasera del teléfono tiene un acabado en color mate, por lo que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas en su superficie.

El frontal del Doogee Shot 1 resulta algo sosete, con un gran botón ovalado debajo de la pantalla que hace las funciones de botón de Inicio y lector de huella dactilar. A izquierda y derecha encontramos dos botones capacitivos para Atrás y Tareas.

Doogee comercializa el teléfono con un plástico adherido a la superficie de la pantalla que la protege frente a rayones. Este añadido resulta muy interesante ya que cabe esperar que el plástico esté mejor aplicado que si lo hiciéramos nosotros — aunque a decir verdad, en el modelo que hemos recibido había una pequeña burbuja.

 

En los laterales del teléfono encontramos el botón de encendido (a la derecha) y un botón alargado para subir y bajar el volumen (a la izquierda). Ambos botones tienen un buen recorrido y resultan agradables al tacto. En el lateral derecho también encontramos una ranura híbrida para tarjeta SIM y tarjeta micro-SD.

En la parte inferior del teléfono encontramos un conector micro-USB en el centro y, a ambos lados, una hilera con seis orificios que parecen ser rejillas del altavoz — aunque en realidad solamente se emite sonido por una de las hileras ya que la otro es meramente decorativa.

En la parte superior del teléfono encontramos el conector de auriculares, que por suerte está presente. El Doogee Shot 1 tiene unas dimensiones de 157 x 77 x 8.7 mm y pesa 154 gramos, por lo que es algo grueso y voluminoso.

 

Los laterales del teléfono están ligeramente curvados, por lo que resulta bastante cómodo de agarrar y no los bordes no se clavan en la mano aun cuando lo sujetamos con fuerza.

Como curiosidad, en la parte de atrás se indica ‘Designed by DOOGEE in Spain’, lo que nos hace pensar que el teléfono ha sido diseñado en nuestro país. No es la primera vez que encontramos esta inscripción en un teléfono de la marca: el Doogee X5 Max también la traía.

 

Pantalla

Doogee ha incorporado en el Shoot 1 un panel Sharp de 5.5con resolución de 1920 x 1080 píxeles, lo que implica una elevada densidad de píxeles de 401 ppp. El cristal presenta un acabado ligeramente curvado 2.5D, que resulta muy atractivo a la vista y agradable al tacto.

La resolución es bastante elevada para una pantalla de este tamaño, por lo que los textos y las imágenes se ven muy nítidos. A fin de cuentas, smartphones como el iPhone 7 Plus poseen una pantalla de idéntica resolución y tamaño.

Doogee no ha especificado si la pantalla cuenta con algún tipo de protección tipo Gorilla Glass, por lo que deberemos asumir que no es así.

 

Según la compañía, el Doogee Shot 1 cubre un 96% del gamut NTSC, lo que sugiere que la compañía ha calibrado la pantalla para este espacio de color. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, esto implica que los colores se verán algo sobresaturados, ya que el gamut de color nativo de Android (y para el que los fabricantes deberían calibrar sus pantallas) es sRGB.

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, hemos medido un brillo máximo de 418 nits, un valor no muy elevado que puede dificultar el uso de la pantalla bajo la luz del sol. Otros smartphones de gama media suelen rondar los 450-500 nits.

El contraste resulta ser bastante elevado, en torno a 2009:1, pero la fidelidad de colores es mejorable ya que ofrece un error medio de 4,9 dE (un valor por debajo de 3 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y un error máximo de 12.6 dE. Las principales inexactitudes en la reproducción de color se dan en los tonos azules.

 

La cobertura del espacio de color sRGB es muy elevada, en torno a un 99.8%, aunque los colores tienden a estar sobresaturados. El valor de gamma es 2.6, algo por encima del valor de referencia 2.2.

La temperatura de color es 7.496ºK, un valor por encima del valor de referencia de 6.500ºK, por lo que la pantalla presenta un ligero tinte azulado que solo es apreciable cuando utilizados apps con fondo blanco como el navegador.

Los ángulos de visión son bastante amplios, ya que al observarla desde ángulos extremos los colores no se ven alterados aunque el brillo se reduce ligeramente.

Doogee ha incorporado un buen número de ajustes manuales de la pantalla que permiten alterar el contraste, saturación, brillo, nitidez y temperatura de color. Las pruebas han sido realizadas con el modo de imagen estándar, ya que es el modo que utilizarán la mayoría de los usuarios.

También encontramos una funcionalidad llamada LiveDisplay que permite ajustar la temperatura de color en función de la hora del día. De esta forma, por la noche se reduce la emisión de luz azul, que supuestamente dificulta conciliar el sueño.

 

Hardware

El Doogee Shot 1 cuenta con un procesador MediaTek MTK6737T con cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.5GHz acompañado por una GPU Mali-T720MP y 2 GB de RAM LPDDR3.

Estas especificaciones no son especialmente potentes, pero deberían ser suficientes para la mayoría de los usuarios. Aquellos usuarios que quieran utilizar aplicaciones exigentes o juegos 3D intensivos encontrarán algo limitado el rendimiento de este teléfono, como veremos más adelante.

Los 2GB de RAM se nos antojan algo escasos para mantener muchas apps abiertas en segundo plano, así que no podemos negar que nos hubiera gustado ver un salto a 3GB. En cualquier caso, dado el precio de este terminal, no podemos pedir mucho más.

 

Se trata por tanto de un smartphone con unas especificaciones medias, acorde con el rango de precios en el que se mueve. Los resultados de los diversos benchmarks que hemos ejecutado reflejan que se trata de un terminal con un rendimiento modesto pero suficiente para la mayoría de los usuarios.

En AnTuTu el dispositivo ha obtenido una puntuación de 37.940 puntos, un valor en línea con otros smartphones de gama media.

En Geekbench 4 el dispositivo ha obtenido una puntuación de 621 puntos en las pruebas de un solo núcleo y 1666 puntos en las pruebas multi-núleo, un resultado bastante modesto.

En el aspecto gráfico, el teléfono ofrece un rendimiento medio en 3DMark, lejos de otros teléfonos de gama media con GPUs más potentes y/o pantallas con menor resolución.

 

En el test gráfico GFXBench, la puntuación obtenida refleja un rendimiento gráfico bajo, que de nuevo queda lejos de otros teléfonos más potentes de gama media o con pantallas de menor resolución.

 

 

Dejando a un lado los benchmarks, el Doogee Shot 1 se mueve con bastante fluidez, tanto a la hora de movernos por el interfaz de Android como cuando utilizamos aplicaciones comunes como WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram, etc.

Lógicamente no obtenemos el mismo rendimiento a la hora de abrir las aplicaciones y movernos de una a otra que en otros teléfonos de gama alta. El cambio entre tareas no es tan rápido como en otros dispositivos, ni tampoco lo son los tiempos de carga de aplicaciones, algo más lentos que en otros smartphones con procesadores y almacenamiento más rápidos.

Una de las actividades en las que más se nota la diferencia de rendimiento entre smartphones es a la hora de navegar por páginas web complejas con muchos elementos gráficos.

Sin embargo, el Doogee Shot 1 mueve sin problemas páginas web complejas cargas de elementos gráficos, y responde bastante bien a la hora de hacer scroll o zoom.

En ocasiones se nota un cierto retardo a la hora de empezar a hacer scroll, como si le costara detectarlo, pero no es un problema grave.

Aunque sus 2GB de RAM no son una cantidad muy alta, no hemos notado que el teléfono cierre apps en segundo plano con demasiada frecuencia. Lo que sí que hemos detectado es que, con muchas apps abiertas, algunas apps exigentes muestran un mensaje de memoria libre insuficiente — por ejemplo, el benchmark GFXbench.

En el apartado de juegos, hemos probado, entre otros, el juego de carreras Asphalt 8 y, en el modo de calidad alta (que se configura por defecto), se nota pérdidas de frames bastante acusadas. En el modo de calidad medio, el juego va mucho más fluido y la experiencia de juego es más satisfactoria.

El Doogee Shot 1 llega con 16GB de almacenamiento eMMC, de los que quedan libres 9GB nada más sacarlo de la caja. El almacenamiento puede ser ampliado mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB gracias a la ranura híbrida SIM+microSD o doble micro-SIM.

En cuanto a conectividad, el Doogee Shot 1 ofrece conectividad 4G (aunque no en la banda de 800 MHz), y conectividad WiFi 802.11 b/g/n en la banda de 2.4GHz y 5GHz. También cuenta con Bluetooth 4.0, GPS y radio FM. Lamentablemente no posee NFC.

 

El teléfono cuenta con diversos sensores como iluminación, proximidad, acelerómetro, brújula pero merece la pena señalar la ausencia de giroscopio, lo que puede limitar su uso para apps de Realidad Aumentada o Realidad Virtual.

Como punto positivo, el Doogee Shot 1 cuenta con lector de huella dactilar, que en nuestras pruebas ha funcionado bastante bien, con una buena tasa de reconocimiento.

El lector de huella está integrado en el botón de Inicio, que además ofrece algunas funcionalidades adicionales. Un toque ligero es equivalente al botón Atrás, una pulsación lleva a Inicio y un doble toque activa Opciones.

Por último, respecto al sonido, Doogee ha colocado el altavoz en la parte inferior del teléfono, por lo que es relativamente fácil tapar el altavoz al jugar en modo horizontal. El sonido del altavoz es bastante potente, aunque la calidad deja un poco que desear.

 

Software

El teléfono corre Android 6.0, una versión de Android que ya va teniendo un tiempo y no tenemos información sobre si será alguna vez actualizado.

Doogee no ha hecho grandes cambios sobre Android original en cuanto al diseño, sino que la experiencia de uso que tenemos es similar a la de un sistema Android puro. Incluso tenemos un cajón de aplicaciones, algo que suele omitirse en la mayoría de teléfonos chinos.

 

Aunque la pantalla del Doogee Shot 1 no es demasiado grande, la compañía ha incorporado un modo de una sola mano para poder manejar el teléfono con más comodidad.

A la hora de tomar una captura de pantalla, Doogee ofrece algunas funcionalidades adicionales, como la posibilidad de recortar una parte de la imagen, dibujar encima o hacer una captura larga con scroll incluido.

Doogee ha incorporado opciones de control completo mediante gestos:

  • Arrastrar los dedos por la pantalla: Por ejemplo, basta con arrastrar con dos dedos hacia abajo para cambiar el papel tapiz o con tres dedos hacia un lado para tomar una captura de pantalla.
  • Mover la mano encima de la pantalla: Por ejemplo, para pasar a la siguiente fotografía en la Galería o a la siguiente canción en la app de Música.
  • Movimiento del teléfono: Por ejemplo, contestar una llamada al color el teléfono en el oído, silenciar una llamada girando el teléfono, etc.
  • Dibujar sobre la pantalla: Por ejemplo, activar la cámara dibujando una C o abrir el marcador telefónico dibujando una línea vertical de arriba a abajo.

Una de las apps de sistema más interesantes es 2Accounts, que permite crear una copia de una app de manera que puedes configurar una segunda cuenta en dicha app.

De esta forma, podemos utilizar apps que no permiten configurar más de una cuenta — por ejemplo WhatsApp o Facebook — con dos cuentas diferentes.

Doogee también ha incluido una app de seguridad llamada DG Security que permite configurar una contraseña para el acceso a ciertas apps.

Lamentablemente esta app no es compatible con huella dactilar, algo que lo haría bastante más cómodo.

Otra forma de proteger la privacidad es mediante el modo Invitado, que oculta el registro de llamadas, los mensajes de SMS y las fotografías, y prohibe hacer cambios en el escritorio.

Por último, Doogee ha incluido una herramienta para controlar el consumo de batería que permite configurar tres modos de funcionamiento:

  • Modo normal, sin ningún tipo de optimización
  • Modo Super, que reduce el rendimiento del teléfono, limita la sincronización de datos de apps en segundo plano y permite desactivar muchas opciones como el reconocimiento de gestos, las conexiones de datos, etc.
  • Modo Extremo, que solo permite utilizar las apps de Teléfono, Contactos, SMS y Reloj y cambia el escritorio por uno minimalista.

Doogee ha incorporado unas pocas de apps de terceros en el teléfono, que lamentablemente no pueden ser desinstaladas. Al cabo de unos días de utilizar el teléfono, han comenzado a aparecer anuncios de recomendación de apps bastante molestos.

Desconozco si son fruto de alguna actualización del sistema, alguna app pre-instalada o un mal uso por mi parte, pero por suerte pude librarme de ellos fácilmente instalando la app McAfee, que detectó y eliminó cuatro ficheros sospechosos en el teléfono.

 

Batería

El Doogee Shot 1 cuenta con una batería no reemplazable de 3.300 mAh, una cantidad adecuada para un teléfono con pantalla de 5.5″.

Hemos sometido al teléfono a nuestra prueba de batería habitual PCMark Work 1.0 con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits, y hemos obtenido una autonomía de 5 horas y 26 minutos. Se trata de una autonomía relativamente baja en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En general, no he tenido grandes problemas para llegar al final del día con algo de batería restante, aunque si haces un uso muy intensivo del teléfono es probable que tengas que cargar el teléfono a medio día.

A pesar de que supuestamente el teléfono cuenta con carga rápida, en nuestras pruebas ha requerido algo más de dos horas para cargarse por completo y, como podemos apreciar en la gráfica, el proceso es bastante lineal.

 

Cámara

El Doogee Shot 1 llega con una cámara dual en la parte de atrás con un sensor de 13M y otro de 8MP y lentes con aperturas f/2.2 y f/2.4. El sensor de Samsung de 13MP captura se encarga de capturar la imagen, mientras que el sensor de 8MP ayuda a capturar información de profundidad.

La cámara cuenta con un rápido enfoque por detección de fase, que es capaz de enfocar en 0,17 segundos, y con un flash dual para preservar mejor los tonos de color.

A la hora de utilizar la cámara del Doogee Shot 1 hemos encontrado que el enfoque es bastante rápido, pero el teléfono en sí es algo lento a la hora de capturar una fotografía.

 

La combinación de dos cámaras permite capturar escenas con el fondo desenfocado, creando el efecto bokeh propio de las cámaras réflex y que últimamente muchos smartphones de gama alta tratan de imitar.

A continuación podemos ver un ejemplo de dos fotografía tomadas sin y con este efecto de gran apertura. Como podemos apreciar, el efecto no es muy pronunciado pero sí que se nota ligeramente.

 

Por lo demás, la calidad de la cámara es correcta ya que es capaz de captar fotografías coloridas y nítidas, especialmente en situaciones de buena luz. Cuando la luz escasea, la imagen se vuelve mucho más borrosa, como era de esperar dado que la apertura de la lente no es muy amplia y carece de estabilización óptica.

La cámara frontal de 8MP ofrece una calidad bastante buena, y produce una imagen bastante nítida para lo que estamos acostumbrados en este tipo de cámaras. Doogee ha incluido además una gran cantidad de filtros que permiten aplicar maquillaje, efectos de belleza y otros destrozos a nuestro rostro.

 

A continuación os dejamos con una pequeña galería de fotografías tomadas con el Doogee Shot 1.

 

Precio

El Doogee Shot 1 está a la venta en Internet por 102 euros en tiendas como Geekbuying, un precio reducido para un terminal de estas características aunque en este rango de precios no faltan las alternativas.

 

Conclusiones

El Doogee Shot 1 está construido en plástico y cuenta con una apariencia que imita bastante bien el aspecto del metal. Se trata de un teléfono contundente, con un grosor algo elevado de 8,7 mm, y unos marcos encima y debajo de la pantalla bastante anchos.

La pantalla del teléfono es muy nítida, aunque el brillo máximo es algo limitado y, por tanto, podemos tener ciertos problemas a la hora de utilizar el teléfono a plena luz del día.

El rendimiento del teléfono es algo limitado, como era de esperar dado su precio. En ocasiones se producen pequeños parones durante el uso de teléfono pero, en general, responde con bastante fluidez. El rendimiento en juegos 3D exigentes es bastante mejorable y los tiempos de carga no son muy rápidos, pero mueve con suavidad las apps más conocidas.

 

Doogee ha añadido algunas funcionalidades software interesantes, como la posibilidad de clonar aplicaciones para configurar múltiples cuentas, el control del teléfono con gestos y movimientos de la mano, o la protección de apps mediante contraseña.

La autonomía del teléfono no es especialmente destacable, aunque por suerte cuenta con algunos modos de ahorro de energía que permiten exprimir un poco más la batería a lo largo del día.

En cuanto al software, el teléfono incluye unas pocas apps pre-instaladas que no pueden eliminarse pero ocupan espacio — algo que no sobra en sus 16GB de almacenamiento (aunque ampliable con micro-SD, eso sí). Alguna de las apps pre-instaladas parece ser la responsable de mostrar anuncios a pantalla completa de vez en cuando, aunque es un problema fácil de resolver utilizando una app como McAfee.

La cámara de fotos ofrece un rendimiento adecuado, y gracias a la doble cámara podemos producir el efecto bokeh que emulan otros teléfonos sofisticados. Ahora bien, en condiciones de poca luz la cámara pierde mucha nitidez y la calidad de imagen sufre. Por otro lado, la cámara frontal ofrece una calidad bastante buena.

El precio del Doogee Shot 1 está alrededor de 100 euros, por lo que es una buena opción para usuarios sin muchas pretensiones que quieran una cámara con más funcionalidades de lo habitual en este segmento.

Lo mejor:

  • Pantalla nítida y con una reproducción de color correcta
  • Android Marshmallow con funcionalidades interesantes: control por gestos, protección de apps, clonación de apps, modos de ahorro de energía, etc.
  • Rendimiento general adecuado para un uso normal del teléfono
  • Ranura SIM híbrida (doble SIM o SIM+microSD)
  • Cámara trasera con una calidad adecuada y funcionalidades interesantes, como el modo de máxima apertura con efecto bokeh
  • Cámara frontal que produce imágenes con buena nitidez y colorido
  • Lector de huella dactilar
  • Radio FM
  • Precio asequible

Lo peor:

  • Aspecto voluminoso con una construcción de plástico que trata de imitar metal
  • GPU limitada para disfrutar de juegos 3D exigentes
  • Almacenamiento interno escaso, aunque puede ampliarse mediante micro-SD
  • Alguna de las apps pre-instalada muestra anuncios a pantalla completa durante el uso de teléfono (puede eliminarse fácilmente con una app como McAfee)
  • Autonomía limitada y carga no muy rápida
  • Ausencia de NFC y giroscopio
  • Ausencia de conectividad en la banda de 800 MHz